..:GACETA, DULCE PARAÍSO 079:..

GACETA, DULCE PARAÍSO
(Número 079):



SUMARIO
(del 10 al 23 de mayo de 2010):

NOTICIAS:
  • Gabriela Spanic será actriz hasta la muerte.
  • David Zepeda, embarcado en un nuevo proyecto.
  • Indhira Serrano juega a ser buena y mala.
  • Pedro Telemaco se abre camino en Colombia.
  • Patricia Manterola estará en la segunda etapa de 'El Cartel'.
  • Natalia Streignard debuta en Univisión como conductora.
  • Rodrigo de La Rosa, un actor de contrastes.
  • Patricia Castañeda vuelve a la televisión por la puerta grande.
  • Jenny Osorio se convierte en una villana.


ENTREVISTAS:

  • Diego Cadavid.
  • Juliana Galvis.


TELENOVELAS:

  • Soy tu dueña.


RESÚMENES:

  • El Clon.
  • ¿Dónde está Elisa?
  • Perro amor.
  • Bella Calamidades.
  • La Bella Ceci y El Imprudente.
  • Gabriela, giros del destino.
  • Yo no te pido la luna.
  • A corazón abierto.
  • Rosario Tijeras.
  • Amor sincero.
  • Pandillas, Guerra y Paz II.
  • Amor en custodia.



Encuesta: ¿Cómo prefieres a Gabriela Spanic?

  1. De protagonista (con el 60%).
  2. De villana (con el 40%).

. . : NOTICIAS : . .

Gabriela Spanic será actriz hasta la muerte


Gabriela Spanic regresó a Televisa con un personaje de villana, dando vida a Ivana en ‘Soy tu dueña’. La ex reina de la belleza venezolana, declaró que no piensa abandonar nunca su trabajo en la actuación. Gaby está decidida, y será actriz hasta el día que se muera. En alguna ocasión uno de sus novios le pidió que renunciara a su profesión por un asunto de celos. Al recordarlo, mencionó que en el amor se ha convertido en una mujer más exigente y sin prisas para establecer una relación.

Con la voz firme que la caracteriza, la venezolana de 36 años escultural cuerpo, habló sobre su retorno a las telenovelas mexicanas, luego de nueve años de ausencia, ya que la última telenovela que protagonizó fue ‘La intrusa’ (en 2001). Antes de esta novela, Gaby participó en grandes producciones mexicanas como ‘La Loba Herida’, ‘La Usurpadora’ y ‘Por tu amor’, sólo por mencionar algunas. En 2002 comenzó su carrera en Telemundo, donde protagonizó ‘La venganza’, ‘Prisionera’ y ‘Tierra de pasiones’.

La actual villana de la telenovela ‘Soy tu dueña’ comentó que desde el nacimiento de su hijo Gabriel de Jesús, ha dado pasos de plomo y por el momento se ocupa de su evolución profesional. Un nuevo noviazgo no le quita el sueño. Su bebé de año y medio de edad es la batería de su vida. A veces, sólo convive cuatro horas diarias con él, debido a las extensas grabaciones en el melodrama protagonizado por Lucero y Fernando Colunga.

Tiene 20 años de carrera y ha sido la heroína de telenovelas en México, Estados Unidos, Venezuela y Colombia, pero ahora Gaby Spanic enseñará su lado malo como villana de la nueva versión de ‘La Dueña’.

-Gaby, ¿cómo te sientes de ser parte de la telenovela ‘Soy tu dueña’?
Me siento muy orgullosa de pertenecer a la historia de ‘Soy la dueña’. Trabajar con Silvia Pinal, Ana Martín y actores de su talla representa una gran escuela para mí. Mi personaje de Ivana despierta odio y amor. Es una provocativa domadora de hombres, me da mucha libertad emocional, además de que la paso muy divertida con sus maldades.

-¿Cómo definirías a Ivana, tu personaje?
Es un papel con muchos matices. Viene de una familia disfuncional, no está bien de la cabecita; entonces, en una escena te puede llorar, reír y, al mismo tiempo, pedir perdón. Es muy complejo, y estoy buscando hacer papeles así, que te exijan a nivel actoral.

-¿Te gustó tu nuevo look que te hicieron para este nuevo papel?
Sí. Me hicieron un flequillo, dejaron el cabello castaño, en capas adelante y liso atrás, cabello lacio, nada de rulos, los ojos muy fuertes y maquillados, los labios naturales, muy angelical, de contraste.

-¿Cómo afrontaste el reto de dar vida al personaje que catapultó a Cynthia Klitbo como una gran actriz?
Ahí vino la consagración de Cynthia como actriz, imagínate el personaje que tengo en mis manos, nuevamente tengo una presión, pero aspiro a que Dios me acompañe y que el trabajo le guste al público. Le pondré buena disposición, y pondré mi corazón, daré lo mejor de mí. No hay miedo ni temor, es un trabajo que respeto mucho y yo ofreceré mi propia versión.

-Has hecho roles de gemelas, boxeadora, heroína y boba, ¿qué hace especial a éste?
Que tiene matices que nunca había trabajado. Ivana Dorantes, viene de una familia disfuncional. Es una mujer que no recibió cariño y no tiene dinero, así que vive arrimada en la casa de su prima (“La Dueña”), a quien envidia. Pues como que ha habido un poco de todo; pero sí, parece que han sido más las villanas que buenas. En ‘La intrusa’ (2001) hice a una mala y a una buena. En Venezuela, cuando hice ‘Como tú’, ninguna (1995), resulta que la buena, al final salió mala. Además, en Colombia fui, en un mismo cuerpo, tras una mutación de alma, la mamá y la hija, pero también, una boxeadora (‘La venganza’, 2002). Me ha tocado hacer de todo. Pero este personaje es distinto, complejo; al mismo tiempo es villano y compasivo.

-Te postulaste para ser la protagonista del melodrama, ¿por qué decidiste finalmente dar vida a la villana?

No soy la protagonista, pero fue a mí a quien llamaron de primero (risas). En realidad hice casting para los dos personajes. Cuando llegó el momento de leer los libretos, Nicandro me comentó que le encantaba más como Ivana. Y Nicandro y yo decidimos ya después a última hora la villana, imagínate. He hecho tantas protagonistas, buenas, malas. Es un personaje que no está bien de la cabeza y es muy rico en esos cambios, en esos matices. Me gustó la villana porque es el rol que más exigente a nivel actoral y yo estoy buscando personajes que me exijan. Quiero roles que sean un reto porque el prestigio ya Gabriela lo tiene.

-¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con Lucero?
Me agrada mucho la idea. Siempre he admirado a Lucero, es una persona linda por dentro y por fuera. Tiene mi cariño y respeto a sus 30 años de carrera.

-Trabajaste ya con Fernando Colunga, ¿cómo ha sido el reencuentro?
Curiosamente hicimos juntos una de las telenovelas más vendidas en la historia de la televisión (‘La Usurpadora’). Tenía tiempo que no le veía. Bueno, le vi el año pasado porque coincidimos en los estudios de grabación de Cristina Saralegui (en Miami). Él es un adorado; lo aprecio mucho. Fernando es un muchacho muy respetuoso. En ‘La Usurpadora’ trabajé muy a gusto con él, es responsable, profesional y un excelente compañero. Yo me siento muy feliz.

-Tus primeras escenas en la telenovela fueron con David Cepeda...
Es un niño muy profesional, muy guapo, van a haber muchas escenas fogosas, calientitas (risas). Ivana interactúa con todos, casi todos los hombres de la telenovela; entonces, ya se imaginarán. Al principio, las escenas fueron duras porque me han tocado puras locaciones, me tocó ir al mirador del Ajusco y me moría de frío, pero quedó muy buena.

-¿Cómo eres con los hombres?
No soy una mujer que idolatre a su pareja, en su momento lo viví y no deja nada bueno. Estoy en contra del maltrato hacia las mujeres, no tenemos dueño. Si me conocieron en esta carrera, no la voy a descuidar. Seré actriz hasta que me muera.

-Has estado viviendo los últimos años en Miami, ¿con quién vivirás en México?
Me tuve que ir a México a vivir por la telenovela. Me llevé a mi mamá y a mi hijo, que están conmigo para arriba y para abajo.

-¿Cómo te sientes con este regreso a Televisa?

Mi recibimiento en México ha sido genial. Estoy muy contenta. El tiempo de Dios es perfecto. Por algo pasan las cosas; por algo Dios me está mandando de nueva cuenta a México a trabajar.

-¿Y cómo es tu nuevo rol de madre?
Me considero una madre muy padre, es difícil salir adelante cuando eres madre soltera, pero cuando ves la sonrisa de tu hijo eso pierde importancia. Mi presente sólo es él, todo el tiempo pienso en mi angelito, me hace levantarme aunque esté cansada, yo no quiero que padezca nada.

-¿Qué significa tu hijo en tu vida?
Sin él no puedo vivir. Si no estuviera conmigo sería como si me faltara una pierna o un brazo. Duermo con mi hijo; él es el amor de mi vida.

-¿Ser madre, te ha cambiado?
Me ha hecho madurar aún más, aunque antes ya era una persona responsable, seria y muy profesional.

-Y ahora que estás en México, ¿crees que podrías ver más seguido a tu hermana gemela Daniela para evitar el distanciamiento?
A mi hermana yo le deseo lo mejor. Respecto al tema de mi hermana tengo la conciencia en paz y mi familia completa me apoya. Las cosas no pasaron como las han publicitado. Ahí pasaron situaciones que se escapan de mis manos, pero tengo fe en Dios y todo caerá por su propio peso. Yo nunca tuve problemas con mi hermana, yo nunca discutí con mi hermana. Aquí pasaron otras cosas que no valen la pena mencionar, porque no solamente distanciaron a mi hermana de mí, sino de mi familia también. Su mamá también la extraña, su hermana Patricia, Antonio, la abuela, todo mundo en Venezuela la extrañamos. Algún día ella abrirá los ojos. Por algo Dios hace las cosas, y yo confío mucho en Dios. El tiempo de Dios es perfecto, el sabrá cuándo, cómo y dónde. Mientras tanto te voy a decir lo que he dicho siempre: que la amo, la extrañamos, que respetamos su decisión, pero cuando ella quiera volver con su familia, la vamos a recibir con los brazos abiertos.

-Has protagonizado en Venezuela, México, Colombia, Miami, y tu nombre es sinónimo de éxito. Pero, ¿eres una actriz cara?
Me halagas, pero muchas veces exageran y dicen que Gabriela pide mucho, y nada que ver. Para hacer ‘Soy tu dueña’ no pedí grandes lujos, sólo lo justo y necesario, un departamento y chofer porque no me atrevo a manejar en México porque me pierdo.

-¿Cómo te sientes de que seas considerada una villana muy sexy?
Ay, gracias, pero no me considero para nada sexy (risas). Me siento muy halagada porque soy la antítesis de lo que opinan de Gabriela como persona y actriz. Si supieran como duermo (risas). Me duermo vestida de pies a cabeza con ropa holgada y nada sexy.

-Pero tus personajes derrochan sensualidad, ¿es un sello?
Sí. Es un sello que me gusta colocarle a las villanas. Forma parte de ser provocativa, tentadora. Disfruto hacerlas lucir prohibidas, pero al mismo tiempo accesibles si el personaje lo siente.

-Estas celebrando 21 años de carrera profesional...
Estoy primero agradecida con Dios porque me ha dado salud y vida; segundo, porque en mi carrera he tenido la particularidad de que me han escogido los escritores o escritoras y no los productores para desempeñar los personajes. Puedo decir con todo orgullo que soy la única latina en la historia de la televisión que más personajes dobles he interpretado. Estoy agradecida porque no fui encasillada para ser siempre la típica protagonista. A lo largo de 21 años he desempeñado diversos personajes; tengo experiencias y aprendizajes que me llevaré a la tumba y nadie me lo podrá quitar.

David Zepeda, embarcado en un nuevo proyecto


David Zepeda da vida al villano de ‘Soy tu dueña’ y se siente afortunado de compartir escenas con Silvia Pinal y Jacqueline Andere.

Después del enorme éxito que consiguió haciéndole la vida imposible a William Levy y Jacqueline Bracamontes en ‘Sortilegio’, regresa David Zepeda para interpretar al villano que se atreverá a dejar plantada en el altar a Lucero en ‘Soy tu dueña’, historia que se estrenó en el lugar que deja ‘Corazón salvaje’ por el Canal de las Estrellas. El mexicano interpretara a Alonso Peñalver y es uno de los personajes clave en esta nueva versión del clásico realizado hace 14 años.

Luego de su participación en ‘Sortilegio’, David Zepeda tuvo la oportunidad de descansar durante tres semanas para convivir con su familia en Sonora (México) y viajar a Estados Unidos para desestresarse y recargarse de energías. El actor se considera un hombre de familia, pero sobre todo bastante entregado a lo que hace por lo que cada oportunidad que tiene aprovecha para visitar a los suyos.

-¿Estabas nervioso por el estreno de la novela?
Estábamos a unos días de iniciar al aire un trabajo que habíamos venido realizando desde el 6 de enero cuando arrancamos las grabaciones y esperamos que a la gente le gustara. Además, es producida por Nicandro Díaz, sinónimo de éxitos y garantía en sus productos. Tenemos un elenco de primera y los ingredientes necesarios para que la novela sea un éxito y que atrape a la gente.

-¿Qué diferencia existe entre este personaje y el de ‘Sortilegio’?
Esperemos que la gente sea muy perceptiva en lo que el director y yo hemos querido darle a este personaje, que a diferencia de Bruno, de ‘Sortilegio’, Alonso Peñalver es muy encantador y esa es su justificación para enamorar a dos bellezas de mujeres como lo son Lucero y Gaby Spanic, quienes interpretan a Valentina e Ivana respectivamente.

-¿Cómo te sientes de compartir escena con primeros actores?
La verdad soy bastante privilegiado, creo que tengo muchísimo que aprender y dar, pero sobre todo tengo mucha ilusión de crecer como actor. Trato que de que cada proyecto sea una necesidad constante de demostrar un crecimiento actoral y personal y esperemos que este no sea la excepción. En ‘Soy tu dueña’ tengo la oportunidad de trabajar con figuras de primerísima como la señora Silvia Pinal, Sergio Goyri, Julio Alemán, Erick del Castillo, Jacqueline Andere, Ana Martín y David Ostrosky y esto es algo que como actor se agradece porque tengo el compromiso de dar lo mejor de mí para estar al nivel de estos gigantes de la actuación.

-¿Qué diferencias existen entre esta versión y la anterior?
‘Soy tu dueña’ es el remake de la novela que se hizo hace 14 años, sólo que esta vez vamos a actualizarla, haciéndola fresca y con nuevos elementos para que la gente se identifique y se olvide de tantos problemas que la vida cotidiana nos da. En general cambian los tiempos, las edades de los personajes, así como sus motivaciones, de alguna manera es la misma base, pero son situaciones nuevas y eso trae una frescura en la historia. Una escena tú la puedes hacer de 150 mil maneras y en este caso estamos haciendo algo completamente diferente a la versión anterior, hay situaciones distintas y personas nuevas.

-¿Viste la versión anterior?
Sólo vi el primer capítulo para tener idea de que se trataba y me encanto la verdad, pero estoy realizando mi personaje de acuerdo a los libretos y como el director y el productor me indiquen, eso me aleja completamente de lo que hizo Eduardo Santamarina.

-¿Cómo recuerdas tus primeras escenas en la telenovela?
Empezamos con muchas ganas, mucha energía, eran escenas muy complicadas son Gaby Spanic, nuestros personajes traen una carga emocional muy fuerte, y con esto iniciamos este proyecto.

-¿Y tendrás escenas subidas de tono?
Claro, tengo escenas con Gaby Spanic, serán de mucha pasión y sensualidad, muy fuertes, aunque todas con mucho respeto. Físicamente subí de peso y me deje la barba porque en la historia aparento más edad de la que tengo y estoy seguro que algunas odiaran a este personaje.

-¿Cuál era la expectativa para su estreno?
Más que nada que la gente nos dé la oportunidad de entrar a sus hogares con una historia muy bien hecha, con eso me doy por bien servido. En cuanto a audiencia y ratings desafortunadamente no está en nuestras manos, pero sí está entregar el cien por cien de nosotros y eso lo hemos hecho cada uno de los que integramos esta producción.

-¿Cómo ves la competencia con ‘La Loba’ (de TV Azteca)?
Eso es lo interesante, darle a la gente una propuesta distinta a lo que tienen en TV Azteca y otros canales. En lo personal me encanta que exista una mayor oportunidad para ver productos interesantes, porque eso crea un mayor compromiso, no solo en los actores, sino en los productores y las mismas televisoras, la gente es la que tiene la última palabra y en la diversidad esta el gusto.

-¿Qué hiciste al terminar las grabaciones de ‘Sortilegio’?
Cuando terminé ‘Sortilegio’ fui con mi familia a descansar y viaje un poquito en Estados Unidos, realmente fueron tres semanas de descanso porque después empezaron las pruebas para ‘Soy tu dueña’, los tiempos se dieron justos porque la verdad soy una persona inquieta, me encanta estar trabajando y éste llegó en un momento perfecto porque me siento motivado y descansadito, traigo las pilas recargadas para iniciar al aire.

Indhira Serrano juega a ser buena y mala


Indhira Serrano despierta pasiones no sólo por su belleza, sino también por sus personajes como Dora, la dulce y sensual bailarina de ‘El Clon’, o como la detestable Patricia en la telenovela ‘Amor sincero’, la telenovela basada en la vida de la cantante Marbelle.

La actriz nació en Barranquilla (Colombia) en 1976 y estudió Diseño Textil en la Universidad Autónoma del Caribe. La actuación le atrajo desde el principio y, cuando se decidió, logró papeles de niña buena como María José, la mejor amiga de Sofía, la protagonista en ‘La Costeña y el Cachaco’. También ha estado en telenovelas como ‘Todos quieren con Marilyn’, ‘Decisiones’, ‘La Traición’ y ‘Victorinos’, entre otras. Además, ha participado en películas en el cine, como en ‘Paraíso Travel’ o ‘Love in the Time of Cholera’ (‘El amor en los tiempos de cólera’).

Pero, como su belleza no podía pasar desapercibida, el modelaje la descubrió. Y le fue muy bien. Y en 2003 ganó un premio como la mejor modelo del año y la incluyeron entre las siete mejores modelos de Venezuela. Su belleza la llevó por el camino del modelaje y su talento, por el de la actuación. Pero, Indhira Serrano tiene un gran secreto. Además, tiene buena voz. Fue vocalista de un grupo de música electrónica en Venezuela. A Indhira le gusta el soul, el R&B y, por supuesto, la música africana, la que tiene sus raíces. Pero, Indira Serrano dice que su vida ahora está dedicada a su hija y a la actuación.

-¿Por qué crees que la telenovela ‘Amor sincero’ ha tenido tanto éxito?
Porque toca el tema de las familias que salen adelante, a pesar de todas las dificultades y que tratan de tener una mejor vida sin importar de dónde vengan.

-¿Cómo te sientes siendo la villana de la telenovela basada en la vida de Marbelle?

Hasta ahora había hecho personajes buenos, pero los malos tienen un encanto particular que estoy empezando a descubrir, me gustan. Es divertidísimo. Cuando se interpretan papeles de la buena, de la mejor amiga, te preguntas ¿será que yo puedo hacer que la gente crea en mí como alguien malvado, como alguien complicado? Este personaje me ha demostrado que sí. Eso me parece genial. Ha sido un reto chévere, pero a la vez muy duro. Si bien sabía que era la mujer que le quería quitar el esposo a la mamá de Marbelle, nunca me imaginé que sería la mala del paseo. Así que ha sido un poco sorpresivo todo esto que vivo con ella, pero amo mi personaje. Es muy raro verme porque uno siempre se ve a sí mismo, así no lo sea, como una buena persona y cuando aparezco en este personaje me digo: “¿cómo es que hago para hacer de esta mujer que hace cosas incorrectas e identificarme con ella?”. Eso logra que vea partes de mi que no conocía.

-¿Qué elementos has tenido en cuenta a la hora de construir a Patricia?

Me he basado en la historia, en el perfil del personaje y uso otros elementos de mi formación actoral que son secretos del sumario. Pero la idea es que cada vez que creo un papel nuevo busco elementos en ese personaje para trabajarlos, de tal forma que cada personaje se construye desde puntos distintos. A Patricia lo base mucho en su problema psicológico y mentalidad trastornada.

-¿Cuáles han sido los mayores retos que asumió con Patricia?
El acento, porque yo soy costeña y Patricia es caleña. También el de interpretar a una mujer que está un poco perturbada. Pero, para mí en general todos los personajes son un reto, en todos está el hecho de desdoblarte y salir de quien eres para convertirte en alguien más.

-¿Te sientes mejor siendo la buena de la historia, como en ‘El Clon’, o como la mala en ‘Amor sincero’?
En realidad todos creemos que somos buenas personas, pero estar conciente de que interpretas a alguien que está haciendo una cantidad de cosas equivocadas y hacer que sea creíble, es muy satisfactorio para la carrera. En todo el espectro de la actuación un actor no puede catalogar a un personaje como malo o bueno, eso le corresponde al público. En el momento en que uno encasilla al personaje en una categoría lo convierte en una caricatura, en algo falso. Además, a las personas más malvadas del mundo si uno le pregunta si son malos, responden que no y dan sus razones.

-¿Te reconocen por la calle?
Sí. Me encuentro de todo. La gente en Colombia me reconoce por la telenovela ‘Amor sincero’ porque ‘El Clon’ no se ha estrenado en Colombia, y ha gente que está muy clara de que es un personaje y me dice muy chévere el trabajo, y la gente completamente convencida que me mira con odio. Me dicen: “ya no te metas más en esa familia”.

-¿Qué harías si en la vida real te enamoras de un hombre casado, como en la telenovela ‘Amor sincero’?

Pues yo estoy enamorada de un hombre casado conmigo (risas). No sé, nunca me lo había planteado. Creo que me abstendría mucho. Nadie está exento de que este tipo de cosas le pasen, pero la forma en que se actúa hace la diferencia. Yo no quisiera nunca destruirle el hogar a una familia, no quisiera que un niño pasara por situaciones así por culpa de otra persona. Y por culpa mía menos.

-¿Qué fue lo que te atrajo del personaje para que quisiera interpretarlo?
Precisamente eso, era todo lo contrario a todo lo que había hecho en mi carrera antes. Era un personaje con una carga psicológica diferente muy fuerte. No era el típico personaje perfecto. Es un personaje que requiere una preparación, una credibilidad. Eso fue lo que me llamó la atención. Y por supuesto trabajar al lado de Rodrigo Triana porque nunca lo había hecho. Además, yo había estado trabajando con Telemundo, entonces fue como volver a la pantalla nacional colombiana. Y otro aspecto que me atrajo del proyecto fue trabajar con Marcela Benjumea, mi profesora en el Taller de Improvisación Teatro R101, en 2003. No había una forma de decir que no.

-¿Por qué en algún momento dijiste que eras como una gitana?
Porque, cuando un lugar se ha agotado y no me ofrece nada más, me voy a otro. Fue por eso que cuando terminé la universidad me marché a Venezuela, donde vive mi mamá. Años después, cuando ya había construido una carrera como modelo, regresé a Colombia para convertirme en actriz. Y muy pronto, además de las telenovelas, di mi gran salto al cine con sonadas producciones como ‘El amor en los tiempos de cólera’ y ‘Paraíso Travel’.

-Tu papel en ‘Paraíso Travel’ fue el de una pitonisa, ¿crees en las energías y en las fuerzas que emanan las personas?
Completamente. Sin ser alguien que acuda a brujos porque no es mi estilo, creo que hay una energía universal, creo que las cosas se manejan por karma. Pienso que si haces cosas buenas recibes cosas buenas, si haces cosas malas, recibes cosas malas. Creo en la energía de mi casa, en limpiar mi hogar, en poner velas, frutas, flores, en que hay gente que está mucho más limpia que otra y en que no hay gente buena o mala, sino que está revuelta o mucho más tranquila que otra. Trato de vivir en consecuencia con eso.

-¿Todavía trabajas en el modelaje o estás completamente dedicada a la actuación?
Estoy completamente dedicada a la actuación. El modelaje fue una época maravillosa en mi vida, pero como todas las épocas, tiene que pasar. Gran parte de lo que soy ahora se lo debo al modelaje, pero ya tenía que dar el paso siguiente.

-¿Qué es lo que más y lo que menos te gustó del modelaje?
Antes de ser modelo, yo era una muchacha de provincia, muy juiciosa, muy conciente de lo que quería hacer y hacia donde quería ir, pero muy ingenua y con un universo muy pequeñito. El modelaje me abrió las puertas del mundo. Y me ayudó muchísimo con la autoestima. Antes yo era una ‘nerd’ de colegio. Entendí que tenía unas características físicas que podían gustar y que podían darme una profesión, fue lo que más me gustó. Y viajar y conocer una variedad increíble de ser humanos, no los que sólo hablan de belleza. Lo que menos me gustó es que es una profesión donde encuentras mucha gente para la cual lo único importante es la parte física. A veces ves a niñas de 12 ó 13 años que piensan que siempre están gordas, que siempre están feas y toman decisiones equivocadas.

-También has sido cantante, ¿cómo te encontraste con la música electrónica?
Tengo la parte del canto muy abandonada. Cuando vivía en Venezuela entré a un grupo. Estábamos en un proyecto muy lindo, creando, componiendo, pero apareció mi oportunidad en Colombia y el grupo estaba proyectado como algo a muy largo plazo y tuve que tomar mi decisión. Está aplazadito. Yo sigo cantando, me encanta.

-¿Cómo es tu nuevo rol de madre?
Mi hijo Maximiliano tiene un año y cinco meses, pero desde que tenía seis meses yo ya estaba trabajando. Estaba en varios proyectos y tenía muy poco tiempo, pero cuando me mostraron los personajes de Dora (en ‘El Clon’) y Patricia (en ‘Amor sincero’), me gustaron mucho porque eran algo diferente a lo que había hecho. Saque las horas necesarias, los preparé, presente los castings y aquí estoy.

Pedro Telemaco se abre camino en Colombia


Pedro Telemaco filma en Colombia ‘El Clon’. El actor puertorriqueño se ha integrado en Colombia al elenco de la telenovela ‘El Clon’.

El polifacético actor Pedro Telemaco disfruta de uno de los mejores momentos en su carrera artística tras haber sido escogido para formar parte del elenco de la nueva versión del exitoso melodrama brasileño ‘El Clon’, que actualmente se graba en Colombia, y que se emite actualmente por Telemundo.

Pedro Telemaco, de 42 años, quien vivió siete años en Madrid y diez en Miami desde que se fue de Puerto Rico en 1990, asegura sentirse a gusto en Colombia, donde incluso podría quedarse después de noviembre de 2010, cuando vence su contrato con Telemundo, si aparece una oferta tentadora.

Telemaco, conocido por su participación en películas como ‘El Cimarrón’ y ‘La Mala’, se encuentra establecido desde el pasado mes de noviembre de 2009 en la ciudad de Bogotá, donde está dedicado en cuerpo y alma a la telenovela. Y Telemaco dice que estará en el 90 por ciento de la producción, y para el cual ha tenido que tomar clases de fútbol y dicción neutral. El talentoso artista, que confiesa vio algunos capítulos de la versión original de la telenovela cuando se encontraba en Miami, está seguro que esta versión va a resultar muy interesante para los puertorriqueños porque el elemento caribeño estará presente.

En ‘El Clon’, el actor encarna a Osvaldo Medina, un bailarín profesional y compañero sentimental de Dora (Indhira Serrano), la mujer negra cuyo vientre es alquilado para traer al mundo al clon.

-¿Cómo definirías a tu personaje de ‘El Clon’?
Es un mujeriego, un hombre de la noche y maestro de salsa. Osvaldo enseña a bailar salsa. Ama a Dora (Indhira Serrano). Y es un personaje que tendrá un gran cambio porque es un tipo que vive la noche, que acaba siendo un hombre serio que quiere formar una familia junto a Dora, que es la madre del clon. Y Osvaldo no maneja bien el que ella alquile su vientre y es un tanto bruto, machista. Lo bueno es que la vida lo reivindica.

-¿Qué es lo que más te gusta de interpretar a este personaje?
Lo más delicioso de interpretar a Osvaldo es que pasarán 20 años en la trama y el personaje madurará e intentará recuperar la vida que perdió porque se da cuenta que se va a quedar solo.

-¿A qué tuviste que enfrentarte para dar vida a Osvaldo?
En su ejecución, tomé clases para el acento neutral, aunque dejaré que salga el hombre de El Caribe que soy, porque es un tipo de la calle. Es bien llano, una perla. Es un picaflor que las enamora a todas aunque vive enamorado de Dora, su gran amor.

-¿Y qué resultó lo más difícil para conseguir ese acento neutral?

No ha sido fácil para mí manejar las eses (risas). En la producción hay actores colombiados, puertorriqueños, peruanos y cubanos, por lo que intenté que todo el mundo suene más o menos igual. Así que nos han puesto un coach de voz, que siempre está al pendiente de que hablemos lo más correctamente posible.

-También tomaste clases de fútbol, ¿no es así?
En mi vida jugué fútbol dos veces en el colegio, pero me pusieron un entrenador y resulta que me defiendo. Desde el principio le dije a la producción que en Puerto Rico crecimos jugando pelota, pero accedieron y me dijeron: “te vamos a proteger en las tomas”. Fui entrenándome y descubrí que hay que ser muy inteligente, estar alerta todo el tiempo y tener un conocimiento de lo que es jugar en equipo. Es un deporte de mucha técnica y me lo he disfrutado mucho.

-Viste algunos episodios de la primera versión de ‘El Clon’, ¿qué recuerdos tienes?
Me acuerdo perfectamente de la actriz, pero no de él y mejor, porque si hay registros anteriores que puedan afectar la creación.

-¿Cómo te sientes con tu compatriota Daniel Lugo?
Daniel es un maestro, entonces yo me siento a escucharle. Para mi ha sido un honor y un privilegio trabajar con él, pero lamento muchísimo no haber compartido escenas con él porque nuestros personajes no tienen nada que ver en la historia. Su trama tiene que ver con Marruecos, mientras que la mía con Miami. Pero, coincidimos en la vida real, cuando tenemos tiempo, pues las grabaciones son extensas. Hace mucho tiempo hicimos ‘Sombras del pasado’, con Alba Nydia Díaz y tampoco coincidimos.

-¿Cómo te has adaptado a Colombia, donde se graba la novela?
Son gente buena y que han respetado mi trabajo. Aquí el ambiente es muy tranquilo, tengo un apartamento bien amplio, con muy bonita luz y en una zona muy buena. Me gusta correr por las mañanas, pero no salgo mucho. Prefiero quedarme viendo películas en la casa o leyendo. Todavía no tengo amistades para compartir socialmente, pero sé que eso es algo que se desarrollará con el tiempo. Con la comida no hay problema, porque es divina. Y los colombianos son gente bien respetuosa y amable. Así que, hasta ahora, me encanta la ciudad. Estoy bien contento.

-¿Dónde estás grabando la telenovela?
Yo estoy grabando a las afueras de Bogotá, en una ciudad Marroquí que se construyó y también una parte de Miami, aunque también hacemos escenas de exteriores en el propio Miami.

-¿Pretendes quedarte trabajando para Telemundo en Colombia?
Vamos a ver si el destino y la vida nos pone en esa posición. Mi interés es estar donde esté el trabajo y puedo decir que las condiciones de trabajo son excelentes. Estoy contagiado con la pasión y la capacidad de trabajo que tiene esta gente, que es admirable. Se trabaja de lunes a sábado, se sabe a la hora que entras, no cuando sales, pero el trabajo es delicioso, porque todo el mundo tiene ganas de hacer las cosas bien. Hay mucho amor y empeño. Además, la producción se está cuidando muchísimo, la iluminación es perfecta y las cámaras son de alta definición.

-¿A ti también te han picado las avispas como a tu compañero Mauricio Ochmann?
No he tenido ese problema, en mi caso particular los mosquitos se han hecho mis amigos porque mientras he visto compañeros actores y técnicos que han sufrido el maleficio de las moscas, en mi caso ni me miran y quizá sea porque se quieren ganar el cielo conmigo o los espanto con la salsa que tengo en las venas.

-¿Qué nos puedes adelantar de tu trama en la telenovela?
No quiero anticiparme a la trama, pero les aseguro que es muy divertida y que el triángulo amoroso va a estar un rato dando vueltas y van a pasar 20 años antes de que vean a un Osvaldo distinto.

-¿Cómo te sentiste interpretando a Pedro Knight en el musical-homenaje de Celia Cruz?
Es un personaje que anhelaba hacer y, ahora, favorablemente me ha dado el permiso RTI para hacer el musical en Chicago. Para mí, dar vida a este personaje ha sido un viaje a la música, haciendo un gran ejercicio actoral porque este hombre pasa de joven, a mayor y a viejo. Y me dio la oportunidad de darme cuenta de que había crecido actoralmente como actor de teatro. En marzo hice un alto en las grabaciones de ‘El Clon’ para cumplir con varias funciones del musical Celia en Chicago.

Patricia Manterola estará en la segunda etapa de ‘El Cartel’


Patricia Manterola actuará en ‘El Cartel 2’, además, de estrenar en Estados Unidos una película en la que ella participa. La actriz y cantante grabará en cuatro semanas todo su personaje entre Cali, Bogotá y México. Actuará al lado de su hermana Michelle, que vive en Bogotá (Colombia).

No es la primera vez que Patricia Manterola, estrella reconocida de la farándula mexicana, viaja a Colombia. Ya había estado hace un par de años promocionando uno de los siete discos que ha lanzado al mercado, pero sí es la primera vez que esta actriz viaja para participar como actriz en una producción colombiana.

Será una de las protagonistas femeninas en ‘El Cartel 2’ y se saldrá del estereotipo de mujer buena, para interpretar a una dama con carácter. “Algo así como un capo en versión femenina”, según describe un empleado de la producción, pese a que los participantes en el proyecto tienen prohibido hablar del tema.

“Nunca vi la serie, pero escuché muy buenos comentarios de ella en México y en Estados Unidos, así que cuando me llamaron a hacerme la propuesta no pude negarme”, dice pocos minutos antes de abordar el vuelo que la llevará a Cali (Colombia) a grabar sus primeras escenas.

También rodará en Bogotá y en su país natal (México), todo en tiempo récord. Habló con los directivos y les dijo que estaba comprometida con el lanzamiento de su séptimo álbum, ‘Ya terminé’, y debe cumplir con las labores de juez en el programa ‘Talento, mucho talento’, en Nueva York. “Tengo compromisos, así que llegamos al acuerdo de que mis escenas se harían rápido y en sólo cuatro semanas”, dijo la hermosa mexicana.

Manterola, recordada por sus protagónicos en culebrones como ‘Acapulco, cuerpo y alma’, ‘Alcanzar una estrella’, ‘Alcanzar una estrella II’ y ‘Buscando el paraíso’, entre otras, cumple 30 años de estar en el medio artístico en el que también se ha dejado notar por su música.

En su disco ‘Ya terminé’ se estrenó como compositora de todos los temas y se declara satisfecha. “La mayoría son autobiográficos. Las grandes historias nacen de uno mismo. Hay una canción que se llama ‘Gracias’ y está dedicada a Javier Ortiz (su pareja por más de cinco años, con quien ya terminó)”.

De su trabajo en ‘El Cartel 2’, lo único que dice Manterola es que le parece algo “refrescante” dentro de su carrera porque no conoce a nadie del elenco ni de los directivos y eso le genera ansiedad. “Estoy de primípara en Colombia y me siento bien. Creo que esa ha sido la clave de haber durado tantos años en el medio: nunca he dejado de sentir maripositas en el estómago y me parece increíble cada vez que me subo o entro a un escenario”.

En la serie actuará al lado de su hermana Michelle, quien está radicada en Colombia desde hace varios años. “Ha sido la mejor guía. Me siento contenta de estar al lado de ella en esta producción que esperamos sea tan exitosa como la primera, pero eso sólo se sabrá cuando salga al aire”, admite Patricia.

Además, podemos ver a Patricia Manterola en el cine, en la película ‘The Perfect Game’, donde la actriz y cantante mexicana entrega una visión distinta al clásico estereotipo del latino en el cine americano, donde interpreta a una mujer sencilla de la cual se enamora el entrenador de un equipo de béisbol infantil que, en 1957, logró lo que algunos consideraban imposible: campeonar. “En aquel entonces esto fue una historia como David y Goliat”, explica Manterola.

En esta película el deporte es una metáfora social sobre los llamados underdogs: personas con menos probabilidades de ganar una contienda o lograr una meta competitiva que otras mejor equipadas y/o preparadas. El término se ha usado bastante en relación con dramas deportivos, como en ‘Rocky’ (1976), con Sylvester Stallone, casi siempre por algún tipo de prejuicio o discriminación. “Primero que nada, tenemos que tomar conciencia de que todos somos iguales, que simplemente tenemos diferentes oportunidades en la vida”, afirma Manterola.

“Para el corazón y para la mente no hay imposibles”, asegura Manterola. “Puedes tener límites y es cierto que uno debe conocerlos”, señala, porque, “cuando conoces tus límites te es posible expandirlos, abrirlos”.

Manterola ha trabajado en películas como el thriller de acción ‘The City of Lost Souls’ (2002) de ‘Takashi Miike’, uno de los auteurs cinematográficos de Asia y a quien algunos consideran el ‘Quentin Tarantino japonés’, por sus producciones de una violencia estilizada que camina la cuerda floja entre el cine comercial y las películas “extremas” que pueden considerarse arte.

“Siempre me han llamado la atención los proyectos interesantes, no importa en qué idioma”, precisa. “En la actuación no importa el lenguaje. Es algo mágico. Si bien el lenguaje hace que trasmitas la idea, físicamente la mirada, la manera de moverte, es lo que realmente enriquece a un personaje. Voy a seguir haciendo proyectos interesantes en cine, televisión y teatro, porque lo que me apasiona es actuar sin ponerle la etiqueta del idioma, Cuando empecé a audicionar en Los Ángeles, me daba mucha tristeza ver que los guiones americanos solamente, o en su mayoría, reflejaban esa cara de los latinos”, recuerda Manterola.

“Hacer una película donde se muestra completamente la cara opuesta, de éxito, de valores y de fe, quise representar a mi personaje como tal. Entonces, cuando ves a María, ves a una mujer preocupada por sus valores familiares (para ella la familia es muy importante), por las buenas costumbres, los buenos modales, por su manera de hablar, de moverse. En la manera dulce en que ella se expresa, en su mirada transparente”.

Si bien la historia está ambientada en el pasado, para Manterola las conexiones temáticas con el presente trascienden el marco de la gran pantalla: “se sale completamente de los estereotipos y parámetros de lo que comúnmente vemos sobre los latinos”, observa.

“Algo que me enseñaron mis padres desde muy niña es tener siempre una lista de tus valores y de tus prioridades, y la debes tener muy clara”, afirma. “Cualquier situación, si la has manejado con tus valores, no se vuelve un escándalo, sino en algo de lo cual uno aprende”.

Y revela su secreto: “nunca hacer nada que vaya en contra de mis principios y de mis valores en lo que haga. Siempre he manejado mi vida bajo esas escalas de valores”, asegura Patricia Manterola. “Primero que nada, está el respeto a mí misma y a los demás. El amor maneja mi vida y siempre trato de enviarlo y de recibirlo”, finaliza la actriz y cantante.

Natalia Streignard debuta en Univisión como conductora


La reconocida actriz venezolana inicia una nueva faceta en su exitosa trayectoria artística desde el domingo 09 de mayo a las 10 de la noche, como presentadora del nuevo programa ‘Belleza Latina al descubierto’, un espacio de una hora duración, que iniciará su transmisión una vez finalizado el exitoso programa ‘Nuestra Belleza Latina’, el cual es considerado como uno de los 3 shows más vistos en la televisión de Estados Unidos.

Natalia Streignard, protagonista de exitosas telenovelas que le han dado la vuelta al mundo como ‘Mi Gorda Bella’ y ‘La Tormenta’, regresa por la puerta grande a la televisión de Estados Unidos, pero esta vez de la mano de la prestigiosa cadena Univisión, y en una faceta completamente diferente, la de la conducción.

En ‘Belleza Latina al descubierto’, Natalia Streignard estará acompañada por el experto en moda Rodner Figueroa, con quien de una manera divertida, ágil y muy particular, dejarán al descubierto todo lo que pasa en la denominada ‘Mansión de la Belleza’, acompañada de las reacciones de las participantes de este popular programa, sin dejar de lado las opiniones del público sobre sus candidatas preferidas.

Este programa, que marca el debut en las pantallas de Univisión de Natalia Streignard nace a raíz de los altos niveles de audiencia que viene obteniendo ‘Nuestra Belleza Latina’, y se mantendrá al aire hasta el final de la competencia. Sin lugar a dudas todo un reto para esta bella actriz quien ha sido reconocida con importantes premios por su exitosa trayectoria artística a nivel internacional.

"Estoy feliz por esta gran oportunidad que me brinda la cadena Univisión al ser parte importante de un programa tan exitoso como lo es ‘Nuestra Belleza Latina’. Es una faceta completamente diferente a todo lo que he venido realizando anteriormente, pero espero que el público y mis fans nos sigan apoyando en este nuevo reto. Prometo dar lo mejor de mi en este programa", señaló Natalia Streignard.

Luego de haber hecho varios proyectos con Telemundo, entre ellos su última telenovela ‘El Juramento’, la actriz Natalia Streignard cambia de cadena y de rol pues llega a Univisión como presentadora, y las más nerviosas parecen ser las concursantes de ‘Nuestra Belleza Latina’.

Rodrigo de La Rosa, un actor de contrastes


Rodrigo de La Rosa dice que cada personaje le da un aprendizaje increíble porque le demanda mundos tan distintos, esa es la parte más divertida de ser actor, aparte de la que le da esa interrelación con los demás compañeros. Detrás del actor de ‘Perro Amor’, hay un esposo agradecido al amor incondicional que le profesa su esposa.

De La Rosa es un actor de contrastes, le hemos visto en diferentes papeles tanto en el cine como el teatro o la televisión. Ahora esta personificando en la novela de Telemundo ‘Perro amor’, a Gonzalo Cáceres, el famoso “Honey”, esposo de Camila Brando (Maritza Rodríguez), en donde él hace todo lo que esté a su alcance para complacerla.

A Rodrigo le gusta mantener las fronteras abiertas a cualquier personaje, en el teatro trabajó en ‘Los Miserables’, ‘Jesucristo Superestrella’ y ‘El Hombre de la Mancha’. Además, el actor mexicano ha tenido la suerte de trabajar en diferentes telenovelas y las recuerda con mucho cariño, como ‘El Alma Herida’, en su papel de Alejandro Mendoza.

-¿Cómo definirías a tu personaje de ‘Perro amor’?
Él se llama Gonzalo Cáceres, es un socio mayoritario de la empresa de los Brando. Está casado con Camila y está perdidamente enamorado de ella, sin darse cuenta de que ella le pone los cuernos todos los días. Es una persona que podrá hacer lo que sea por sus negocios y es la válvula de escape cómica de la historia.

-¿Cuándo llegó a tus manos el papel de Gonzalo?
Gonzalo Cáceres llegó en un momento maravilloso, me dio la oportunidad de agarrar cosas de varios personajes que yo había podido interpretar y así pudimos enriquecer mi papel. Me ayudó mucho también ver series de comedias norteamericanas, es una gran experiencia y aprendí mucho. Hoy en día, mi hija me dice que quiere continuar mis pasos y lo menos que me queda por hacer es apoyarla como en su momento lo hicieron mis padres conmigo, aunque vengo de una familia que nada tiene que ver con este medio porque no hay actores, si estuvieron dándome esa ayuda siempre.

-¿En qué se diferencia Gonzalo de los demás personajes que has interpretado?
Cada personaje es distinto, pero el entorno de Gonzalo es nuevo para mí, aunque todos los actores dicen lo mismo este sí es bien diferente de lo que había hecho. Anteriormente me había tocado ser el protagonista, el tranquilo, el que siempre es bueno, también me tocó ser muy malo y este personaje es un reto diferente, el que aparenta ser el villano pero no, realmente sólo le toca seguir los planes de Camila. Tiene mucho toque de comedia y de farsa, este es un trabajo de equipo y de ahí la respuesta del público a la novela. Nos han dicho que ha subido bastante el rating y yo estoy feliz de ver que la gente cuando me ve en la calle de inmediato me llama “Honey”.

-¿Cómo te sientes trabajando al lado de la hermosa Maritza Rodríguez?
Muy bien. Aquí no me puedo llevar el crédito sólo, tengo que dárselo también a Maritza. Tener una verdadera actriz al lado me ayuda a mejorar un doscientos por ciento tu actuación. Es que te enseña en un escenario y a mi ella me ha ayudado como actriz infinitamente. Sé que hombres como Gonzalo tienen que haber muchísimos, para los negocios es un hombre muy inteligente, muy capaz, pero en el momento en que su mujer entra en escena a este hombre se le va todo, sólo vive, duerme, se levanta y respira por su panterita.

-¿Y cómo te encuentras sentimentalmente?
Abrí mi corazoncito hace rato al mundo. Tengo una relación muy linda con Fabiola Cepeda, una actriz muy importante de comedia musical en México. Ella es una bailarina y cantante maravillosa, es una mujer muy dulce y muy dada a la gente, siempre me apoya mucho y amarla es muy fácil. La conocí haciendo ‘Jesucristo Superestrella’, y de ahí ya vamos para once años juntos.

-¿Cómo recuerdas tu faceta de galán de telenovelas, como cuando protagonizaste ‘El Alma Herida’?
Esa época para mí fue fantástica. Trabajé con Itatí Cantoral, Gabriel Porras, Alejandro Camacho, un muy buen elenco. También interpreté otros personajes como en ‘La Ley Del Silencio’ a Fernando, en ‘Vidas Cruzadas’ a Raúl Chávez, en ‘Capadocia’ a Daniel Lugo o en ‘Daniela’ a Mauricio Lavalle. Para llegar a todo esto primero tuve que hacer muchas audiciones. Es lo que siempre he dicho, en esto hay que tener dos cosas muy importantes, perseverancia y paciencia. Vas a tocar muchas puertas y de hecho antes de que llegue la oportunidad mucha gente te va a decir que no y eso me pasó a mi.

-Y después de las telenovelas llegó el teatro, con ‘El Hombre de la Mancha’, ¿cómo fue esta experiencia?
Yo creo que al principio no me lo creí. Ahí estaba Susana Sabaleta y Roberto Blandón, por citarte algunos artistas que en mi país son enormes, que yo les he visto de toda la vida y de pronto verte en un cuarto sentado en una mesa leyendo los libretos con todos esos actorazos, personalidades tan fuertes, creo que me tocaron como tres semanas para asimilarlo y en el momento en que pude hacerlo ya no fue sino disfrutarlo, darle toda mi energía y todas esas ganas que por tantos años tuve guardadas para hacer un buen papel. Gracias a Dios a partir de ahí fueron llegando y llegando los proyectos y no he parado hasta el día de hoy.

Patricia Castañeda vuelve a la televisión por la puerta grande


Hace tiempo que la actriz colombiana no aparecía en televisión. Según dice, estaba dedicada a escribir y al cine. Ahora hace parte de las series ‘Los caballeros las prefieren brutas’, ‘El Cartel 2’ y tiene un nuevo libro.

-¿La serie ‘Los caballeros las prefieren brutas’ es tu regreso oficial a la televisión?
Sí. Yo me había alejado de la televisión porque me encanta escribir y ambas cosas implican dedicación y hacerlas al tiempo es casi imposible.

-Pero, no faltaron propuestas de telenovelas o series, ¿no?
Sí, pero muchos de los proyectos no me gustaban. Estaba alejada escribiendo todo el tiempo.

-¿Estaba en crisis con el medio?
Lo que pasó es que yo tuve un novio que es cineasta (Andi Baiz) y me metí mucho como en su mundo. Hice un corto y las películas ‘Satanás’, ‘La vida era en serio’ (que no ha salido) y ‘Yo soy otro’ (de Óscar Campo). En el cine todo es muy profundo con el actor y cuando leía las propuestas de las telenovelas me desinflaba.

-Carlos Moreno, Andi Baiz y Oscar Campo son caleños, de Cali (como tú), ¿el magnetismo con la ciudad es evidente?
Sí, total. Ahora tengo un nuevo personaje en ‘El Cartel 2’, que dirige Andi Baiz; trabajar con él es impresionante.

-¿Qué te llamó la atención de ‘Los caballeros las prefieren brutas’?
Que nunca había hecho comedia, que los personajes son muy sensuales y que todos los astros se confabularon para que estuviera ahí.

-¿Y los caballeros sí las prefieren brutas?
Todavía hay un grupo muy grande de hombres que las quieren brutas, que las quieren para ellos. Ese es un concepto un poco primitivo. Por un momento, pensé que habíamos avanzado, pero no.

-¿Cómo se te seduce?
Con mucho humor; ese es el poder de seducción más grande que me pueda atraer. Y que me pongan mucha atención.

-Para muchos, eres un símbolo sexual, ¿te lo crees?
No estaba consciente que generará ese tipo de cosas, qué delicia. La verdad no me gusta provocar, pero eso viene de mi abuela, que era bellísima. Creo que ella me pasó eso y me gusta causar esa reacción.

-Muchos lo notaban desde que trabajó en ‘La brújula mágica’ (tu primera incursión en la televisión)...
No sé cuál es la razón, pero lo cierto es que lo que he hecho siempre ha dejado huella. ‘La brújula mágica’ marcó un momento impresionante en el universo adolescente de la época con una niña de 17 años hablando de un mundo surrealista. Lo mismo pasó con ‘Tiempos difíciles’ y ahora las cosas están funcionando con ‘Los caballeros las prefieren brutas’. Creo que he elegido muy bien (risas).

-¿Cómo manejas la fama y el acoso de los fanáticos?
No soy de las que firma autógrafos o que se toma muchas fotos. Trato de pasar desapercibida porque odio las montoneras, soy de un círculo muy cerrado. Claro que cuando alguien se me acerca, saludo y soy muy cordial.

-¿Tienes algún trauma con algún fanático que se pasó de la raya?
Siempre los hay. A veces se enamoran apasionadamente. No lo ven a uno como persona, sino como a quien interpreta. Alguna vez tuve unos ex que me decían que cómo podía hacer eso (refiriéndose a sus papeles) y gente que deja flores, te manda mensajes y hasta te persigue.

-También piensan que eres muy polémica y desinhibida...
Nunca he sido polémica. Lo que pasa es que soy espontánea y no juzgo nada. Cuando hago o publico algo, obviamente para el resto puede ser polémico porque yo cuestiono.

-¿Eres incomprendida?
No, lo que me gusta es preguntarme acerca de muchas cosas y en esa búsqueda la gente puede reaccionar.

-¿Cómo reaccionas ante las críticas, que han sido muy dura con tu carrera como escritora?
Fue muy complicado. Antes de salir, para mí fue un cuestionamiento muy grande el hecho de publicar. Apenas la editorial me dijo que me iba a editar el libro, no tuve que preguntarle a nadie más. A mis cuentos les dieron duro, pero me encantó, pues significó que los leyó mucha gente.

-¿Harías tu autobiografía?
¿Crees que podría ser interesante? Creo que me tocaría exagerar muchas cosas. Habría que buscarle un nombre.

-¿Qué estás escribiendo?
Acabo de terminar mi primera novela: ‘Virginia casta’, que es una comedia romántica, profundamente light, acerca de una mujer que no es ni virgen ni casta. Una mujer increíble.

-¿Quizás es un personaje con tintes autobiográficos?
Seguro que debe haber un poco de eso. Al escribir, uno trata de hablar de alguien más, de las amigas, por ejemplo; pero no quiero aceptarlo ni pensarlo, prefiero ignorarlo.

-¿Cuál es el peor chisme que te han inventado?
No recuerdo ninguno, pero me encantaría que me inventarán que tuve un romance con Jude Law.

Jenny Osorio se convierte en una villana


Jenny Osorio habla de sus proyectos a corto plazo. La actriz colombiana que interpreta a Carolina en la novela ‘Amor en custodia’ quiere crear una empresa dedicada al cuidado del medio ambiente. El secreto de Jenny Osorio para mantenerse siempre bella es ser feliz y hacer lo que le gusta.

-¿En qué se parece a ti tu personaje de Carolina?
En que no le tengo miedo a la vida, soy una mujer que toma decisiones. Sólo que lo aplico para realizar mis proyectos y para progresar, no para hacerles daño a los demás.

-¿Y a ti también te suena el modelaje o te quedas con la actuación?
Claro que me suena el modelaje, me emociono cuando estoy ensayando para hacer las escenas de pasarela en la novela.

-¿Cuál es tu secreto para mantenerte hermosa?
Ser feliz, hacer lo que me gusta a diario, comer lo que me gusta, estar con personas que me den buena energía, verle el lado bonito a todo, incluso a lo “malo”. Y por aquello de la fuerza de gravedad voy al gimnasio, de vez en cuando me hago masajes, me aplico cremas para el rostro y cuerpo. Tomo agua y como fruta.

-¿Eres apegada a la moda?
Nada apegada, sencillamente uso lo que me gusta y me hace sentir cómoda.

-¿Qué es lo más difícil de hacer un personaje antagónico?
Que mi personaje le bote tanta energía a decir y hacer cosas tan perversas, además de no caer en la exageración.

-¿Cómo te fue representando a Colombia en el concurso de la agencia Intermodels en México?
Fue la primera vez que viajé a México, no pasó nada en el sentido del modelaje, porque ni sé en qué puesto quedé (risas), pero me enamoré de un mexicano y además recibí una oferta de Televisa para hacer un personaje. Pero, apenas tenía en ese entonces 19 años, y me dio miedo quedarme y enfrentar otro mundo.

-¿Te irías a vivir a otro país?
Amo a Colombia y soy feliz viviendo en Bogotá, pero toda mi familia es paisa y crecí con las costumbres de ellos.

-¿Cuál es el mejor recuerdo que tienes de tu época como Miss Barbie?
Cuando me disfrazaban como la muñeca, entregaba los regalos a los niños en los centros comerciales y me tomaba fotos con ellos.

-¿Y cuál fue el papel que te sacó del anonimato?
Sin duda mi primer personaje: el de Jenny en ‘Padres e hijos’. A nivel internacional fue el de Ximena en ‘Sin tetas no hay paraíso’.

-¿Qué recuerdas de las grabaciones de ‘Sin tetas no hay paraíso’?
Una vez que estábamos grabando y Andrés Toro (Byron en la serie) se fue a dar una vuelta en la moto sin papeles y llegó como a los diez minutos huyéndole a la policía, pálido porque se lo iban a llevar detenido.

-¿Y qué fue lo más difícil de interpretar a una prepago en esta serie?
Saber que es una realidad y vivirla. En donde grabamos las escenas, vimos las niñas menores de edad sentadas en las piernas de hombres, sólo para que les diesen dinero para llevar comida a su casa.

-¿En dónde dejaste la administración de empresas?
Esa sigue en mi vida ahora más que nunca, la llevo en la sangre y también la aplico en mi diario vivir. Este año comencé por el lado de las comunicaciones, tengo una empresa de sistemas; tengo pensado abrir, por tardar en junio, mi página web y también tengo un proyecto del que pronto sabrán, que también tiene que ver con internet.

-Después de ‘Amor en custodia’, ¿qué sigue?
Decirlo en este momento es muy difícil, hay varias propuestas en teatro y televisión. También si puedo tomarme un tiempo de descanso me gustaría ir a estudiar a Nueva York, pero todo depende de cómo se den las cosas.

-¿Tienes algún proyecto a largo plazo?
Me gustaría vincularme al cuidado del medio ambiente. En un futuro, crear una empresa con productos reciclables y biodegradables.

. . : ENTREVISTAS : . .

Diego Cadavid


Diego Cadavid, protagonista de la serie ‘El Encantador’, de Caracol, es un amante de la actuación, el buceo, la música (toca varios instrumentos) y la fotografía, a la que está dedicado profesionalmente y sólo deja por corto tiempo cuando le ofrecen un buen papel. Ha trabajado en ‘Yo soy Betty, La Fea’, ‘Mesa para tres’, ‘El Baile de la Vida’, ‘Regreso a La Guaca’, ‘Tiempo final’ y ‘El Cartel’, entre otras producciones. Actualmente, el actor de 31 años se prepara para el estreno por el Canal Caracol de la segunda parte de la serie ‘El Cartel’, donde él toma la totalidad del protagonismo de la historia, después de que su amigo y compañero Manolo Cardona, por motivos profesionales, rechazara participar en esta serie, que ya participó el la primera etapa. En Colombia se lo conoce como un buen actor, tanto, que se da el lujo de escoger los roles que encarnará.

Antes de ser actor fue músico. Tocaba batería, percusión, guitarra y piano. Empezó a actuar a los 17 años en ‘Yo amo a Paquita Gallego’, ‘Padres e Hijos’ y ‘Conjunto Cerrado’. Diego es más que una revelación de la actuación, más bien, es un actor que revela con cada personaje, con cada una de sus interpretaciones a las que les da su toque único.

Aunque la serie ‘Inversiones El ABC’, de RCN, sobre el grave problema de las Pirámides en Colombia, pasó con más pena que con gloria, el Canal Caracol decidió hacer su propia versión, siguiendo una línea muy parecida a la historia de David Murcia Guzmán, pero tampoco tuvo suerte y retiraron la telenovela por no tener suficiente audiencia.

Con esa sonrisa sexy y contagiosa, que enamoró a Carolina Guerra y con la que ha conseguido trabajo, el actor Diego Cadavid admite que muchas veces le ha tocado sacar a flote sus dotes de encantador, en los negocios y en el amor.

-¿Cómo llegaste a ‘El Encantador’?
Caracol me llamó y me habló acerca del proyecto. Y nada, leí la historia y como era algo que estaba como de moda en el país: la estafa de dinero. Además, me gustó la forma como iban a tomar el tema, era con un poco de humor, algo muy divertido.

-¿Cuándo has tenido que fingir ser encantador?
Cuando estás en otro país, toca a punta de lengua y de ser encantador para entrar a un mundo donde no te conoce nadie.

-¿Con qué encantas tú mismo?
Con la palabra, con la risa, me gusta ser honesto, fresco, mamar gallo y quitarle el protocolo a las cosas. Ser encantador viene en la sangre, pero son claves la amabilidad y sobre todo, el poder de la lengua, de la palabra.

-¿Qué similitudes encuentras a ‘El Encantador’ con ‘Inversiones, El ABC’ (versión de RCN)?

No tiene nada que ver. Esto no es la vida de David Murcia. Es una historia a partir de las pirámides, porque hubo miles en todo lado, pero como el reflejo del colombiano vivo, la filosofía del avispado.

-¿Tuviste que fijarte en los casos recientes de estafa de Colombia para encarnar al personaje?
No, porque trato de no fijarme en eso. También traté de no fijarme en lo que contaba la prensa, sino en la historia que iba a hacer y que era como una crítica a la mala forma de ser de ciertos latinos, que como que son muy hábiles en hacer ciertos negocios.

-¿Cómo ha sido la experiencia de tener a Víctor Mallarino como director en ‘El Encantador’?
Increíble. Era de los pocos directores con los que no había trabajado y tenía cierto escepticismo. Pero hicimos candela. Manejamos el mismo tipo de humor, de actuación pausada, pensada. Yo por ese señor me dejo guiar a ciegas, tremendo actor y director.

-¿Dónde se grabó la serie?
Se hizo en Bogotá, pero tratando de no reflejar un sitio muy común. Se tuvo que montar un barrio con buena vista.

-¿Qué buscas a la hora de aceptar un personaje?
Siempre trato de hacer lo mejor y divertirme con los personajes. Ha habido varios proyectos que no he aceptado porque siento que no me voy a divertir.

-¿Con qué te quedas: con la fotografía o con la actuación?
Las dos. Me parece muy aburridor dedicarse a una sola cosa. Soy fotógrafo y me dedico a ello, más que a actuar. No hago novelas, porque me quitarían mucho tiempo para hacer lo otro. Para que actúe tiene que ser un proyecto corto e interesante, y que me permita seguir haciendo fotos.

-¿Cuándo crees que te convertiste en un actor selecto?
Bueno eso se va dando con el tiempo. Yo creo que llevo como diecisiete años trabajando en televisión y todo eso es un proceso. Creo que hace poco estoy ganando un poco de respeto, pero es por mi trabajo y el trato con las personas.

-¿Por qué te atraen los temas de capos y mafiosos?
Sí, realmente me atrae mucho. Toda la vida me han atraído las historias de la mafia y todas esas cosas. Al momento que se han empezado a dar todas esas historias y a producirlas, yo estaba feliz haciendo eso. Pero lo importante es que sea un personaje que tenga carácter, que me exija mucho, que me pida investigar.

-¿Y te atrae el papel de galán?
No es que no tenga preferencia, pero hay que ver que contenga un buen argumento. Siempre y cuando sea un galán que llore y sufra, que se despeine, que ame y sea real.

-¿Es cierto que tocando en bares te pagaste los estudios de actuación?
Sí, tocaba de noche con un grupo y de día estudiaba. Indudablemente que mis padres me apoyaban de corazón, pero yo tenía que ayudar a pagar mis estudios.

-¿Qué tan bien remunerado es un actor de tu categoría en Colombia?
Bien, bien. Yo siempre he dicho que un actor que trabaja en televisión y que diga que le paguen mal, no es así. Se puede vivir de hacer novelas y series. La verdad es que yo no me quejo. En el cine ahora están subiendo un poco los presupuestos. En el teatro sí son muy bajos. He tratado de hacer varias obras, pero no lo he hecho por tiempo y por lo que ya dije. Lo haría gratis, pero si es algo bueno.

-¿Sigues de pareja con la actriz Carolina Guerra, con la que ahora compartes protagonismo en ‘El Cartel 2’?
Sí, llevamos como dos años juntos, es la mujer con la que quiero pasar mi vida.

-¿Qué tiene Carolina Guerra de encantadora?
Todo. Es una mujer tremendamente talentosa, mis amigos y yo vivimos aterrados de lo inteligente que es. Uno le enseña a tocar batería y a los dos minutos está tocando perfecto, canta maravilloso, es un amor de ser humano, que le ayuda a la gente, a su familia.

-¿Y os habéis casado a escondidas?
Sí, dos veces y queremos seguirnos casando, pero siempre de una forma novedosa. Llevamos juntos más de un año en una relación tranquila, muy inteligente. Somos muy buenos amigos, yo la amo con toda mi alma y ella me ama con toda su alma.

-¿Qué piensas de que el presidente de Panamá haya censurado series colombianas como ‘El Cartel’ por afectar la salud mental y la honra de los panameños?

Panamá puede tener mucha tecnología, pero sigue atrasada. Hace algunos años la televisión en Colombia era igual, muy morronga.

-Antes de estrenarse ‘Rosario Tijeras’, ya se le critica que emita lo mismo: droga, sexo, violencia, ¿los actores no se saturan?
Es claro que estamos contando el narcotráfico hasta más no poder. En este momento estoy grabando la segunda parte de ‘El Cartel’, así que vendrá más narcotráfico (y paramilitarismo), pero no hay nada que hacer, a la gente le encanta el tema. Soy partidario de las historias reales, los libros que leo son de historias que sucedieron. ‘El Encantador’ está basado en cosas que pasaron en Colombia y en Panamá. Que satura, sí. Pero si son los temas que tenemos y son divertidos e interesantes, ¿por qué no contarlos?

-¿Ese límite lo lleva a la autocensura?
Al contrario, ante una serie como ‘El Cartel’ voy en contra de que nos limitemos, me parece fatal contar una historia real de forma mentirosa. La crianza de los hijos va en la familia, no en la televisión. Culpar a la televisión es de un padre perezoso. Es mejor que contemos historias interesantes y no esos novelones aburridores, que no ayudan a que el cerebro se desarrolle.

-¿Ya encontraste la felicidad?
Es momentánea, hay que estar atento para que cuando lleguen los momentos, éstos duren.

-¿Qué personaje te gustaría interpretar?
Uno de época, un superhéroe, un adicto. Muchos.

-¿Qué nuevo proyecto tienes para este año?
Me voy a Los Ángeles a especializarme en dirección de fotografía.

-¿Detrás de qué sueño estás?
Ser un genio en la dirección de fotografía y actuar en producciones de más nivel. Sé que lo haré.

-¿Cuándo te volveremos a ver en la pantalla grande?
El cine en Colombia está grave, pero tengo un par de proyectos en México.

Juliana Galvis


Juliana Galvis, la actriz hecha azúcar. Bajo la piel de esta joven actriz se esconde una mujer dulce, emprendedora y que se declara enamoradísima.

Tiene voz dulce, como de niña consentida. Pero parece del tipo de los dulces duros, porque tiene carácter, aunque es una mujer consentidora que ha pasado las duras y las maduras para llegar a donde está. Su rostro, que dibuja una infantil y traviesa sonrisa, delata una niñez llena de recuerdos almibarados y en los que siempre aparece como un ángel protector su mamá. A ella, que la sacó adelante en medio de muchos sacrificios y con la ayuda de sus abuelos, no solo le debe lo que hoy es, una actriz de 29 años, administradora de empresas que dirige muy bien su vida y sus dividendos.

En su lista de experiencias más dulces deja en primer lugar el recuerdo de cuando a los 16 años le comunicó a Beatriz Valdivieso, su mamá, que quería dedicarse a la actuación y ella, sin pelos en la lengua, le respondió que estaba loca y que lo mejor era que estudiara una carrera seria. Juliana no contrarió sus deseos. Se matriculó en administración de empresas y apenas terminó materias viajó a Bogotá en busca de su “locura”. El primer mes fue duro por la estrechez del bolsillo y la escasez de amigos, y más todavía cuando su mamá le dijo que contaba con todo su amor, pero no con su apoyo financiero.

Mientras tocaba puertas, vivió de los ahorros que le dejó su trabajo como presentadora de un canal regional y a los dos meses de estar en la ciudad consiguió un apartamento bastante austero. Pero, las oportunidades, que muchas veces aparecen con un curioso disfraz, empezaron a surgir. La primera fue en un reality en el que se buscaba una presentadora
de farándula. Después de largas filas y una apretada eliminatoria, ocupó el tercer lugar, que le sirvió como trampolín para presentar dos audiciones. Ambas las ganó, pero escogió ser la protagonista de la telenovela ‘Me amarás bajo la lluvia’, sólo que terminó con el papel antagónico y Carolina Sabino con el que antes era suyo, por el temor de la productora ante la inexperiencia de Juliana, la debutante.

Desde su primera incursión en la televisión, ya han pasado varios años y ha evolucionado como actriz y la hemos podido ver grandes producciones como ‘La ex’, ‘Pura sangre’, ‘Aquí no hay quien viva’, ‘El Cartel’ y ‘El Encantador’, entre otras. Además, Caracol pretende estrenar próximamente ‘Por amor a ti’, donde Juliana vuelve a convertirse en villana.

-Juliana, eres muy dulce, ¿te gustan los dulces?
No soy tan golosa. Fui hipoglucémica por cinco años y no los probaba, por eso ahora con un helado gigante de arequipe con chocolate al mes quedo feliz.

-¿Qué es lo que más te gusta?
Actuar.

-¿Cómo terminaste en la actuación siendo administradora de empresas?
Trabajando mucho.

-¿Cuándo descubriste que lo tuyo era la actuación?
Desde que tengo uso de razón.

-¿Qué es lo más arriesgado que has hecho?
Dejar todo por perseguir mi sueño de ser actriz.

-¿Qué recuerdas de tu paso por el concurso ‘Se busca’?
Durante los dos meses del concurso tuve grandes maestros.

-¿Con qué te quedas, con ser actriz, presentadora o locutora?
Actriz.

-¿Recuerdas alguna anécdota de cuando trabajabas como presentadora?
Cuando era presentadora de noticias en Bucaramanga no pude contener las lágrimas al anunciar el secuestro de un avión de Avianca. Me costó el puesto.

-¿En qué te pareces a tu personaje de ‘El Encantador’, de Luisa, una joven adinerada y sofisticada?
Me parezco en lo trabajadora y perseverante. Nos ponemos metas y no nos damos por vencidas, pero nos diferenciamos en que yo nunca pasó por encima de nadie para cumplir mis objetivos.

-De los personajes que has interpretado, ¿cuál te ha gustado más?
Los últimos siempre serán los primeros.

-¿En qué te inspiras para crear un personaje?
Como hay personas en el mundo, hay historias para contar, ahí esta la inspiración.

-¿Con cuál personaje te identificaste más?
Todos tienen “algo” de mí.

-¿Cuál ha sido el personaje que más te ha costado interpretar?
Marina, en ‘Mujeres asesinas’.

-Una escena inolvidable...
La captura de Pepe en ‘El Cartel’. Fue exigente emocionalmente y con un gran contenido de responsabilidad social.

-¿Qué escena te costó más realizar?
Una con Ernesto Benjumea en ‘El Encantador’, porque no podíamos parar de reírnos.

-¿Quién es tu mejor crítico en la actuación?
Yo misma, porque uno nunca puede conformarse con lo que hace, porque siempre puede hacerse mejor.

-¿Eres perfeccionista o psicorrígida?
Perfeccionista.

-¿Con las grabaciones y el ajetreo, te queda tiempo para Bono, su perro?
En mi trabajo se aprende a sacar tiempo para todo.

-¿Cuáles son las cualidades de tu hombre perfecto?
Amoroso, trabajador, divertido y leal.

-Eres de relaciones largas, y antes de conocer a tu actual novio estuviste dos años sola, ¿cómo fue esa temporada?
Con los años da más miedo la soledad, pero estar solo tiene muchas ventajas, como saber exactamente qué se quiere y qué no en la vida personal y en la de pareja. Es muy valioso ese tiempo de absoluta independencia para poder salir y tomar decisiones.

-¿Y qué te llevó a dejar ese “enriquecedor periodo de soledad”?
Conocí a Pedro Dávila hace casi tres años, en esa época de soledad nos volvimos amigos. Éramos simplemente eso, no era constante, porque él salía con otras personas y yo también. Pero estaba siempre ahí. Y no sé qué pasó. De pronto un día lo mire de verdad y me di cuenta de que tenía cerca de mí a un ser humano maravilloso y que quería lo mismo que yo: involucrarse en una relación. Ahora que lo conozco le agradezco a Dios, porque sé que él es el amor de mi vida y me devolvió la fe en el amor.

-¿Por qué habías perdido la fe en el amor?
Los hombres ahora se pueden enamoran, pero no se entregan realmente. Encontrar hombres que luchen por una, de esos hay muy pocos, y Pedro es uno de ellos.

-¿Cómo es tu enamorado?
Él es un abogado de 30 años, pillísimo, que trabaja en ventas internacionales en Caracol. No es común ver a un hombre de esa edad que trabaje con tanta vocación y empuje. Hay muchos que piensan sólo en salir a rumbear antes que estabilizarse. Él es un hombre muy maduro y centrado.

-¿Cuál es el momento más dulce en tu vida?
Son varios. Cuando gané mi primer casting para comenzar mi carrera actriz. Los más especiales, mis cumpleaños, que me los celebraban en casa. Y los sabores más dulces, los besos y las caricias de mis abuelos.

-Y el momento más amargo...
Cuando murió mi abuelo, que fue como mi padre. Tenía arteriosclerosis, fue duro verlo conectado a tantos aparatos antes de su muerte.

-Cuando saliste desnuda en ‘Soho’ y en ‘Interviú’ dijiste que el topless no era un pasaporte a la gloria que querías conseguir, ¿cuál era esa gloria que querías tener?
Que la gente me respete y me valore por mi trabajo y no por mi apariencia.

-¿Crees que después de tu desnudo sí hubo un cambio de mentalidad con respecto a los desnudos?
Sí, eso se refleja en el contenido de las revistas y las reacciones de los lectores.

-¿Qué le falta por hacer en la vida?
Tener un hijo.

-¿Qué planes futuros profesionales tienes?
El futuro de nosotros los actores es tan incierto. Yo he estado descansando, levantándome tarde. Quisiera parar, tomarme unas vacaciones e irme a San Francisco, por ejemplo. Pero, de otro lado, hay una oferta televisiva muy tentadora. ¿Saldrá? ¿No saldrá? ¿Me iré a Estados Unidos? No lo sé, de lo único que estoy segura es de que necesitaba estos días para bajarle el ritmo a mi vida.

. . : TELENOVELAS : . .

Soy tu dueña


El pasado lunes 19 de abril de 2010 se estrenó la telenovela ‘Soy tu dueña’, una nueva producción de Televisa a partir de las 9 de la noche por el Canal de las Estrellas.

Por primera vez llegará la pantalla mexicana la segunda versión de la telenovela ‘La dueña’, producida por Nicandro Díaz y protagonizada por Lucero y Fernando Colunga.

Desde el primer momento ‘Soy tu dueña’ gozaba de gran popularidad y el público la esperaba con ansia, mucho tiene que ver con el gran elenco que reunió el productor de este melodrama, donde aparecen figuras como Eric del Castillo, Ana Martin, Silvia Pinal, Gabriela Spanic, David Zepeda, Julio Alemán, Sergio Goyri y Jacqueline Andere, entre otros.


SINOPSIS:

A Valentina Villalba la vida parece sonreírle. Lo tiene todo: belleza, una cuantiosa fortuna que le dejaron sus padres, una exitosa carrera y un novio al que adora. Vive en su mansión de la ciudad de México en compañía de su querida tía Isabel, su nana Benita y de su envidiosa prima Ivana. Valentina piensa que su felicidad será completa cuando se case con su prometido, Alonso, dentro de unos días. Pero la realidad está a punto de destruir su ilusión, porque Alonso sólo busca su dinero, y además es amante de Ivana. Ambos han fraguado un plan para arrebatarle su fortuna, pero las cosas se complican y Alonso prefiere desaparecer; hace creer a Ivana que se marcharán juntos del país, pero nunca llega al aeropuerto, y deja a Valentina plantada ante el altar. A partir de ese momento, Valentina es otra mujer. De aquella joven dulce, justa y sensata se transforma en una mujer fría, autoritaria y déspota, llena de amargura.

Valentina se aísla y se va a vivir a la hacienda "Los Cascabeles”, una de sus propiedades en el campo, donde conoce a José Miguel, quien recientemente ha llegado a trabajar la hacienda de su padre, aledaña a la de Valentina. En poco tiempo, la gente de la comarca llega a odiar a Valentina porque su capataz, Rosendo, es un hombre perverso y sádico que comete muchos abusos en nombre de ella.

José Miguel y Valentina tienen varias discusiones a causa de los límites de sus tierras. Ella se comporta orgullosa y altanera, pero José Miguel se da cuenta de que se ha enamorado de la belleza y la fuerza de carácter de Valentina, por lo que está decidido a conquistarla.

A pesar de todos los obstáculos, originados por Ivana y Rosendo, Valentina permite que sus sentimientos hacia José Miguel poco a poco vayan escalando la fortaleza que construyó alrededor de su corazón, hasta vencer su orgullo, y entregarse juntos al verdadero amor.


PERSONAJES:

Lucero es
Valentina Villalba
Una joven mujer de buenos sentimientos; es noble, generosa, responsable y justa. Tiene una gran fortuna y es inteligente, culta y de gran personalidad. Trabaja en una editorial y es una hábil amazona. Su vida feliz se derrumba cuando su prometido la deja plantada ante el altar. Se cubre con una coraza de frialdad y despotismo que sólo José Miguel podrá traspasar.

Fernando Colunga es
José Miguel Montesinos

Es atractivo y varonil, de sentimientos nobles y profundos; leal, generoso, buen hijo y amigo. Es valiente, decidido, y tiene la habilidad de encontrar el lado amable de la vida aún en las situaciones más adversas. Tiene un gran sentido del humor. Decidido a hacer florecer la vieja hacienda de su padre y darle un propósito a su vida, también encontrará ahí el verdadero amor.

Gabriela Spanic es
Ivana Dorantes

Es sensual, egoísta, ambiciosa y grosera. Es astuta e inteligente, y siempre busca su propia conveniencia. Viste a la moda y le gusta lo fino y caro. Estudió la carrera de Historia del Arte, pero fue una estudiante mediocre y nunca ha trabajado. Envidia a su prima Valentina hasta el punto de odiarla y querer robarle todo. Sufre una psicosis que se agrava con el tiempo y la vuelve cada vez más obsesiva y desalmada.

Silvia Pinal es
Isabel Anaya

Es guapa y distinguida, de buenos sentimientos, conservadora y religiosa. Toda su vida ha amado a Federico Montesinos, el padre de José Miguel, pero él se casó con otra y ella con un hombre que la hizo sufrir. Es madre de Ivana y tía materna de Valentina, a quien crió y ha tratado como una hija desde el fallecimiento de sus padres. Aún cuando su hija y su sobrina ya son adultas, Isabel sigue negándose a pensar en sí misma.

Sergio Goyri es
Rosendo Gavilán
Hombre de campo: rudo, viril y muy ambicioso. No se detiene ante nada para conseguir sus propósitos; incluso es capaz de matar sin ningún remordimiento. Es capataz de la hacienda de la familia Villalba y la maneja con mano de hierro y despotismo. Cuando llega Valentina, trata de deshacerse de ella, pero luego se enamora de ella y se propone conquistarla a cualquier precio.

David Zepeda es
Alonso Peñal Vert

Es sofisticado, seductor, atractivo, ambicioso y deshonesto. Viste impecablemente y tiene un negocio de bienes raíces que suele operar de manera fraudulenta. Es un mujeriego que no se ata a nada. Finge ser el novio fiel de Valentina pero también es amante de Ivana, con quien planea despojar a Valentina de su fortuna.