Teresa


Aurora luchará por Mariano

Teresa niega ante Arturo que tenga novio, mientras que Esperanza le advierte a Rubén que quiere formalizar su relación
Transcurren tres años y las cosas no cambian mucho, pues Teresa (Angelique Boyer) sigue con su ambición y aunque parece seguir amando a Mariano (Aarón Díaz), ante el resto de personas incluido el profesor Arturo (Sebastián Rulli), la joven afirma estar soltera y solo centrada en su trabajo  y estudio. Por su parte, Paulo (Alejandro Nones) sigue obsesionado con Teresa, y le pide que lo ayude con un trabajo. Sin embargo no es más que un plan del estudiante para poder estar cerca de su a su ex novia. Por su parte, Esperanza (Fabiola Campomanes) sigue como amante de Rubén (Manuel Landeta), pero le advierte que ya no soportará mucho más tiempo en esta condición pues quiere formalizar la relación. Y Aurora (Ana Brenda Contreras) regresa a la ciudad proveniente de Francia y la primera persona con quien se encuentra es con Mariano.

Arturo le confiesa a Luisa que ama a Teresa
Al regresar a la ciudad proveniente de Paris, Aurora (Ana Brenda Contreras) con la primera persona que se encuentra es con Mariano (Aarón Díaz), y al parecer sus sentimientos de amor hacia el joven no han cambiado. Por su lado, Aída (Margarita Magaña) busca a Paulo (Alejandro Nones) en su casa y se pone muy celosa al descubrir en el sitio uno de los  aretes de Teresa (Angelique Boyer); pero por consejo de Genoveva decide no reclamarle a su pareja por el hecho. Entre tanto, Arturo (Sebastián Rulli) le confiesa a Luisa (Fernanda Castillo) que ama a Teresa y que le propondrá matrimonio cuando ella termine su carrera universitaria, momento en el cual ya no serán alumna y maestro.

Teresa le cuenta a Arturo sobre los rumores que existen sobre una relación entre ellos dos
Armando, el padre de Teresa (Angelique Boyer), le comenta a Refugio que han cerrado el taller. Por la noticia, la mujer tiene una recaída de una enfermedad desconocida pero que la aqueja desde algún tiempo. Entre tanto, el doctor Ledesma (Toño Mauri) presenta a Mariano (Aarón Díaz) con Héctor, el padre de Aurora (Ana Brenda Contreras), quien será el nuevo director del hospital. El joven se asusta, pues recuerda que minutos antes, en una emergencia, vio a este señor sin bata y lo confundió con un ciudadano común, por lo que le pidió que evacuara la clínica. De otro lado, Teresa le cuenta a Arturo (Sebastián Rulli) que como él le regalará un apartamento, la gente cree que entre los dos existe una relación amorosa.

Luisa le aconseja a Arturo que hable con Teresa sobre sus planes con la joven
A pesar del inconveniente que tuvieron en su primer encuentro, Héctor, el padre de Aurora (Ana Brenda Contreras), y nuevo director del hospital se lleva una buena impresión al conocer a Mariano (Aarón Díaz). Por su parte, Luisa (Fernanda Castillo) anima a Arturo (Sebastián Rulli) para que hable con los padres de Teresa (Angelique Boyer) sobre sus deseos de formalizar una relación con la joven. Mientras Refugio sufre una extraña recaída de una enfermedad desconocida, Armando, el padre de Teresa, sale desesperado a buscar trabajo luego de enterarse que el profesor Arturo pretende regalarle un apartamento a su hija.

Teresa no acepta casarse con Mariano
Rubén (Manuel Landaeta), Aída (Margarita Magaña), Paulo (Alejandro Nones) y su madre, esperan la llegada de Teresa (Angelique Boyer) y Arturo (Sebastián Rulli) para que vean las escrituras del apartamento que compró el profesor, pero se llevarán una sorpresa cuando descubran que el sitio es para Luisa (Fernanda Castillo), la hermana del maestro, y no para su estudiante. Momentos después, Luisa, Arturo y Teresa brindan por el amor en el nuevo apartamento. De otro lado, Mariano (Aarón Díaz) le muestra a Teresa la alcancía en la que está ahorrando para que puedan casarse, pero ella le hace un desplante y le dice que no acepta. Mientras tanto, Arturo (Sebastián Rulli) habla con Armando (Juan Carlos Colombo) y le confiesa que está enamorado de Teresa.

Armando se entera que Arturo está enamorado de Teresa
Intrigado por saber realmente que realmente que quería Arturo (Sebastián Rulli) el día que fue a la vecindad, Armando (Juan Carlos Colombo), el padre de Teresa (Angelique Boyer), acude al despacho del abogado y lo interroga sobre la situación. Ante el hecho, Arturo decide confesarle al señor que está enamorado de su hija. Posteriormente, Mariano (Aarón Díaz) lleva a Teresa a su trabajo, y se despide de ella con un gran beso y un abrazo. De esto se da cuenta Arturo, quien arderá en celos al enterarse que la mujer que ama tiene un romance con otro hombre. A pesar de que no tienen nada sentimentalmente.

Aurora y Mariano serán los padrinos de Pablito, hecho que molestará a Teresa
Pablito le pide a Teresa (Angelique Boyer) que sea su madrina, pero ella se niega aludiendo que tiene muy poco tiempo y ser su madrina trae muchas responsabilidades, por lo que no quiere quedar mal con él. Ante la situación, el niño se lo pide a Aurora (Ana Brenda Contreras) quien acepta gustosa. Una jugada del destino hará que Aurora y Mariano (Aarón Díaz) estén muy cerca, pues él será el padrino, idea que no le caerá para nada bien a Teresa. De otra parte, luego del fuerte malentendido entre Arturo (Sebastián Rulli) y Teresa, el profesor cabizbajo le pide disculpas a su estudiante. Aunque Teresa acepta, le responde que no está dispuesta que nadie la maltrate,  que necesita tiempo para pensar y  por esa razón quiere unas vacaciones.

Debido al incumplimiento en los pagos del arriendo, la casa de Teresa puede ser embargada
Debido a la pelea que protagonizó Mariano (Aarón Díaz) en pleno hospital, Héctor (Óscar Bonfiglio), el director del lugar y padre de Aurora (Ana Brenda Contreras), se ve en la obligación de suspender por un tiempo al joven de su trabajo. Por otro lado, la casa de Teresa (Angelique Boyer) es embargada, pues Armando debe el arriendo de varios meses. Los vecinos de la vecindad recogen dinero, pero lo recolectado aún no alcanza la cifra que se debe. Con el dolor del alma, Mariano saca la alcancía en donde tiene los ahorros para realizar su matrimonio con Teresa, y le dice a la joven que si ella quiere pueden aportar ese dinero pero la boda se pospondría un buen tiempo.

Mariano se gradúa como médico, pero su felicidad se ve empañada por las recriminaciones de Teresa
Como el grado de Mariano (Aarón Díaz) se acerca, Teresa (Angelique Boyer) le da una lista a su novio de las personas que debe invitar a la celebración. Llega el día esperado, pero la felicidad de Teresa no dura ni dos minutos, pues al llegar al sitio de la reunión y darse cuenta de que Mariano invitó a la gente de la vecindad, a sus amigos de la carrera y hasta a las enfermeras, pero no a los altos mandos de la universidad como ella se lo había aconsejado. Iracunda por el hecho, la joven se va molesta del lugar no sin antes gritarle a su novio que no quiere compartir su vida con alguien tan mediocre como él.

Mariano y Teresa terminan su relación, y la joven se va a vivir a donde Arturo
Aunque ama a Teresa (Angelique Boyer) como a ninguna otra mujer, Mariano (Aarón Díaz) no soporta más que su novia esté obsesionada con el dinero y con salir de pobre, por lo que le pide que den por terminada su relación. Entre lágrimas el joven le advierte a Teresa que podrá tener a cualquier hombre a sus pies pero que nunca querrá a nadie como a él. Para completar, Teresa pelea por esto con su madre y pese a las suplicas de su padre, decide irse de la casa. La muchacha no encuentra otro lugar a donde ir, sino a la casa de Arturo (Sebastián Rulli), alegando que allí vive Luisa (Fernanda Castillo), su mejor amiga. Desde luego, las verdaderas intenciones de Teresa son otras.

Por el amor Teresa, Arturo y Mariano tendrán una fuerte discusión
La madre de Teresa (Angelique Boyer) tiene una fuerte recaída en su misteriosa enfermedad y es internada en el hospital. Al lugar llega Teresa y sin tenerlo planeado se encuentra con Mariano (Aarón Díaz), quien le reclama que se haya ido a vivir con Arturo (Sebastián Rulli). Para completar la molestia del médico, la joven le cuenta a su ex novio que hará un viaje con el profesor de la Barrera. Las cosas se pondrán peores cuando Arturo llegue al hospital y se entere que Mariano sigue tras los pasos de Teresa. Una  tremenda pelea se vivirá en plena clínica.

Teresa sigue seduciendo a Arturo
Rubén (Manuel Landaeta) le muestra a Esperanza (Fabiola Campomanes) el documento en el que se acredita que está en un proceso de divorcio con su esposa. La mujer le muestra los papeles a Teresa (Angelique Boyer) para que le confirme si son verdaderos. De otro lado, Teresa sigue con su estrategia de seducir a Arturo (Sebastián Rulli), y en esta ocasión la joven con una sensual pijama que deja boquiabierto al profesor, le confiesa que si ha aceptado su ayuda es porque lo quiere, pero que mientras trabaje con él, ella guardará su distancia. Los resultados no se hacen esperar, y el licenciado le cuenta a su alumna que desea que ella lleve los casos confidenciales de la oficina y que además espera que en un futuro ya no sean estudiante y docente, sino socios. 

Teresa consigue que Arturo sucumba ante sus encantos
Teresa (Angelique Boyer) le dice a Mariano (Aarón Díaz) que aunque lo ama, su relación no puede ser porque él nunca le podrá brindar las comodidades que se merece. Inmediatamente después, la joven va a la casa de Arturo (Sebastián Rulli), finge estar triste y consigue que el profesor sucumba ante sus encantos. Luego de muchos apasionados besos, el licenciado le confiesa a su alumna que la ha amado durante mucho tiempo y sueña casarse con ella. Por su parte, Luisa (Fernanda Castillo) se reencuentra con Fernando (Daniel Arenas), un amigo de su hermano que le ha gustado desde que era niña. Sin embargo, no todo es color de rosa, pues la mujer al enterarse que el concurso de construcción que ganó lo encabeza Fernando, cree que Arturo influyó en la elección del triunfador y por esa razón se desilusiona.

Marino golpea a Arturo, mientras que Teresa demuestra el poco amor que siente por su madre
Arturo (Sebastián Rulli) le cuenta a Teresa (Angelique Boyer) que Rubén (Manuel Landeta) lo invitó a la boda de Paulo (Alejandro Nones) y Aida (Margarita Magaña), y que aprovechará la ocasión para presentarla en sociedad como su prometida. La joven se alegra con esta noticia, pero más con la otra sorpresa que le tiene el profesor: un cheque en blanco para que pague los gastos hospitalarios de su madre. La maldad de Teresa se hace evidente cuando utilice este dinero para su propio beneficio y no para ayudar a su familia. De otro lado, Mariano (Aarón Díaz) ve llegar a Arturo a la vecindad y lleno de ira y celos de saber que el licenciado es pareja de Teresa, lo golpea.

Aurora le reclama a Teresa que anduviera al mismo tiempo con Mariano y Arturo
Mariano (Aarón Díaz) ve a Teresa (Angelique Boyer) y a Arturo (Sebastián Rulli) besándose, e iracundo pretende ir a enfrentarlos, pero Aurora (Ana Brenda Contreras) alcanza a convencerlo de que desista de su idea. Luego de esto, Aurora le reclama a Teresa que anduviera al mismo tiempo con Mariano y con el profesor de la Barrera. Entre tanto, Armando (Juan Carlos Colombo) le pide a Refugio (Silvia Mariscal) que se haga a la idea de que Teresa no volverá a su casa. Mientras tanto, Juana (Cynthia Klitbo), la madrina de Teresa, llega a casa de Arturo donde se hospedará para acompañar a su ahijada. En Cancún, Fernando (Daniel Arenas) y Luisa (Fernanda Castillo) además de trabajar arduamente en su proyecto, disfrutan juntos de la playa, el mar y el sol. La química entre la pareja se hace evidente.

Luisa descubre que Fernando tiene novia, mientras que Marino le pide una nueva oportunidad a Teresa
Mariano (Aarón Díaz) le dice a Arturo (Sebastián Rulli) que no tienen nada de que hablar sobre Teresa (Angelique Boyer), pues está claro que ella lo escogió a él, aunque le aclara que no fue por amor sino por conveniencia. Por su parte, la química entre Fernando (Daniel Arenas) y Luisa (Fernanda Castillo) sigue haciendo de las suyas, hasta que la mujer se entera que el empresario tiene novia. Es así como las ilusiones de la hermana del licenciado de la Barrera se van al piso, y su decepción es grandísima. Marino no se rinde y busca a Teresa para afirmarle que deben volver a intentarlo.

Aurora le revela a Teresa que luchará por el amor de Mariano
Mariano (Aarón Díaz) sigue a Teresa (Angelique Boyer) y apenas tiene la oportunidad, la aborda para pedirle que desista de su idea de casarse con Arturo (Sebastián Rulli). Esta vez la joven intenta dejarle bien claro a su ex pareja que no quiere nada más con él. Posteriormente, Teresa se llevará una verdadera sorpresa cuando Aurora (Ana Brenda Contreras), su mejor amiga, le revele que luchará por el amor de Mariano, ahora que ella se convertirá en la esposa del licenciado de la Barrera. De otro lado, luego de conocer que Fernando (Daniel Arenas) tiene una relación muy cercana con otra mujer, Luisa (Fernanda Castillo) intenta rechazar todas las propuestas del empresario, pero le es muy difícil por la fuerte atracción que siente por el mejor amigo de su hermano.

Mayra está a punto de descubrir la infidelidad de Rubén, y Luisa le pide a Fernando que hablen seriamente sobre su relación
Luego de que Teresa (Angelique Boyer), bajo un seudónimo, le envíe a Aída (Margarita Magaña) una fotografía de Rubén (Manuel Landeta) y Esperanza (Fabiola Campomanes) besándose, la joven busca a su padre para reclamarle que le sea infiel a su madre. Justo en ese momento al lugar llega Mayra (Dobrina Cristeva). Por su parte, Teresa finge no estar enojada con Aurora (Ana Brenda Contreras) por la confesión que le hizo sobre su amor por Mariano (Aarón Díaz). En Cancún, Luisa (Fernanda Castillo)  le pide a Fernando (Daniel Arenas) que aclaren de una vez si podría existir una relación seria entre los dos.



Del 15 de noviembre al 10 de diciembre de 2010
por el Canal RCN