Chepe Fortuna


Niña termina su relación 
amorosa con Aníbal

Niña y Chepe se dejan llevar por lo que sienten y se besan apasionadamente
Después de haber bailado con Chepe (Javier Jattin) los vallenatos de Peter Manjarrés, Niña Cabrales (Taliana Vargas) decide que ya es hora de irse del restaurante. Y aunque se empeña en rechazar al pescador, ninguno de los dos puede controlar sus impulsos y se dejan llevar por el amor que sienten besándose apasionadamente. Pero luego de este romántico beso, Niña sale corriendo del lugar. Al llegar a su casa, la nieta de los Cabrales se encuentra con Alfonsina (Consuelo Luzardo), quien le aconseja que piense bien las cosas antes de casarse con Aníbal (Pedro Palacio), pues su verdadera felicidad está al lado de Chepe, un hombre que pese a ser de condición humilde, la ama sinceramente. Por otro lado, como nueva integrante de la familia Conrado, Herlinda (Camila Zárate) empieza a hacer exigencias para que le den su lugar como la hermana de Aníbal. Entre tanto, Pipe Daza (Mauricio Mejía) seguirá mostrándose como todo un caballero ante Reina Carolina (Catalina Londoño) hasta lograr que ésta mujer caiga rendida a sus pies. Y Rosalía (Mile Vergara) le cuenta a Jeremías (Carlos Muñoz), su padre, los planes que tiene de convertirse en entrenadora de fútbol de los jóvenes del barrio ‘El Tiburón’.

Chipichipi presenta su audición en el programa concurso ‘Mi gente linda’
Después de su salida con Pipe Daza (Mauricio Mejía), Reina (Catalina Londoño) habla con Lucas de la Rosa (Rodrigo Candamil) y le confiesa que este hombre le gusta. Mientras esto ocurre, llega el día de la audición de Chipichipi (Julio Mesa) en el concurso de canto ‘Mi gente linda’. Allí el pescador intercambia unas palabras antes de interpretar su canción con Lina Polanía, Charria y Nerú, jurados del concurso. Por otra parte, a Abdulio (Luis Tamayo), uno de los habitantes de El Tiburón, lo confunden con Chepe (Javier Jattin) y le dan una fuerte golpiza. Y Aníbal (Pedro Palacio) se molesta con Bruno (Gerardo Calero), su padre, por permitirle a Herlinda (Camila Zárate) que se tome atribuciones que no le corresponden, pues la joven no sólo lo desalojó de su habitación sino que está exigiendo sus derechos como nueva integrante de la familia Conrado.    

Los habitantes del barrio El Tiburón quieren hacer justicia por su propia mano
Aníbal (Pedro Palacio) se enfurece cuando ve en el periódico unas fotografías de Niña (Taliana Vargas), su prometida, y Chepe (Javier Jattin), en una situación muy comprometedora. De inmediato, el político llama a Niña y le exige una explicación. Momentos después, los habitantes del barrio El Tiburón, llegan molestos a casa de los Conrado, luego de la fuerte golpiza que recibió Abdulio (Luis Tamayo), uno de sus vecinos a quien confundieron con Chepe, pues están seguros de que Aníbal está detrás de esta situación. Sin pensar en las consecuencias de sus actos, la gente del Tiburón coge a piedra la vivienda del político. Y Rosalía (Mile Vergara), llega a casa de Pastelito (Jorge Monterrosa) para darle la buena noticia de que va a poder estudiar en la Escuela de fútbol de Iván René Valenciano.

Niña y Aníbal tienen una fuerte discusión y terminan su relación
Niña Cabrales (Taliana Vargas) llega a casa de los Conrado a tratar de calmar a la gente del Tiburón y les explica que Aníbal (Pedro Palacio) no tuvo nada que ver con la golpiza que le propinaron a Abdulio (Luis Tamayo), a quien confundieron con Chepe (Javier Jattin), pues fue el esposo de Cuca, una de las amigas de su tía Rosalía (Mile Vergara), quien lo mandó golpear cuando se enteró de que el pescador le interpretó un sueño a su señora en el que le decía que él le era infiel. Momentos después, Aníbal tiene una seria conversación con Niña sobre la fotografía que apareció publicada en el periódico en la que ella sale con Chepe. Aunque Niña intenta explicarle que todo fue un malentendido, el político no entiende razones, por lo cual la joven Cabrales decide terminar su relación con él. Por otra parte, Rosalía llega al barrio Tiburón con el propósito de empezar el entrenamiento de fútbol con los muchachos. Y Pipe Daza (Mauricio Mejía) continúa con su estrategia de conquistar a Reina (Catalina Londoño) para hacerla suya. 

Chipichipi besa a Milagros, y Niña le confiesa a su abuelo que ama a Chepe
Mientras Rosalía Cabrales (Mile Vergara) juega un partido de fútbol con los jóvenes del barrio ‘El Tiburón’, accidentalmente el balón golpea en la cabeza a Milagros (Paula Castaño), quien cae al piso y queda inconsciente. Chipichipi (Julio Mesa) corre en su auxilio y le da respiración boca a boca. Cuando la joven reacciona, le confiesa a este hombre que nunca antes la habían besado, por lo cual  él la sorprende con un tierno y sentido beso. Mientras esto ocurre, Niña (Taliana Vargas) le cuenta a su abuelo Jeremías (Carlos Muñoz) que tuvo una fuerte discusión con Aníbal (Pedro Palacio) por la fotografía que salió en el periódico, en la que aparece con Chepe (Javier Jattin). Jeremías le pregunta cuáles son sus sentimientos hacia el pescador y su nieta le confiesa que está enamorada de él y muy confundida, pues no sabe si sea conveniente seguir adelante con sus planes de boda con Aníbal. Finalmente, Chipichipi llega a la Naviera para empezar su primer día de trabajo.

Niña le consigue trabajo a Chipichipi en la naviera
Chipichipi (Julio Mesa) llega a la Naviera a hablar con Niña (Taliana Vargas) para pedirle que lo ayude a conseguir un empleo temporal, pues su mayor deseo es ser un gran cantante pero mientras su sueño se hace realidad necesita trabajar. De inmediato, la nieta consentida de Los Cabrales, habla con Francisco (Luigi Aycardi) para que lo emplee de manera inmediata. Por otra parte, Aníbal (Pedro Palacio) se comunica con Malvina (Cristina Lilley) para contarle que Herlinda (Camila Zárate), su media hermana, sabe que ellos dos son amantes, por lo tanto, deben tener mucho cuidado con cada uno de sus movimientos. Por su parte, Pipe Daza (Mauricio Mejía) continúa con su estrategia de enamorar a Reina (Catalina Londoño) proponiéndole ser la imagen de su whisky y le promete que hay una gran campaña publicitaria y viajes por varios países, lo que deja a la prima de Niña encantada con el guajiro. Y luego del beso que le dio Chipichipi, Milagros (Paula Castaño), llega muy confundida a donde un sacerdote para confesarse, pues piensa que este beso es fruto del pecado.

Yadira se confiesa, y la poderosa familia Cabrales podría quedar en la ruina
Reina Carolina (Catalina Londoño) decide darle rienda suelta a la fuerte atracción que siente por Pipe Daza (Mauricio Mejía) y sin pensarlo dos veces, se lanza sobre él y lo besa apasionadamente. Entre tanto, Úrsula (Margalida Castro) tiene un sueño que la deja muy intranquila, sin embargo, para que no ponerse en evidencia ante Chepe (Javier Jattin), la señora Cabrales le pide a Leyla (Mónica Leyton), su empleada, que vaya a casa de Alfonsina y le pida al pescador que le interprete un sueño en el que ella era empleada doméstica de los habitantes del barrio El Tiburón. Pero sin darse cuenta, la mucama de la familia Cabrales, dice que fue su patrona quien tuvo el sueño. El significado de esta pesadilla según Chepe, es que la familia Cabrales podría quedar en la ruina. Mientras esto ocurre, acosada por el fantasma del guajiro que no la deja en paz, Yadira (Susana Rojas), decide hablar con el padre Tito (Bruno Díaz) y en secreto de confesión, le cuenta que asesinó a un hombre que intentó abusar de ella. Y cuando Aníbal (Pedro Palacio) se entera de que el tratamiento para ponerles dentadura a los ancianos de El Tiburón es muy costoso, decide desistir de la idea.   

Aníbal le lleva serenata a Niña para que le perdone
Luego de la fuerte discusión que sostuvieron a causa de la fotografía que salió publicada en el periódico en la que Niña (Taliana Vargas) y Chepe (Javier Jattin) estaban juntos, Aníbal (Pedro Palacio) decide pedirle perdón a su prometida por el malentendido. Chepe se da cuenta de la serenata, situación que sabrá aprovechar muy bien el político para hacerle entender que él nunca dejará de ser un simple pescador y que jamás podrá estar a su nivel. Mientras esto ocurre, en su primer día de trabajo en La Naviera, Chipichipi (Julio Mesa) debe quedarse trabajando hasta tarde y descubre algo que lo dejará en shock. Y Venezuela (Omeris Arrieta) habla muy seriamente con Moisés (Rafael Cardozo), a quien le advierte que si no responde por el hijo que espera y por ella, es capaz de contarle toda la verdad a su esposa Asunción (Adriana Ricardo).

Chipipichipi descubre a unos chinos que estaban ocultos en la naviera, y Aníbal se reconcilia con Niña
En su primer día de trabajo en la Naviera, Chipichipi (Julio Mesa) escucha unos ruidos provenientes de unos containers y para su sorpresa, encuentra encerrados a unos chinos. Ante la angustia de no saber qué hacer con ellos, el joven acude a la ayuda de Chepe (Javier Jattin), quien llega al lugar y decide llevárselos para el barrio. Entre tanto, Aníbal (Pedro Palacio) logra que Niña (Taliana Vargas) lo perdone luego de haberle llevado la serenata con el músico Penchy Castro. Y para ganar aún más puntos con su futura esposa, el político le cuenta que tiene en marcha dos proyectos para los habitantes del barrio El Tiburón. El primero consiste en realizar la campaña ‘Viejitos Sonrientes’ para que les pongan a los abuelos los dientes que les hacen falta y la segunda es que consiguió muestras gratis de anticonceptivos para las mujeres.



Del 18 al 29 de octubre de 2010
por el Canal RCN