Amor en custodia

Carolina es encarcelada 
y logra fugarse

Comienza el juicio en contra de Carolina y Mónica
Nicolás (Iván López) queda desconcertado luego de saber que su padre no debe plata sino algo más importante, a Norita (Carmenza González). Por su parte, comienza el juicio en contra de Carolina (Jenny Osorio) y Mónica (Alejandra Borrero). La modelo intenta convencer al jurado de su inocencia con lágrimas y un testimonio muy sentido pero totalmente falso. A su vez, Alejandro (Marcelo Dos Santos) también rinde indagatoria y señala que Mónica es víctima de Carolina. Entre tanto, Robert (Sebastián Sánchez) le reclama a Tatiana (Estefanía Godoy) el ir corriendo a los brazos de Camacho, luego de haber estado con él. La hija de Aguirre (Ernesto Calzadilla) le aclara que lo sucedido fue sólo por despecho. De otro lado, Bárbara (Ana Wills) recibe decenas de cartas de jovencitas que le piden que las ayude con sus problemas de bulimia.

Débora, la madre de Tango, declara en contra de Carolina
El abogado de Mónica (Alejandra Borrero) le recomienda a Alejandro (Marcelo Dos Santos) que vaya al juicio a rendir indagatoria, ya que son muy pocos los testigos que declararán a favor de la campesina. Así mismo, Débora (María Eugenia Dávila), la mamá de Tango (Mario Duarte), declara en el juicio y le asegura al juez que Carolina (Jenny Osorio) fue la que planeó todo en contra de la familia Delucci. De otro lado, Sandra (Natasha Klauss), con la intención de volverse a ver con Arturo (Jorge López), su ex esposo, va a la clínica en donde éste trabaja para pedir empleo. Arturo, con la idea de no ocultarle nada a Victoria (Johanna Morales), le cuenta sobre la visita de Sandra. Ignacio (Julio Medina) y Bárbara (Ana Wills) se encuentran por primera vez, y la joven se entera de que el anciano podría ser su abuelo. Mientras tanto, Paz (Alejandra Borrero) se dirige a reclamar los resultados de la prueba de paternidad para saber finalmente quien es su padre.

Alejandro decide asistir al juicio de Carolina y Mónica, mientras que Santiago le revela a Inés un nuevo secreto
Alejandro (Marcelo Dos Santos), al caer en la cuenta de los pocos testigos que declararán a favor de Mónica (Alejandra Borrero), se decide y asiste al juicio para rendir indagatoria en contra de Carolina (Jenny Osorio) y a favor de la campesina. Aguirre (Ernesto Calzadilla) también acude al juicio y le confirma a Mónica que tanto Paz (Alejandra Borrero) como él, la apoyan incondicionalmente. Por su parte, Santiago (Humberto Dorado) le cuenta a Inés (Nórida Rodríguez) que tiene miedo de ver los resultados de la prueba de paternidad que se hizo junto a Ignacio (Julio Medina) para saber quién es el padre de Paz (Alejandra Borrero). El señor Delucci no aguanta más y le revela a su amante otro secreto que ha guardado durante toda su vida y del cual, él es el único que tiene conocimiento: Victoria (Johanna Morales) no es realmente su hija.

Carolina es condenada a cuarenta años de prisión, mientras que Mónica es exonerada, pero deberá pagar una costosa multa
Luego de escuchar las declaraciones de los diferentes testigos en el caso de Carolina (Jenny Osorio) y Mónica (Alejandra Borrero), el juez lee su veredicto: la modelo es condenada a 40 años de prisión, mientras que a la campesina la exoneran de todo cargo pero deberá pagar una costosa multa. Ahora la preocupación de Mónica y su familia es encontrar la forma de conseguir el dinero para que la mujer recupere su libertad. Entre tanto, las compañeras de prisión de Carolina le dicen que ya tienen preparado un plan de fuga pero antes debe darles la plata que les prometió. Por su parte, Tatiana (Estefanía Godoy) le propone a Nicolás (Iván López) que no le digan a nadie lo de su divorcio mientras él está de viaje. Además, la hija de Aguirre (Ernesto Calzadilla) le dice a su esposo que está dispuesta a prestarle el dinero que su padre le debe al Holandés (Germán Escallón).

Norita se enterará de la apuesta que tiene que pagar por culpa de Walter Camacho
La Ratona, una de las reclusas, le confirma a Carolina (Jenny Osorio) que su amigo ya entregó la plata que habían acordado, por lo que ya pueden planear la fuga. Mientras tanto, gracias a Bárbara (Ana Wills), quien comprará el rancho en donde vivían los Martínez, esta familia ya tiene el dinero para pagar la multa que el juez estableció para que Mónica (Alejandra Borrero) recupere la libertad. Por su parte, con el dinero que Tatiana (Estefanía Godoy) le prestó a Nicolás (Iván López), Walter (Hugo Gómez) piensa pagarle al ‘Holandés’ (Germán Escallón) la deuda que tiene, pero el hombre le reitera que no quiere plata sino una noche con Nora (Carmenza González) y por eso irá de inmediato a la mansión Delucci a cobrar su supuesto premio.

Carolina se fuga con éxito de la prisión
Mientras que Mónica (Alejandra Borrero) recupera su libertada legalmente, Carolina (Jenny Osorio) lleva a cabo su plan de fuga con éxito y logra salir de la cárcel sin ser interceptada. Ya en libertad, esta malvada mujer comienza a maquinar su venganza en contra de los Delucci. La policía le advierte a Alejandro (Marcelo Dos Santos) sobre la fuga de Carolina y le dicen que debe reforzar la seguridad para toda la familia. Por su parte, ‘El Holandés’ (Germán Escallón) le cuenta a Norita (Carmenza González) que tiene que pagar una apuesta que Walter (Hugo Gómez) hizo y en la que el premio es una noche con ella. La ama de llaves queda deshecha y le promete a Walter que nunca lo perdonará. De otra parte, Santiago (Humberto Dorado) incumple su palabra y va solo a la cínica para pedir los resultados de la prueba de paternidad que se hizo junto a Ignacio (Julio Medina) para saber quién es el padre de Paz (Alejandra Borrero).

Las amigas de Paz le preparan una fiesta sorpresa por su cumpleaños, mientras que Norita se encuentra con el holandés
Victoria (Johanna Morales), Diana (Ana Beatriz Osorio), Camela (María Isabel Henao) y Tatiana (Estefanía Godoy), le organizan una fiesta sorpresa a Paz (Alejandra Borrero) para celebrar su cumpleaños. No obstante, sus planes no saldrán tal como los imaginaban. Por su parte, ‘El Holandés’ (Germán Escallón) le cuenta a Norita (Carmenza González) sobre la apuesta que hizo con Walter (Hugo Gómez) y en la que el premio es una noche con ella. El ama de llaves queda deshecha con la noticia y le dice a Walter que nunca lo perdonará. La policía le cuenta a Alejandro (Marcelo Dos Santos) que Carolina (Jenny Osorio) huyó de la cárcel, por lo que deben reforzar la seguridad en la mansión Delucci, pues muy probable que la convicta esté planeando una venganza en contra de la familia.

Santiago intenta sobornar a un médico para obtener los resultados de la prueba de paternidad de Paz
Santiago (Humberto Dorado) incumple su palabra y va a la clínica para reclamar los resultados de la prueba que determinará quién es el verdadero padre de Paz (Alejandra Borrero). Aunque los resultados sólo le pueden ser entregados a la diseñadora, el señor Delucci está dispuesto a utilizar todas sus artimañas para obtener su objetivo. Entre tanto, Carolina (Jenny Osorio) va al prostíbulo en donde trabajaba para agradecerle Elber, el dueño del lugar, quien fue la persona que la ayudó a escapar de la cárcel. La ex modelo le propone a su antiguo jefe que hagan equipo para delinquir y de paso vengarse de los Delucci y de las demás personas que supuestamente le han hecho daño.

Tatiana y Robert viven su idilio de amor, y Bárbara conoce a la hija de Marko
Mientras Tatiana (Estefanía Godoy) y Robert (Sebastián Sánchez) viven su idilio de amor, Camacho (Iván López) y Aguirre (Ernesto calzadilla) se encuentran muy preocupados pensando en la manera cómo reaccionará Tatiana con el paso de los días, ya que su divorcio no tiene marcha atrás. Por otro lado, después de fugarse de la cárcel, Carolina (Jenny Osorio) se esconde en un burdel para que no la encuentren y poder llevar a cabo su venganza contra los Delucci. Mientras tanto, la situación sentimental entre Aguirre y Paz (Alejandra Borrero) está mejor que nunca, la diseñadora extraña su antigua casa y no logra conciliar el sueño tranquilamente. Y Barbará (Ana Wills) conoce a la hija de Marko.

Alejandro invita a Makro y a su hija a hospedarse a su casa, mientras Santiago maldice a su difunta esposa por haberle mentido
Aunque Bárbara (Ana Wills) hace todo lo posible por ganarse el cariño de Luciana, la hija de Marko (Giorgio Difeo), no logra y justo cuando la heredera de la fortuna Delucci le pregunta al italiano el motivo de su visita y éste le dice que fue por el mensaje que ella le envió, llega Alejandro para evitar que se descubra que él está detrás de todo esta situación. Cuando Marko les dice que se irá a buscar un hotel para hospedarse con su pequeña hija, Alejandro le ofrece su mansión para que se aloje. De otra parte, Santiago (Humberto Dorado) queda destrozado al enterarse de que Paz (Alejandra Borrero) no es su hija biológica y maldice a su difunta mujer por haberlo engañado.


Del 4 al 15 de octubre de 2010
por el Canal RCN