Aurora


Padre e hijo, 
enamorados de la misma mujer

Vanessa le hace creer a Aurora que Lorenzo y Natalia le traicionaron.
Sabiendo que está hablando con la verdadera Aurora; Vanessa la hace creer que Natalia y Lorenzo siempre estuvieron aliados para apoderarse de la fortuna de Aurora, intentando que él se casara con ella y, como se cree en esta mentira, muy dolida por esto, Aurora le hace creer a Lorenzo que su madre Aurora está muerta y, después, ella le dice que la gustaría heredar su amor. Pero, Lorenzo le rechaza a Aurora porque no quiere enamorarse de la hija de su amada, además, Lorenzo le dice a Aurora que fue Vanessa quien le llevó a él hasta su casa para que encontrara a Aurora con Federico. Para sentirse animada y acompañada; Aurora le pide a su padre Gustavo que despierte a su perro Lucero, al que también congeló, ya que quiere que él esté acompañándola. Patinando sobre hielo, todos se quedan asombrados de lo bien que lo hace Aurora, que acaba cayéndose...
 
Aurora quiere cobrar venganza
Después de caerse mientras estaba patinando en la pista de hielo, Aurora debe de ser internada nuevamente en la clínica y, allí, ella es incapaz de recordar lo que hizo en el día. Finalmente, Aurora acompaña a su padre Gustavo en la reanimación de su perro Lucero, que regresa a la vida, después de que fuera congelado; y Aurora se siente feliz porque volverá a estar al lado del perro que siempre fue su fiel compañero. Aconsejada por Vanessa (a la que cree su amiga); Natalia le hace creer a Aurora que traicionó a su amiga Aurora aliándose con Lorenzo para que éste conquistara a Aurora, ya que no quiere que Lorenzo se enrede con Aurora. Creyéndose esta mentira secundada por Vanessa; Aurora está dispuesta a cobrar su venganza contra todos los que la hicieron daño y, sin imaginarse que Vanessa es su gran enemiga, Aurora la pide ayuda a Vanessa para vengarse de Natalia y Lorenzo. Cuando Martín intenta besar a Aurora, ella le rechaza y le advierte que ella está enamorada de otro hombre. Para conseguir dinero de la familia Ponce de León; César vuelve a las malas andanzas y pretende secuestrar a Blanca.

Lorenzo y Aurora intentan hacer el amor, hasta que ella comienza a congelarse
Sin importarle que Blanca les viera; César se acuesta con su abogada Sabina, quien le ayudó a salir de la cárcel. Por otra parte, Aurora decide marcharse a un apartamento a vivir. En su nuevo apartamento, Aurora invita a Lorenzo y, preparando un anoche romántica, ella le seduce. Intentando vengarse de él, Aurora le hace creer a Lorenzo que su madre Aurora jugó con él divirtiéndose a conquistar a un pobretón. Después, cuando iban a hacer el amor, Aurora se queda paralizada y siente mucho frío, como si se estuviera congelando. Y Lorenzo lleva inmediatamente a Aurora a la clínica del Doctor Gustavo Ponce de León. En una fiesta con su hermano César y otros amigos; Martín es seducido por una stripper, y éste se sorprende al descubrir que hizo el amor con Nina, a la  que consideraba como su hermana, y ésta se justifica diciéndole que no son hermanos de sangre y que le ama. Acto seguido, enfurecido, César le da varios puñetazos a Martín por acostarse con Nina.
 
Aurora le confiesa a su padre que intentó hacer el amor con Lorenzo
Martín le explica a su hermano César que él no era consciente de que se estaba acostando con su hermana Nina, cuando ella le sedujo disfrazada de stripper. Cuando Aurora llega la clínica, la Doctora Elizabeth consiguen salvar su vida, aunque Aurora sueña cómo sería la vida si ella muriera. Y Gustavo se da cuenta de que a su hija la bajó la temperatura al intentar hacer el amor con Lorenzo. Mientras que, Martín enfurece al enterarse de que su padre Lorenzo intentó hacer el amor con Aurora.
 
Martín le exige a su padre Lorenzo que se aleje de Aurora
Martín enfrenta a su padre Lorenzo reclamándole que no le dijera que él es el gran amor de Aurora y, para no seguir luchando por la misma mujer a la que aman, Lorenzo tomó la decisión de irse a España con Natalia y, así, dejar el camino libre a su hijo con Aurora. Además, Vanessa le hace creer a Lorenzo que Aurora jamás sintió algo por él, simplemente le utilizó como un pasatiempo. Instantes más tarde, su hijo adoptivo César le exige a Lorenzo que no haga daño a su madre Natalia o, de lo contrario, él se convertirá en su enemigo. Después de realizar varias pruebas, Aurora se gana el protagónico de una obra teatral-musical, por lo que Nina enfurece con ella; además, Vanessa indispone a Nina con Aurora, aconsejándole que debe de convertirse en su enemiga para quedarse con Martín. Por la noche, Aurora le hace creer a Martín que estaba confundida cuando le dijo que estaba enamorada de Lorenzo y, después, Blanca se sorprende al darse cuenta de que Martín está en el nuevo apartamento de Aurora. Al darse cuenta de que Aurora preparó una cena romántica con Martín; Blanca se pone furiosa con la que cree su hermana y la dice que ya no irá a vivir con ella al apartamento. Después, Martín le roba un beso a Aurora. Cada uno por su parte, Federico y Gustavo coquetean con Natalia, y ésta teme que su marido les descubra. Poco después, Federico va hasta la casa de Lorenzo para exigirle que se aleje de Aurora, haciéndole creer que ella es su hija.
 
César secuestra a Blanca
Martín se le declara a Aurora, diciéndola que no siente nada por Blanca ni por Nina. Más tarde, Inés le pide a su hija Aurora que regrese con ella a la casa y, acto seguido, Inés se desmaya y después la reconoce a su hija que se tomó todas las pastillas porque está muy triste desde que Aurora se independizó. Y Martín sospecha que Inés se enloqueció porque Inés trata a Aurora como su hija, y no como su nieta; ya que él desconoce que Aurora haya regresado a la vida. En una discoteca, uno de los amigos de César secuestra a Blanca, tal y como lo tenían planeado. Ajenas a esto, al día siguiente, Aurora la dice a su madre Inés que no puede perdonarla que no la dejara ser feliz al lado de Lorenzo y, por eso, Aurora está decidida a seguir viviendo en su apartamento. Cuando está secuestrada, Blanca enfrenta al secuestrador y, como no le reconoce porque distorsionó su voz y está cubriendo su rostro, César besa apasionadamente a Blanca, que le corresponde y le pide que la haga el amor, pero él acaba negándose. Y Blanca enfrenta a su secuestrador (César) con la pistola de éste, pero él consigue quitársela para volver a retenerla y, aunque intenta tratarla lo mejor posible, ella le enfrenta en cada ocasión que puede. Al preguntarla si se acostó con Martín; Aurora le responde con una bofetada.
 
Lorenzo y Martín salvan la vida de Aurora y Blanca
Como Elizabeth avisó a la policía, éstos se disfrazan de vagabundos y van hasta el lugar que le citaron, al igual que hizo Aurora (que también estaba disfrazada de pordiosera). Y los amigos de César van a recoger la maleta con el dinero por el rescate de Blanca, pero estos matones tienen que matar a una pareja de novios, ya que les utilizaron como rehenes para conseguir ese dinero. Mientras que, César sigue cuidando de Blanca. Después de una persecución, Aurora también es atada y encerrada con Blanca. Y con Aurora no tiene escrúpulos, y César golpea a Aurora. Por su parte, Elizabeth culpa a Inés de haber llamado a la policía, y Gustavo la cree y enfrenta a Inés, a quien Elizabeth trata como una desequilibrada mental. Arrepentido por haberlas secuestrado, César se enfrenta sus amigos, con los que se pelea para dejar en libertad a Blanca y Aurora. Y después de golpear a César; éstos incendian el lugar donde las tenían secuestradas con Aurora, Blanca y César dentro de allí; pero favorablemente Lorenzo y Martín llegan para recatarlas, pero no pueden encontrar a César, que queda atrapa entre las llamas de fuego. Después, Aurora y Blanca tienen que ser internadas en la clínica recuperándose tras haber tragado humo y, allí, Blanca le agradece a Martín que le salvara la vida besándole en los labios; y Aurora queda sorprendida porque se da cuando de que ellos son hermanos y no pueden estar juntos.
   
Lorenzo le confiesa a su hijo que se enamoró de Aurora
Como se encuentra con la fiebre muy alta en la clínica; Aurora, creyendo que podría morir, le pide a Blanca que no tenga una relación amorosa con Martín porque él es su hermano y, después de estabilizarse, Aurora logra salir de la clínica y, acto seguido, Blanca comienza a pensar que Aurora está loca desde que la dijo que Martín era su hermano, pero Gustavo le hace creer que Aurora estaba bajo los efectos de las pastillas y por eso no sabía lo qué decía. Finalmente, César regresa a su casa, y su padre Lorenzo le pregunta si fue él quién secuestró a Blanca, que se lo niega y, dolido por esa pregunta, César decide marcharse de la casa de sus padres adoptivos. Sin imaginarse de que fue César; Blanca le confiesa a su amiga Vicky que le volvieron loca los besos de su secuestrador, sin imaginarse que Vicky está enamorada de César. Como no le inspira confianza, Gustavo despide a Martín, después de enterarse de que Martín es hijo de Lorenzo. Cuando Martín le pide que se aleje de Aurora; Lorenzo le dice que no puede hacerlo porque se enamoró de Aurora.

Blanca descubre que ella es hermana de Martín
Aurora sigue afirmándola que Martín es su hermano, contándola que su verdadero padre es Lorenzo Lobos, aunque la miente cuando la dice que Inés y Lorenzo son sus padres, ya que Aurora es incapaz de contarla que ella es su verdadera madre. Mientras tanto, Gustavo va hasta la casa de Lorenzo para exigirle a Martín que no se acerque a Blanca. Por otra parte, Vanessa (llorando) va hasta la casa Aurora y la muestra el video de su regreso a la vida, diciéndola que ya sabe que ella es la verdadera Aurora. Y Vanessa le hace creer a Aurora que Lorenzo y Martín están aliados para conquistarlas y, así, Martín se quedará con la clínica de su padre Gustavo.
 
Gustavo se ve obligado a comprometerse en matrimonio con Elizabeth
Aurora va hasta el salón de baile de Lorenzo y, allí, ella se encuentra con Martín, con el que comienza a bailar. Y Martín la dice a Aurora que tarde o temprano sabe que ella se enamorará de él, como éste lo está de ella. En la clínica, Gustavo se encuentra con Natalia y ambos se besan apasionadamente, y Elizabeth les descubre y, por esto, ella le amenaza con delatarle a la policía por congelar a una mujer que está desparecida, para hacerla pasar por su hija Aurora y tenerla en su urna. Acto seguido, Elizabeth le cuenta a Aurora que encontró a Gustavo besándose con Natalia. Por casualidad, Blanca descubre el video en el que resucitan a Aurora. En ese momento, Blanca descubre que Aurora regresó a la vida; pero Aurora le hace creer que la verdadera Aurora murió cuando fue reanimada. Por otra parte, Vanessa chantajea a Gustavo para que la dé dinero a cambio de guardar silencio sobre la descongelación de Aurora. Emborrachada, Nina le cuenta a su padre Lorenzo que la noche pasada hizo el amor con Martín. Y Lorenzo le recrimina a su hijo Martín que se haya acostado con Nina, ya que son como hermanos, aunque en realidad no lo sean. Y Lorenzo echa de su casa a Martín. Para evitar que le delate a la policía, Gustavo le regala a Elizabeth un anillo de compromiso, pidiéndola matrimonio, y ésta acepta felizmente.
 
Aurora les dice a Lorenzo y a Martín que les quiere a los dos
Gustavo le confiesa a su hija Aurora que tuvo una relación amorosa con su amiga Natalia hace veinte años y que ella solamente quería su dinero y que la mantuviera como una reina. Sin imaginarse que su padre Gustavo la mintió, ya que tenía un trato con Vanessa para hablar mal de Natalia frente a Aurora. Como sus padres se oponen a que ella mantenga una relación sentimental con Martín; Nina se marcha y se hospeda en la casa de Vanessa. Por la noche, Aurora invita a su apartamento a Lorenzo y Martín, y padre e hijo se han convertido en enemigos en la lucha por la mujer que ambos aman: Aurora, que les dice que está confundida porque les quiere a los dos. Acto seguido, Lorenzo le dice a Aurora que ella no es nada para él y que no está disponible, luego ellos deciden marcharse. Debido al desprecio de su hija Blanca; Gustavo decide cancelarle las tarjetas de crédito, quitándola así todo su apoyo económico.
  
Natalia descubre a Lorenzo besándose con Aurora
Como no pudieron reanimar a la mujer que hicieron pasar por la congelada Aurora; Elizabeth y Gustavo se deshacen del cadáver de ésta, tirándola a un cubo de basura. Por la noche, Martín le canta y le dedica una canción de amor a Aurora y, después, Martín le deja claro a Nina que, aunque no sean hermanos, él no siente amor por ella y no quiere tener nada con ella. Buscando trabajo en otras clínicas; Martín se da cuenta de que Gustavo Ponce de León dio pésimas referencias suyas por otras clínicas y, ahora, no le reciben como médico en ningún sitio. Por eso, Martín va a reclamarle a Gustavo Ponce de León. Por otra parte, Lorenzo visita a Aurora, que consigue conquistarle y, cuando estaban a punto de hacer el amor, Natalia les interrumpe y queda defraudada de su esposo, quien piensa que todo fue un plan de Aurora para separarle de Natalia.
   
Blanca impide que Lorenzo se marche a España, diciéndole que es su hija
Aurora se da cuenta de que su hija Blanca es una joven materialista porque le dijo que no quiere reconocer que Lorenzo es su padre porque ella no quiere perder la herencia de Gustavo Ponce de León. Después, Aurora le recrimina a su madre Inés que le hayan inculcado esos valores a su hija Blanca. Por su parte, Vanessa sigue malmetiendo entre Aurora y Natalia, diciéndola a Aurora que Natalia le confesó que Martín tenía un plan para enamorar a Aurora y quedarse con su fortuna. Por esto, aunque Lorenzo la pidió que no dijera nada a su hijo, Aurora le cuenta a Martín que Natalia les descubrió a ella y Lorenzo cuando estaban a punto de hacer el amor y, al escuchar esto, Martín se emociona y la dice a Aurora que ya no quiere saber nada más de ella. Después de un duro casting, Aurora consigue el puesto de Bella Durmiente en una obra teatral musical, arrebatándole ese puesto a Nina. Al enterarse de que Aurora le contó a Martín que estuvieron a punto de hacer el amor, Lorenzo enfurece y le exige a Aurora que se aparte de él, besándola apasionadamente y mordiéndola en el labio. Ajena a esto, Natalia le dice a Lorenzo que le perdona y juntos se quieren ir a España para realizar un musical. Mientras tanto, Martín se va a vivir a la casa de la Doctora Rosales, a la que conoció en la clínica de criónica y, allí, ellos hacen el amor y, al día siguiente, al ver el noticiero, ellos descubren que Gustavo Ponce de León tenía en su clínica a Julia, la mujer muerta que encontraron en un basurero. En la clínica, Inés le confiesa a Gustavo que ella fue amante de Eduardo (el difunto marido de Vanessa), aunque ella no le mató. Como tuvo un sueño en el que moría su padre al despegar el avión, Blanca va hasta el aeropuerto e impide que Lorenzo se marche, diciéndole: “no te marches, papá”.
Lorenzo, Natalia y César son dados por muertos en un accidente aéreo
Lorenzo se queda asombrado y no puede creer que Blanca es su hija, y mucho menos cuando le dice que Inés es su madre, ya que él jamás se enredó con Inés. Por esto, Lorenzo decide continuar su viaje hacia España. Minutos más tarde, Aurora se queda muy sorprendida al enterarse de que explotó el avión en el que iban Lorenzo, Natalia y César. Cuando todos estaban desolados por la muerte de Lorenzo, Natalia y César; los tres aparecen nuevamente en su casa, contando que decidieron no coger ese viaje, gracias a que Blanca contó que él era su padre. Ajena a esto, Aurora se queda bailando en la escuela de baile de Lorenzo, y ésta se desmaya después de bailar demasiado y comienza a sangrar por los ojos y, al encontrar así a Aurora; Martín se preocupa muchísimo.
  
Aurora le pide ayuda a Elizabeth para volver a ser congelada
Lorenzo va a reclamarle a Inés que le haga creer a Blanca que ella es hijo de ambos, pero ella sigue mintiendo diciéndole que no niegue lo evidente. Pero, Inés no es capaz de ocultárselo a Vanessa, confesándola que Blanca es hija de Aurora y Lorenzo. Con la intención de perjudicar a Aurora; Nina le hace creer a todos que Aurora la rasguñó y, después, es curada por Martín de esas heridas que la propia Nina se hizo, ya que él consiguió trabajo como doctor en la escuela de baile. A espaldas de Gustavo; Aurora le pide a Elizabeth que vuelva a congelarla. De esta forma, Lorenzo verá a Aurora congelada, como ella misma planeó, pero en realidad es Martín quien la ve.
 
Inés hace creer a todos que Blanca es hija suya y de Lorenzo
Aparte de que Martín la vio; Lorenzo van hasta la cápsula de Aurora y encuentran congelada a Aurora, después a ella le acaba faltando el aire y se desmaya en la cápsula, pero favorablemente Elizabeth llega a tiempo para rescatarla. Como desconocen que la verdadera Aurora haya regresado a la vida, los médicos le dan el permiso a Gustavo para que reanime a su hija Aurora, descongelándola. Delante del propio Lorenzo; Inés le confirma a Gustavo y Blanca que ella fue amante de Lorenzo y, fruto de ese amor, nació Blanca; mientras que Gustavo afirma una vez tras otra que es el padre de Blanca. Además, Inés es capaz de besar a Lorenzo para que se crean el cuento de que Blanca es su hija. Cansada de tantas mentiras, Aurora quiere regresar como la verdadera Aurora.
 
Natalia le confiesa a Lorenzo que fue amante de Gustavo
Bailando en el escenario frente a todos, Aurora recuerda a Lorenzo mientras bailaba con Martín y, por eso, ella le intenta besar, pero Martín esta vez la rechaza. Aunque, más tarde, Martín va al apartamento de Aurora y la encuentra desnuda y, deslumbrado por su belleza, ahora es él quien intenta besarla; hasta que son interrumpidos por Blanca. Por otra parte, Gustavo se queda muy sorprendido cuando uno de los doctores de la clínica (William) se le declara, diciéndole que está perdidamente enamorado de él. Como ahora no tiene dinero, Blanca coquetea con un hombre mucho mayor que ella, llamado Santiago Zaldívar, dueño de una discoteca y con una gran fortuna; pero favorablemente César llega para socorrerla y se la lleva haciéndole creer a ese tipo que es el novio de Blanca. Frente a Vanessa; Natalia es capaz de confesarle a Lorenzo que fue amante de Gustavo hace veinte años, por lo que Lorenzo enfurece, ya que su esposa fue amante de su peor enemigo.
 
César se acuesta con Vanessa
Aurora le confiesa a su director de teatro que ella es la verdadera Aurora, aunque le aconseja que no se congele porque ella no puede soportar los cambios de su vida después de su regreso. Más tarde, Lorenzo enfrenta a Gustavo, propinándole un puñetazo por haber sido amante de Natalia. Por otro lado, Blanca contrata a César como su chofer. Acto seguido, César se besa apasionadamente con Vanessa y hacen el amor en el coche de ésta, aunque ella se arrepiente pidiéndole que lo olvide. Ensayando para la obra teatral, Aurora se cae de una silla donde tenía que columpiarse, ya que Nina dañó las cuerdas para que se cayera, ya que así pretendía ser su reemplazo en la obra.


Del 15 de noviembre al 10 de diciembre de 2010
por Telemundo