La Pola

La Pola y Alejo se besan

‘La Pola’ es una historia de amor ambientada en los inicios del siglo XIX, basada en la historia real de Policarpa Salavarrieta, conocida como “La Pola”, una de las más valientes patriotas defensoras de la revolución de la Nueva Granada frente a España, una mujer adelantada para estos tiempos que se enamora de Alejo Sabaraín, un hombre prohibido para ella, pues él lucha a favor de la corona. A comienzos del siglo XIX en Nueva Granada, sólo hay dos opciones: eres realista o patriota. Se vive una verdadera lucha por el poder, lo que trae como consecuencia, injusticias, miles de lágrimas, fusilamientos y la guerra. En este marco se tejen las historias más increíbles porque la gente vive cada día literalmente como si fuera el último. En este contexto se ubica la historia de La Pola, una fiera sin domar, una visionaria llena de ideales y de ganas de luchar por la libertad, una mujer adelantada para estos tiempos en donde el machismo imperante impide que el género femenino tenga voz o voto. En esta época en el que el amor todavía es eterno y donde un beso lo significa todo, La Pola vivirá un tormentoso, doloroso y apasionado romance con Alejo Sabaraín, un hombre prohibido para ella desde todo aspecto, pues él es de abolengo, de familia española, de otra clase, de otro color y además está de parte de la Corona; en suma, una relación que es vista como un pecado. Pero, la atracción será tan fuerte que la pareja intentará gozar de su amor, sin importar cual sea el obstáculo, así se trate la muerte.

La Pola y Alejo se besan por primera vez
Luego de que la Pola (Ana María Estupiñán) lo golpeara fuertemente, Francisco Sabaraín (Andoni Ferreño) exige que la niña le pida perdón y además le bese los pies. Aunque Joaquín Salavarrieta (Julián Arango) le ordena a su hija que lo haga, la Pola se niega y como si fuera poco, muerde al español. Por causa de este suceso, los Salavarrieta tendrán que pagar más impuestos o de lo contrario les quitarán todo su patrimonio. Sin importar lo que pueda suceder, la Pola sigue a escondidas a los Sabaraín, y logra encontrarse con Alejo (Pablo Espinosa), a quien quería ver por última vez en su vida, ya que después del altercado con su familia será difícil que puedan frecuentarse. Este encuentro termina en un tierno beso, pero Leandro (Joel Bosqued), el hermano de Alejo, los descubre y de inmediato se lo cuenta a su padre. Entre tanto, Joaquín se reúne a solas con su hija y en vez de regañarla por atacar al enviado del rey, le afirma que su acción estuvo muy bien pues nunca le debe rendir pleitesía a nadie ya que todos son iguales. El campesino recuerda sus épocas de comunero cuando presenció el fusilamiento de su líder José Antonio Galán (Elkin Díaz).

Joaquín conoce a Antonio Nariño y su proyecto revolucionario
Como lo prometió, Francisco Sabaraín (Andoni Ferreño) llega a la casa de Joaquín Salavarrieta (Julián Arango) a cobrarle el nuevo impuesto a la Corona. Como el campesino no tiene completa toda la suma de dinero, el español se lleva una de sus mulas. Leandro (Joel Bosqued), hijo de Sabaraín, quien acompañó a su padre al lugar, aprovecha la oportunidad para mentirle a la Pola (Ana María Estupiñán) diciéndole que Alejo (Pablo Espinosa), su hermano, no la quiere volver a ver y le exige que le devuelva la medalla que le regaló. Así mismo, cuando regresa a su hogar, el joven le cuenta a Alejo que él y la Pola se besaron. Por su parte, Joaquín asiste a una reunión en donde un hombre proveniente de Santafé, le cuenta a los pobladores de Guaduas su proyecto revolucionario en contra de la Corona. Se trata de Antonio Nariño (Luis Fernando Hoyos), un hombre que pese a venir de una familia noble, cree en la igualdad de todos los hombres y por eso busca la independencia de la Nueva Granada sobre España.

Nariño descubre a su esposa discutiendo con Tadeo Lozano
Joaquín (Julián Arango) y Mariana (Coraima Torres) les cuentan a sus hijos que se mudarán a Santafé. La Pola (Ana María Estupiñán) le responde a su padre que no se irá y luego a solas le confiesa que ya sabe que él es comunero y está en contra del Rey. Entre tanto, Alejo (Pablo Espinosa) conoce a María Ignacia (Matilde Lemaitre), la joven con la cual lo comprometieron sus padres. De otra parte, después de un largo destierro, Antonio Nariño (Luis Fernando Hoyos) regresa a Santafé en donde es buscado por rebelión. Gracias a la ayuda de Antonio Baraya (Gustavo Angarita Jr.), Nariño logra camuflarse entre la sociedad y es conducido al paradero de Magdalena (Valentina Rendón), su esposa. Cuando llega al lugar, encuentra a su mujer a solas discutiendo con Jorge Tadeo Lozano (Sebastián Martínez), por lo que interpreta que su honor ha sido vulnerado y detrás de este hecho hay oscuras intenciones.

Alejo queda malherido luego de que intentase salvar a La Pola
La Pola (Ana María Estupiñán) hace un largo viaje de Guaduas a Honda sólo con la intención de despedirse de Alejo (Pablo Espinosa). No obstante, cuando llega a la casa de los Sabaraín no le gustará mucho lo que verá, pues conocerá a María Ignacia Valencia (Matilde Lemaitre), la prometida del joven que la desvela. Pero como si esto no fuera suficiente, Francisco Sabaraín (Andoni Ferreño) se entera de que la mestiza está en sus tierras y se va a perseguirla. Lo peor vendrá cuando Alejo, por intentar detener a su padre y salvar a la Pola, quede malherido. En Santafé, mientras el marqués José María Lozano (Jorge López) procura tramitar un permiso ante la iglesia para que su hija María Tadea (Adelaida López) y Jorge Tadeo Lozano (Sebastián Martínez), su tío, puedan casarse. No obstante, Jorge Tadeo tiene planes distintos, por lo que decide visitar a Magdalena de Nariño (Valentina Rendón), y además de confesarle su amor, le pregunta si está dispuesta a luchar junto a él por construir un hogar. Por su parte, a Nariño (Luis Fernanda Hoyos) lo atormenta la idea de que su esposa se vea con otro hombre, pero también debe estar muy atento ya que la guardia real le busca por toda la ciudad.

La iglesia da el permiso para que Jorge Tadeo Lozano se case con su sobrina, mientras que Joaquín busca por cielo y tierra a La Pola
La Pola (Ana María Estupiñán) queda inconsciente en medio de la nada luego de que unos jóvenes intentan robarla. Joaquín (Julián Arango) con la ayuda de Domingo (Diego Trujillo) y sus esclavos, intentan buscar a la muchacha por el camino que conduce a Honda. La tarde está por acabar y el ambiente se torna peligroso, por lo que si la Pola no aparece, tendrá que pasar la oscura noche lejos de su hogar. En Santafé, al enterarse que Jorge Tadeo Lozano (Sebastián Martínez) pretende a Magdalena (Valentina Rendón), la esposa de Nariño (Luis Fernanda Hoyos), el arzobispo Martínez (Alejandro Buenaventura) decide, a pedido del marqués José María Lozano (Jorge López), dar el permiso para efectuar la boda de Jorge Tadeo y su sobrina María Tadea (Adelaida López). Además, ante la gravedad del asunto el sacerdote acude hasta donde el Virrey para que indulte a Nariño de todo delito y pueda volver junto a su esposa y familia.

La Pola conoce Santafé, y Alejo se entera de que se irá a vivir a España
La Pola (Ana María Estupiñán), junto a su familia, llegan a Santafé, la ciudad más importante de la Nueva Granada. La Pola queda maravillada con todo lo que ve en esta inmensa urbe y al enterarse de que en este lugar vive el Virrey Mendinueta (Fausto Cabera), hará cualquier cosa con tal de verlo, situación que pondrá en aprietos a su familia. En Honda, Francisco (Andoni Ferreño) les cuenta a sus hijos que los mandará a España para que se eduquen en ese país y además ingresen a las filas del ejército ibérico, hecho que no le gustará para nada a Alejo (Pablo Espinosa). Entre tanto, mientras Nariño (Luis Fernando Hoyos) se entera sobre la negociación que el Virrey quiere realizar con él acerca de su libertad, el arzobispo Martínez (Alejandro Buenaventura), le exige a Magdalena (Valentina Rendón) que bajo el secreto de confesión, le confirme si le fue infiel a su esposo con Jorge Tadeo Lozano (Sebastián Martínez).

Joaquín logra encontrarse con Nariño, quien le cuenta que se reunirá con el virrey para que le den su libertad
Joaquín Salavarrieta (Julián Arango) busca a Antonio Nariño (Luis Fernando Hoyos) en el hogar del revolucionario, pero a quien encuentra es Magdalena (Valentina Acosta), la esposa. El campesino le cuenta a la mujer que vino a Santafé desde muy lejos sólo con la intención de ayudar a Nariño en sus planes. Ante esta revelación, Magdalena le advierte a Joaquín que si sigue tras su marido, lo denunciará ante la Corona. Cuando el padre de la Pola (Ana María Estupiñán) imaginaba que no daría con el paradero del hombre que le devolvió la esperanza de libertad, se topa con el revolucionario en la calle, quien le pone una cita en dos días. Además, Nariño le cuenta que tendrá una audiencia con el Virrey en la que lo indultarán de todo delito. Joaquín le aconseja a Nariño que no asista a esa reunión pues lo traicionarán como le pasó a su paisano José Antonio Galán (Elkin Díaz). Pese a esto, con la esperanza de poder volver a reunirse con su esposa e hijos, Nariño va al palacio con la idea de llegar a un acuerdo con el Virrey Mendinueta (Fausto Cabera).

Joaquín es acusado de traicionar a la corona, y Joaquín consigue trabajo donde Pedro Herrán
Cuando llega al Palacio del Virrey, Antonio Nariño (Luis Fernando Hoyos) se entera de que las reglas de juego para su indulto han sido cambiadas y primero tendrá que someterse a un juicio. El problema es que uno de los principales enemigos del revolucionario, el oidor Hernández (Manuel Busquets), es el fiscal y no tendrá piedad en acusar a Nariño de serios delitos como traición a la Corona, insurrección y alianza con los enemigos. Por su parte, Joaquín (Julián Arango), consigue trabajo en donde Pedro Herrán (Andrés Felipe Martínez), quien le advierte que no se vea más con Nariño o lo denunciará con las autoridades. Además, María Matea (Mary Carmen Delgad), la esposa de Herrán, le propone a Joaquín que deje que la Pola (Ana María Estupiñán) trabaje con ella y así también le enseñará a ser una señorita.

Jorge Tadeo vuelve a frecuentar a Magdalena, y a Joaquín le piden la mano de una de sus hijas
Luego de que Antonio Nariño (Luis Fernando Hoyos) sea encarcelado, la esposa del reo y sus hijos quedan nuevamente desamparados. Pese a que ya se casó, Jorge Tadeo Lozano (Sebastián Martínez) le ofrece su ayuda a Magdalena de Nariño (Valentina Rendón), lo cual será mal visto por el Arzobispo Martínez (Alejandro Buenaventura), quien de inmediato condenará la situación. Entre tanto, Francisco Sabaraín (Andoni Ferreño) le confirma a Alejo (Pablo Espinosa) y a Leandro (Joel Bosquet) que no hay marcha atrás en su decisión, sin importar su opinión, los jóvenes tendrán que viajar a España para comenzar su carrera militar. En Santafé, a Joaquín (Julián Arango) le llega una carta proveniente de Honda. La Pola (Ana María Estupiñán) se ofrece a llevarla a donde María Matea (Mary Carmen Delgado) para que le cuente que dice el escrito, pues nadie en la familia Salavarrieta sabe leer. La sorpresa será gigante cuando descubran que se trata de una carta en donde le piden al campesino el permiso para que una de sus hijas se case.

La Pola le pide a María Matea que escriba una carta en nombre de su padre, en donde acepta la propuesta de matrimonio de Alejo
Haciendo caso omiso a las órdenes de Joaquín (Julián Arango), la Pola (Ana María Estupiñán) le pide a María Matea (Mary Carmen Delgado) que escriba una carta en nombre de su padre, en donde acepta la propuesta de matrimonio de Alejo (Pablo Espinosa). Además la muchacha también le solicita a las esposa de Pedro Herrán (Felipe Martínez) que le enseñe a escribir y leer. Luego de enterarse que Baraya (Gustavo Angarita Jr.) es la persona que tiene informada a Antonio Nariño (Luis Fernando Hoyos) sobre todo lo que sucede en Santafé, el Virrey Mendinueta (Fausto Cabrera), aconsejado por el Oidor Hernández (Manuel Busquets), prohíbe que el militar vuelva a estar cerca de Nariño. Entre tanto, Jorge Tadeo Lozano (Sebastián Martínez) le propone a Magdalena (Valentina Rendón) que envíe una carta a la iglesia en donde jure fidelidad al Rey y reniegue de Nariño, para que así, acepten que se divorcie del revolucionario.

Joaquín descubre que la esposa de Nariño está embarazada
Pasan tres años y gracias a las enseñanzas de María Matea (Mary Carmen Delgado), la Pola (Ana María Estupiñán) aprende a escribir y es ella misma la que realiza la carta para Alejo (Pablo Espinosa), en la que acepta ser su esposa sin importar los obstáculos. Lastimosamente el escrito llega a manos de Francisco Sabaraín (Andoni Ferreño), el padre de Alejo, quien al enterarse de esta situación, planea enviarle a su hijo una carta falsa en la que supuestamente la Pola rechaza su propuesta de matrimonio. En Santafé, el Virrey Mendinueta (Fausto Cabrera) piensa en liberar a Nariño (Luis Fernando Hoyos), pero nuevamente el Oidor Hernández (Manuel Busquets) interviene para que el revolucionario siga encarcelado. Joaquín (Julián Arango) al escuchar que Magdalena, la esposa de Nariño, se encuentra mal de dinero, va la casa de la mujer para llevarle algunos alimentos. Cuando llegue al lugar el campesino se llevará una gran sorpresa, pues Magdalena aparte de gozar de un aparente bienestar, también se encuentra embarazada.

La Guardia Real descubre la cercanía entre Joaquín y Nariño
Joaquín (Julián Arango) va a la cárcel y le cuenta a Nariño (Luis Fernando Hoyos) que Magdalena (Valentina Rendón) no está mal de dinero como creía y que además se encuentra embarazada. La noticia deja frío a Nariño, e incluso su mal estado de empeora cuando se entera de que detrás de todo está Jorge Tadeo Lozano (Sebastián Martínez). Por correr a ayudar al preso, el padre de la Pola (Ana María Estupiñán) queda en evidencia ante la guardia real sobre su cercanía con Nariño. Por su parte, Catarina (Laura Torres) alegre le dice a su madre que la familia de Felipe (Sebastián Eslava), su pretendiente, los visitará para pedirle matrimonio. Con la misma ilusión de su hija, Mariana (Coraima Torres) alista los mejores enseres que hay en su casa para recibir a la distinguida familia. Catarina, avergonzada de su hermana, le exige a la Pola que salga del hogar mientras está la visita, pues el compromiso se puede dañar cuando vean que hay alguien de color dentro de los Salavarrieta y de esa forma se enteren que son mestizos.

La Pola defiende la honra de su familia y arruina los planes de Catarina
A pesar de que Mariana (Coraima Torres) intentó ayudar a su hija Catarina (Laura Torres) para que causara buena impresión ante la familia de su pretendiente, los planes no saldrán como pensaban, incluso, la Pola (Ana María Estupiñán) les dirá unas cuantas verdades. Mientras esto sucede, Magdalena (Valentina Rendón) le reclama a Jorge Tadeo Lozano (Sebastián Martínez) el que no se haya separado de su esposa, pues está cansada de que toda la gente de Santafé la señale como una pecadora. Además, Alejo (Pablo Espinosa) se entera de que Joaquín (Julián Arango) rechazó la propuesta de matrimonio que éste le hizo a su hija, pues no quiere que la Pola comparta su vida con el hijo de un canalla. Y el Teniente Baraya (Gustavo Angarita) le dice al padre de la Pola que se unan para ayudar a Antonio Nariño (Luis Fernando Hoyos) a escapar de prisión.

Anuncian epidemia de viruela en Santafé
Luego de que el Teniente Baraya (Gustavo Angarita) explicara el plan de fuga de Antonio Nariño (Luis Fernando Hoyos), Joaquín (Julián Arango) llega hasta la celda del prisionero, pero uno de los soldados lo descubre. Entre tanto, el Virrey Don Pedro Mendinueta informa a los habitantes de Santafé que regresó la peste de la viruela, por lo que deberán permanecer encerrados en sus casas. Además, la familia de la Pola se entera de que la jovencita revolucionaria aprendió a leer.


Del 13 de septiembre al 1 de octubre de 2010

por el Canal RCN