Juan Alfonso Baptista


Juan Alfonso Baptista, también conocido con el seudónimo de “El Gato”, protagonizó en Miami una producción de Venevisión Internacional, ‘Sacrificio de mujer’ y, ahora, vuelve a Colombia para protagonizar una telenovela en el Canal Caracol.

El actor venezolano da vida a Luis Francisco, un personaje que arranca desde una edad muy joven, su actitud ante la vida es un tanto irresponsable, se caracteriza por ser jugador, vividor y estafador. Se enamora y deja embarazada a Clemencia (Marjorie de Sousa), sin pensar más allá de que las consecuencias de sus actos van a afectar sus relaciones en todos sentidos. Pasado el tiempo, tendrá que enfrentarlo con madurez, es ahí cuando su personaje tiene un punto de quiebra y se volverá más humano, sensible y amoroso para poder recobrar el amor de la mujer que nunca pudo olvidar.

Recordemos que al actor Juan Alfonso le hemos visto en exitosas producciones como ‘Mi destino eres tú’, ‘Gata salvaje’, ‘Pasión de Gavilanes’, ‘La mujer en el espejo’, ‘La marca del deseo’ y ‘Sin tetas no hay paraíso’ (la versión española).

“El Gato” (que ha trabajado en México, Venezuela, Estados Unidos y España) regresó a Colombia con nuevos proyectos profesionales y volvió a ser noticia pues al parecer se reconcilió con la modelo Natalia París. El venezolano de 33 años habló de su posible incursión en el teatro y su debut en la presentación. Además, prepara su regreso a la televisión colombiana como el villano de ‘La teacher’, que ya prepara el Canal Caracol, con un elenco conformado por Carolina Gómez, Víctor Mallarino, Julián Orrego e Isabel Cristina Estrada.

-Juan Alfonso, ¿cómo recuerdas tu protagonización en ‘Sacrificio de mujer’?
La realización de esta novela fue fantástica, puedo decir que Venevisión es una de las mejores productoras internacionales con las que he trabajado hasta ahora. Fue muy placentero el hecho de haber trabajado con todo el equipo técnico, productores, directores, el grupo actoral, principalmente los señores Arquimides Rivero y Peter Tinoco, quienes creyeron en mi para hacer este proyecto. Estoy muy contento de haber hecho de esta novela una realidad, espero que cuando esté al aire puedan percibir el trabajo que se realizó con todo el amor y la credibilidad posible.

-¿Cuándo terminaste las grabaciones de esta novela?
Hace un mes terminé las grabaciones de ‘Sacrificio de mujer’. Soy el antagonista y hago el papel de Augusto. Además comparto set con la modelo y actriz venezolana Marjorie de Sousa.

-El año pasado partiste rumbo a España para actuar en la serie ‘Sin tetas no hay paraíso’, ¿cómo te fue?
Sin lugar a duda este ha sido uno de los mejores trabajos que he tenido. El papel de Guillermo, “El Bebé”, Mejía necesitó mucha preparación por la fuerza, carácter y cantidad de facetas que tenía. De igual forma, me gusta trabajar con infinidad de matices.

-¿Qué tal fue trabajar en España con Manolo Cardona?
Él es mi “panita”. Vivíamos en el mismo barrio y, aunque ya nos conocíamos, logramos forjar una excelente amistad. Es un buen representante de la nueva camada de actores y sin duda un magnífico embajador del talento y profesionalismo colombianos. Digno de aplaudir.

-¿Extrañabas Colombia?
Mucho. Llegar aquí es reencontrarme con múltiples emociones y momentos inolvidables. Aquí vivo y tengo un apartamento hace varios años. Nuevamente estoy compartiendo con mis amigos y mi gente. Colombia nos ha tratado muy bien a los actores extranjeros, nos ha abierto las puertas y eso tiene un valor agregado.

-¿Tienes nuevos proyectos en el teatro?
Hay una posibilidad de hacer teatro con ‘Crónicas desquiciadas’. Son siete monólogos de la escritora venezolana Indira Páez con temas del amor y las relaciones. Ya se hicieron algunas presentaciones en Nueva York y Miami y fueron un éxito. Aquí trabajaría junto a Michel Brown, Arap Bethke, Lorna Paz y Andrea Noceti.

-¿Hacía cuánto no estabas en las tablas?
Tenía 19 años cuando trabajé en la obra ‘La boda’, de Bertolt Brecht. Fue una presentación que hice para un festival estudiantil. Por eso, sería fascinante concretar este proyecto, sería una buena manera de arrancar. En este ámbito, uno como actor defiende su argumento frente un público.

-Pero, ¿también sueñas con ser presentador de un programa?
Sí. Es un proyecto que está haciendo Univisión. Se trata de un programa de concurso muy parecido al Juego de la Oca. Apenas se está moviendo esto, aún no hay nada definido.

-¿Qué es lo que más extrañas de tu tierra, Venezuela?
(Risas) Mucho, pero principalmente los perros calientes, Las Mercedes (ciudad turística), las reinas. Mi gente.

-¿Te molesta cambiar con tanta frecuencia de lugar de trabajo y de vida?
La mamá de mi amigo Michel Brown dice que nos hemos convertido en bichos raros, que ya estamos acostumbrados a vivir en diferentes ámbitos. No es fácil, pero uno termina adaptándose a esta vida nómada. Lo mejor es que he conocido a muchas personas de diferentes nacionalidades.

-En los momentos de tranquilidad, lejos de cámaras y luces, ¿qué haces?
Me gusta reinventarme. Practico algunos ejercicios, saco a flote ideas que tengo guardadas, leo, hago música. Me gusta quedar liviano de pensamientos.

-¿Compones canciones?
Escribo cositas. Toco la percusión y tengo un piano. Hay un poquito de magia con este tema. Pero eso no quiere decir que quiera hacer algo profesional de ello. Es una pasión, un hobby.

-Se habla de una reconciliación con Natalia París, ¿cómo está tu corazón?
Estoy tranquilo. Mi corazón está latiendo mucho.

-¿Pero volviste con Natalia?
Natalia es una hermosa...

-A ti y a varios actores colombianos les hicieron una invitación a Cancún, México. Allí hubo un reencuentro con ella. ¿Cómo les fue?
Estuvimos en un evento muy lindo al que nos convidaron. Nos vimos, fue muy normal y sentido porque además me encontré con otros amigos que hacía rato no veía, como Diego Cadavid y Manuela González.

-¿Cómo te cuidas?
El 60 por ciento de tu cuerpo refleja lo que comes. Por eso trato de tener una dieta a base de fibra, proteína y fruta. Además lo mezclo con mucho deporte. Practico cardio, barras, pesas y fútbol.