El Fantasma de Elena

Tomás muere en un
accidente provocado por Dulce

Elena Calcaño hace una de sus maldades, arrojando a Latoña al lago

La celadora de la cárcel obliga a Rebeca y a Vicky a limpiar el suelo de las celdas, ya que creen que ellas atacaron a unas presas, aunque en realidad ellas se defendieron. Y Rebeca sospecha que Dulce está detrás de los golpes que las propician las presas, por eso, Rebeca quiere vengarse de Dulce y también de Darío. Para poder solucionar los problemas con Elena Lafé; Eduardo le exige a Elena Calcaño que se marche de la mansión. Acompañados de su amiga Laura, Elena Lafé lleva a su padre Tomás a visitar la tumba de Mariela. Después, Eduardo le jura a Elena Lafé que no hay nada entre él y la gemela; pero Elena no le cree y le advierte de que se ha convertido en el hombre más detestable al que conoce, ya que cree que él lo único que quiere es su dinero. Y Eduardo siente que su esposa Elena Lafé cambió desde que recibió la herencia de su abuela. Por otra parte, Elena Calcaño hace una de sus maldades, arrojando la silla de ruedas con Latoña hasta el lago que hay al lado de la mansión Girón, pero favorablemente el chofer Walter recata a Latoña. Y como Latoña no puede ni moverse ni hablar; Elena Calcaño les hace creer a todos que eso fue un accidente y, por esto, Elena Calcaño finge una crisis nerviosa y, entre lloros se culpa de todos los accidentes que pasan y, al verla tan triste, Eduardo se compadece y deja que ella siga en la casa. Mientras tanto, Elena Lafé llora desconsoladamente porque cree haber perdido a su esposo y a su hogar. Pero, Elena Lafé sigue dispuesta a vengarse de Eduardo, por eso, ella le ofrece un negocio a Montecristo, pidiéndole que se case con ella para que él pueda conseguir la mitad de la hacienda Girón, aunque Elena también le aclara a Montecristo que no existirá el contacto físico entre ellos.

Elena Lafé se adueña de la hacienda Girón
Corina le confiesa a Eduardo que está enamorada de Walter, quien se niega a tener una relación con ella por sus diferentes clases sociales, pero Eduardo la anima a que luche por ser feliz al lado de Walter, sin imaginarse que Andrea también está enamorada del chofer. Al día siguiente, Elena Lafé regresa a la mansión Girón para adueñarse de ella y se queda con el cuarto de Eduardo, echándole a él de esa habitación, aunque le entrega otro cuarto para que siga allí, pero ahora él tendrá que trabajar como un peón más de Montecristo.

Corina y Walter hacen el amor
Después de declararle el amor que siente por él; Corina y Walter se besan apasionadamente y acaban haciendo el amor en el coche; y Mileidi les descubre, pues regresaba de montar en moto con Michel (el hermano de la amiga de Andrea), que a pesar de tener clases sociales distintas, Michel y Mileidi se sienten muy atraídos. Acto seguido, Mileidi le cuenta a Andrea que encontró a Walter haciendo el amor con Corina. Haciendo creer a una celadora y a una presa que ella tiene mucho dinero que podría compartir con ellas, entregándolas cien mil dólares a cada una; Rebeca les pide que la ayuden a escapar de la cárcel, y la celadora acepta el trato para ayudar a escapar a Rebeca y a Vicky.

Rebeca escapa de la cárcel
Elena Lafé le cuenta a su amiga Laura que se siente mal al ver a Eduardo trabajando como un peón, aunque quiere vengarse de él por haberla sido infiel. Cuando su abogado Tulio Peñalosa visita a Rebeca en la cárcel; él la confiesa que no puede hacer nada por defenderla porque Dulce le tiene amenazado con delatarle ante la policía, ya que le grabó cuando éste acordó con ella falsificar el testamento de Doña Margot y, así, él poder llevarse una parte de ese dinero. Después, Tulio le recrimina a Dulce que haya mandado matar en la cárcel a Rebeca; mientras que Dulce le recrimina a Tulio que se acostara con Rebeca y, al escuchar esto, Darío enfurece y estuvo a punto de dar una paliza a Tulio por meterse con su esposa, aunque Darío ya rehizo su vida con Dulce. Por la noche, Elena Lafé organiza una fiesta en su mansión Girón para presentarse como la nueva dueña y diciendo que tiene la intención de criar a los mejores caballos. Y allí, Elena Calcaño y Montecristo se alían para distanciar totalmente a Eduardo de Elena Lafé. Disfrazadas de oficiales; Rebeca, Vicky y otra presa huyen de la cárcel por los conductos del aire. Mientras tanto, Corina se va a vivir con Walter a la granja donde él trabaja con su madre.

Elena Lafé y Montecristo anuncian su compromiso de matrimonio
Walter se pelea con uno de los clientes del bar donde su novia Corina baila sexualmente, ya que el cliente ebrio intenta sobrepasarse con Corina. Por esto, Walter le pide a Corina que deje de trabajar allí, pero ella se opone porque no quiere quedarse en la granja ordeñando a las vacas o cuidando a las gallinas; aunque Corina cambia su trabajo de bailarina como la mesera (camarera) del bar para no seguir incomodando a su novio Walter. Haciéndola creer que son negocios para comprar caballos, Dulce consigue que Elena Lafé la firme unos documentos sospechosos a Elena Lafé, que no lee de qué se trata, sin imaginarse que Dulce tiene las intenciones de adueñarse de su fortuna. Al finalizar la fiesta, Elena Lafé y Montecristo anuncian su próximo matrimonio. Y Eduardo se pone furioso al ver a Montecristo besando en los labios a Elena Lafé. Y para darla celos, Eduardo se besa apasionadamente con Eduardo. Cuando la presa que las ayuda a escapar de la cárcel mata a un hombre; ésta, Rebeca y Vicky se deshacen del cuerpo y roban su coche para seguir huyendo. En un arranque de ira, Latoña agarra por el cuello a su hija Elena Calcaño, que la amenaza con cortarla la mano si vuelve a hacerlo, además, la da fuertes golpes en la mano. Después de robar en una tienda ropa, Rebeca se esconde de la policía en la casa de su amante, su abogado Tulio, al que pide dinero para salvar a su amiga Vicky, ya que la presa que las ayudó la tiene secuestrada hasta que Rebeca consiga los 200 mil dólares que la prometió.

Elena Lafé se casa con Montecristo, y está esperando un hijo de Eduardo
Rebeca amenaza a Tulio con delatarle a él, a Dulce y a Darío, ya que sabe que los tres están aliados para conseguir la fortuna de Margot, a cambio de que Tulio la consiga los 200 mil dólares para salvar a su amiga Vicky, a la que tiene secuestrada la presa y la tiene amenazada con matarla, si no la entrega ese dinero. En un descuido de Elena Lafé; su rival Elena Calcaño desata la silla del caballo y, tal y como Calcaño esperaba; Elena Lafé se cae de su caballo, pero Eduardo va rápidamente a auxiliarla y, después, Montecristo se lleva a su futura esposa. Aunque está felizmente al lado de Walter; Corina no soporta vivir en la granja, rodeada de vacas y gallinas. Por la noche, Elena Lafé se casa en la mansión Girón con Montecristo, aunque le aclara que no mantendrán relaciones sexuales. Y Elena Lafé comienza a tener molestias y mareos y, por eso, ella le confiesa a su amiga Laura que cree estar embarazada nuevamente de Eduardo. Mientras que, Elena Calcaño se va hasta la cabaña donde ahora vive Eduardo. Cuando el cura (el Padre Aguas) visita a Latoña, él descubre una servilleta en la que ella pide ayuda y consigue decirle que la gemela está haciéndola daño. Enfurecido y despechado porque Elena Lafé se casó con Montecristo; Eduardo cae en las redes de Elena Calcaño y estuvieron a punto de hacer el amor apasionadamente, pero él acaba rechazándole.

Rebeca es nuevamente encarcelada
Dulce escucha que Corina le dice a Darío que se encontrará con su hermana Rebeca en un centro comercial, por eso, Dulce avisa al Detective Alan Martin. Y Rebeca se da cuenta de la presencia de la policía. Después de que la presa matase de un balazo a Vicky; la presa amenaza con matar a Rebeca e intenta disparar a Andrea, pero Walter se interpone y se lleva el disparo, aunque se recupera en el hospital, después, la policía arresta a la presa Waterfly. Por otra parte, Michel se atreve a ir hasta la mansión Girón y besa a Mileidi, la empleada, ya que ambos se sienten atraídos desde que se vieron y, más tarde, Jesusa le confiesa a Mileidi que ella no es su verdadera madre, aunque la quiso como tal, ya que la acogieron cuando era bebé, contándola que ella sólo sabe que su familia era adinerada que y la abandonaron. Al verla saliendo de un laboratorio; Elena Calcaño se hace pasar por su asistente y descubre que ella se hizo una prueba de embarazo. Antes de que la llevaran a la cárcel, Rebeca le dice a su hija Andrea que le pida a Elena Lafé que haga una autopsia de su abuela Margot y que la busque en la cárcel para hablar con ella.

Elena Calcaño sigue extorsionando a Latoña
El Padre Aguas le dice a Elena Lafé que Latoña está sufriendo los maltratos de su hija Elena Calcaño, por eso, Elena Lafé le deja al cura que se lleve a Latoña para que la cuiden las monjas de un monasterio y así la gemela no volverá a maltratarla, pero Elena Calcaño llega en ese momento y evita que se lleven a Latoña, a la que acribilla con una tijera en uno de sus dedos amenazándola para que no vuelva a hablar mal de ella. Después de que Andrea la avisara de que su madre Rebeca la pidió que hicieran la autopsia de la difunta Margot; Elena Lafé va a buscar a Rebeca a la cárcel. Por otra parte, Elena Calcaño le dice a Montecristo que cree que Elena Lafé está embarazada.

Rebeca es duramente golpeada en su regreso a la cárcel
La Sargento Felipa Chaparro le propina una gran paliza a Rebeca por traicionarla, ya que no recibió el dinero que la prometió por ayudarla a escapar de la cárcel y, después, las presas la siguen dando golpes. Por otra parte, Elena Calcaño le dice a Eduardo que su hermana Daniela se suicidó porque ella también estaba enamorada de él, además de estar en esperando un hijo suyo cuando se quitó la vida. Después de salir del hospital, la bruja La Nena Ochoa se sorprende al verse tatuado en el vientre el nombre de “Daniela”. Colocando a escondidas las joyas de Margot en la habitación de la empleada; Dulce culpa injustamente a Leonor de haberse robado las joyas de la difunta. Por otra parte, confirman a Elena Lafé que está embarazada. Mientras tanto, Elena Calcaño sigue torturando a su madre Latoña, que la coloca una bolsa en la cabeza para hacerla creer que la va a asfixiar y, después, Elena Calcaño la dice que quiere quedarse embarazada de Eduardo para así retenerle a su lado. Acto seguido, Elena Calcaño le dice a Montecristo que debe de mostrarse comprensivo con Elena Lafé para convertirse en el padre del hijo que ella espera, para que Eduardo no se entere de que ese niño es suyo.

Elena Calcaño le hace creer a Eduardo que está esperando un hijo suyo
El abogado Tulio visita a Rebeca, a la que encuentra malherida por la golpiza de las presas y la celadora; pero Rebeca sabe que él está aliado con Dulce y le advierte que les destruirá y que les hará pagar. Después de tener picores, La Nena Ochoa descubre que ahora le escribieron: “ayúdame”. Aunque quiere mucho y está agradecida a su madre adoptiva Jesusa; Mileidi está convencida a encontrar a su verdadera madre. Estando en la cárcel, Felipa Chaparro recibe la llamada telefónica de Jesusa, que la dice que necesita hablar con ella recordándola que ella la dio en adopción a una niña (Mileidi). Aunque realmente no está embarazada, Elena Calcaño le hace creer a Eduardo que está esperando un hijo suyo.

Eduardo quiere divorciarse de la gemela
Tomás le advierte a su hija Elena que no debe de confiar de Dulce porque cree que es mujer frívola sin escrúpulos, dispuesta a hacer cualquier cosa por dinero, contándola que él y Mariela siempre desconfiaron de ella, además, le dice que Dulce intentó seducirle. Y después de escuchar esto, Elena Lafé la da una nueva oportunidad a Leonor para que siga trabajando como empleada. En la cantina del pueblo, Elena Calcaño se emborracha, y Eduardo tiene que ir a recogerla para impedirla que siga bebiendo. Y Elena Calcaño intenta despertar los sentimientos en Eduardo diciéndole que no quiere traer al mundo a un niño al que rechazó y, para evitar que aborte, Eduardo la dice que está dispuesto a encargarse de ese niño. Cuando Elena Lafé iba a decirle a Eduardo que estaba esperando un hijo suyo; ella se arrepiente al verle desde la ventana de la cabaña donde vive, llevando en brazos a la cama a Elena Calcaño, sin imaginarse que lo hizo porque ella estaba ebria. Pero, Eduardo quiere divorciarse de la gemela, a pesar de que pretenda hacerse cargo del supuesto hijo que ella espera. Aunque no quiere traicionar a su amiga Andrea; Mileidi se deja llevar por sus sentimientos y besa apasionadamente a Michel. Después de que Jesusa pagase dinero a Felipa Chaparro; ésta le confiesa que la verdadera madre de Mileidi es Clara Bertoul. Más tarde, Montecristo avisa a los trabajadores, entre los que se encuentran Eduardo, que él será padre del hijo que espera Elena Lafé.

Montecristo hace creer a Eduardo que Elena Lafé le dará un hijo
Después de que Montecristo le provocara diciendo que tendrá un hijo con Elena Lafé; Eduardo enfurece y comienza a pelearse con su medio hermano y, en un imprevisto, Montecristo le propina un fuerte golpe con un palo en la cabeza a Eduardo, que se desvanece en ese instante, aunque favorablemente Eduardo logra reponerse. Para hacerles creer que está embarazada; Elena Calcaño se pone un vestido de maternidad. Y Elena Lafé pretendía decirle a Eduardo que él es el padre del hijo que espera, pero no se lo dice cuando su amiga Laura la dice que Elena Calcaño también está embarazada de Eduardo. Sin imaginarse de que Clara es la madre de Michel; Jesusa consigue contactar por teléfono con Clara Bertoul, la verdadera madre de Mileidi, para decirla que ella es la madre adoptiva y que su hija la quiere ver, pero Clara la cuelga el teléfono porque no quiere enfrentarse a su pasado. Cortando los frenos del coche, Dulce provoca un accidente a Tomás, quien iba en el auto acompañado de la empleada Leonor.

Tomás muere tras un accidente que provoca Dulce
Tras el accidente porque no puede controlar los frenos; Tomás muere, aunque Leonor consigue seguir viviendo, ya que Tomás la cubrió con su cuerpo. Y antes de morir, Tomás le pide a Leonor que prevenga de Dulce a su hija Elena. Cuando Tomás muere, él imagina que su amada Mariela le espera con los brazos abiertos. Ajena a esto, Elena Lafé le da una bofetada a Eduardo, cuando le recrimina que se haya casado con un miserable como Montecristo. Como si un fantasma la poseyera, a La Nena Ochoa se la cambian los ojos y dice con una voz distorsionada: “todos tienen que saber la verdad” y, creyendo que se trata del fantasma de Daniela; su empleado Anacleto sale corriendo, despavorido y asustado. Al enterarse de la muerte de su padre Tomás; Elena Lafé llora desconsoladamente, al igual que su amiga Laura, ya que quiso como a un padre a Tomás.

Eduardo y Elena Lafé se recriminan en un ascensor
En el hospital, Elena Lafé y Eduardo se quedan encerrados en el ascensor y, allí, él la da sus condolencias por la muerte de su padre; y Eduardo intenta tranquilizar a Elena, recordándola que va a tener un hijo. Y Elena Lafé le recrimina a Eduardo que se acostara con Elena Calcaño, mientras que Eduardo la recrimina que se casara con su medio hermano Montecristo. Instantes más tarde, a Eduardo le aprueban un crédito que pidió al banco y, con ese dinero, podrá pagar sus deudas, además, Eduardo le quiere comprar la hacienda a Elena Lafé, pero ésta se opone a vendérsela, además, Elena Lafé descubre que está esperando un hijo varón. Tras haber desenterrado a el cadáver de Doña Margot; los forenses se dan cuenta de que su abuela murió por envenenamiento. Después de encontrarla, Jesusa se pone de acuerdo con Clara Bertoul para que conozca en una cita a su hija Mileidi, sin imaginarse de que Clara es la madre de Lucía y Michel (la amiga y el novio de Andrea, respectivamente).

Elena Lafé quiere encontrar al asesino de su abuela Margot
Cuando el Detective Alan Martin la dice que su abuela Margot fue envenenada poco a poco; Elena Lafé decide pedirle al Detective que encuentren a la asesina, contándole que las principales sospechosas son las empleadas y también su prima Dulce. Al darse cuenta de que Latoña está intentando levantarse de su silla de ruedas para escaparse; Elena Calcaño enfurece y la inyecta un tranquilizante y, después, la da golpes con un martillo en las piernas para evitar que Latoña vuelva a caminar. Como no quiere aceptar su oferta de compra de la hacienda; Eduardo mete a varios caballos adentro de la casa. Por otra parte, Elena Calcaño roba una ecografía a un doctor para hacerle creer a Eduardo que está embarazada de un varón. Mientras tanto, La Nena Ochoa y Anacleto se encuentran con Corina y la piden disculpas por haberla engañado haciendo falsas brujerías y, después, Corina les echa, sin imaginarse que el fantasma de Daniela está poseyendo en ocasiones el cuerpo de La Nena Ochoa.


Del 13 de septiembre al 1 de octubre de 2010

por Telemundo