Alguien te mira

Julián es el asesino

Eva Zanetti desaparece
Cuando Mauricio la exige a Eva que le devuelva las cintas en las que se graba manteniendo sexo con otras mujeres; ella se opone y, como él sigue exigiéndoselo, Eva tiene que echar de su casa a Mauricio, amenazándole con dispararle si se atreve a hacer algo en su contra. Al día siguiente, Eva va hasta el bosque donde enterraron el corazón para recuperarlo, pero ella es sorprendido por el asesino, que la inyecta un sedante, mientras que él se lleva el corazón que estaba enterrado. Después, Luisa Carvajal descubre que Eva ha desaparecido. Más tarde, Mauricio se adentra en el apartamento de Eva, en busca de las cintas de video, que las encuentra y se las lleva.

Eva despierta encerrada y atada de pies y manos
Julián sospecha que Rodrigo o Benjamín son los culpables de la desaparición de Eva Zanetti, pero ellos lo niega. Y Matilde piensa que Mauricio podría ser el asesino y que se llevó a Eva. Mientras que, Eva despierta en un sótano, donde está atada de pies y manos en una cama y en ropa interior, y comienza a llorar desconsoladamente porque teme lo peor.

Mauricio es el máximo sospechoso de la desaparición de Eva
Mauricio es detenido por la policía, como el sospechoso del secuestro de Eva y, al encontrarle en la comisaria por ese motivo, Julián se abalanza sobre Mauricio y le propina un puñetazo. Como cree que los problemas que Benjamín tiene con la policía son culpa de su amigo; Tatiana va a reclamarle a Rodrigo, que le insulta llamándole drogadicto y asesino, y éste se defiende diciéndola que es una neurótica y advirtiéndola que no se meta con él o si no podría ser su próxima víctima, y Tatiana se va aterrada porque no sabe si en realidad es el asesino o si sólo la dijo eso para asustarla. Acto seguido, Tatiana busca consuelo en Julián y Piedad y, en el apartamento de Julián; Piedad comienza a tener molestias y un dolor intenso en su vientre, temiendo que pueda perder a su hijo. En la cárcel, Luisa Carvajal le exige a Mauricio que entregue a la policía los videos, pero él se opone y le advierte que él no es el asesino que secuestró a Eva. Mientras tanto, Eva Zanetti está aterrada porque se da cuenta de que está en el sótano del asesino, al encontrar fotos de sus víctimas y los corazones de éstas en tarros de cristal, por eso, busca cualquier forma de poder escaparse.

Eva intenta huir sin éxito
Después de tener un fuerte dolor en su vientre; Piedad (ya recuperada) conversa con Tatiana, que la aconseja que se aleje de Rodrigo. Debido a los malestares de Piedad; Rodrigo se queda en el apartamento de Piedad para cuidarla y atenderla en todo lo posible. Cuando Benjamín y Camila intentaban hacer el amor en el coche, ellos son sorprendidos por el último amante de ésta. Por la noche, Eva Zanetti intenta huir del sótano donde el psicópata la tiene secuestrada, pero él la retiene nuevamente. En la comisaría, la policía reúne a Matilde con Mauricio para realizar un careo, pero él niega que existan esos videos; mientras que ella se lo asegura a la policía, por lo que Mauricio tiene que aceptarlo y les dice dónde escondió los videos, aunque les promete que él no tiene secuestrada a Eva. Por otra parte, Lucy acusa de acosador a Pedro Pablo, enviando folletos a todos sus vecinos. En un descuido de Lola; Lucy secuestra a una de sus hijas (María Jesús).

Lucy le dice a Pedro Pablo que está esperando un hijo suyo
Rodrigo decide marcharse del apartamento de Piedad, cuando ésta le reprocha que no le dejara pasar a Julián a verla y, cuando ella le dice que piense si un hombre cuerdo como Julián podría ser un mejor padre para su hijo que un drogadicto como él; Rodrigo se siente humillado y se marcha. Más tarde, Amanda (la jefa del hospital) le entrega a Rodrigo una tarjeta para que se interne en una clínica de desintoxicación, diciéndole que no tiene derecho a arruinarse él mismo la vida con las drogas. Por otra parte, Lola encuentra a su hija María Jesús con Lucy y, en ese momento, Lola se lleva a su hija. Después, Pedro Pablo le asegura a Lucy que la denunciará por acoso sexual; mientras que la alocada Lucy le dice que ella está esperando un hijo suyo al que pondrá el nombre de Pedrito. Cuando encuentran los videos de Mauricio Ostos; Luisa se opone a que los demás oficiales de policía vean el video en el que Mauricio se acuesta con Eva, ya que quiere seguir preservando la intimidad de su amiga y compañera Eva. En la cárcel, asegurándole que él no es asesino; Mauricio le dice a su abogado que sufrió al enfrentarse con Matilde porque veía como la mujer a la que ama le miraba con odio. Por su parte, Julián se consuela con Piedad, diciéndola que llegó a amar a Eva y preguntándose quién podría ser el asesino.
 
Julián se muestra como el auténtico asesino ante Eva
Olvidándose de que Lucy le drogó para acostarse con él; Lola se enfada con Pedro Pablo al enterarse de que dejó embarazada a Lucy. En la guarida donde la tiene secuestrada, Eva descubre que su amado Julián es el asesino, que la clava en una jeringuilla en el cuello para tranquilizarla. Y después, Julián le cuenta a Eva cómo mató a cada una de sus víctimas. Pidiéndola que le convenza para no seguir matando, Julián deja nuevamente atada en su guarida a Eva.

Julián le clava su cuchillo a Eva
Rodrigo decide ir hasta una clínica de desintoxicación para poder salir de las drogas. Por otra parte, Amparo (la hija de Eva) está muy preocupada por su mamá. Por su parte, Pedro Pablo y Lola van hasta la casa de Lucy para exigirla una prueba de ADN, pero Lucy se opone a hacérsela hasta que nazca su hijo, por lo que tendrán que esperar nueve meses. Al encontrar a Julián durmiendo en la casa de Piedad; Rodrigo enfurece porque sospecha que Piedad se ha estado acostando con los dos a la vez, por lo que Piedad le da una bofetada. Más tarde, Piedad se asusta cuando Julián le pregunta que, si tuviera al asesino delante suya, qué le diría para poder salvarse; pero después Julián la abraza prometiéndola que la ayudará con su hijo y que, si ella quiere, podrá ser como un padre para él. Más tarde, en la guarida del asesino; Eva le pide a Julián que eviten la espera y que la mate cuanto antes, pero éste se opone y, preguntándole por qué escogió a esas mujeres, Julián le dice a Eva que comenzó a matar cuando tenía dieciocho años y, después, él la recrimina a Eva que mandase a vivir a su hija lejos de ella y que la vea muy poco. Cuando empieza a tocarla, Eva se enfada y le escupe en la cara, y éste se venga de Eva clavándola su cuchillo.
 
La policía encuentra, en el bosque, el cuerpo sin vida de Eva
Esa misma noche en la que Julián mata a Eva; Benjamín busca a Camila en su apartamento y hacen el amor. Como las huellas del coche de Benjamín estaban en el campo donde Eva desapareció; Luisa Carvajal interroga nuevamente a Benjamín, que lo niega tajantemente que él sea el secuestrador de Eva. Y después, el asesino envía por correo a Rodrigo una foto de él con Benjamín en el lugar donde secuestraron a Eva, dándose cuenta de que el asesino estuvo allí. Después de buscarle en el colegio; Julián y Matilde llevan a su hijo a comer un helado y, allí, el niño les dice que le gusta volver a ver a sus padres juntos. Por el bosque, unos amigos que paseaban con sus bicis, se sorprenden al encontrar el cuerpo sin vida de Eva, a la que dejó el asesino en el bosque, rodeada de flores rojas y hojas. Al encontrar el cuerpo sin vida de Eva; su compañera Luisa no puede evitar emocionarse. Fingiendo estar muy dolido; Julián llora desconsoladamente la muerte de Eva, frente a sus compañeros Piedad, Rodrigo y Benjamín.

Tatiana descubre que Benjamín tiene una amante
Amador (uno de los oficiales) le confiesa a Luisa Carvajal que él le suministraba información a Mauricio Ostos porque necesitaba más dinero para su hijo que padece epilepsia y, aunque intenta dejar su trabajo como policía, Luisa no se lo permite y le pide que le ayude a vengar la muerte de Eva. Por la noche, Rodrigo visita a Julián para confesarle que él y Benjamín encontraron el coche de Eva abandonado en el campo donde enterraron el corazón que envió el asesino a Benjamín. Al salir de la cárcel, Mauricio le entrega a Matilde el video en el que ellos tienen una relación sexual, pidiéndola también que le perdone y que espera que alguna vez consiga mirarle sin esos ojos temerosos, pero ella le evade, aunque él la dice que siga amándola. Al verle unos rasguños en la espalda, Tatiana se da cuenta de que Benjamín tiene una amante y se refugia en los brazos de su hermana Camila, que la consuela, sin imaginarse que ella es la amante de su esposo. En el cementerio, todos sus seres queridos despiden a Eva Zanetti, y Julián va hasta allí fingiendo estar muy dolido por su muerte, además, enfrenta a Mauricio por ir hasta la última despedida de Eva, aunque la más dolida (sin duda) es su hijita Amparo, que llora desconsoladamente el fallecimiento de su madre.

Julián sigue obsesionado con Piedad
En el entierro de Eva; Julián tiene el descaro de acusar a gritos a Mauricio de ser el asesino de Eva, diciendo que desde la cárcel debió de contratar a alguien para matar a Eva. Después de vender sus joyas, Lola le ofrece una gran suma de dinero a Lucy, a cambio de que ella se aleje de la vida de su esposo Pedro Pablo; pero Lucy no acepta el soborno diciéndola a Lola que ella no es una mujer materialista y que no la interesa su dinero, recordándola que ella ya tiene lo que quiere: estar embarazada de Pedro Pablo. Como Camila le avisa de que Tatiana vio el rasguño en su espalda, Benjamín le hace creer a Tatiana que debió rasguñarse la espalda con las máquinas del gimnasio. A la mañana siguiente, Benjamín visita a Camila y estuvieron a punto de volver a hacer el amor, pero él tiene que esconderse porque Tatiana llega al apartamento de su hermana Camila. Al ver tan unidos a Julián y Piedad; Matilde y Rodrigo llegan a la conclusión de que ellos son unos grandes amigos que tratan de protegerse el uno al otro, dándose cuenta de que ninguno de ellos logró tener esa relación con ellos, a pesar de haber sido una pareja sentimental. Y Matilde le dice a Rodrigo que Piedad y Julián jamás fueron amantes, confesándole que cree que Julián siempre ha estado obsesionado con Piedad. Por la noche, Piedad decide quedarse con Julián en su apartamento para cuidarle, sin imaginarse que él la espía mientras ella se quita la ropa y mientras ella duerme. Al día siguiente, Julián le dice a Piedad que sospecha que Rodrigo es el asesino porque descubrió que él tenía una foto con Benjamín en el lugar donde desapareció Eva.
 
Julián le intenta hacer creer a Piedad que Rodrigo es el asesino
Cuando Julián le dice que Rodrigo es el asesino; Piedad se opone a creerlo y le explica que él fue con Benjamín al lugar donde desapareció Eva para llevarse el corazón que enterraron. Tatiana le reclama a su hermana Camila que le dijera a Benjamín que le encontró rasguñada la espalda, pero ella le jura que no le contó nada a Benjamín. En la clínica, Lola enfrenta a Lucy, intentándola golpear, pero favorablemente logran separarlas. Por la noche, Piedad se queda muy sorprendida al encontrar en un restaurante a Rodrigo cenando con una mujer, sin imaginarse que esa mujer es la psicóloga que está ayudando a Rodrigo a dejar las drogas.

Benjamín le pide el divorcio a Tatiana
Lola le dice a Pedro Pablo que ella también está embarazada, al igual que Lucy. Cenando en el restaurante, la psicóloga que está ayudando a Rodrigo a dejar las drogas le confiesa que ella también fue drogadicta y que, por esto, le quitaron a sus dos hijos. Después, Piedad les enfrenta porque siente celos al ver a Rodrigo en compañía de otra mujer. Y Rodrigo le reclama a Piedad que fuera a un restaurante con Julián. Después de estos celos, Rodrigo y Piedad se besan apasionadamente, pero ella acaba rechazándole. Debido a las discusiones continuas y a los celos de ésta; Benjamín le pide a Tatiana que se divorcien, y ésta acepta, por lo que él sospecha que ella tiene un amante, aunque ella se lo niega. Por otra parte, Mauricio le confiesa a Matilde que está rodeada de gente que la engaña porque Benjamín se iba a encontrar lejos del país con Rocío Lynch  porque eran amantes, y sus compañeros de la clínica le encubrieron para que la policía no sospechara que él era el asesino.
 
Matilde tiene una pesadilla con sus sospechosos
Camila le pide a Benjamín que se arregle con Tatiana, por el bien de su matrimonio y de sus hijos; pero Benjamín le explica que la convivencia con Tatiana es imposible por sus celos, aunque Camila no puede evitar sentirse culpable de la separación de ese matrimonio. Para su sorpresa, Julián recibe la visita de la Comisaria Luisa Carvajal para interrogarle sobre el asesinato de Eva, que niega ser el psicópata, además, niega conocer el vestido con el que dejó el asesino a Eva, sin imaginarse que Julián es el verdadero asesino y que puso ese vestido que era idéntico al que usaba su madre. Por la noche, Matilde tiene una pesadilla, en la que Julián, Rodrigo, Benjamín y Piedad aparecen para matarla. Mientras tanto, Rodrigo cae en las redes de su psicóloga y acaban besándose apasionadamente.

Julián escoge a su próxima víctima
Cuando su psicóloga Daniela le besa, Rodrigo la corresponde y, aunque estuvieron a punto de hacer el amor, él no la corresponde porque recuerda a Piedad. Después, Daniela recibe la llamada telefónica de Julián para pedirla ayuda para salir de las drogas, sin imaginarse que se trata del asesino y que ella podría ser su próxima víctima. Al día siguiente, Julián estuvo a punto de atropellar a Daniela, a la que hace creer que él se llama Daniel y, después de disculparse con ella, él la invita a comer a un restaurante.

Rodrigo tira la droga por el desagüe
Cuando van a la clínica, en una revisión médica del hijo de ambos; Piedad y Rodrigo se emocionan al escuchar el corazón de su bebé y se besan apasionadamente. Después, Piedad le recrimina a Rodrigo que Daniela estuviera en su apartamento por la noche y, como no cree que él no se haya acostado con su psicóloga; Piedad baja de su coche a Rodrigo y se marcha sin él. Al enterarse de que Mauricio está malmetiendo sobre él y sus compañeros a Matilde; Julián enfurece y es capaz de ponerse agresivo con ella, agarrándola fuertemente por el brazo y exigiéndola que se aleje de Mauricio. Por la noche, Rodrigo intenta consumir drogas nuevamente, pero su psicóloga Daniela le aconseja que no lo haga porque le perjudicará y, finalmente, Rodrigo decide tirar la cocaína por el desagüe.

Tatiana descubre que Benjamín y Camila son amantes
El día del cumpleaños de Tatiana; ella descubre que Benjamín le regaló un collar y unos aretes a Camila y, en ese momento, ella se da cuenta de que su hermana podría ser amante de su esposo. Antes de esto, Tatiana anuncia ante los invitados de su fiesta de cumpleaños que se va a divorciar de Benjamín. Aprovechándose de que Lola y Pablo están en casa de Tatiana; Lucy entra en la casa de éstos y les regala varios juguetes a las hijas de éstos, por lo que Yoyita (la empleada) se lleva una gran regañina de Lola y Pablo. Por la noche, Julián y Piedad se besan apasionadamente en el apartamento de éste, pero ella acaba evadiéndole para no acabar en la cama. Para sorpresa a Matilde; ella descubre que Camila y Benjamín efectivamente son amantes, ya que les escuchó hablando y coqueteando entre ellos.
  
Piedad decide comenzar una nueva vida al lado de Julián
Matilde intenta contarle a su amiga Tatiana que descubrió que Benjamín es amante de Camila, pero no es necesario que se lo diga porque Tatiana ya lo sabía. Al día siguiente, Tatiana le exige a Benjamín que se marche de la casa, aunque él desconoce que Tatiana descubrió que Camila es su amante. Después de que Valeria (una modelo drogadicta) hubiera consumido varias drogas; Rodrigo, acompañado por Daniela, puede reanimar a Valeria de un paro respiratorio. Sin imaginarse que está cada vez más cerca del asesino; Piedad decide comenzar una nueva vida al lado de Julián, y ambos se besan apasionadamente.
 
Tatiana enfrenta a Benjamín y Camila por haberla engañado
Siguiendo los pasos de Benjamín; Tatiana llega hasta el apartamento de su hermana Camila. Después de que Camila y Benjamín hicieran el amor, Tatiana les observa mientras duermen y, después, Benjamín y Camila se sorprenden al despertar y encontrar a Tatiana, que les mira con odio. Allí, Tatiana abofetea a Benjamín y, además, ella arranca los aretes que su hermana Camila llevaba en sus orejas, a la que también insulta llamándola “perra callejera”. Acto seguido, Tatiana llega enfurecida a su casa y rompe todo lo que se encuentra a su alrededor, con rabia por haber sido engañada durante todo el tiempo que fueron amantes Benjamín y Camila. Además, Tatiana decide quemar toda la ropa de Benjamín. Como Piedad se propuso comenzar un nueva vida, Piedad estuvo a punto de hacer el amor con Julián, pero ella consigue rechazarle diciéndole que está embarazada de otro hombre y no puede irrespetar al hijo que lleva en su vientre, y éste dice entenderlo, aunque se muera de ganas por amarla. Después de que Lola le amenazara con una pistola, Lucy decide denunciarla y, por eso, la policía va a buscar a Lola, a la que quitan la pistola.


Del 15 de noviembre al 10 de diciembre de 2010
por Telemundo