..:GACETA, DULCE PARAÍSO 078:..

GACETA, DULCE PARAÍSO
(Número 078):


SUMARIO
(del 26 de abril al 9 de mayo de 2010):

NOTICIAS:
  • Christian Bach vuelve a ser una villana mexicana.
  • Pedro Sicard luchó para ser el amante de Christian Bach.
  • Mauricio Henao comienza su carrera actoral.
  • Martín Karpan y John Alex Toro, de nuevo juntos.
  • Manolo Cardona se convierte en gay en una película.
  • Amaia Salamanca dará vida a Doña Letizia Ortiz.
  • Mario Cimarro niega haber maltratado a Ninel Conde.
  • Fabiola Campomanes se separa de su esposo.
  • Jencarlos Canela pierde su primo.
  • Marimar Vega apoya a los nuevos talentos.


ENTREVISTAS:

  • Anasol Escobar.
  • Ricardo Vélez.


TELENOVELAS:

  • A corazón abierto.
  • Infamia.


RESÚMENES:

  • El Clon.
  • ¿Dónde está Elisa?
  • Perro Amor.
  • Bella Calamidades.
  • La Bella Ceci y El Imprudente.
  • Gabriela, giros del destino.
  • Yo no te pido la luna.
  • Rosario Tijeras.
  • Amor sincero.
  • Pandillas, Guerra y Paz II.
  • Las Detectivas y El Víctor (FIN).
  • Amor en custodia.



Encuesta: ¿Qué telenovela sobre cantantes te gusta más?

  1. 'Amor sincero', con Marbelle.
  2. 'Yo no te pido la luna', con Anasol.

. . : NOTICIAS : . .

Christian Bach vuelve a ser una villana mexicana


Christian Bach se siente en un momento de mucha creatividad artística. La actriz, que inició su carrera interpretando personajes antagónicos, disfruta la dualidad de María Julia en la telenovela ‘Infamia’ (que es conocida en México con el nombre de ‘Vidas robadas’).

“Me divierte sobremanera la forma en la que María Julia Fernández Vidal utiliza y se sirve de los hombres”, dice Christian Bach acerca de la villana que encarna en la telenovela.

El personaje de la actriz rompe esquemas de visiones tradicionalistas: “Esta mujer que me tocó encarnar se permite libertades. Hay cuestiones que a los hombres se les aplauden y en las mujeres resultan reprobables. Para esta dama, esas diferencias convencionales no representan ningún problema. Es una villana con poder de selección. Ya tocaba que en una historia las mujeres usáramos a los hombres indiscriminadamente y sin remordimientos”.

Christian, quien ha disfrutado de un matrimonio feliz con Humberto Zurita desde 1986, es madre de dos jóvenes y talentosos hijos, Sebastián, quien se ha sabido cotizar bien tanto en telenovelas como en el cine, y Emiliano. La actriz que nació en Argentina pero se labró una gran trayectoria profesional en México, atribuye la armonía en su familia a que ha sabido equilibrarla como un equipo, y que al final de cuentas, su gran tesoro son sus hijos. “Ellos son el verdadero amor de mi vida”, afirma la actriz, quien en el proyecto que la trajo de regreso a la pantalla chica de México, después de 10 años trabajando fuera del país, interpreta a una villana poderosa que no cae en el maniqueísmo.

-¿Cómo definirías a tu personaje de Infamia?
Es un personaje muy atractivo, porque te diría que es la mentalidad de un hombre en el cuerpo de una mujer. Es como estamos acostumbrados a ver a los hombres en la televisión ejerciendo el poder, no compartiéndolo. Creo que los políticos me van a entender perfectamente a que me refiero (risas). Es una persona muy ambiciosa que no la detiene nada, lo imposible para ella es sólo un poco más difícil. A pesar de que es un melodrama, de un corte clásico, mi personaje es muy moderno, esto que estamos acostumbrados a ver en los hombres, que tienen amantes más jóvenes; lo aceptado en los hombres, pero no en las mujeres. Ahora, en esta época que se llama, como el cougar time en Estados Unidos, Demi More, las Madonas, este personaje en México no se ha visto. Entonces para mí es realmente muy divertido.

-¿En que te pareces al personaje?
A medida que me van dando capítulos, te diría que en nada. Esta mujer es casi una psicópata. O sea, es un personaje que no tiene culpas, que no tiene valores, es un personaje realmente muy difícil, porque yo soy una actriz vivencial.

-¿Qué es lo atractivo de esta mujer: su lado feminista o femenino?
María Julia es demasiado femenina, no feminista. En eso se parece a mí. Amo profundamente a los hombres y sus diferencias con nosotras. He tenido grandes ejemplos de masculinidad, desde mi padre, mi marido, hasta Ernesto Alonso y Emilio Azcárraga Milmo. Estoy con el hombre, no contra él y para mí eso es lo femenino. Pero es importante romper esquemas acartonados. Un hombre que anda con una mujer más joven, es un envidiado semental. En cambio, una mujer que tiene una pareja más joven, es una aprovechada, para los ojos de la sociedad. Esa situación simplemente refleja falta de tolerancia.

-Dicen que las villanas resultan más divertidas...
A mí me divierten más. Ernesto Alonso, con el que he trabajado más en mi vida, y ha sido mi pilar en la televisión, siempre me creó personajes fuertes, que de pronto tienen actitudes avillanadas, pero así es como uno es en la vida. A mí no me han tocado las protagonistas tan tontas, no me gustan. Uno tiene un cóctel de diferentes cosas, no hay personas tan buenas en la vida real, a lo mejor esas son las peores las que aparentemente son las mosquitas muertas.

-¿Por qué ‘Infamia’ cumplió los requisitos para volver a la televisión?
Hay un nuevo aire en Televisión Azteca, que se debe a la llegada de Alberto Santini. Él llegó a México tras triunfar en la televisión de habla hispana en Estados Unidos. Vino a hacer cambios y logró dar una nueva energía. Es un tipo trabajador y brillante, que gusta de los riesgos. El segundo punto que me decidió a aceptar el proyecto, fue trabajar con Georgina Castro (la productora), quien cuenta con 23 años que la avalan y muchos éxitos. En ella confío plenamente. El tercer punto decisivo es la historia de la pluma de Jorge Maestro, un autor argentino que tiene innumerables éxitos. Me gusta el estilo de los personajes, que no son los clichés a los que estamos acostumbrados. Aquí hay papeles matizados, al estilo de las miniseries anglosajonas, que son más humanas que la telenovela clásica.

-¿Valió la pena salir de tu zona de confort en Miami?
Creo que esos 10 fueron años productivos fuera de la televisión mexicana, porque gané terreno en cine. En Ecuador hice ‘La bienamada’. Después hice ‘La casa de las sanaciones’, un thriller al lado de Mauricio Islas. Luego protagonicé ‘Deseo’, una película producida por Diana Rood (Man of fire). Se trata del debut cinematográfico de Ari Borovoy y cuenta la historia de una mujer grande que se enreda con un chavito.

-¿Cómo has cambiado actoralmente desde tu primera vez en la actuación?
Uno en la vida va madurando como persona y, si eres inteligente, maduras como actriz, también. Yo siento que quizá mi forma de ver un personaje, mi forma de ver la vida es distinto, y eso va haciendo que tu no seas viejo. Ahora yo pienso en personajes de mi edad. Yo creo que la gente se desubica cuando no es congruente con su edad y los personajes que puede realizar.

-¿Y cómo te describirías?
Soy el común denominador de una mujer latinoamericana. Todos llevamos dos sueldos a la casa. Todas trabajamos y llevamos en una forma paralela, un hogar. En mi caso, soy abogada, soy bailarina clásica. Siento que la educación es la base de todo. Lucho por una igualdad con posibilidades para la gente. Creo en la educación gratuita. La gente tiene qué arrancar desde el mismo punto para poder desarrollarse. Después, según la tenacidad y las cualidades, hay diferencias. Creo que la educación es un cheque al portador que tarde o temprano se cobra, y que las oportunidades, a todo mundo se le presentan. Pero, no todo mundo está preparado para recibirlas. En cuanto mujer, me siento muy realizada. Mi prioridad son mis hijos. Creo que el amor absoluto son los hijos, lo demás es relativo, porque si te quieren, quieres. O sea como veo doy. Los únicos que pueden hacer lo que quieran y los sigues queriendo incondicionalmente, son los hijos. El que no los tenga o no los pueda tener, que adopte. Eso es algo en la vida que no se puede perder, es mi prioridad de vida. Como actriz, me siento muy desarrollada, muy contenta. Creo que lo más importante para mí es lograr un lugar en el público, de cariño, de prestigio y una carrera de años. Creo que el éxito lo puede tener cualquiera, no todos los buenos tienen éxito, ni todos los exitosos son buenos. Siento que en realidad es una cuestión de trayectoria, lo importante es la gente que se conserva durante muchos años, les puede gustar o no la película, o la telenovela, pero saben que es honesta la presentación.

-¿Y qué planes futuros tienes esperándote?
En septiembre de este año estaremos iniciando las filmaciones de la segunda dirección cinematográfica de Humberto Zurita (mi esposo), titulada ‘Me olvidarás’, de la inspiración del dramaturgo Engelberg Meyenberg. Será una coproducción de mi marido y mía, en sociedad con mi hijo Sebastián. Se rodará en Madrid, San Miguel de Allende y en la Ciudad de México. Trata la controvertida polémica de la adopción de niños para parejas gays. El protagonista es mi hijo Sebastián.

-¿Qué opinas de las adopciones por parte de las parejas homosexuales?
El tema va más allá de ser pro-gay o anti-gay, es más bien un asunto de alegrarse con la felicidad del otro. Eso es medular, que todo el mundo tenga la libertad de ser feliz como le parezca adecuado y sin escondites o remordimientos.

-¿Cuál es el secreto de tener un matrimonio tan estable?
El nuestro es un amor a prueba de lo que sea. Se fue fortaleciendo hasta hacerse indestructible con la llegada de los hijos. Ellos son el verdadero amor de mi vida. Uno aprende que las relaciones de pareja se convierten en el mejor espejo de la Ley del Talión (“ojo por ojo y diente por diente”). Se portan bien contigo, correspondes. Si se portan mal, reaccionas en consecuencia. Pero, Humberto y yo ya estamos más allá de todo eso. Somos un equipo y funcionamos en la parte que hace falta juntos y por separado. Somos grandes amigos y nos apoyamos incondicionalmente. Además, el divorcio es muy caro (risas).

-¿Tu esposo Humberto Zurita se llega a poner celoso por las escenas de besos?
A estas alturas, por favor. Esto es un trabajo y además un personaje de ficción. Si los chavos que empiezan en esta profesión lo tienen claro, más él, con tantos años en esto. Que tengas una pareja en la telenovela no significa que vayas a tener algo con ella en la vida real.

-¿Te gusta llevar el mando en una relación o se lo dejas al otro?
No hay un mando en una relación. Hay que ser cómplices de lo que vas a vivir. Es un juego de dos.

-¿Cómo cultivas la belleza interna y externa?
La interna, dándole la importancia a las cosas esenciales, que son mis amores, mi familia. La externa, tengo disciplina por el ballet clásico y contemporáneo. Soy bailarina. A partir de los 30 años, empecé a cargar pesas, a practicar kick boxing y spinning. Voy cinco veces al gimnasio y hago dos horas de ejercicio diarias; tengo una alimentación sana.

-¿Piensas en ser abuela?
Creo que para lo único que no estoy lista es para ser abuela. Tengo claro que en mi ciclo es lo consecuente, pero no sé si mis hijos estén listos para ser padres.

-¿Regresarías a abrirte camino nuevamente en tu país natal?
Ya no regresé nunca más a Argentina, más que de visita, y por supuesto, no hubiera podido tener la carrera que he tenido en México, porque la proyección que tiene México, no la tiene nadie.

Pedro Sicard luchó para ser el amante de Christian Bach


El actor de origen cubano, Pedro Sicard, de 41 años, tiene un rol protagónico en la telenovela ‘Infamia’ (‘Vidas Robadas’), como el ambicioso amante de María Julia (Christian Bach).

Egresado del Centro de Educación Artística primero en Televisa (‘La Usurpadora’) y años más tarde en TV Azteca (‘Secretos del alma’, ‘Montecristo’, ‘Machos’, ‘Las Juanas’, ‘Cambio de Vida’, ‘Dos Chicos de Cuidado en la Ciudad’, ‘El País de las Mujeres’), Pedro Luis Sicard Sánchez no quiere encasillarse en ningún medio porque “en esta carrera uno nunca sabe adónde irá a parar”, según dice él mismo.

-¿Cómo es José Enrique, tu personaje en ‘Infamia’?
Es un sinvergüenza, un maldito. Pero es muy divertido. Soy hijo de Antonio (Pepe Alonso) e hijastro de María Julia (Christian Bach), y mi relación con ella es de complicidad, nos sabemos secretos, aparte soy su amante, imagínense, amante de la esposa de mi padre.

-Apareces en escenas pasionales con Christian Bach, ¿cómo hacéis creíbles estas escenas?
Este personaje en especial luché bastante por conseguirlo y se ha convertido en todo un reto. Debe ser el amante intenso de la protagonista. Para empezar, uno debe quitarse de la mente que en este caso se trata de Christian Bach, toda una estrella, una mujer casada y madre de dos hijos. Uno se compromete al cien en la actuación. A Christian lo que más le preocupa y le ocupa es ser actriz. Por respeto a la compañera en las escenas íntimas, uno debe guardar la higiene personal, dar confianza a tu pareja. El escritor Jorge Maestro tiene muy bien definidos a sus personajes y uno como profesional debe desarrollarlos.

-¿Cómo llegaste a esta producción?
Me ofrecieron algo similar y dije: “me interesaría hacer algo opuesto, ¿qué otros personajes hay?”. Me hablaron de José Enrique y le dije: “pruébame y luego decides”. Afortunadamente me quedé con el papel, fue una sesión larga de casting, vinieron muchos actores, pero creo que la química se dio con Christian Bach desde que nos vimos, porque no nos conocíamos.

-¿Y cómo te sientes interpretando a villanos?
Esas travesuras y diabluras que habitualmente uno no hace en la vida, las puedes realizar, yo estoy disfrutando mucho a este villano. Además estoy disfrutando trabajar con Christian Bach que es una excelente actriz, aparte de ser una productora nata, realmente es alguien que todo el tiempo está produciendo se le ocurren muchas cosas, estoy aprendiendo muchísimo a su lado.

-¿Qué pasará con tu personaje a lo largo de la historia?
Esta es una historia original, por lo tanto se está escribiendo todavía; no sé qué giro vaya a tomar el personaje, pero aunque lo supiera no lo adelantaría (risas), para que vean la telenovela. Creo que José Enrique en algún momento dará un giro, tomará conciencia, porque es alguien que está empujado por el amor de Julia y muchas cosas las hace en contra de su voluntad, está muy enamorado, desde que era adolescente.

-¿Te preocupa el rating?
El rating preocupa, los números siempre hablan, pero eso no está en las manos de uno. Nos toca competir con la telenovela que tiene el rating más alto de Televisa (‘Hasta que el dinero nos separe’). Nosotros estamos empezando como un nuevo producto y es difícil, estamos conscientes; pero como actor mi trabajo es hacer bien mi trabajo, y los rating y demás que se encarguen otras personas.

-En ‘Infamia’ eres amante de una mujer mayor en edad, ¿te ha sucedido en la vida real?
Así me ocurrió con mi ex. La madre de mi hijo es mayor que yo. Cuando yo era más joven sí me llegó a ocurrir salir con mujeres que me llevaban más años y, por supuesto, experiencia.

-En lo personal, ¿cuál consideras la peor traición?
En lo emocional, durante una relación afectiva el peor daño es la infidelidad porque causa desilusión y desencanto, además de que baja la autoestima.

-¿Dónde te sientes mejor: en teatro, cine o televisión?
Yo estudié actuación de teatro básicamente, pero hago de todo, teatro, cine, televisión, radio, no soy actor de ningún medio. Aunque hay algunos actores que sólo trabajan para cine, por ejemplo, siempre hay que estar abiertos a cualquiera, ya que uno nunca sabe cuando lo van a llamar.

-¿Qué es lo que más pudor te ha dado al grabar escenas sensuales con Christian Bach?
Que sea una mujer casada, madre de dos hijos y una gran estrella.

-¿Qué cuidados tienes con tu pareja de actuación en esas secuencias?
Tener buena higiene, bañarte, oler limpio, cepillarte los dientes o a veces un chicle.

-¿Pusiste más empeño en tu acondicionamiento físico?
Pues, sí. Cuando me dieron el personaje, la productora Gina Castro me dijo: “tienes que bajar unos kilitos”.

Mauricio Henao comienza su carrera actoral


Mauricio Henao se convierte en uno de los nuevos rostros de la televisión internacional gracias a ‘¿Dónde está Elisa?’. El joven actor colombiano debuta estelarmente en la nueva telenovela de la cadena Telemundo interpretando a Eduardo Cáceres.

El joven actor colombiano Mauricio Henao da vida en la serie a un joven de 17 años, hijo de Cecilia Altamira (Catherine Siachoque) y Bruno Cáceres (Roberto Mateos), es estudioso, reservado y amante a todo lo que tenga que ver con la tecnología, su prioridad en la vida es su hermana menor Flor (Carmen Aub), quien busca en Eduardo la figura paterna que siempre le hizo falta. Eduardo siempre ha sentido una gran atracción por su prima Elisa (Vanessa Pose), lo cual desata una fuerte rivalidad entre él y su primo Santiago (Jason Canela). A raíz de la desaparición de Elisa, se descubren varios secretos que dejarán al descubierto que su familia no era tan perfecta como parece.

Mauricio Henao, quien es de padres colombianos, vivió y estudió gran parte de su vida en la ciudad de New York, y se considera un joven que vive la vida de una forma muy tranquila, disfrutándola al máximo día a día y sin preocuparse en el mañana.

Aunque este es su primer trabajo en televisión, el talento de esta joven figura dará mucho de qué hablar, convirtiéndole así en uno de los actores de la nueva generación del mundo del entretenimiento a nivel internacional. Este joven de 23 años estudió actuación durante un año y medio. El asunto es el sacrificio que implicó llevar adelante sus estudios.

-¿Cómo definirías a tu personaje de ‘Dónde está Elisa’?
Eduardo siempre ha sentido una gran atracción por su prima Elisa, lo cual desata una fuerte rivalidad entre él y su primo Santiago. Eduardo es un muchacho muy serio, muy estudioso y que siente una gran atracción por la tecnología.

-¿En qué te pareces a Eduardo, tu personaje?
Creo que ambos nos parecemos en el gusto por la tecnología. Bueno, si yo tuviera una prima tan bonita como Elisa también me parecería a Eduardo en eso (risas).

-¿Y cómo te sientes trabajando por primera vez al lado de grandes estrellas de la actuación?
Imagínate, a esta gente yo la veía en televisión y ahora comparto cada día con ellos. Ahora les veo de carne y hueso. Para mí es algo increíble.

-¿Intentas aprender de ellos?
Soy como una esponja. Trato de aprender cada día de los consejos que me dan Catherine Siachoque y Gabriel Porras. De todos los miembros del equipo. Somos como una gran familia.

-¿Hay complicidad entre vosotros?
Por supuesto. Llegamos y nos juntamos antes de empezar a grabar. Conversamos no sólo de la telenovela, sino de nosotros, de nuestras vidas. Gabriel Porras siempre dice que la química que tenemos fuera de cámaras se refleja en nuestro trabajo.

-¿Cómo te definirías a ti mismo?

Soy un enamorado de la actuación. Siempre soñé con verme en la pantalla chica. Pero lo veía difícil. Ahora que se hizo realidad, todavía me cuesta creerlo. Te confieso que era algo que veía muy lejos, pero siempre tuve la confianza y la paciencia de saber que iba a lograrlo.

-¿Cuándo decidiste convertirte en actor?
Toda la vida soñé con ser actor, pero jamás imaginé que mi primer trabajo sería al lado de grandes figuras a las que siempre he admirado como Catherine Siachoque, una mujer hermosa quien siempre, antes de grabar una escena tiene algún consejo o alguna palabra bonita para conmigo, eso es algo que valoro mucho y que me hace cada día ser más responsable y cuidadoso con mi trabajo.

-¿Cómo fueron tus inicios en la actuación?
Yo vivía en Orlando y estudiaba en Miami. Mis clases eran dos veces a la semana. Tenía clases a la una de la tarde, así que salía de Orlando a las 6 de la mañana, tomaba mis lecciones y a las 7 de la noche me regresaba a Orlando manejando. A veces el tráfico era insoportable. Recuerdo que en una ocasión había un accidente en la autopista y llegué a Miami a las seis de la tarde, prácticamente a la hora en que debía estar saliendo de clases. A veces me sentía agotado porque tenía que preparar mis ejercicios para mis clases de arte dramático.

-¿A qué te dedicabas antes de ser actor?
Yo trabaja en un laboratorio oftalmológico y, a pesar de que mis compañeros me caían súper bien, nunca les conté de las clases de actuación. Tampoco lo hice con mis amigos. Creo que sí le conté a una sola persona, fue mucho. Ese era mi proyecto. Quería que la gente se enterara cuando me vieran trabajando.

-¿Cómo llegaste a esta producción de Telemundo?
Me enteré a través de mi profesor de actuación de que Telemundo estaba realizando audiciones para este proyecto. Me presenté. Algo en mi corazón me decía que había obtenido el papel, pero también estaba ansioso. Yo me sentía seguro de mis capacidades, porque además cada clase que avanzaba en mi curso me daba como más firmeza y me decía: “sigue, sigue”. Como al mes me llamaron y me dijeron que el papel era mío y la verdad me quería como morir, como desmayar. No sé. Creo que nunca había estado tan emocionado.

-Creciste prácticamente toda tu vida en Queens (Nueva York), ¿cuánto tiempo llevas ahí?
Llevo en este país doce años. Prácticamente me críe aquí, así que gracias a Dios soy totalmente bilingüe.

-¿Cuál es tu gran sueño?
Sueño con hacer cine. Me encantaría llegar a Hollywood, quién dice que no ¿verdad? Lo importante es soñar en grande.

Martín Karpan y John Alex Toro, de nuevo juntos


Martín Karpan y John Alex Toro regresan a la comedia juntos, de nuevo en un proyecto para el Canal Caracol. La pareja de actores se convirtieron en un sello de éxito hace dos años al compartir protagonismo en ‘Nuevo rico, nuevo pobre’, y ambos se preparan para grabar una nueva comedia.

Karpan no da detalles del programa, sólo apunta a expresar la comodidad que implica reencontrarse con Toro. “Hay una simbiosis interesante, esperemos que la fórmula nos vuelva a funcionar, lo cierto es que este reencuentro es como un paseo por el parque o ir a la casa de unos amigos donde ya hay mucha confianza”, comenta.

Frente a la tesis de que la receta Karpan-Toro puede ser una tabla de salvación para Caracol en su tarea de recuperar audiencia, el argentino prefiere no profundizar en el tema.

“Tener el peso de crear un éxito es una carga muy grande para el actor. Lo que uno hace es cumplir con su trabajo y esperar que todos los ingredientes que hay detrás de un producto funcionen”, asegura.

Ese principio le ha funcionado desde cuando apareció en ‘El auténtico Rodrigo Leal’, que lo hizo conocer en este país y lo disparó a otras propuestas como ‘Te voy a enseñar a querer’, ‘El cuerpo del deseo’ y la versión cinematográfica de la comedia de enredos ‘Infraganti’, entre otros, logrando calar entre los televidentes y dándole el estatus de galán.

“Eso de galán es un rótulo que impone el medio. Si yo no trabajara en televisión no lo sería. Me causa mucha gracia y no me molesta para nada pero es algo que no controlo ni está en mis manos”, asegura

Martín Karpan, que acaba de estrenar la serie ‘Kdabra’ por el canal Fox, confiesa que está solo y dedicado a su hijo de un año y nueve meses que tuvo con la actriz Zharick León.

Manolo Cardona se convierte en gay en una película


Manolo Cardona no va contra la corriente. El nuevo reto del actor colombiano ha sido realizar su primer papel como homosexual en la película ‘Contracorriente’.

Puso condiciones serias para filmar la película del director peruano Javier Fuentes-León: cero foto fija durante las escenas, no más de cuatro personas durante el rodaje de las mismas y cero desnudos de frente. Manolo Cardona nunca había hecho un personaje de homosexual, y si bien no le importa lo que piensen o digan de él, tuvo algunas dudas en interpretar a Santiago.

Al final se dejó llevar por su intuición y está contento con los resultados. La película ha ganado cuatro premios del público en Montreal, Cartagena, Sundance y Miami.

La historia cuenta como Santiago (Manolo Cardona), un pintor colombiano, llega a las costas del norte peruano para buscar inspiración. Allí, conoce a Miguel (Cristian Mercado), un pescador casado, con el que mantendrá una relación prohibida.

-Manolo, ¿te gusta vivir contra la corriente?
No, no soy rebelde, pero si voy contra la corriente en la violencia, la intolerancia y las desigualdades, y de todo lo negativo.

-¿Cómo fue la experiencia de interpretar al homosexual Santiago?
Es un personaje bastante introvertido, solitario, con mucho amor para dar y hará lo que sea por ser fiel a sí mismo. Interpretarlo fue un proceso interesante.

-¿Pensaste más de dos veces el aceptar al personaje?
Sí, lo pensé, porque era un reto hacerlo, pero gracias a Dios seguí mi intuición y lo hice porque ha sido gratificante y nos ha ido muy bien, gracias a Dios.

-¿Te daba temor el tenerlo que interpretar?
No temor, pero no me gustaba tener que pensar en la idea de estar con otro hombre. Lo afronté de una manera más profesional y el resultado es increíble.

-¿Te costó trabajo hacer las escenas íntimas?
Me costó mucho, pero Javier Fuentes, el director, nos cuidó y al final no resultó tan tormentoso.

-¿Tu familia, tu novia o tus amigos te sugirieron no hacer la película?
Digamos que hubo gente que me dijo que no lo hiciera, pero yo no les escuché y seguí mi intuición que me decía que sí.

-¿Y en algún momento, te atemorizó lo que pensaran de ti después de esta película?
No, para nada. No me preocupa lo que la gente piense de mí. Sé quien soy y la gente que me conoce sabe bien quién soy. Saben que lo hice con todo el profesionalismo del mundo y porque era un reto para mí. Sé que me gustan las mujeres y no me voy a preocupar porque alguien piense algo raro.

-¿Cómo fue trabajar con Cristian Mercado?
Es un gran actor, una gran persona, nos hicimos muy amigos cuando llegué a Perú. Le quiero mucho.

-¿Alguna moraleja de esta película?
Sí, claro, la más importante es la tolerancia que debemos tener hacia los demás, sobre todo hacia la condición humana de ser homosexual o ser lesbiana. Es tener respeto, es entender y es dejar vivir a la gente. Creo que el amor no debe tener ningún tipo de tabúes.

-Ahora eres empresario, ¿cómo va esa faceta?
Bien, tengo mi productora ‘11:11 Films’ en sociedad con mis hermanos y un amigo y vamos bien. Estamos desarrollando varias series de televisión y proyectos cinematográficos. Empezamos a rodar ‘El cartel de los sapos’ el primero de agosto, haremos otra para final del año y tenemos listo ya el calendario del 2011.

-¿Por qué no estarás en la segunda parte de ‘El Cartel’?
Por un tema de tiempos, estaba en España cuando supe del proyecto y no pude cuadrar los horarios.

-¿Serás el protagonista de la película sobre esta serie que adelanta tu productora?
Sí, voy a participar en ella. Estaremos los mismos que estuvimos en la primera parte.

-¿Prefiere la 'Rosario Tijeras' de la televisión o la que hiciste tú mismo para el cine?
Me gusta nuestra película, pero me parece chévere la serie. Es un formato novedoso, me gusta el tratamiento de cámaras y el look que le han dado. Me gusta.

-¿A quién te encomiendas para que todo te salga bien?
A la Virgen de Guadalupe y a Diosito. En general, a la energía divina, a los maestros de luz.

-Te volviste un actor muy cotizado, ¿en qué momento tu vida dio ese giro?
Digamos que siento que apenas estoy empezando. Me siento con esa energía de hacer cosas, armar proyectos, interpretar varios personajes, no siento ningún tipo de presión, más bien siento que algo bonito está por iniciar.

-¿Soñabas con todo este prestigio?
He luchado para ser honesto conmigo mismo y al serlo he demostrado honestidad en mi trabajo, en mi proceder y en mi vida personal. Han sido la consecuencia de lo que he ido sembrando y lo que estoy recogiendo ahora.

-¿Qué película no harías?
Una de porno.

-¿El chisme que más te ha ofendido?
No me ofenden porque ni les paro bolas. No me ofende lo que diga la gente.

-¿A quién no soportas?
No soporto a la gente pesimista.

-¿Con qué actriz colombiana te gustaría protagonizar?
Con muchas, tengo muchas amigas. Con Angie Cepeda, Juanita Acosta, hay varias amigas con las que me gustaría trabajar.

-¿Qué vicios tienes?
No tengo, pero algo que se asemeje: las mujeres, es un vicio que tengo como tal.

-¿Qué te enamora de una mujer?
El olor, el sentido del humor, que sea inteligente y, sobre todo, que me quieran mucho.

-¿Qué te desencanta?
Un mal olor y la deshonestidad.

-¿A qué director admiras?
Muchos, pero en Colombia admiro a Carlos Moreno y en Argentina, a Juan José Campanella.

-¿Y a qué actor?
Sean Penn y Daniel Day Lewis.

-¿Qué efecto tiene el fútbol en tu vida?
De pasión, de locura y de frenesí.

-¿Eres metrosexual?
No para nada. Cero vanidoso.

-¿Por qué te volviste actor?
Por convicción.

-¿En qué te gastas el dinero?
En viajes, y en cosas que me queden. No soy de los que me la gasto en lujos ni nada de eso.

-¿Cuál es tu peor defecto?
La impaciencia.

-¿A qué cosas le temes?
A pocas cosas, una de ellas, a no tener buena salud.

-¿Por qué no has hecho teatro?
Porque no he tenido tiempo, pero quiero hacerlo en Colombia.

Amaia Salamanca dará vida a Doña Letizia Ortiz


Amaia Salamanca dará vida a Doña Letizia Ortiz en la miniserie de Los Príncipes de Asturias, que prepara Telecinco. “Me impone bastante dar vida a un personaje como Letizia Ortiz”, comenta Amaia. Cuatro destacados nombres de la interpretación: Fernando Gil, Amaia Salamanca, Marisa Paredes y Juanjo Puigcorbé, protagonizarán ‘Felipe y Letizia’, la nueva tvmovie de Telecinco sobre Felipe de Borbón y Grecia y Letizia Ortiz Rocasolano, Príncipes de Asturias.

El reputado guionista y director catalán Joaquín Oristrell, galardonado con el Goya al Mejor Guión Original por ‘Todos los hombres sois iguales’ en 1995 y con una Biznaga de Plata del Festival de Cine de Málaga al Mejor Guión por ‘Sin vergüenza’ en 2001, es el director y autor del guión de esta nueva ficción televisiva producida en colaboración con Brutal Media, en la que Fernando Gil y Amaia Salamanca se pondrán en la piel de la pareja real y Juanjo Piugcorbé y Marisa Paredes encarnarán a los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía.

‘Felipe y Letizia’ abordará las distintas etapas que atravesó la pareja real durante su noviazgo: la velada en la que se conocieron, sus primeros encuentros, el anuncio oficial de su compromiso, los primeros actos a los que asistieron como prometidos y su boda en la Catedral de Santa María La Real de la Almudena en Madrid, entre los episodios más significativos que marcaron su relación antes de su enlace matrimonial.

Además, recogerá los obstáculos a los que tuvo que hacer frente la pareja por parte de los sectores más conservadores de la sociedad, los medios de comunicación e incluso integrantes de su círculo más cercano, que esperaban que el Príncipe escogiera como esposa a una candidata de sangre azul.

La actriz madrileña Amaia Salamanca ha comentado cómo afronta este nuevo proyecto en su carrera: “Estoy muy ilusionada de tener la oportunidad de interpretar este papel, aunque me impone bastante por todo lo que implica dar vida a un personaje tan conocido como Letizia Ortiz”.

Asimismo, ha indicado su deseo de contactar con la Princesa de Asturias: “Intentaré comunicarme con ella de alguna manera para que me dé su punto de vista y por si hay algo que quiere destacar en especial sobre su relación con el Príncipe”.

Por último, ha definido al equipo artístico de la ficción como “un repartazo. Es un placer poder trabajar con dos actores tan veteranos y conocidos como Marisa Paredes y Juanjo Puigcorbé. Con respecto a Fernando Gil, siempre le he conocido en papeles cómicos y ahora tendrá la oportunidad de ofrecer un registro diferente”, finaliza Amaia.

Mario Cimarro niega haber maltratado a Ninel Conde


Después de que se comenzaran a transmitir en varios medios de comunicación ciertas imágenes en donde se puede apreciar al actor Mario Cimarro jaloneando a Ninel Conde, el protagonista de la telenovela ‘Mar de amor’ quiso dar su versión de lo sucedido a través de un comunicado.

Mediante un boletín proporcionado por la agencia que lo representa, el actor aclara que las fotografías “en donde el actor Mario Cimarro, por un lado jalonea y por otro le muestra las manos quemadas de su personaje (Víctor Manuel) a Coral, personaje interpretado por la señora Ninel Conde, corresponden a escenas grabadas de la telenovela ‘Mar de Amor’”.

También se acusa a los responsables de manipular dicha información de “afectar la imagen del actor nacionalizado mexicano Mario Cimarro, cuya trayectoria ha sido impecable y de gran éxito”.

Sin embargo, los rumores de que existen problemas entre Mario Cimarro y Ninel Conde no tienen nada de nuevos. Incluso fue la propia actriz quien tan sólo hace un par de días habló de la relación que se ha dado entre ella y su compañero de reparto: “Es muy difícil, a veces hay circunstancias que sí son complicadas cuando uno es profesional y haces tu trabajo para sacar la telenovela adelante. Hay situaciones que sobrepasan la ficción y se convierten en algo personal”. Y aseguró sentirse afectada por las agresiones hacia su persona: “Es una situación que no tiene ningún motivo real. Me da mucha tristeza, porque sí me afecta, no puedo evitarlo”.

Además en noviembre del 2009, cuando apenas comenzaban las grabaciones de la telenovela, Ninel se quejó de haber sido agredida física y verbalmente por Cimarro. En ese entonces el actor aseguró que los jaloneos habían sido indicaciones del director de escena: “La señora se enojó y me reclamó. Yo le dije que en primer lugar no tenía ningún derecho de reclamarme nada y que debía hablar con el director para ponerse de acuerdo. Ambos hablaron pero ella se enojó y se fue, nos dejó tirada la grabación por tres horas, nunca regresó. A este punto me da risa toda esta payasada no tengo nada más qué decir”.

Finalmente, Ninel Conde decidió irse de México por problemas con Mario Cimarro para que las discusiones cesen y para cumplir con un compromiso de trabajo. Tras hacerse públicas las imágenes en donde supuestamente Mario Cimarro le hace señas obscenas a Ninel Conde durante las grabaciones, la actriz abandonó la ciudad de México, con la intención de que el problema no se haga más grande: “Vamos por ahí, a cumplir con un compromiso de trabajo y aprovechamos para descansar un ratito”.

Al parecer la productora del melodrama le pidió a Ninel no hacer más declaraciones al respecto, por lo que en todo momento la cantante se mostró evasiva ante el tema de las supuestas groserías por parte de Cimarro: “Yo estoy feliz, porque estoy preparando mi nuevo disco. El 15 de mayo sacamos el primer sencillo a la venta y estoy fascinada; es el disco de mis sueños”.

Y aunque ésta no es la primera vez que Ninel Conde se queja del maltrato de Cimarro, ella espera continuar trabajando en ‘Mar de amor’: “Seguimos con la telenovela y me están ofreciendo una temporada de teatro con Jorge Aravena, entonces vamos a hacer una girita pronto”.

La mexicana afirmó que la actitud de Mario Cimarro incluso le ha afectado su salud. “Yo tengo colitis nerviosa y cuando suceden estas situaciones sí me afecta más y me pongo nerviosa, muy impotente porque no puedo hacer nada”.

Fabiola Campomanes se separa de su esposo


Fabiola Campomanes confirmó la noticia de que ya está separada de su esposo, el impresario Rolly Pavia. La actriz, a la que vimos por última vez en ‘Niños ricos, pobres padres’, pidió que la gente respete su vida privada. Fabiola y Rolly se casaron el año pasado en Colombia (en junio de 2009), después de poco más de dos meses de relacionarse. Terminaron su casamiento 10 meses después de la boda.

La actriz Fabiola Campomanes, de 37 años de edad, quien se casó en secreto en Colombia con el empresario y dueño del Becco, Rolly Pavia, de 36 años, confirmó a su divorcio. “Nunca he hablado de mi vida privada, no lo he hecho y no tengo por qué hacerlo. Además se siente horrible, es un momento muy difícil para cualquier persona, de verdad te repito me siento mal”, contó Fabiola.

“Es un hecho el proceso el que estoy llevando, pero quiero que me entiendan en este momento. Yo soy de las personas que nunca les aviso lo que hago o dejo de hacer. Esas cosas se quedan entre dos y no ventilo nada, nunca lo he hecho. Nunca me había casado, lo hice por amor, y uno piensa que es para siempre. Pasan cosas y no me siento bien”, cuenta la mexicana en recelo de contar su vida privada.

Bárbara Mori (‘Rubí’) es una de las mejores amigas de Fabiola Campomanes. Y semanas antes de que ella misma confirmara la noticia, se pudo ver a las dos actrices paseando con Rolly Pavia en Acapulco (México).

Fabiola, que ha trabajado en telenovelas como ‘Tequila’ y ‘Las tontas no van al cielo’, pide respeto a su relación y a su vida privada. El apuesto dueño de los restaurantes Becco y conocido por ser todo un rompecorazones, se casó con la actriz en junio de 2009, a tan sólo dos meses y medio de iniciado el romance.

Jencarlos Canela pierde a su primo


A raíz de la muerte de su primo quien estaba enviando un mensaje de texto desde su teléfono móvil mientras conducía, el cantante y actor quiere llevar este importante mensaje a todo el público y Jencarlos Canela lanza a nivel internacional la campaña “No textees mientras conduzcas”, la cual como su nombre bien lo dice, tiene como finalidad crear conciencia en todo el público alrededor del mundo, sobre lo peligroso que puede resultar esto, llegando al extremo de poner en riesgo sus vidas y las de los demás.

Desafortunadamente, el protagonista de la exitosa telenovela ‘Más sabe el Diablo’, acaba de vivir en carne propia la perdida de un familiar muy querido a causa de esta mala costumbre. Y es que su primo Raúl Rodríguez, de 25 años de edad, perdió la vida hace una semana en la ciudad de Miami, mientras conducía su coche enviando un mensaje de texto. Es por ello que a raíz de esta tragedia, Jencarlos quiere hacer un llamado a la gente para que no caiga en ese error y evite que mueran más personas inocentes.

“El ser humano con esto de la tecnología está acostumbrado a textear en el carro porque eso ya es parte de nuestras vidas, uno a veces no para de trabajar y usa su celular todo el tiempo, yo lo hacía, pero hasta que no te tocan las cosas de cerca no te das cuenta que es algo muy peligroso. Mi primo Raulito murió hace unos días y puede ser que venía mandando un mensaje de texto, y cuando alzó la mirada perdió el control y ya saben que se estrelló contra un muro, pero si quizá hubiera chocado contra una familia o contra un par de niños, la cosa hubiera sido todavía más triste. Es muy difícil para nosotros aceptar esto, pues era un muchacho responsable y una belleza de hombre”, comentó Jencarlos.

Jencarlos habló de cómo se sienten los padres de su primo: “Laura y Raúl (padres del joven fallecido) están destruidos con esta pérdida, él era el orgullo de ellos, y cuando fui a la casa de mis tíos y vi a esa mujer sufriendo y gritando me dio mucho dolor pues Raúlito era para ella su obsesión”, contó Canela.

“Mi madre también perdió dos hijos y yo perdí dos hermanos y sufrimos mucho, pero ella tenía otros hijos que le ayudaron en ese proceso pero esta madre no. Es muy duro que le quiten a su único hijo por el que se le caía la baba cuando lo veía”, añadió el también cantante. El actor añadió que su primo, quien tenía talento para el béisbol, se había graduado de la Escuela de Policía.

El interprete del tema “Amor quédate”, trabajará arduamente para dar a conocer esta campaña en los medios de comunicación a nivel internacional, ya que quiere utilizar su imagen para llevar este mensaje a la gente que pueda, para que entiendan que en un segundo por un descuido se puede perder la vida y quitarle la vida a otros. “Ahora el interés es despertar este sentido en los demás para que no lo hagan, no texteen, y la idea es que entendamos que somos seres humanos civilizados, conscientes e inteligentes y es necesario darle valor a sus vida”, concluyó.

Marimar Vega apoya a los nuevos talentos


La actriz mexicana Marimar Vega visitó las instalaciones de TV Azteca, cuando se realice la audición para ingresar al CEFAT.

“La actuación no es una carrera fácil”, admite Marimar Vega, artista egresada del Centro de Formación de Actores de Televisión (CEFAT), institución que anunció sus audiciones para el martes 20 de abril.

Como orgullosa egresada, la hija del actor Gonzalo Vega, asegura que el CEFAT la dejó marcada de manera positiva. “Soy una antes y después de la escuela. Estudiar actuación no es fácil, no es sólo decir voy a salir en la tele, al contrario, es a base de mucho trabajo y resistencia física y emocional”.

Marimar Vega ha estado en grandes telenovelas de México, como en ‘Enamórate’, ‘Soñarás’, ‘Los Sánchez’, ‘Mientras haya vida’ y ‘Eternamente tuya’, mientras que ‘Don Juan Tenorio’, ‘Perras’, ‘Fresas en invierno’ y ‘12 mujeres en pugna’ son montajes que figuran en su currículum, sin olvidar las series de televisión y tres largometrajes.

Según comenta Marimar, la decisión de formar parte de la cantera de TV Azteca obedeció principalmente a la plantilla de maestros, con quienes mantiene contacto tras graduarse, pues afirma que cuando tiene proyectos regresa a la institución para pedir consejos. “La verdad es que lo que más aprecio de TV Azteca es la escuela, y todos los egresados portamos con orgullo la camiseta, estemos donde estemos. Y ahora, aunque no sea alumna, los maestros siempre me ayudan a analizar textos para que luego yo tome las decisiones pertinentes”, contó Marimar.

-¿Con qué te quedas del CEFAT?
Estoy muy agradecida por lo aprendido, porque me ayudó a tener bases antes de enfrentarme al mundo tan terrible que puede ser este medio. Ahí te ponen bien curtidita para que salgas y no te coman lo lobos de afuera, pero tengo que decir que son dos años y medio intensos, y a quienes piensen ingresar deben estar seguros de que les gusta la carrera, porque tampoco les voy a decir que es una escuela fácil.

-¿Qué pensabas cuando querías entrar?
Mi papá siempre me dijo que esto no era salir en la tele, que era una carrera muy difícil y de mucha paciencia, que es un ambiente muy inestable, porque puedes trabajar dos años como loca y un año entero no tener nada. Realmente hay que tener mucho amor por la carrera, y mi papá siempre me dijo que había que estudiar, que si me quería dedicar a esto estaba bien, pero tenía que estudiar.

-¿Cómo consideras que te ha tratado la carrera?
No me puedo quejar, todo se me hado en el tiempo exacto. Ha habido altos y bajos en la carrera, pero he hecho la televisión que debería haber hecho, el teatro que debería haber hecho y el cine que debería haber hecho. La verdad estoy muy contenta, y en especial con la escuela, porque es parte del proceso de mi desarrollo.

. . : ENTREVISTAS : . .

Anasol Escobar


La cantante colombiana Anasol enfrenta su primer reto actoral en la telenovela ‘Yo no te pido la luna’, de Canal Caracol. Se trata de un proyecto que rescata la trama de una mujer que comienza cantando en los buses y lucha por convertirse en estrella de la balada.

Ella recuerda momentos en los que corría de un lado a otro con su guitarra al hombro y sus composiciones y sus primeras presentaciones en Nueva York en bares pequeños en los que entonó las notas de sus canciones gratis esperando una oportunidad con alguna discográfica.

-Anasol, ¿qué significa ‘Yo no te pido la luna’ en tu carrera artística?
Es una producción con la que me siento muy identificada pues yo he luchado por más de once años para consolidar mi carrera como cantante.

-¿Cómo definirías a Juanita, el personaje al que das vida?
Ella representa la superación de una mujer que se escuda en la música, pero sigue el camino del romance. Juanita Román es una luchadora. Una joven perseverante con un sueño muy claro de ser cantante y en ese sentido me identifico plenamente con ella, con los obstáculos que le han tocado vivir para adquirir el éxito. A todos los artistas les toca superar pruebas que los van midiendo y les cuestiona: ¿de verdad, quieres este sueño? Siempre aparece la pregunta una y otra vez, a mí me ha pasado porque es un mundo muy incierto, me he sentido muy identificada con ello y Juanita transmite esa lucha.

-¿Y en qué te diferencias de tu personaje?
A Juanita le toca enfrentar la guerra de clases, que a mí no me tocó, pero a ella sí porque pertenece a una clase social humilde, sin mucha educación, y entra en contacto con una familia pudiente y con mayor nivel de educación y ese choque cultural es bien interesante. Ella muestra su nobleza y es un símbolo de superación de la mujer actual, es inteligente, pero a pesar de tener una vida complicada, sale adelante y lo logra, representa la esperanza para las mujeres que quieren salir adelante y no tienen muchas posibilidades.

-¿Ha sido fácil comenzar en el mundo de la actuación por la puerta grande?
No ha sido fácil, ya que estoy es un territorio nuevo para mí pues me siento como una intrusa, pero he decidido afrontar el reto junto a un elenco increíble (Talú Quintero, Kepa Amuchastégui, Maria Cristina Pimiento y Connie Camelo, entre otros).

-En la telenovela cantas baladas clásicas que son míticas de años anteriores, ¿temes que se te compare con los cantantes de esas canciones?
No. Estas canciones tendrán un nuevo estilo, el estilo Anasol. Ha sido un reencuentro con esas melodías y una aventura muy fuerte en la que he tenido que llorar a las 3 de la mañana para una toma en pleno centro de Bogotá (Colombia) y hasta dar unos cuantos besos al protagonista. Sin embargo no he parado de componer y sé que cuando termine la telenovela voy a grabar un disco. Además, esta experiencia me da la posibilidad de aumentar mis seguidores y de que otras personas conozcan mi trabajo. Me gusta el hecho de que puedo ganar la atención de mucha gente, después de una carrera que ya tiene un buen tiempo en la música.

-¿Dónde estuviste los últimos años?
Desde 1999, que tuve mi primer éxito ‘Pensando en desorden’, estuve en Bogotá y luego trabajé con Sony un segundo disco. Firmé con Univisión Récords y lancé el álbum ‘Anasol’ en 2005 -2006, que me dio una imagen en Estados Unidos, Puerto Rico y México y la posibilidad de dar a conocer mi música internacionalmente. Viví dos años en Estados Unidos y regresé a presentar un programa de música en Telmex, estaba escribiendo para la revista Shock y componiendo canciones, de las cuales dos fueron seleccionadas para la banda sonora de la serie ‘Los caballeros las prefieren brutas’, del Canal Sony. Con el disco ‘Anasol’ se reforzó la imagen en el exterior, pero cuando regresé a Colombia me propuse reforzar mi imagen en el país: participé en varios conciertos en Bogotá, como el de Nuestra Tierra, pero siempre como un esfuerzo propio, porque mi disquera no hace mucho énfasis en Colombia. Pero, los videos de mis canciones fueron número uno en Colombia, en City TV. Les fue súper bien, en México también uno de ellos fue número uno y otro fue nominado a los premios Lo Nuestro, que son los más vistos por los latinos en Estados Unidos.

-¿Cuándo fue la última vez que estuviste en Cali, tu ciudad?
A Cali voy cada cuatro meses. La última vez que estuve fue en la Feria, pero me encanta ir, además porque allá están mi papá, Manolo Escobar y mis hermanos Manuel Ramón y Laura Escobar, a quienes adoro.

-¿Cómo llegaste a la telenovela ‘Yo no te pido la luna’?
Mientras yo estaba en esa búsqueda, Dago García me vio en uno de esos videos, me llamó y me dijo que quería contar conmigo para un proyecto musical, presenté la prueba y quedé. Fue una gran oportunidad para mí porque mi labor de crear una carrera como cantante ha sido larga, llevo doce años en la música y eso fue precisamente lo que me llevó a esta grandiosa oportunidad.

-¿Y cómo decides actuar sin ser actriz?
No tenía en mente ser actriz. Cuando estuve tentada a serlo era muy joven, estaba en el colegio y allí era exitosa como actriz y cantante; yo era la protagonista de los musicales, pero decidí estudiar música y me fui a Bogotá con esa misión. Y a pesar de que tenía amigas muy cercanas que son actrices, como Juanita Acosta y Valentina Acosta, con quienes pude buscar esa oportunidad, nunca lo consideré porque mi camino era la música. Pero a veces uno hace algo con pasión y eso mismo lo lleva a otras disciplinas, como en este caso la actuación y ha sido una gran experiencia y me ha gustado mucho.

-¿Cómo te preparaste para enfrentarte a las cámaras?
Tomé cuatro clases con el actor John Alex Toro, yo no tenía ningún tipo de formación actoral, pero he sido una artista vinculada con las tablas porque he sido bailarina desde los 5 años, estudié diez años en la Academia María Sanford, en Ana Pavlova, en Calidanza, en Bogotá también y esa es mi parte actoral. No tenía formación como actriz, pero sí como bailarina, y John Alex me lo dijo: “tienes una buena formación como artista y eso te va a servir para la actuación, porque te va a aportar elementos diferentes que van a refrescar lo que haces”. Lo demás era ir tomando las instrucciones de los directores y de los actores, lo importante era tener la sensibilidad y yo la tengo, y así fue más fácil.

-¿Eres otra de las artistas que para conquistar el difícil mercado deben actuar en una telenovela y así surgir?
Mi caso es diferente. Yo tenía un recorrido artístico amplio. Había cultivado mis éxitos y tenía números uno en la radio, ya tenía discos, un nombre y ese bagaje en México hasta de cantar en bares en Nueva York. Pero sí es cierto que la televisión por ser un medio masivo ayuda muchísimo, es definitivo y acorta el largo camino de darse a conocer. Mis doce años en las tablas me han servido para llegar a esta novela, pero yo espero que la novela me sirva también para darme a conocer más como artista.

-¿Partes de tu vida fueron incluidos en el guión de ‘Yo no te pido la luna’?
No, para nada, pero Juanita y yo coincidimos en el deseo de triunfar y en los obstáculos. A pesar de que la novela no está basada en hechos reales de mi vida, sé que muchos artistas se van a sentir identificados con lo difícil que es salir al mundo y luchar por un sueño que para muchos es imposible.

-¿Cuál fue tu obstáculo para triunfar?
Vengo de una familia que viajó mucho tiempo por Europa y allí viví mi época dorada, pero mi papá fue víctima de la crisis económica de los 90 en Colombia y no me dio los medios cuando yo más lo necesitaba. A los 18 años tenía problemas económicos en casa, a pesar de venir de una familia educada de Cali (Colombia), y de todas formas me tocó esa lucha.

-¿El sueño de Juanita es sólo artístico?
No. La novela también es la historia de un amor imposible y un sueño imposible que se va vislumbrando para Juanita, pero el amor se le escapa y esa parte es dramática. Pero, Juanita siempre tiene suerte para sortear todas las trabas que le ponen muchísimos antagonistas a los que se tiene que enfrentar.

-Y a ti, ¿ el amor también se te escapa?
He sido una afortunada en el amor. Estuve tres años casada, fue una relación bellísima y ahora se terminó, pero es una persona que me amó mucho y que adoro y en este momento de mi vida estoy feliz. La carrera musical sí ha sido más tormentosa, ser artista es difícil y tiene muchos altibajos, pero mi corazón afortunadamente está muy bien. He estado a punto de decir: “¿será que ya no sigo más con esto?”, pero afortunadamente se perseveró y eso me ha ayudado mucho.

-¿Cómo pretendes competir con la historia de la vida real de la también cantante Marbelle?
Con la música de plancha (de balada), pero interpretada con mi sabor propio; tengo un estilo impregnado de las baladas anglo de ‘The Police’, ‘U2’ y ‘Sting’, que fusionado con la música de plancha ha dado un resultado fantástico. Son canciones románticas que a la gente le gustan mucho, de Paloma San Basilio, Daniela Romo, Yuri, Amanda Miguel y demás. Esto es ficción y nos da la posibilidad de jugar con la historia con muchos giros, color y con un elenco formidable como Ricardo Vélez, Ana María Trujillo y Ángela Vergara, entre otros.

-¿Cuál es el repertorio que cantas en la novela?
Son baladas pop de los años 80 de Ángela Carrasco, Mocedades, Ana Gabriel, Pandora, Janeth, Daniela Romo, Paloma San Basilio, Mary Trini, Franco de Vita y algunos más actuales como una canción de Coty, otras de Paulina Rubio, pero son baladas románticas muy conocidas, que la gente quiere mucho y que le recuerda una época de su vida.

-Naciste en Argentina por decisión de tus padres para augurarle un mejor futuro astrológico, ¿consultó la carta astral antes de aceptar este proyecto?
La propuesta me tomó por sorpresa, no tuve tiempo de consultar nada sino cuando me vi en el proyecto, pero después vi la carta astral con mi mamá y sí es un momento muy positivo para mí y lo que haga es ganancia. Pero, curiosamente, un día el astrólogo Mauricio Puerta me invitó a su programa y me dijo que estaba en un momento muy importante de mi carrera, y le dije: “pero cómo, dónde, yo no lo noto”, y a los dos meses me llamaron y gané el casting para hacer esta novela, o sea que los astros sí vaticinaron lo que venía.

Ricardo Vélez


Ricardo Vélez anda en la luna, con el protagónico de la novela ‘Yo no te pido la luna’. Y aunque le gusta más el rótulo de actor, que de galán, Ricardo se siente feliz con este nuevo proyecto. No tiene necesidad de pedirle a nadie la luna. Con su talento, este actor ha logrado consolidar una carrera, ganarse un nombre y convertiste en uno de los artistas preferidos por los directores y el público colombiano.

Este londinense, que por mucho tiempo estuvo en el Canal RCN (con ‘Yo soy Betty, La Fea’ y ‘El último matrimonio feliz’, entre otras’), de nuevo dejó salir su espíritu aventurero y se mudó al Canal Caracol, para protagonizar junto a la cantante Anasol. El sueño del actor Ricardo Vélez es ser estrella de rock, pasión que comparte con la dirección de obras de teatro.

-Ricardo, ¿cómo te sientes con este nuevo proyecto?
Estoy contento, es una novela bonita y alegre, un melodrama, pero con el ingrediente de la música de plancha.

-¿Quién es Alejandro, tu personaje en la historia?
Es un viudo que tiene una historia familiar no muy alegre y por cuestiones del destino se encuentra con una cantante callejera a la que decide apoyar en su carrera musical. Es un financista solitario que quiere ver sus sueños realizados.

-¿Qué tiene Alejandro de ti mismo?
No se parece tanto a mí. Tenemos en común el amor a la familia y a la música. Nuestros estilos son diametralmente opuestos. Es un personaje entrañable, un buen ser humano.

-Es un papel diferente a Patricio, de ‘El último matrimonio feliz’, ¿te sientes cómodo con este personaje?

Tengo la fortuna de disfrutar todos los personajes que hago, así sean buenos o malos, chicos o altos, blancos o negros.

-¿Cómo ha sido compartir el set con Anasol?
Tenemos una relación de mucha camaradería, nos apoyamos para sacar el proyecto adelante. Tiene una voz estupenda y un buen manejo de escena. En el tema de la actuación va por buen camino, lo está haciendo bien.

-¿Y cómo asumes este nuevo rol como galán?
Es diferente porque este es un galán más maduro, reposado, con más kilometraje. Me gusta que ahora los actores que hacen personajes de galanes no están supeditados a un rango de edad. Con esto se abre el abanico.

-¿Tienes más proyectos, aparte de ‘Yo no te pido la luna’?
Estoy haciendo proyectos simultáneos. Estoy terminando de grabar la película ‘Saluda al diablo de mi parte’ con los hermanos Orozco. Y en teatro tengo proyectos interesantes como actor y director.

-Con tantas actividades, ¿cómo distribuyes el tiempo?
De a poquitos. Me ha tocado bajarle al número de horas de sueño, pero esta situación me gusta. Me siento como poniendo parte del talento en distintas canastas actorales y dramáticas.

-¿A qué te dedicas en tu tiempo libre?
A oír música, leer, a hacer deporte y, de vez en cuando, escribo.

-Pocos se dan el lujo de estar vigente en televisión, cine y teatro...
Estoy absolutamente feliz. Y ahora disfruto que el trabajo me salva de las agresiones del grosero mundo exterior (risas).

-¿Con qué género te quedas: con cine, teatro o televisión?
Las tres: teatro, televisión y cine. Cada uno con su dosis específica.

-¿Director o actor?
Ambas. Lo payaso no se le quita a uno con la dirección. Me gusta ver los toros también desde la barrera.

-¿Cuál es tu escena inolvidable?
Cuando volví a Colombia a trabajar.

-¿Y cuál ha sido el gran papel de tu trayectoria profesional?
Me identifiqué mucho con ‘Francisco, el matemático’.

-Un recuerdo de ‘Francisco, el matemático’...
Cuando improvisé todo el texto de una escena que duró 10 minutos, era una charla que les daba a mis estudiantes. Quedó muy bien y cuando terminé me sentí orgulloso.

-¿Es cierto que querías ser matemático?
Sí. De hecho hice unos cuantos semestres de matemáticas.

-¿Por qué decidiste decantarte por la actuación?
Me da la posibilidad de no ser yo.

-¿Con o sin compromiso?
Sin compromiso.

-¿Prefieres a las mujeres maduras o a las jóvenes?
(Risas). A las jóvenes.

-¿Qué papel prefieres: el de fiel o el de infiel?
(Risas). El de infiel, así puedo hacer todo lo que no puedo hacer en la vida real.

-¿Con qué actriz es con la que mejor conexión tienes en el set?
Excluyendo lo presente, diría que Alejandra Borrero.

-Un buen compañero de escena...
Julián Román.

-¿Para qué sirve la fama?
Para esconderse.

-¿Cómo preparas tus personajes?
Me encierro, me lleno de información sobre cada uno, pongo los elementos debajo de la almohada y sueño con los personajes.

-¿Todavía quieres ser estrella de rock?
Claro, no he dado mi brazo a torcer, algún día.

-Si hubieses sido cantante, ¿al lado de quién te hubiese gustado compartir escenario?
Hay tantos: Mick Jagger (Rolling), Bono (U2), Robert Plant (Led Zepp), Freddy Mercury (Queen), etc.

-¿Tocas algún instrumento?
Sí, la guitarra.

. . : TELENOVELAS : . .

A corazón abierto


Llega a RCN una serie hecha con rigurosidad médica: ‘A corazón abierto’. Un hospital construido exclusivamente para las grabaciones de la serie y asesoría médica para que los actores dominaran el argot médico, fueron algunos de los retos que tuvo que enfrentar esta producción. El lunes 26 de abril llega a RCN, ‘A corazón abierto’, una serie que cuenta a través de interesantes historias médicas, la vida y las emociones que viven los médicos en un hospital.

El Canal RCN presenta ‘A corazón abierto’, basada en la exitosa serie ‘Grey´s Anatomy’, de Disney ABC Studios y creada por Shonda Rhimes. Esta versión realizada por Vista Productions, contará a través de interesantes historias médicas, la vida y las emociones que viven los médicos en un hospital.

El encargado de supervisar esta versión colombiana de ‘Grey´s Anatomy’ fue el exitoso libretista y ahora, vicepresidente de producto del Canal RCN: Fernando Gaitán. “Esta versión me pareció un reto interesante, además es un producto muy atractivo. Tuvimos que hacer algunas modificaciones porque la medicina en Estados Unidos funciona maravillosamente. En Colombia son muy famosos los casos de frialdad médica, frente a los temas del dinero de los pacientes con escasos recursos, en eso sí se han hecho muchas modificaciones. Además, se creó un nuevo personaje que funciona en torno a eso y hay mucha parte de la medicina colombiana”, explica Gaitán.

La producción ‘A corazón abierto’ es dirigida por el reconocido y destacado director colombiano Sergio Osorio y se graba a 3 cámaras en HD (Alta Definición) para asegurar una excelente calidad de imagen y de sonido. Estas herramientas, sumadas a los increíbles efectos especiales, a un excelente reparto, a más de 2.000 figurantes, a la excelente historia y a la construcción de los personajes, harán que los televidentes no se despeguen de su televisor. “Reunimos un equipo técnico de más de 100 personas, un grupo especializado en efectos especiales y 2.000 extras hacen parte de esta producción. Médicos especialistas, enfermeras y anestesiólogos han estado en todo el proceso de realización de esta serie”, afirma Silvia Durán, productora general de la serie.

En busca de una producción impecable, fue necesario construir un hospital exclusivamente para el rodaje, y se tuvo en cuenta no sólo las normativas hospitalarias, sino también las normas sanitarias que existen en el país. “Esta es la primera dirección de arte que hago en una producción, siempre lo había hecho en programas concursos, por eso como escenografía fue un reto muy grande, pero luego de una ardua investigación, logramos construir este hospital en un espacio de 1.600 metros cuadrados, esto fue una obra civil grande, tuvimos que romper muchos muros para poder recrear 4 pisos de un hospital en uno solo, pero gracias al esfuerzo de mucha gente y de la pasión que sentimos, lo logramos”, menciona Lucas Jaramillo, director de arte de la serie.

Otro de los grandes retos que tuvo que enfrentar la productora fue lograr que los actores se adueñaran del argot médico y de los ademanes que manejan en este mundo. “Hubo un entrenamiento previo a las grabaciones, los actores tuvieron la oportunidad de ir a clínicas, hospitales, asistieron a operaciones. Además, tenemos un equipo de médicos que está constantemente atento a las escenas que llevan casos médicos y terminología médica para asesorar a los actores”, dice Sergio Osorio, director de la producción.

De igual manera, ‘A corazón abierto’ cuenta con un elenco de primer nivel que gracias a su trayectoria actoral harán de esta producción una de las preferidas por los colombianos. “No hicimos un casting esperando que los actores se parecieran a los de la serie original, buscamos la gente más por afinidad con el personaje, que por afinidad con el actor norteamericano”, comenta Fernando Gaitán.

Rafael Novoa, Verónica Orozco, Carolina Gómez, Jorge Enrique Abello, Juan Pablo Espinosa, Natalia Durán, Sandra Hernández, Juan Manuel Mendoza, Jorge Cao, Aída Morales, Rolando Tarajano, Alejandra Borrero, Santiago Moure y Ana María Kamper, entre otros, son algunos de los actores que participan en esta producción. Los libretos de la versión estuvieron a cargo de la empresa de contenidos El Milagro.


SINOPSIS:

La aspirante a cirujano María Alejandra Rivas Cavalier (Verónica Orozco) es admitida al programa para internos del Hospital Universitario Santa María. Hija de una de las cirujanas más famosas de su época, ahora enferma de Alzheimer, María Alejandra debe cargar con la responsabilidad que le otorga su apellido. Su grupo de nuevos amigos, Jorge Viana (Juan Manuel Mendoza), Cristina Solano (Natalia Durán), Isabel Henao (Sandra Hernández) y Augusto Maza (Juan Pablo Espinosa), se convertirán de ahora en adelante en su nueva familia.

María Alejandra enfrenta la soledad ayudada por estas nuevas personas y por la relación sentimental que establece con Andrés Guerra (Rafael Novoa), uno de los mejores cirujanos del hospital.

A través de interesantes historias médicas los protagonistas entrelazan sus vidas y sus emociones en el hospital que a partir de ahora será su nueva casa.


PERSONAJES:

Verónica Orozco es
María Alejandra Rivas Cavalier
29 años. Es de belleza latina, trigueña, alta y delgada. Médica de profesión. El continuo cambio de colegio y la situación familiar hicieron de ella una mujer tímida y solitaria, pero de carácter voluntarioso y libre, convirtiéndose en una mujer noble de sentimientos. Cuando está a punto de casarse con su novio de varios años, descubre que la está engañando, pero esto no le impide ingresar al grupo de residentes del Santa María donde muy pronto descubrirá que la vida le tiene reservadas otras cosas.

Rafael Novoa es
Andrés Guerra

Médico cirujano. Muy atractivo, con buen estado físico, excelente en su trabajo, admirado y también envidiado por sus compañeros. Andrés es un hombre honesto que cree en el amor y en el matrimonio, a pesar de que sabe el efecto que causa en las mujeres no se aprovecha de ello. Es un hombre fiel, serio y responsable que considera que el matrimonio es para toda la vida. Conocerá a Alejandra en el Hospital Santa María, pero su ex esposa será un impedimento para fortalecer esta relación.

Natalia Durán es
Cristina Solano

26 años. Trigueña y con fuerte componente indígena, estudió medicina. De clase media-baja. Aunque es áspera en su trato, muy competitiva profesionalmente y de una sinceridad aplastante. Cuando se trata de emociones le cuesta expresarse y la gente tiende a creer que no tiene corazón ni sangre en las venas.

Juan Manuel Mendoza es
Jorge Vaina

Tierno, cariñoso, dulce y sensible. Tiene 25 años y es uno de los médicos más jóvenes de la clínica. Es una persona débil emocionalmente que no puede separar lo laboral de lo personal y en su afán por hacer las cosas bien, peca por ingenuo y deja que las personas se aprovechen de él. Su forma de ser es muy tierna y sensible y debe pasar por curiosas situaciones para demostrar que es todo un varón.

Sandra Hernández es
Isabel Henao, “Isa”

De 25 años, es hermosa que parece todo, menos una abnegada estudiante de medicina: más bien podría pasar por actriz o modelo. Es una espectacular rubia. El rasgo más prominente es su inquebrantable vocación de servicio, se involucra fácilmente con sus pacientes, pone su corazón a todo lo que hace, tiene especial debilidad por niños.

Juan Pablo Espinosa es
Augusto Maza

Serio, callado, misterioso y muy atractivo físicamente. Augusto tiene 26 años y es una persona que nunca habla de su vida privada porque tiene un dolor muy grande y por eso se porta frío y arrogante con la gente, poniendo escudos para que nadie se acerque a él, pero en el fondo es una buena persona. La debilidad de Augusto son las mujeres, y eso lo lleva hacer muy promiscuo, en especial con las enfermeras del hospital que caen muy fácilmente en sus encantos.

Carolina Gómez es
Alicia Durán

Ginecóloga obstetra. De belleza impactante, sabe lo que tiene y para qué lo tiene. No es mala en el sentido literal de la palabra, es simplemente alguien que cree en que el fin justifica los medios, manipuladora, dueña de una sexualidad sin culpas ni complejos, es de personalidad maquiavélica.

Jorge Cao es
Ricardo Cepeda

Tiene 55 años y es el jefe de cirugía del Hospital Santa María. Es un personaje bonachón al que le toca asumir una máscara de disciplina y autoritarismo para poder manejar el grupo de médicos del hospital. Es un cirujano muy respetado, su sabiduría y buen juicio son pilar imprescindible para todos. Sin embargo, Ricardo esconde una infidelidad en su pasado que no lo deja estar en paz. Su matrimonio pasa por una crisis y le descubren un tumor cerebral que amenaza con quitarle la vida.

Aída Morales es
Miranda Carvajal
38 años y no muy agraciada físicamente, es la jefe de los médicos residentes del Santa María. Es dura y disciplinada, poco dada a compartir angustias personales y menos, a dejar ver algún rasgo que denote debilidad de carácter. Con una mirada pone todo a funcionar.

Jorge Enrique Abello es
Mauricio Hernández

Es un hombre muy atractivo físicamente. A pesar de su comportamiento frívolo y superficial, en el ámbito profesional es un cirujano comprometido con la causa social. Es un hombre irreverente que no cree en el amor, sólo en el sexo. Mauricio es un conquistador nato que no pierde el tiempo con las mujeres, pero en realidad, busca una estabilidad emocional.

Alejandra Borrero es
Elena Cavalier

Fuerte y orgullosa, fue por muchos años una cirujana sobresaliente, famosa en el mundo médico por sus investigaciones científicas y su gran destreza en la cirugía. Pero desafortunadamente está aquejada por un veloz Alzheimer y de esa mujer vanidosa y eficiente poco queda. Ahora son pocos los momentos de lucidez que tiene y en ellos, sale a relucir su fracaso en el amor. Es la madre de Alejandra.

Santiago Moure es
Germán de la Pava
40 años. Es más bien feo, pero siempre impecablemente vestido. Es un ser apegado irremediablemente a reglas y procedimientos, es extremadamente cuadriculado, tanto en su vida personal como en el trabajo, aplica su filosofía de vida, además de ser una persona solitaria, es muy sicorrígido.

Rolando Tarajano es
Javier Burgos

40 años, Médico cardiovascular. Muy atractivo físicamente y al cual, el profesionalismo le resume por los poros. Pese a su juventud, su pericia en las delicadas cirugías de corazón es ya legendaria. No está en el hospital para hacer amigos, simplemente hace su trabajo. Por ello, tiene fama de antipático, pues se mantiene al margen de la vida social.

Ana María Kamper es
Adela de Cepeda

Esposa de Cepeda, de clase social alta, una mujer con valores, lealtad ante el matrimonio y ante su esposo. Es buena amiga de Alicia, pues junto con ella y Andrés fueron estudiantes de Cepeda. Adela siempre le tuvo celos a Elena Cavalier, pues su marido gustaba de ella. Luego de la muerte de Elena, Adela finalmente le pide el divorcio a Cepeda.

María Lara es
Claudia Torres

30 años, médica ortopedista, de clase social media alta. Es muy atractiva, de tipo latino y contextura fuerte, lo que va muy acorde con su profesión de ‘arregla-huesos’. Irrumpe en la vida de nuestros residentes al relacionarse sentimentalmente con Jorge, pero no le es fácil integrarse al grupo, especialmente por la estrecha amistad que María Alejandra e Isabel sostienen con Jorge, ellas la hacen sentir como una intrusa. Es de carácter fuerte y bastante franca, es dueña de un gran corazón y se enamora verdaderamente de Jorge. Aunque, en el fondo, sabe que Jorge nunca la amará de la manera total que ella desea.

Infamia


El pasado lunes 8 de marzo a las 8:30 p.m. dio su inicio por el canal Azteca 13, de TV Azteca, la telenovela ‘Vidas Robadas’ (también llamada internacionalmente ‘Infamia’) , protagonizada por Christian Bach, quien interpretará a una regia villana que no solo se encarga de cometer múltiples maldades, sino que será de cascos muy ligeros, ya que tendrá varios amantes.

‘Infamia’ es una historia original de Jorge Maestro. La historia se desarrolla en Yucatán (México). Se graban escenas en locaciones de Izamal, Sotuta de Peón y Méri (México).

Esta producción de Georgina Castro Ruiz promete ser una de las más grandes de la televisora para este 2010, donde veremos las actuaciones de Christian Bach, Carla Hernández, Andrés Palacios, Alma Delfina, Pedro Sicard, José Alonso, Luis Felipe Tovar, Martha Cristiana, Eduardo Arroyuelo, Daniel Elbittar, Sergio Bonilla, Lupita Sandoval, Luis Ernesto Franco, Amara Villafuerte, Rodolfo Arias, Maria de la Fuente, Víctor Civeira, Paloma Quezada, Luis Alberto López y Julieta Grajales, entre otros.


SINOPSIS:

‘Infamia’ es una historia de amor, de odios, de luchas por el poder, de un pasado oscuro que retorna, de venganzas, de locura, de desesperación.

María Julia Fernández Vidal da pie a una batalla del bien contra el mal, de la luz contra la oscuridad, del deseo de vida contra el deseo de muerte, de la verdad contra la mentira.

Luz y Camila son gemelas pero no lo saben. Una en la gran ciudad y la otra en Izamal, un pequeño pueblo de la provincia, han hecho vidas totalmente diferentes. Víctimas de una mentira, ignoran la identidad de su verdadera madre.

Luz es una joven sensible, llena de buenas intenciones, generosa, solidaria y con un claro objetivo en la vida: estudiar para que los niños desamparados tengan un futuro mejor. En cambio, Camila, fue educada de modo totalmente diferente. El amor de Paula, su nana no es suficiente y se convierte en una joven inestable, egoísta e irascible.

La vida de las gemelas da un giro inesperado. El destino les tiene una gran sorpresa en su presente y en su futuro al enamorarse ambas de Martín Sandoval.

Antonio, marido de María Julia y padre de José Enrique junto con Isabel su esposa comparten calladamente los más oscuros secretos de esta mujer que se explaya entre sus negocios, su afición al juego y un amor secreto.

María Julia Fernández Vidal es La belleza de la maldad.


PERSONAJES:

Christian Bach es
Maria Julia Echeverría de Fernández Vidal
La ambición, la arrogancia y la belleza en la piel de una mujer. Proviene de una buena familia, aunque no de sociedad. Siendo apenas una adolescente de 14 años y por celos, después de un supuesto accidente, tanto ella como su hermana gemela María Emilia quedan solas en el mundo. Antonio, un viejo amigo de la familia y 24 años mayor que las gemelas asume el rol de tutor tanto en lo afectivo como en los negocios familiares que por cierto no eran muy prósperos, pero Antonio protegió a las niñas para que no pasaran necesidades y mantuvieran un alto nivel de vida. María Julia desde el comienzo entendió que Antonio sería su trampolín de salvación y su única posibilidad de acceder a una familia de renombre, a un apellido y a una abultada fortuna. A pesar de su edad y con gran despliegue de seducción logró enamorar al ya veterano Antonio Fernández Vidal y convertirse en su esposa. En ese entonces Antonio ya era padre de José Enrique, un niño mucho menor que las gemelas al que María Julia siempre vio con buenos ojos.

Andrés Palacios es
Martín Sandoval

Martín es un hombre encantador, líder, muy noble. Un luchador de la vida, buen mozo y carismático, inteligente y seductor. Está en su naturaleza jugarse el todo por el todo por conseguir lo que quiere, un héroe con todas las letras. Dueño de una prospera casa aseguradora. Cuando conoce a Camila, la hermana gemela que Luz desconoce y viceversa, queda prendado de su belleza. Poco a poco se dará cuenta que Camila no es la que aparentaba ser, y que detrás de su madre, la filántropa y dueña de un panteón, María Julia Fernández Vidal, se esconden secretos perfectamente enterrados y un misterioso y oscuro pasado. Martín utilizará todos sus recursos para desentrañar la mentira y lo hará hasta las últimas consecuencias. El amor verdadero lo encontrara en Luz, de quien siempre estuvo realmente enamorado.

Carla Hernández es
Camila Fernández Vidal
Camila es dueña de una belleza incomparable, es una muchacha manipuladora, arrogante y caprichosa. Para quienes la conocen, es el resultado de la educación que le dio María Julia y de una familia donde reinan las apariencias. Fue criada como hija única por su nana Paula, quien es su verdadera madre, fruto del romance adolescente que Paula tuvo con Pedro, el hijo muerto de María Julia, quien para Camila fue su hermano. Necesita sentirse mirada y admirada porque en el fondo se siente vacía e insegura. Entre Camila y Luz existen conexiones extrasensoriales habituales en los gemelos aún separados al nacer. Ellas no lo saben, pero sufren cuando algo le sucede a la otra a la distancia sin saber por qué.

Carla Hernández es
Luz Herrera

Es el verdadero amor de Martín. Luz fue la más débil de las dos hermanas nacidas de la relación entre Paula, la sirvienta de la casa y Pedro, hijo de María Julia. María Julia se quedó con Camila a la que crió como hija propia, mientras que Luz fue enviada a la muerte, pagándole un dinero a la partera para que se deshiciera de ella. Fausta, la partera, tuvo piedad y salvó su vida dejándola en la puerta de la casa de Delia y Mario Herrera. Ellos, sin poder tener hijos, la adoptaron como propia. Luz al irse a la capital vivirá con Aurora, madre de Martín, quien debido a su ceguera, necesita de una dama de compañía. El lazo de cariño crecerá entre Aurora y Luz, quien la acompañará con la lectura que ella ya no puede practicar. Luz nunca ha conocido el amor romántico y jamás se imagina que lo encontrará en Martín, el hombre que se ha comprometido con su hermana gemela.

Pedro Sicard es
José Enrique Fernández Vidal

José Enrique Fernández Vidal es hijo de Antonio y comenzó a trabajar con él desde muy joven. Es apuesto, inteligente y muy ambicioso. Siempre se sintió atraído por María Julia a pesar de la diferencia de edad y finalmente se dejó seducir por ella. Al convertirse en el amante de María Julia fue ascendiendo de una manera meteórica y él lo supo aprovechar muy bien. Hoy es el administrador de sus bienes. Fue María Julia quien lo convirtió en su amante, y al mismo tiempo lo hizo casarse con Isabel, para mantener las apariencias y no levantar sospechas. Él asiste a María Julia en todos sus negocios sucios.

Martha Cristiana es
Isabel Echeverría

Es la esposa de José Enrique y prima de María Julia Y María Emilia. Bella mujer, ex modelo con un pasado algo turbio. Oportunista, desprejuiciada altanera en el afuera, en la relación con José Enrique juega siempre el papel de ingenua y algo tonta. No tiene pruebas con respecto a María Julia pero sospecha permanentemente del vínculo entre su marido y la María Julia.

Amara Villafuerte es
Paula Benítez

Madre biológica de Camila y Luz. Una mujer muy humilde y sumisa, de poco conocimiento. Afrontó cualquier tipo de humillación para poder estar cerca de su hija Camila. No sabe que de ella nacieron dos niñas gemelas por lo tanto no tiene conocimiento de la existencia de Luz. Trabaja en casa de María Julia como nana de Camila.

José Alonso es
Antonio Fernández Vidal

Hombre proveniente de una familia de clase alta y gran estirpe. Es el verdadero dueño de todos los bienes familiares. Siempre amó a María Julia que lo volvió loco desde los 16 años, a pesar de estar consciente de la maldad de ella. María Julia logró enamorarlo y convertirlo en su esposo. Juntos tuvieron un hijo: Pedro. El siempre fue paternal y consentidor de todos sus caprichos. Por amor o por debilidad fue dejando avanzar a María Julia en su vida y ahora es demasiado tarde. Conoce casi todos los secretos de María Julia y sabe de la existencia de la otra gemela.

Alma Delfina es
Aurora Sandoval

Madre de Martín. Es madre soltera y proactiva. Está en muy buena posición económica, gracias a su propio esfuerzo. Ella ha empezado como costurera y poco a poco ha hecho de su oficio su propia empresa. Aurora padece una ceguera hereditaria. Una abuela suya la tuvo y existe el peligro de que Martín también en algún momento la contraiga. Con ella viven Saturnina y Filiberto, su cocinera y chofer respectivamente. Saturnina, a pesar de las diferencias sociales, es su confidente. Aurora espera la llegada de Luz, quien vivirá con ella a cambia de ser su lectora y pronto se convertirá en su protegida.

Luis Ernesto Franco es
Francisco Palacios

Estudiante de periodismo, es uno de los primeros que se acerca a Luz cuando llega a la ciudad. Si algo quiere para la vida es un amor, lo encuentra en Luz, de quien se enamora perdidamente y luchara por su amor.

Carmen Delgado y Gabriel Pascual son
Delia Pérez y Mario Herrera

Padres adoptivos de Luz. Son gente de pueblo, sencilla y querida por sus vecinos. Ella es modista y trabaja en su casa, lo que la convierte en una mujer conocida. El hace trabajos varios, reparando en su pequeño taller lo que se le ofrezca reparar. Hace 21 años les dejaron en la puerta de su casa una niña recién nacida, muy débil. En el primer momento supo que esa niña iba a ser su hija, por algo él destino se la mando, sabiendo que era estéril. La criaron tanto ella como su marido llena de amor.

Daniel Elbittar es
Javier Villafañe

Javier es un hombre fino, de clase social alta, bien parecido, brillante abogado que acaba de recibirse de doctor en leyes en la Sorbona. Es amigo de Martín y además maneja los asuntos legales de sus empresas, en su estudio. El estudio pertenece a la familia de Javier y es uno de los estudios más prestigiosos del DF. Javier envidia a Martín desde siempre. Se casa con Rosa María por conveniencia, y aunque lo niega cortejo asiduamente a Camila.

María Elena Olivares es
Fausta

La comadrona de Valle de la Luna. Asistió el parto de Paula y es una de las pocas quien conoce el secreto de que Paula dio a luz a dos gemelas. Recibió dinero de María Julia para que abandonara a Luz en un basural, pero no quiso dejarla a merced de la muerte y la dejó en la puerta de la casa de Delia.