A mano limpia


Manuel, “El León”, regresa a su barrio

Una increíble historia de los habitantes del barrio ‘El Laberinto’, que comienza con el regreso al barrio de Manuel Guerra ‘El León’ (Claudio Castaño) luego de pasar cinco años en la cárcel. Al llegar se da cuenta de que su hermano Vicente (Variel Sánchez) se encuentra envuelto el mundo del dinero fácil y las peleas que el vivió anteriormente, es allí donde también conoce a Silvia Pizarro (Valentina Acosta), una joven estudiante de psicología que llega al barrio a hacer sus prácticas.

Luisa es arrestada, y Silvia queda a la deriva sin saber como llegar a su casa
Sin poderse defender, Luisa (Julieth Restrepo) es arrestada por la policía junto a los jovencitos que estaban como espectadores de la pelea ilegal. Sin embargo, cuando la estudiante de psicología rinde indagatoria y se comprueban que ella fue quien alertó a las autoridades del hecho al ver que Silvia (Valentina Acosta), su amiga, no salía del lugar, queda en libertad. Entre tanto, Manuel (Claudio Cataño) y Silvia no son arrestados, pero cuando la policía se va del sector, el joven se va y deja a Silvia a la deriva, quien debe buscar la manera de llegar a su casa a la celebración de su compromiso con Juan Antonio (Andrés Juan). Entre tanto, en casa de Silvia, sus padres y su prometido deciden cancelar la reunión al ver que la joven desapareció. Para recuperar el carro de Silvia, Luisa regresa al lugar sin imaginarse que será victima de los ladrones, pero la presencia del Baby (Sebastián Vega) la podría librar de los malhechores.

El Baby y Yennifer tienen relaciones sexuales, y Manuel discute con Vicente
Yennifer (Zulma Rey) le reclama al Baby (Sebastián Vega) por la forma como mira a Luisa (Julieth Restrepo) y cuando el joven le dice que lo hace porque ella no cumple con sus deberes como novia, Yennifer decide que ha llegado el momento tener relaciones sexuales con él. De otra parte, mientras Silvia (Valentina Acosta) y el rector del colegio se reúnen con los padres de familia en busca de soluciones para las diferentes problemáticas que aquejan a los jóvenes del plantel, Manuel (Claudio Cataño) discute fuertemente con Vicente (Variel Sánchez) por su mal comportamiento.

Preocupada por el comportamiento de Vicente y, con la intención de ayudarlo, Silvia decide hablar con la madre del joven
Silvia (Valentina Acosta) decide ir hasta la casa de Vicente (Variel Sánchez) para hablar con Carmela (Alejandra Miranda), la madre del estudiante, y ponerla al tanto de ciertas acciones de su hijo que lo podrían meter en serios problemas. Cuando Vicente se percata de la presencia de la joven en su vivienda, llama al Baby (Sebastián Vega) y le pide que entre los dos hagan algo que le haga entender a la estudiante de psicología que con ellos no se debe meter. No obstante, la situación se sale de control y los jóvenes se llevan la camioneta de Silvia sin imaginarse que en su interior se encuentra Luisa (Julieth Restrepo) durmiendo, quien al despertarse y verlos al interior del vehículo, los acusará de secuestro y robo. Entre tanto, Manuel (Claudio Cataño) le pide a Silvia que no informe a la policía del robo de su camioneta y le asegura que ni su hermano ni los jóvenes del barrio están implicados en esto.

Mientras Vicente y Baby huyen, Manuel le pide a Silvia que retire los cargos de los que acusan a su hermano
Pese a que Elkin intenta mediar, Silvia (Valentina Acosta) y Luisa (Julieth Restrepo) no piensan retirar la denuncia que instauraron en contra de Vicente (Variel Sánchez), el Baby (Sebastián Vega) y Grillo (Diego Peláez) por robo y secuestro, por lo que la policía busca a los jóvenes en el barrio El Laberinto. Grillo es el que primer detenido y se agobia no por una futura pena en la cárcel, sino por el castigo que le puede poner su padre. A su vez, Vicente va a buscar ayuda con Ángela (Luz del Sol Neisa), y el Baby con su novia Yenifer (Zulma Rey), para que les den posada cada una en su hogar por esa noche. Y Carmela se entera de las andanzas de su hijo, mientras que Manuel (Claudio Cataño) decide él mismo ir a donde Silvia para solicitarle, y casi suplicarle, que le retire los cargos que le imputan a Vicente, su hermano.

Manuel se va de la casa
El Grillo (Diego Peláez) sufrirá las consecuencias de la valentía de Vicente (Variel Sánchez), pues éste apuesta con los demás reclusos y pierde sus pertenencias. Mientras esto sucede, Álvaro (Fernando Arévalo) visita a su hijo en el reclusorio y le advierte que para salir de ese lugar tiene que echarle toda la culpa de lo que sucedió a Vicente. De otra parte, Carmela (Alejandra Miranda) le reclama a Manuel (Claudio Cataño) el que no le haya contado que Vicente estaba involucrado en un robo y en el secuestro de una persona, éste decide irse de la casa para evitar más problemas. Además, le pide al rector del colegio de su hermano que hable con Silvia (Valentina Acosta) para que retire los cargos y que Vicente recupere la libertad.

Grillo, entre la espada y la pared
Para que Grillo (Diego Peláez) pueda recobrar su libertad, Don Álvaro (Fernando Arévalo), su padre, le dice que deberá testificar en contra de Vicente (Variel Sánchez), y decir que él es el único culpable del robo de la camioneta de Silvia (Valentina Acosta) y del secuestro de Luisa (Julieth Restrepo). Entre tanto, mientras Margarita (Melisa Bermúdez) intenta convencer a Silvia de que ayude a sus amigos y acepte conciliar con ellos; Manuel (Claudio Cataño) busca a Vikingo (Manuel Sarmiento) para que lo ayude a conseguir un abogado que evite que su hermano vaya a la cárcel. Y el Baby (Sebastián Vega) sigue huyendo de la policía.

Para ayudar a Vicente, Manuel regresa al mundo de las peleas
Para conseguir un buen abogado que defienda a Vicente (Variel Sánchez) y evite que el joven vaya a la cárcel, Manuel (Claudio Cataño) acepta la propuesta de Vikingo (Manuel Sarmiento) y regresa al mundo de la peleas ilegales. De otra parte, mientras el Baby (Sebastián Vega) decide entregarse a las autoridades con la condición de que antes escuchen a Luisa (Julieth Restrepo); Ángela (Luz del Sol Neisa) visita a Vicente y sin que nadie se de cuenta, le entrega una fuerte suma de dinero.

Luisa y Silvia, en busca de soluciones sin pensar en las consecuencias de sus actos
En busca de soluciones para los problemas que aquejan a los jóvenes del colegio, Silvia (Valentina Acosta) y Luisa (Julieth Restrepo) visitan las casas de los estudiantes para hablar con sus padres y conocer el ambiente que los rodea. Mientras Luisa va a casa del Baby (Sebastián Vega) y descubre que su madre es invalida; Silvia visita la morada de Tania y se llevará una gran sorpresa cuando conozca a sus progenitores y sus costumbres. El Baby aprovecha una dinámica de grupo para acercarse a Luisa e intenta besarla. Y Vicente (Variel Sánchez) hablará con Ángela (luz del Sol Neisa) sobre los cambios radicales que desea hacer en su vida y de la ayuda que necesita.

Tania se rebela y su padre la apoya
Debido al despido injusto y arbitrario del que fue víctima Manuel (Claudio Cataño) por ser ex presidiario, Tania (Mónica Chávez)  se encadena a las puertas del colegio y exige el reintegro del joven al área de carpintería. Aunque el hecho causa revuelo entre los alumnos y padres de familia, Pedro (Álvaro Bayona), su progenitor, se une a la causa de su hija y le brinda todo su apoyo. Entre tanto, Manuel va a la entrevista de trabajo con el padre de Silvia (Valentina Acosta). El Baby (Sebastián Vega) y Vicente (Variel Sánchez) aprovechan que no pueden ingresar al colegio para irse al billar, sin imaginarse que hasta allí llegará Ángela (Luz del Sol Neisa) a regañarlo por irresponsable.

Vicente busca venganza, y Grillo será el encargado de darle el mensaje a sus contrincantes
Vicente (Variel Sánchez) no descansará hasta que los maleantes de la cárcel que intentaron matarlo reciban su merecido y secundado por el Baby (Sebastián Vega), enviará a Grillo (Diego Peláez) hasta donde ellos para ponerles una cita en el parque del barrio. Cuando Grillo se encuentra con los hombres, no tendrá una buena bienvenida. Entre tanto, Silvia y Luisa dan inicio a sus jornadas extra curriculares con los chicos del colegio y aunque a muchos no les gusta la idea de compartir su tiempo libre con ellas, será una buena forma de que las psicologías se integren con los jóvenes y su entorno.

Silvia se sale de su fiesta de compromiso y El Baby llama a Luisa, desesperado porque su madre se encuentra muy enferma
Después de que Juan Antonio (Andrés Juan) anuncia que él y Silvia (Valentina Acosta) han decidió unir sus vidas y que se casarán en menos de un mes, Silvia se siente incómoda y abandona su fiesta de compromiso. De otra parte, Yenifer (Zulma Rey) acepta salir con Grillo (Diego Peláez) sin imaginarse que el Baby (Sebastián Vega), su novio, se dará cuenta. Instantes más tarde, el joven llega a su casa y se da cuenta de que su madre se encuentra muy enferma y que la única que lo puede ayudar es Silvia por eso decide llamarla.

El Baby y Luisa más cerca que nunca
Gracias a Luisa (Julieth Restrepo), la madre del Baby (Sebastián Vega) recibe ayuda médica a tiempo y el jovencito aprovechará la cercanía con la estudiante de psicología para intenta seducirla. De otra parte, los intentos de Silvia (Valentina Acosta) por acercarse a los chicos del colegio son inútiles, pero con la ayuda de Manuel (Claudio Cataño) esto podría cambiar. No obstante, la joven tendrá que darle motivos suficientes a Manuel para que éste acceda a entrenar a los jóvenes y la ayude a ganarse su confianza y respeto.


Del 29 de noviembre al 10 de diciembre de 2010
por el Canal RCN