El Fantasma de Elena


Darío fallece por salvar 
a su hija Andrea

Darío quiere salvar a su hija
Dulce y Elena Calcaño raptan a una enfermera para quitarla el uniforme. Y disfrazada de enfermera, Dulce consigue adentrarse en la clínica psiquiátrica. Por otra parte; Daniela, que se adentra nuevamente en el cuerpo de La Nena Ochoa, intenta decirle a Corina dónde está el hijo de Elena Lafé, pero Corina no lo cree y decide marcharse sin escucharla, creyendo que es otra mentira de La Nena y de Anacleto. Como desconoce que fue adoptado por sus padres; Michel se da cuenta de que no tiene sentido que su madre Clara haya tenido antes a Mileidi, cuando en realidad él es mayor que ella. Por eso, Michel sospecha que Clara le hizo creer que Mileidi era su hermana para separarla de ella, pero Clara se niega a contarle la verdad, aunque le asegura que Mileidi es su hija. Cuando se estaba preparando para casarse; Andrea nota como se está quedando sin vista y sin fuerzas y, aunque ella cree que es fruto del nerviosismo, Rebeca se entristece mucho porque se da cuenta de que poco a poco está perdiendo a su hija, debido a la enfermedad extraña que padece. Mientras tanto, Darío pretende que el Doctor trasplante parte de su médula espinal para salvar a su hija Andrea y, aunque es una operación de alto riesgo, Darío está decidido a hacerlo por salvarla.

Andrea se desmaya el día de su boda
Felipa presenta a Mileidi a Mauricio, sin imaginarse que él es su verdadero padre. Después, Michel y Andrea intentan casarse en el jardín de la hacienda Girón, pero no pueden porque Andrea se desmaya, debido a la enfermedad que padece y que ella misma desconoce que tiene.

Elena Lafé comienza a recordar
En la clínica psiquiátrica, cuando Laura visita a su amiga Elena Lafé; Laura se da cuenta de que Elenita ya tiene consciencia. Y Laura tiene que explicarle a Elenita que ella está en esa clínica porque pasó por una depresión, pero Elena no recuerda nada ni a nadie. Mientras que, Andrea es hospitalizada al desmayarse en su matrimonio y su estado de salud empeora poco a poco, debatiéndose entre la vida y la muerte. Y Michel le confiesa a Mileidi que se siente culpable del desmayo de Andrea porque él deseó no tener que casarse con Andrea; ya que Michel sigue amando a Mileidi, aunque crea que sea su hermana.

Eduardo descubre que el hijo suyo y de Elenita sigue vivo
Michel y Mileidi se confiesan que siguen enamorados y, para evitarlo, ellos quieren alejarse el uno del otro para que dejar de amarse en la distancia. Después sufrir un paro cardíaco, el Doctor logra salvar la vida de Andrea con una reanimación. En la clínica psiquiátrica; Eduardo visita a Elenita y la recuerda que él es su esposo, que la ama y que no la dejará, advirtiéndola que él sabrá esperar hasta que ella vuelva a recordarle. Quedándose a las afueras de la casa de La Nena Ochoa; Elena Calcaño descubre que La Nena y Anacleto tienen a Latoña y, persiguiéndoles con el coche, Calcaño les cocha varias veces con el coche, intentando echarles del camino. Aunque piensa que La Nena Ochoa, Anacleto y Latoña se estrellaron con un tren; ellos tres salieron disparados del coche (como si se tratara por arte de magia) y despistando así a Elena Calcaño, quien estaba feliz creyendo que ya se había desecho de estos. Sin imaginarse que Montecristo las está siguiendo; Laura se va con su amiga Elenita hasta el hotel de su difunto padre, en Los Caños, ya que ella quería ver la playa para recordar su pasado. Y La Nena Ochoa, Anacleto y Latoña se refugian en la casa del Padre Aguas. En la clínica, Andrea despierta y, aunque se siente muy débil; Rebeca es incapaz de decirla que está condenada a morir. Y allí, Andrea le confiesa a su madre Rebeca que no está enamorada de Michel y que sólo le quiere como a un amigo. Investigando, Alan Martin le confiesa a Eduardo que descubrió que el cadáver del niño de Elenita fue reemplazado por otro, por lo que el hijo de ellos podría seguir vivo.

Montecristo se aprovecha de que Elenita no le reconoce
Elena Calcaño va a buscar a Latoña a la iglesia del Padre Aguas y, aunque ellos intentan huir, Calcaño vuelve a por encontrarles y secuestra al cura, llevándosele en su coche y obligándoles a La Nena, Anacleto y Latoña a que les siga, amenazándoles con matar al cura, si ellos no hacen lo que ella les manda. Por petición de Clara; Jesusa le dice a Mileidi que su padre está vivo y que es el Señor Mauricio, al que conoció en el matrimonio. Paseando por la playa, Elena Lafé se encuentra con Montecristo, al que no reconoce, y juntos se bañan en el mar, aunque ella no imagina que él está allí con la intención de matarla. Aunque, favorablemente, Laura encuentra a Elenita, que se citó más tarde con Montecristo en un restaurante.
 
Elena Calcaño intenta matar a Latoña, La Nena, Anacleto y el Padre Aguas
Antes de ser operado, por lo que pueda pasar, Darío le confiesa a su hermano Eduardo que Dulce mató a Doña Margot, por lo que le pide que cuide de su hijo Eduardito y que le aparte de su madre Dulce, además, le entrega las llaves de su caja fuerte. Poco después, Darío es operado para extraerle la médula espinal para ponérsela a su hija Andrea y, así, poder salvarla. Encerrando en un almacén a Latoña, La Nena Ochoa, Anacleto y el Padre Aguas; Elena Calcaño intenta terminar con éstos, pero el fantasma de Daniela se le aparece a su hermana, exigiéndola que no se atreva a hacerles daño y, aterrada, Elena Calcaño huye. Y como Calcaño se dejó una máquina motosierra el lugar donde estaban encerrados; Anacleto rompe con la motosierra la puerta y consigue escapar con el Padre Aguas, Latoña y La Nena Ochoa.
   
Montecristo se lleva a Elena Lafé
Michel le dice a su hermana Lucía que él cree que es adoptado y que por eso su madre Clara le oculta cosas. Por esto, Michel va a hablar con Mauricio, que le dice que él estuvo con Clara cuando ella era una niña y aún no estaba casada con el que creía su padre y, al escuchar esto, Michel esta cada vez más convencido de que es adoptado. Por otra parte, el Padre Aguas llama por teléfono a Eduardo para avisarle de que Elena Calcaño sigue enloquecida y que se robó el hijo de Elena Lafé. Y aunque él se queda sorprendido, Eduardo se siente feliz porque el hijo que engendró con Elenita sigue vivo. Sin imaginarse que Elena Calcaño intentó llevarse al niño, pero Leonor (quien cuida al bebé) logró defenderle. Después, Elena Calcaño escapa de la policía, que iba hasta la mansión Girón para arrestarla. Y Elena Calcaño cambia de apariencia física, disfrazándose con una peluca de color negro y haciéndose pasar por una criada rusa en la mansión de Ruth (la que fue de Margot); ya que Dulce y Calcaño están aliadas. Tras la operación, Darío sufre dos paros cardíacos; mientras que Andrea consigue salvarse de la operación y se está recuperando favorablemente. Cuando en la playa Montecristo le dice a Elenita que él es su esposo e intenta besarla; ella comienza a recordarle y, despavorida, huye; pero Montecristo y Calima consiguen acorralar a Elenita y se la llevan.
 
Michel descubre que no es hermano de Mileidi porque es adoptado
Clara acaba confesándole a su hijo Michel que él es adoptado, y éste le reprocha que no se lo dijera y así poder ser feliz al lado de Mileidi, ahora que sabe que no son hermanos. Y aunque Michel quería contárselo todo a Mileidi; Clara se opone a que se lo diga advirtiéndole que Andrea se moriría si ella se enterase de que la abandonará. Además, Clara le pide a Mileidi que se separe de Michel porque él no podrá tener una buena vida a su lado porque tienen distintas clases sociales y, al escuchar esto, Mileidi le agradece a Clara que la diera en adopción. Mandada por Dulce; Elena Calcaño pone gotas de veneno en la comida de Ruth para ocasionarla poco a poco un paro cardíaco y que muera como Margot. Después de denunciarles a la policía; Elena Calcaño llama por teléfono a Anacleto y La Nena Ochoa para amenazarles con matarles, pero ellos se lo ocultan a Latoña para no preocuparla. Lejos de allí, Montecristo y Calima roban varios coches para despistar a la policía, ya que les están buscando por raptar a Elenita, pero favorablemente ella intenta huir.

Montecristo salva a Elenita de unas arenas movedizas, deshaciéndose de Calima
Montecristo tiene que salvar a Elena Lafé, sacándola de unas arenas movedizas en las que cayó y, como el indio Calima, se opuso a salvar a Elenita; Montecristo se deshizo de su perro fiel arrojándole a las arenas movedizas, donde desaparece. Al despertar, Andrea descubre que sigue viva después de que su padre Darío le donara la médula para salvarla a ella la vida, mientras que Darío está muy grave en el hospital tras sufrir dos infartos. Al enterarse de que Darío está al borde la muerte, Dulce le pide a Elena Calcaño que no envenene a Ruth, ya que ella le firmó todos los poderes a Darío y, si él muere, no podrán hacer nada para robarla su fortuna. Por la noche, Dulce va hasta el hospital para obligar a Darío que le firmara un poder para hacerse con la fortuna de Ruth, pero Darío se opone a firmárselo, además, está medio inconsciente. Aprovechándose de que Elenita no recuerda nada; Montecristo la lleva hasta un prostíbulo que él regenta, haciéndola creer que ella es una prostituta que trabaja exclusivamente para él, advirtiéndola que debe de quedarse encerrada en la habitación porque, si sale de allí, unos hombres la mataran; pero ella no cree que ella haya sido una prostituta y teme que Montecristo la haga daño.

Ruth se enfrenta a Dulce
Al despertar en el hospital, Darío encuentra a su hermano Eduardo, que le avisa de que salvó la vida de su hija Andrea, y éste se emociona porque es lo que quería, pero él sigue en un grave estado de salud. En el prostíbulo donde Montecristo tiene secuestrada a Elena Lafé; una de las prostitutas le advierte a Elenita que no intente escapar porque, de lo contrario, los hombres que custodian el lugar, podrían matarla. Cuando su madre Rebeca le confiesa que su padre podría morir en cualquier momento; Andrea se levanta de la cama donde estaba reposando y logra ir hasta el lecho de muerte de su padre. Aunque se hundió en las arenas movedizas por culpa de Montecristo; el indio Calima consigue salir vivo, aunque ensangrentado y sin uno de sus ojos. Cuando intenta obligarla a firmar un documento; Ruth enfrenta a Dulce con un cuchillo, pero logra amedrentar a Ruth, cuando Elena Calcaño la apunta con su pistola; aunque Ruth no tiene miedo y consigue hablar con Dulce sonsacándola que ella mató a su hermana Margot y, además, a su abogado Peñalosa, grabándola en teléfono, mientras esta conversación la escucha Alan y la oficial de policía.
 
Dulce es arrestada, al descubrir todos sus delitos
Clara intenta alejar a Mileidi de Michel, ofreciéndola dinero para que estudie lejos; pero Mileidi se opone a aceptarlo. En el hipódromo, Montecristo va con Elena Lafé, donde ella intenta escapar, pero la es imposible porque la están vigilando continuamente, mientras que Montecristo amenaza a uno de los jinetes y le da una paliza para que pierda la carrera de caballos. Cuando Dulce intentaba matar a Ruth; Alan Martin y la oficial de policía detienen a Dulce, metiéndola tras las rejas; mientras que Elena Calcaño huye. Por su parte, la policía arresta a Montecristo, ya que es acusado de haber secuestrado a Elena Lafé; pero sorprendentemente Elenita llega para defender a Montecristo y se marcha con él, aunque tenga que hacerlo delante de Eduardo, que está muy confundido por la reacción de Elenita, sin saber que ella lo hizo porque Montecristo la amenazó con matar a Eduardo. Después, Elena Lafé le dice a Montecristo que jamás le perdonará que la llevara a una caseta de una pordiosera donde perdió a su hijo al dar a luz. Por la noche, Mileidi sale con uno de los peones de la hacienda Girón, llamado Lázaro, y con él consigue divertirse y reírse como hace mucho que no lo hacía, pero la velada es interrumpida por Michel, que se pone celoso al verles juntos. En el hospital donde sigue recuperándose, Andrea le confiesa a su amiga Lucía que ella no está enamorada de Michel y, por eso, no quiere casarse con él.

Darío fallece
Por la noche, Montecristo manda a sus secuaces para que capturen a Eduardo; mientras Elenita lo ve y llora desconsoladamente por no poder hacer nada por salvar a su amado Eduardo. Cuando Montecristo intentaba golpear con un bate de béisbol a Eduardo; un disparo de Pancho (un trabajador de la hacienda Girón) detiene a Montecristo, que se tiene que ir dolido por el disparo que le rozó el muslo. En el hospital, cuando se estaba despidiendo de su esposa Rebeca dándola las gracias por todo lo que hizo por él; Darío acaba muriendo.

Andrea se recupera favorablemente
Andrea consigue salir del hospital con la ayuda de una silla de ruedas, ya que sigue recuperándose poco a poco de la operación y, al encontrarse con Walter, ella le dice que sigue amándole. Luego, Andrea regresa a su casa por su propio pie. En la cárcel de mujeres, Dulce se da cuenta de que la celadora Felipa Chaparro regresó a ese lugar y, ahora, teme que la haga daño y, cuando Dulce intenta chantajearla; Felipa se venga de ella propinándola un fuerte golpe. Disfrazándose de vieja; Elena Calcaño sigue escondiéndose de la policía y le pide ayuda a Montecristo, pero él se niega a ayudarla. En la mansión Girón, Latoña regresa y consigue levantarse de la silla de ruedas. Como en las apuestas de caballos; el hombre al que amenazaron no se dejó amedrentar por Montecristo, éste y sus secuaces matan a ese hombre y a su familia, a balazos. Siguiendo a Montecristo; Eduardo sigue en coche a éste y, sin que él se entere, descubre dónde se esconde él con Elenita, pero no puede pasar a rescatarla porque el lugar está lleno de hombres armados.

Andrea descubre que Michel está enamorado de Mileidi
Andrea y Michel se confiesan el uno al otro que no se aman porque están enamorados de otras personas. Después, Michel le dice a Andrea que ama a Mileidi, y Andrea se siente engañada por Mileidi y Michel. Mientras tanto, Mauricio (el verdadero padre de Mileidi) habla con su hija y la dice que la apoyará en todo lo que pueda y acaban abrazándose. Por su parte, Montecristo le obliga a Elena Lafé a firmar un documento en el que renuncia a la hacienda Girón. Aunque en la clínica pensaban que estaba muerto, el indio Calima despierta y sorprende al doctor.
 
Elena Lafé descubre que su hijo sigue vivo
Dulce tiene su primera pelea en la cárcel, enfrentándose a la presa Waterfly. Por su parte, el indio Calima consigue escapar del hospital donde le dieron por muerto y está dispuesto a vengarse de Montecristo, por hacerle intentado matar arrojándole a unas tierras movedizas. En la cárcel, Felipa le informa a Dulce que estará encarcelada durante varios años porque Darío dejó una carta después de su muerte, en la que informaba que Dulce envenenó a su tía Margot y que mató al abogado Tulio, haciéndose pasar por prostituta. En el entierro de Darío; Montecristo reaparece con Elena Lafé y, como puede hablar con Eduardo; él la dice que su hijo sigue vivo, pero Elenita tiene que volver con Montecristo para que él no haga daño a Eduardo. En el coche, Elena Lafé enfurece con Montecristo porque cree que él la quitó a su hijo, por eso, ella es capaz de quitarle su pistola y amenaza con matarle y, después, ella intenta escapar; pero los hombres de Montecristo la retienen y tiene que regresar a la guarida donde Montecristo la esconde.

Eduardo intenta rescatar a su amada Elena
Michel decide irse de la casa, ya que está cansado de que su madre le haya mentido respecto a Mileidi, pues por eso se refugió en los brazos de Andrea, que ahora le recrimina que le haya contado que estaba enamorado de Mileidi cuando se iba a casar con ella. Mientras tanto, Mileidi les confiesa a Rebeca y Andrea que ella es hija de Clara y que ella ama a Michel y, por las mentiras de Clara, ellos pensaron que eran hermanos, hasta que descubrieron que Michel era adoptado y, por eso, Mileidi y Michel quieren continuar con su noviazgo, por eso, Mileidi le pide disculpas a Andrea por haberla ocultado que amaba a Michel. Y Andrea lo entiende y se abraza con su amiga Mileidi, perdonándola por lo ocurrido. En una sesión espiritista, La Nena Ochoa invoca al fantasma de Daniela, para demostrarla a Corina que ella ahora no es una farsante y, así, sucede, que se mete en la piel de La Nena para decirla a Corina que su hermana Elena Calcaño la arrojó por un precipicio quitándola la vida. Aunque arriesgue su vida, Eduardo decide ir a buscar a Elenita. Con pistola en mano y disparando a todo aquel que le impida rescatar a su amada, Eduardo se enfrenta a todos los secuaces de Montecristo. Pero, finalmente, Montecristo logra llevarse a Elena Lafé y se marcha lejos con ella. Por casualidad, Michel encuentra a Montecristo con Elena Lafé y les persigue en su coche, dándose cuenta de que Montecristo llevó a Elenita hasta una gran casa de un aliado de éste, donde Montecristo da una bofetada a Elena, cuando ella le dice que muy pronto Eduardo le encontrará como ya lo hizo.

Elena Lafé consigue escapar y se reencuentra con Eduardo y su hijito
Cuando encuentra en el baño un frasco de laca, Elena Lafé lo utiliza para echárselo a un vigilante y, después, enfrenta con esa pistola a Montecristo. Mientras que, Michel es descubierto por uno de los vigilantes que custodian el lugar y le atrapan, pero Elenita consigue llevársele, mientras sigue amenazando a Montecristo, al que ya disparó en el hombro. Y aunque Montecristo acaba huyendo, Elenita y Michel consiguen reencontrarse con Eduardo y, después de que Elenita y Eduardo se besaran apasionadamente, ellos vuelven a su hacienda. Allí, Elenita se emociona al ver a su hijito Tomasito. Después de tener un sueño con su hija Daniela; Latoña se recupera por completo, caminando y hablando perfectamente. En la iglesia, el Padre Aguas recibe la visita de la gamela Elena Calcaño, a la que no reconoce porque estaba disfrazada de hombre. Después, Elena Calcaño se descubre ante el Padre Aguas e intenta matarle degollándole con una navaja, pero favorablemente el fantasma de Daniela se le aparece a Elena Calcaño, que se asusta muchísimo, huyendo de la iglesia.
 
Elena Calcaño se disfraza de hombre y consigue trabajo en la hacienda Girón
Latoña le cuenta a Elena Lafé cómo Elena Calcaño y Montecristo les engañaron, haciéndola creer que su hijo había muerto, cuando en realidad Calcaño se le llevó para hacerles creer a todos que era de ella. Por teléfono, Felipa Chaparro llama a Rebeca para avisarla que Dulce logró salir en libertad porque no pudieron demostrar su culpabilidad. Y Dulce regresa con Montecristo, donde en una finca se dan la gran vida y ambos hacen el amor. Ajenas a esto, Ruth visita a su “ex loquita” (como ella misma dice, refiriéndose a Elena Lafé). Mientras que, Elena Calcaño consigue trabajo como peón en la hacienda Girón, ya que nadie la reconoce porque está disfrazada de hombre. Sin imaginarse que Calcaño está cerca de ellos, Latoña le propone a la policía que la utilicen para atrapar a Elena Calcaño, atrayéndola a su lado.

Rebeca quiere adoptar al hijo de Dulce y Darío
Aliada con Montecristo y Dulce; Elena Calcaño le paga una gran suma de dinero a un tipo para que la ayude a poner una bomba en la hacienda Girón. Aprovechándose de su disfraz, Elena Calcaño descubre que Latoña quiere ayudar la policía para atraparla. Por su parte, la policía descubre el motel donde se hospeda la gemela Calcaño, descubriendo que se está disfrazando para no ser reconocida. Mientras tanto, Rebeca decide adoptar a Eduardito, como así se lo pidió Darío antes de morir, pero a lo mejor no tiene la posibilidad de hacerlo porque Dulce (la madre del niño) sigue viva. 


Del 15 de noviembre al 10 de diciembre de 2010
por Telemundo