Alguien te mira


Piedad está embarazada

Piedad se da cuenta de que Rodrigo se está volviendo a drogar
Aunque no está segura de querer seguir a su lado; Matilde se deja llevar por las palabras bonitas que le dice Mauricio y vuelven a hacer el amor. Por otra parte, Julián le pide a Eva que deje tranquilo a Benjamín, asegurándola de que él no es el asesino porque, aunque Benjamín es un mujeriego, él no es un mal hombre que asesina a mujeres. Cuando Zanetti interroga a Tatiana; ella se sorprende al enterarse de que su marido Benjamín se iba a encontrar con su prima Rocío en Nueva York, pero Benjamín le dice a Tatiana que fue una simple coincidencia, haciéndole creer que viajarían independientemente por distintos asuntos de trabajo. Una vez más, sin que Piedad le vea; Rodrigo consume cocaína. Acto seguido, Eva Zanetti va hasta la casa de Rodrigo y Piedad para interrogarles sobre Benjamín, pero él (debido a las drogas) la echa de su casa con un poco de agresividad. Y Piedad se da cuenta de que Rodrigo volvió a consumir y, enfurecido, rompe varios objetos de la casa con mucha agresividad. Y esta vez, Piedad se pone furiosa porque él volvió a engañarla, además, él no se atreve a confesarla que volvió a drogarse. Por otra parte, Benjamín le promete a Camila que él se enredó con Rocío para tratar de olvidarla y, cuando cree que él se está enamorando de ella, Camila se besa apasionadamente con Benjamín.
 
Benjamín recibe el corazón de una de las víctima del asesino
Para demostrar el acoso de Lucy; Pedro Pablo compra una cámara escondida en un osito de peluche para que grabe en su oficina cuando ésta le acosa y le coquetea. Creyendo que el asesino estaba rondando en su casa, Lola confunde a un vecino y le dispara con su pistola, pero favorablemente todo queda en un susto y el vecino consigue recuperarse en el hospital. Por otra parte, Benjamín se sorprende cuando recibe su clínica un corazón humano en una cristalera y, por esto, él se pone muy nervioso, y Piedad le aconseja que avise a la policía; pero él, Julián y Rodrigo creen que no deben de avisar a Zanetti, ya que creen que los policías incriminarán injustamente a Benjamín en el asesinato de Rocío y, por esto, Benjamín y Rodrigo guardan el corazón en la nevera de la clínica. Ajena a esto, Eva Zanetti comienza a sospechar de su novio Julián, cuando descubre que él compró cuadros a Rocío, días antes de su asesinato; pero él la dice que simplemente es algo profesional. Y Eva recibe un cuadro de regalo de Julián, dándose cuenta de que él compró un cuadro a Rocío para regalárselo a ella y, gracias a esto, se da cuenta de que él se lo ocultó para darla el regalo sorpresa. Por la noche, Benjamín tiene una pesadilla, en la que después de matar a Rocío, las policías le detienen, apartándole de su familia (su esposa e hijos). Al día siguiente, Julián y Piedad descubren que alguien se llevó el corazón de la nevera.

Piedad rompe con Rodrigo por seguir drogándose
Aunque Piedad y Julián no están de acuerdo; Benjamín y Rodrigo entierran el corazón de la víctima en medio del campo. Aunque él quería ocultárselo, Piedad se da cuenta de que Rodrigo fue detenido por la policía, al encontrarle con drogas. Como está vinculado a la investigación sobre el asesino; Eva le pide a Julián que deben de dejarlo porque él está involucrado en la investigación y tienen que mantenerse al margen hasta que consiga atrapar al asesino. Por otra parte, Piedad tiene un desmayo, y Julián sospecha que ella podría estar embarazada. Como Rodrigo no quiere ir a una clínica de desintoxicación, Piedad termina su relación con él.

Camila le pide a Benjamín que decida entre ella o Tatiana
Dejándola una nota de despedida a Piedad, en la que la dice que no la merece y que no volverá a molestarla; Rodrigo se marcha de la casa de Piedad, que después descubre que está embarazada. Y Piedad está pensando en abortar porque teme que el niño nazca con deficiencias debido a que Rodrigo se estuvo drogando todo este tiempo. Haciendo una cena romántica, Tatiana se reconcilia con Benjamín, y ambos hacen el amor apasionadamente. Al enterarse de esto, Camila le da un ultimátum a Benjamín: le dice a Tatiana que mantienen un romance clandestino, o se lo dice ella; ya que Camila se enamoró de Benjamín y no pretende seguir compartiéndole. En la comisaría, Eva Zanetti cree haber encontrado al cómplice del asesino...
 
Rodrigo es el nuevo sospechoso
Lola comienza a trabajar en la empresa de Tatiana y Matilde, ayudándolas con los eventos que organizan. Por otra parte, la Comisaria Zanetti se da cuenta de que el hombre al que atraparon no es “el cazador”, el psicópata; aunque sea un drogadicto que admira a su imitador, además, éste que se llama Baltasar Toledo y, ahora, sospechan de Rodrigo, ya que descubren que Baltasar es amigo de Rodrigo, pero el Doctor le dice a la Comisario que él le recetaba unos fármacos porque es esquizofrénico, pero Zanetti le advierte a Rodrigo que Baltasar aseguró que él le presentó a todas las víctimas, antes de matarlas y que le ayudó a sacarlas el corazón, pero Rodrigo lo niega todo. En la clínica, Tatiana encuentra a su marido Benjamín abrazado con Camila, que les hacen creer a Tatiana que él la estaba consolando porque se siente últimamente muy deprimida. Por otra parte, Piedad se sorprende al descubrir que Camila con una de sus conquistas se drogó y, después, le ofreció droga a Rodrigo.

Lola se reconcilia con Pedro Pablo, al descubrir las malas intenciones de Lucy
Pedro Pablo le realiza una emboscada a Lucía, en la que la hace confesar que le drogó y luego abusó de él sexualmente; y Lola escucha todo eso y enfurece con Lucía, a la que agarra por los pelos por haberse metido con su esposo. Por esto, Lola le pide perdón a Pedro Pablo por no haber confiando en él y, acto seguido, Lola y Pedro Pablo se reconcilian, además, él la dice que ella no necesita adelgazar porque a él le encanta tal y como es. Como encuentran drogas en su casa, la Comisario Zanetti se lleva arrestado a Rodrigo y le encierran tras las rejas. Debido a que la prensa se entera de todo lo qué ocurre en la comisaria del caso del cazador; el Fiscal Ángel, su superior, decide suspender a Eva Zanetti del caso. Por esto, Eva enfurece con el periodista Mauricio, diciéndole que ya se acabaron sus informaciones con ella. Como siguen sin tener evidencias contundentes en su contra; Rodrigo queda en libertad. Después, como no puede vivir sin él; Piedad intenta reconciliarse con Rodrigo, pero él se opone porque no quiera hacerla más daño.
 
Piedad está embarazada
Acompañada por Julián; Piedad se hace una prueba en el hospital de una compañera suya, donde la confirman que está embarazada de ocho semanas, pero Piedad no sabe si tener el bebé, ya que teme que el niño sufra y corra peligro porque su padre Rodrigo es drogadicto. Aunque, Piedad decide correr los riesgos y seguir adelante con su embarazo. Después de despedirla del consultorio médico; Lucy (enfurecida) va a reclamarle a Lola, a la que apunta con su pistola, pero no la dispara, sólo la asusta y la advierte de que la hará, la vida, un infierno. Al regresar de viaje con su hijo; Matilde se reencuentra con su amado Mauricio, haciendo el amor apasionadamente y, después, Matilde recibe una llamada de una mujer que la advierte de que tenga cuidado con Mauricio porque es un enfermo que graba a las mujeres teniendo sexo con ellas.

Matilde desconfía de Mauricio
Camila le aconseja a Benjamín que cuide de Rodrigo porque encontró en un bar a Rodrigo y se dio cuenta de que él compró drogas. Y después, Rodrigo se da cuenta de que Benjamín se estaba besando con su cuñada Camila y le aconseja que no destruya su matrimonio por su adicción al sexo, mientras que Benjamín le pide que no siga consumiendo drogas. Después de que la avisaran una de sus amantes de que Mauricio es un depravado que graba a las mujeres con las que se acuesta; Matilde se da cuenta de que él tiene guardada una cámara de video en su habitación y decide marcharse de la casa, por temor a lo que pueda hacerle Mauricio. Debido a que sigue tomando drogas y a que ha sido capturado en varias ocasiones por la policía; a Rodrigo deciden despedirle del hospital donde trabaja. Aprovechando que Mauricio está trabajando; Matilde entra en su apartamento y descubre que el guarda cintas de video de las mujeres con las que se acuesta, entre las que está ella y algunas de las mujeres asesinadas. Por una amiga, doctora también, que tienen en común; Rodrigo se entera de que Piedad está embarazada.
 
Rodrigo se entera de que será padre
Una vez más, el asesino se comunica con la Comisario Zanetti, enviándola un paquete que ya fue enviado a Benjamín Morandé y, dentro de eso, está la foto de su última víctima (Rocío Linch), es por esto que Eva sospecha que a Benjamín le enviaron el corazón de Rocío y que éste se lo ocultó a la policía, aunque Benjamín se lo oculta a Eva. Como Benjamín y Eva discuten en la clínica, y su hija oye los gritos y se asusta; Julián le insinúa a Eva que es una mala madre por estar trabajando cuando está con su hija. Por otra parte, Matilde se lleva a su casa el maletín con las cintas de video de su amado Mauricio, descubriendo que grabó a todas las mujeres con las que se acostó, entre las que se encuentra ella misma. Y Matilde comienza a llorar desconsoladamente porque se da cuenta de que aún no conoce a Mauricio. Más tarde, Matilde le dice a Eva que Mauricio la grabó a ambas y a todas sus conquistas mientras hacían el amor, entre las que también se encuentran María Gracia Carpinter, una de las víctimas; pero Eva no cree que se el asesino y se da cuenta de que Mauricio simplemente es un depravado sexual. Por su parte, Rodrigo visita a Piedad para reclamarle que no le dijera que estaba embarazada y, como teme que ese niño sea perjudicado porque él ha vuelto a consumir drogas, le pide a Piedad que interrumpa su embarazo. Pero, Piedad le advierte a Rodrigo que no se atreva a pedirla que aborte porque ella está decidida a tenerlo y a luchar por él, aunque sea sin apoyo. Por la noche, Rodrigo se refugia en el alcohol y pretende tomar drogas, pero su amigo Benjamín se lo impide.

Mauricio se convierte en un nuevo sospechoso
Al recordar que Piedad está esperando un hijo suyo, Rodrigo tiene fuerzas para no volver a drogarse. Y Rodrigo le llama por teléfono a Piedad para decirla que él se encargará de apoyarla en su embarazo. Enfurecida, Eva Zanetti va a reclamarle a Mauricio que se acostara con varias mujeres, entre las que se encuentra ella, para grabarlas mientras se acostaba con ella. Después, Mauricio le promete a Eva que ella no es el asesino, aunque se acostara con dos de las víctimas, Amalia y María Gracia, advirtiéndole que aunque lo niega, se acaba de convertir en uno de los principales sospechosos. Por otra parte, Pedro Pablo y Lola se ponen muy nervioso cuando encuentran a sus perros envenenados, además de punchar una rueda del coche de éste, por esto, ellos sospechan que Lucy es la culpable de todo eso. En un evento que realizan en la clínica, Piedad se sorprende al ver borracho a Rodrigo y, por eso, le advierte que no le dejará ser el padre de la criatura que espera. Por otra parte, Mauricio le dice a Matilde que se enamoró de ella, aunque haya encontrado videos de las mujeres con las que se acostó, pero ella le exige que no se la vuelva a acercar. Mientras que, Julián le confiesa a Eva que Benjamín recibió un corazón de una víctima y que él, Rodrigo y Piedad le ayudaron a ocultárselo a la policía.



Del 1 al 12 de noviembre de 2010
por Telemundo