..:GACETA, DULCE PARAÍSO 080:..

GACETA, DULCE PARAÍSO
(Número 080):


SUMARIO
(del 24 de mayo al 6 de junio de 2010):

NOTICIAS:
  • Carolina Guerra vuelve a compartir proyecto con su novio.
  • Jason Canela, una gran promesa de la actuación.
  • Sandra Beltrán quiere relanzar su carrera al cine.
  • Ariel López Padilla regresa a México para estar cerca de su hija y con nuevo proyecto.
  • Lupita Ferrer abortó varias veces por su carrera.
  • Carmen Villalobos y Sebastián Caicedo se separan.
  • Aldemar Correa se desnuda en obra de teatro.
  • Luis Fernando Bohórquez, un actor con vena de escultor.
  • 'A corazón abierto' se internacionaliza.


ENTREVISTAS:

  • Rafael Novoa.
  • Verónica Orozco.


TELENOVELAS:

  • El Cartel 2.
  • Quiéreme tonto.


RESÚMENES:

  • El Clon.
  • ¿Dónde está Elisa?
  • Perro Amor.
  • Bella Calamidades.
  • Salvador de mujeres.
  • La Bella Ceci y El Imprudente.
  • Gabriela, giros del destino.
  • A corazón abierto.
  • Rosario Tijeras.
  • Amor sincero.
  • Pandillas, Guerra y Paz II.
  • Amor en custodia.



Encuesta: ¿Qué versión prefieres?

  1. A corazón abieto (con el 67%).
  2. Grey's Anatomy (con el 33%).

. . : NOTICIAS : . .

Carolina Guerra vuelve a compartir proyecto con su novio


La actriz colombiana Carolina Guerra será la amante de “El Cabo”, en ‘El Cartel 2’. La han comparado con Angelina Jolie, ha estado en los canales MTV y Univisión. El próximo año será su lanzamiento como cantante y su carrera como actriz sube como espuma.

Carolina Guerra cree en ella y en lo que hace. Quizás por eso, dice, que todo le sale bien. Es de decisiones radicales. “Es innegable que me sentí atraída por el éxito del producto (habla de la audiencia de la primera temporada de ‘El Cartel’), pero si me hubieran ofrecido un personaje flojo con una historia floja, no hubiera aceptado”, dice enfática.

Ser destituida como Señorita Bogotá le abrió las puertas y conoció a los hombres que hoy por hoy la tienen volando: Diego Cadavid y Fernán Martínez. El primero, su esposo, con el que comparte todas sus locuras, además, vuelve a compartir proyecto, ya que estuvieron juntos en ‘Regreso a La Guaca’ y ahora en ‘El Cartel 2’. Y el otro, su manager, que le prometió convertirla en una estrella. Ella se ríe, pero no lo pone en duda. En ‘El Cartel 2’ es Vicky Puerta, la mujer de “El Cabo” y dice que dará mucho de que hablar.

-¿En qué momento decidiste ser actriz?
La decisión la tomé en el camino. Creo que comenzar a actuar fue algo irresponsable de mi parte, pero es la irresponsabilidad más dulce y de la que menos me arrepiento. Me ha traído aprendizaje, alegrías y, sobre todo, cosas muy interesantes a mi vida.

-¿Qué no te ha gustado de este oficio?
No hay nada que me haya pasado que supere las alegrías del alma que me da actuar.

-¿Ha cumplido Fernán Martínez su promesa de convertirte en estrella?
(Risas). El término estrella es chistoso. Lo que pienso es que hay que trabajar duro y estar a la altura de las oportunidades que se presentan. Nunca he visto el éxito lejano, lo veo presente siempre. En cuanto a lo que promete Fernán, yo le creo.

-¿Cómo te tomaste que en Colombia te comparasen con Angelina Jolie?
(Risas). Me creo “La Carolina Guerra Colombiana” a muchísimo honor. Me halaga naturalmente como mujer vanidosa que soy, que digan que soy la versión colombiana de la mujer más sexy del mundo, por el parecido físico que tenemos y por el toque de irreverencia que siempre me ha caracterizado, pero me halaga más cuando resaltan cosas que no están a simple vista.

-¿Te gustaría quedarte en el papel de presentadora?
No me conformo. Me gusta hacer lo que sepa y pueda hacer. Amo trabajar.

-También cantas, ¿cómo va ese rock-funk?
Va lento, como todas las cosas buenas.

-¿Te veías de reina de belleza?
Jamás. Ese ha sido el episodio más bizarro de mi vida. Cualquiera que medio me conozca sabrá que soy la antítesis de una reina. Al reinado llegué con jeans rotos y piercing en la nariz. Acordarme de ese tiempo siempre me saca una sonrisa.

-¿Con quién has estudiado actuación?
Con mis compañeros de escena.

-¿Qué es lo bueno de trabajar al lado de tu novio Diego Cadavid?
Que no lo tengo que extrañar tanto.

-¿Te olvidaste de la publicidad?
Siempre se me ocurren ideas con respecto a la publicidad, siempre me gustará crear, pero, evidentemente, en lo profesional, mis prioridades son otras.

-¿Fuiste modelo por llevarle la contraria a tu padre?
Curiosamente, él es el más feliz de todos. Es el primero en celebrar mis éxitos. Mis decisiones nunca estuvieron impulsadas por llevarle la contraria a nadie, fueron por criterio propio.

-¿Qué te dice tu padre hoy en día?
Tantas cosas, pero sé que definitivamente en su mente siempre ronda la necesidad de recordarme algo que me enseñó hace mucho tiempo y es que al que más tiene, más se le pide, de manera que hay que exigirse y estar a la altura de lo que uno quiere lograr. Sé que se siente orgulloso de mí.

-¿En qué te pareces a tu padre, Álvaro Guerra?
De pequeña, me decían Alvarita. Eso debe responder algo de la pregunta. Tengo su humor, su genio y su gusto por la buena vida. De mí papá, tengo el cerebro.

-¿Y en qué te pareces a tu madre?
El corazón, el alma.

-¿La película que siempre se repite?
Vi tantas veces 'Cinema Paradiso', pero creo que podría verla un par de veces más. Y 'Hable con ella'. Tienen algo muy loco y es que cada vez que las veo, veo algo distinto. Almodóvar y Tarantino son, para mí, eternamente irrepetibles.

-Música, actuación y modelaje, ¿cuál es tu verdadera pasión?
Todas son mi pasión, hasta ahora no me toca escoger, es cuestión de orden, mi pasión es el arte.

-¿Qué te enamoró de Diego Cadavid?
Su actitud. Me encantó y me sigue encantando.

-¿Cómo ha sido vuestra experiencia matrimonial?
Soy una persona inmensamente feliz. Quiero casarme muchas veces y todas con Diego, claro.

-¿Eres muy romántica?
No sé si sea muy romántica, pero prefiero las cosas espontáneas a las preparadas.

-¿Hacia dónde apuntas tu carrera?
Hacia el éxito, en Colombia y en el mundo.

-¿Cómo te ves en 20 años?
No gasto mucho tiempo pensando en eso, pero con seguridad, más feliz de lo que soy ahora, pues ya habré alcanzado todo lo que en este momento estoy trabajando, viajando por el mundo, tomándome un buen vinito, tarareando una canción y, si mi matemática no me falla, “disfru-luchando” la pubertad de alguno de mis hijos.

Jason Canela, una gran promesa de la actuación


Con tan solo 18 años de edad, Jason Canela está demostrando que su indiscutible talento y carisma han llegado para quedarse. Y es que este joven actor debutó exitosamente en la televisión internacional con un personaje estelar, en la nueva súper producción de la cadena Telemundo: ‘¿Dónde está Elisa?’. El joven actor cubano-americano interpreta a Santiago, un personaje que sin lugar a dudas dará mucho de que hablar.

Para Jason Canela, ‘¿Dónde está Elisa?’ es una gran oportunidad que le permite desarrollar una de sus más grandes pasiones: la actuación. Razón por la cual desde hace algunos años y casi silenciosamente, este nuevo rostro de la televisión, ha venido preparándose a través de diversos cursos de actuación que hoy en día le han permitido estar listo para asumir este gran reto, el cual comparte con renombradas figuras del cine y la televisión, como es el caso de Catherine Siachoque, Gabriel Porras y Sonya Smith.

Mientras cumple con su actuación en ‘¿Dónde está Elisa?’, Jason se encuentra terminando el High School en la ciudad de Miami, con uno de los promedios más altos de su clase, demostrando con ello que su disciplina, constancia y talento lo convertirán en una de las jóvenes figuras más destacadas del mundo del entretenimiento internacional.

Jason Canela asegura trabajar para imprimirle un sabor especial a sus actuaciones. Aunque es consciente de la penetración mediática que ha tenido su hermano Jencarlos Canela, el artista de 18 años se abre paso en el mundo de las telenovelas con su vocación como bandera, ya que lleva cuatro años estudiando actuación en el taller de actuación de Sebastián Ligarde, donde empezó a los 14 años, escuela de la que también se graduó su famoso hermano, Jencarlos Canela, protagonista de la exitosa telenovela ‘Más sabe el Diablo’. Aunque cabe aclarar que los Canela, cuyo parecido físico habla por sí solo, quieren desarrollar cada uno su propia carrera.

-¿Cómo es tu personaje de ‘Dónde está Elisa’?
Santiago es un chico de 17 años que se siente solo, no tiene atención de sus padres, de sus primos y eso lo lleva a hacer muchas cosas. Es muy rebelde, no les respeta y, si le dicen que no salga, sale porque “le pega” la gana, ahí es cuando ellos le dan atención y eso le funciona. Empieza con las drogas, pero no es un chico malo y muchos lo hacen por eso mismo, para llamar la atención de sus padres. Yo amo la actuación, llevo siete años estudiándola y vivo lo que hago.

-¿En qué te pareces a Santiago, tu personaje?
No tenemos nada en común. Es un chico rebelde, de un carácter muy explosivo y que, a pesar de ser tan joven, se siente que es su dueño y que nadie lo manda.

-¿Qué significa ‘Dónde está Elisa’ en tu carrera artística?
Sin lugar a dudas ‘¿Dónde está Elisa?’ es un gran reto para mi, ya que Santiago es un personaje muy complejo que me está permitiendo experimentar diversos matices actoralmente hablando; jamás me imaginé que en mi debut como actor iba a tener la oportunidad de desarrollar un personaje tan importante como este, estoy muy feliz por eso. Además el hecho de trabajar al lado de actores a los que siempre he admirado, es una gran enseñanza y un aprendizaje constante que estoy aprovechando al máximo.

-¿Y qué nos podrías adelantar de tu personaje?
No es malo y es el más interesado en que Elisa aparezca.

-¿Cómo pudiste hacerte con un papel tan importante?
Yo todavía no lo creo, o sea, me despierto y pienso ¿es en serio o estoy soñando? El poder decir que estás trabajando con tan buenos actores es increíble y me siento privilegiado. Cuando me dijeron que había obtenido el papel de Santiago en la telenovela ‘¿Dónde está Elisa?’, no me lo podía creer. Me quedé en shock. Brincaba, saltaba. Mi mamá estaba tan emocionada como yo. Imagínate éste ha sido mi sueño toda la vida.

-¿Qué hiciste antes de comenzar este proyecto internacional?
Antes de que me aceptaran en esta telenovela me presenté en muchos castings. Aquí mismo en Telemundo, hice varios. Audicioné para ‘Perro Amor’. Cada vez que me decían que no me pegaba mucho, pero a la vez sabía que llegaría una oportunidad para mí. Yo amo las telenovelas. Amo actuar. Me decía a mí mismo: “yo quiero estar en el cine. Quiero estar en las telenovelas”. Hasta que se dio.

-¿Cuándo decidiste que querías ser actor?
Desde los diez años estoy haciendo obras en la escuela y siempre me ha gustado la actuación.

-¿Cuáles fueron tus primeros pasos en la actuación?
Me puse a estudiar con Sebastián Ligarde y, desde el primer día en su clase, me enamoré y dije: “quiero ser actor”.

-¿Cómo has conseguido trabajar en un set de grabación mientras continúas tus estudios?
Estoy en la escuela desde las 7:30 a.m. hasta las 11:00 ó 12:00, cuando normalmente acababa a las 3:00 p.m. Lo que falta, lo hago en el estudio. Mientras no estoy grabando me pongo a hacer la tarea y termino las grabaciones a las 10 de la noche para llegar a mi casa y repasar líneas.

-¿Qué consejos has recibido de tu hermano mayor, Jencarlos Canela (Ángel en ‘Más sabe el Diablo’)?
Me habla sobre todo de enfocarme totalmente, de olvidarme de la cámara y de todas las personas que estén allí.

-También tienes aptitudes para el canto como tu hermano, ¿pretendes seguir sus pasos y sacar un disco al mercado?
Por ahora le voy a dejar eso a mi hermano. Mi prioridad es la actuación.

-¿Temes que te comparen con tu hermano?
Sé que las comparaciones son inevitables. Es normal. Lo importante es que somos diferentes. Cada uno tiene su propia personalidad. A nivel actoral ambos nos formamos bajo la técnica Meisner, que es la que se enseña en el taller de Ligarde. Consiste en que aprendas a actuar sin que parezca que lo estás haciendo. La naturalidad es la clave. En vez de ponerte máscaras tienes que quitártelas. Nos enseñaron que si alguien sobreactúa se nota porque la cámara lee pensamientos.

-¿Cómo te describirías a ti mismo?
Soy un chico que me gusta salir con amigos, compartir con mi familia. Y soy un adicto del gimnasio y los deportes.

-¿Nunca has sentido que las clases de arte dramático te restaron tiempo a tu niñez o a tu juventud?
Para nada. Esto es lo que amo, es mi pasión. Lo disfruto muchísimo. Para mí la actuación siempre fue una prioridad. Empecé haciendo teatro en la escuela. Creo que tenía como 10 ó 11 años. Era una obra que se llamaba ‘Los niños y la mata’ y a mí me tocó ser la mata. Yo invité a toda mi familia, a mis primos. Creo que hasta mis vecinos fueron. Después se reían y me decían: “oye, Jason pero por qué no nos dijiste que eras la mata”, pero yo estaba tan contento que para mí haber estado parado ahí como una hora con los brazos abiertos como que si fueran unas ramas, había sido suficiente.

-¿Quién ha sido tu gran apoyo para seguir adelante con la actuación?
Mis padres siempre me han apoyado. Nos han apoyado tanto a mí como a Jencarlos. Creo que mi mamá se emocionó más que yo cuando me dieron este papel. Mis otros hermanos sí no han tenido nunca muchas inclinaciones hacia la actuación. Anette, mi hermana mayor nada que ver y Erick, canta pero como un hobby.

-¿Cómo viviste la pérdida de tu primo Raúl Rodríguez, que recientemente falleció a los 25 años en un accidente automovilístico?
Mi familia está destrozada. Aunque todavía la policía está haciendo investigaciones, parece que Raúl venía texteando y sin el cinturón de seguridad puesto. Las personas tenemos que tomar conciencia. No te digo que yo no haya cometido el mismo tipo de errores, pero al darme cuenta que perdimos tan tontamente a mi primo que era un muchacho que lo tenía todo porque era joven, atleta, buena gente y buen hijo. Me quedé tan mal que ahora me monto en el carro y lo primero que hago es ponerme el cinturón y guardarme el teléfono en el bolsillo.

-¿Y cómo se encuentra tu corazón?
Mira muy pronto será mi fiesta de promoción en el high school y no tengo con quien ir, así que si ustedes conocen a alguna muchacha que quiera acompañarme díganle que me llame.

-¿Qué planes futuros tienes?
Cuando salga del high school, quiero estudiar producción musical o cinematografía. Aunque no voy a abandonar por nada mi carrera en la actuación.

Sandra Beltrán quiere relanzar su carrera al cine


Sandra Beltrán, la actriz conocida por dar vida a la primera “Diabla”, de la exitosa serie de Caracol: ‘Sin tetas no hay paraíso’, tiene nuevas tentaciones y le apunta al cine. “Voy a estar en la cinta colombiana ‘Fábula de una conspiración’, del director Carlos Varela”, contó la actriz que actualmente participa en la telenovela de Telemundo, ‘El Clon’.

Varias cosas han pasado en la vida de Sandra Beltrán desde que participó en la popular serie de ‘Sin tetas no hay paraíso’, desde que la grabó y salió a saborear el reconocimiento que no le dieron sus personajes en ‘Padres e hijos’, ‘Francisco, el matemático’, ‘Pecados capitales’ y ‘La mujer en el espejo’, que fue exhibida en el mercado hispano de Estados Unidos.

Firmó contrato de exclusividad con RCN, viajó a Los Ángeles a estudiar actuación, la contactaron de Telemundo para grabar ‘El Clon’, se ganó la audición para actuar en la nueva versión de ‘La Madre’, que hará Fox Telecolombia, y tiene listas tres películas para hacer este mismo año: dos colombianas y una mexicana.

Por si fuera poco, acaba de montar una empresa de tortas y postres con sus hermanas y está estrenando novio. “Llegaron muchas cosas; he sido afortunada: firmé tres años de exclusividad con RCN y grabé con ellos ‘La marca del deseo’ y luego ‘El penúltimo beso’”, cuenta Sandra. En vista de que ninguna de estas dos novelas funcionó en audiencia, se fue para Los Ángeles y allí descansó, estudió y conoció la ciudad. “Llevaba como siete años sin parar y me lo merecía”.

Cuando regresó a Colombia, se encontró con las propuestas de ‘El Clon’ y la de ‘La Madre’, para cuyo papel ya habían pasado actrices como Diana Ángel, Carolina Sabino y Liliana González.

Y aunque está metida en proyectos de televisión, Beltrán tiene claro que una vez los termine su próximo paso es el cine. Por eso, su nombre está comprometido para tres proyectos: dos colombianos y otro en México.

La otra se llama ‘La suerte calva’, en la que muy posiblemente sea la hija de Amparo Grisales. Y en ‘Bajo la ventana’, en México. “Hacer cine afuera, así sea en un personaje de reparto, creo que es una buena opción para empezar”, finaliza la hermosa actriz.

Ariel López Padilla regresa a México para estar cerca de su hija y con nuevo proyecto


Ariel López Padilla regresa a México para estar cerca de su hija y con nuevo proyecto

Ariel López Padilla se convierte en Lázaro, el villano de la telenovela ‘Quiéreme tonto’, de TV Azteca. Tras una década fuera de México, el actor regresó. La nostalgia le pega a todos, y si no, que le pregunten a Ariel López Padilla.

El actor mexicano, famoso por tomar parte en varias grandes producciones de Televisa en la década de los años noventa, donde participó ‘Corazón salvaje’, ‘Prisionera de amor’, ‘Caminos cruzados’ y ‘María, la del Barrio’, entre otras. Después, se fue hace 10 años de México para probar suerte en varios melodramas estadounidenses, como en ‘Gata salvaje’, ‘Ángel rebelde’, ‘Soñar no cuesta nada’ y ‘Pecadora’ (todas ellas de Venevisión). Y también participó en producciones de Telemundo, como en ‘Decisiones’, ‘Tierra de pasiones’ y ‘Pecados ajenos’.

Afincado en Miami, López Padilla se labró una destacada carrera que le convirtió en indispensable, pero pudo más la nostalgia que el éxito, y decidió que ya era momento de regresar a su tierra. El proyecto elegido para hacerlo es ‘Quiéreme tonto’, melodrama con tintes de comedia de TV Azteca protagonizado por Yahir y Litzy.

Reconocido por sus papeles de villano, Ariel se dedica ahora a contemplar a un México transformado, tanto como país como por la forma en que se produce televisión, en condiciones muy distintas a las que dejó hace una década. Y ahora que estará radicado en México, le llena de ilusión porque saldará una cuenta pendiente con su hija María, producto de su relación con Mariana Levy (1966-2005), y a quien ve de manera intermitente, pues su mayor deseo estando en México es poder compartir más tiempo con la pequeña, pero tiene claro que respetará mucho la independencia que su hija tiene. Además, el actor de 44 años niega que tenga alguna intención de pelear con su ex suegra, Talina Fernández, por la custodia de la hija que tuvo junto a la fallecida Mariana Levy.

López Padilla informó que hace tres años se casó con la venezolana Zulma, lo que significa su cuarto matrimonio, y que aún no tiene hijos y por el momento no los planean.

-¿Cómo te sientes con tu regreso a México?
Feliz a nivel profesional, pero también como padre y ser humano. Primero porque tengo un trabajo que me permite reencontrarme con mi familia a nivel personal y también con mi “familia adoptiva”, que es el público, que se va convirtiendo en parte de ti, de tu historia y de tu día a día.

-¿Por qué decidiste volver con ‘Quiéreme tonto’?
En TV azteca me dijeron que querían llegar a la familia mexicana con este proyecto, y lo veo como algo fundamental en estos tiempos. Recuperar a la familia como el núcleo, el centro de lo que es un país debe ser una gran misión de todos. ¿No queremos sentarnos todos en la casa a ver a la televisión? Yo me considero entre quienes sí.

-¿Qué características tiene tu personaje Lázaro?
Este personaje tiene características de una persona muy sofisticada, un hombre refinado pero con una doble vida, aparentemente es una persona muy normal, muy tranquila, pero bajo como las aguas subterráneas. Es un tipo que viene a cobrar una factura, una venganza por su padre, vamos a ver los dos lados de un tipo que maneja la doble moral. Lázaro Cruz es un hombre que ha tomado decisiones en la vida que lo han transformado, es un personaje envuelto en cierto misterio con una dualidad muy interesante. Estoy contento con la trama porque creo que hemos tejido una historia inteligente con un elenco de mucha experiencia en el que todos aportamos nuestro granito de arena para darle al público lo que se merece.

-¿Cómo consigues interpretar a un villano en una telenovela con momentos cómicos?
Dicen que las cosas más terribles se dicen en broma. El humor es la forma más despiadada de decir las verdades. Mi personaje, Lázaro, para lograr sus objetivos se tiene que transformar, es una faceta que lo hace interesante, porque no es rígido, de una sola cara, sino un hombre complejo que no es malo porque sí. Y hago esta descripción extensiva a todos los papeles de la novela, que cuentan con una gran dimensión que explorar. Lo verán en la telenovela.

-¿Te involucraste en la formación del personaje?
Creo que todavía no está acabado. El papel nace a partir del libreto y se nutre con lo que el actor puede sumar a partir de su propia personalidad. Creo que el elemento que termina perfilando a todo papel de telenovela es la reacción del público, a partir de que la gente en la calle comienza a darte la opinión de tu trabajo. Eso le proporciona los colores finales al personaje.

-¿Cómo ves a la televisión mexicana desde que comenzaste a trabajar hasta hoy?
En 20 años el público se ha diversificado y ha crecido, hay un público más plural y exigente que antes. Creo que ahora hay algo muy positivo: la televisión ya está muy globalizada. Como espectadores tenemos muchas alternativas y eso es muy positivo para la industria, nos permite encontrar nuevos retos en telenovelas, miniseries y cine.

-¿Y cómo sientes a México, como país, ahora?
Creo que México vive una transformación muy sana, transita por una etapa más democrática. Tenemos costos altos, pero podemos expresarnos y buscar alternativas nuevas. Quiero creer que estamos ante una generación que busca más coincidencias y eso me llena de fe. Creo que somos un país que nunca se ha rendido, vivimos pruebas duras, pero vamos a salir adelante.

-¿Cómo ha sido tu evolución en estos 15 años de actor?
Creo que viene de la mano la evolución como actor y como persona. Un artista tiene una gran responsabilidad por ser una persona pública y en la medida que va desarrollando un equilibrio se va creando una transparencia, han sido 15 años de constante cambio.

-¿En qué se diferencian las producciones que hiciste en Miami a las de México?
En México somos pioneros y eso nadie lo cambia. Nosotros tenemos una gran tradición actoral, de la que pocos países en el mundo pueden presumir, y es el sueño de cualquier actor trabajar aquí.

-¿Cómo ha sido tu reencuentro con tu hija María, que vive en México?
Yo le dí mi palabra a María cuando murió su mamá de que pronto estaría con ella. Los tiempos de Dios son perfectos y lo primero que hice cuando llegué, hace un mes, fue llamarla y me dijo: “papá, misión cumplida”. Estuve buscando desde hace 5 años una novela que me regresará a México y aproveché esta opción para acercarme a mi hija, disfrutarla y tratar de guiarla en muchos sentidos, donde además le pudiera platicar quien fue su mamá y quién soy yo.

-¿Te gustaría conseguir la patria potestad de tu hija?
Yo tengo una infinita gratitud hacia Talina Fernández (mi ex suegra) por la responsabilidad que asumió al cuidar de mi hija, que lo hizo con todo su amor, pero sé que es difícil sacar adelante a una niña que además estaba en una situación muy traumática. Mi confianza era absoluta de que ella iba hacer un buen trabajo, lo hizo y lo sigue haciendo.

-¿Pero, es cierto que existe una relación difícil con Talina?
Creo que ha habido informaciones desafortunadas o mal intencionadas, pero eso es parte de la adicción al escándalo que existe en México. Lo más importante es que mi hija está bien. Mi relación con Talina es positiva y funcional, estamos sacando adelante a una niña de 14 años y todo lo demás viene con la parte profesional. Cada vez que sale algo en los medios, lo hablo directamente con ella.

-¿Cómo es tu hija María?
Es una brillante alumna, es una buena niña, tiene buenos sentimientos. Como papá me siento pleno y tranquilo de que esa decisión que tomé de dejarla en manos de su abuela no me equivoque. El tiempo nos dio la razón tanto a Talina como a mí. Apenas cumplió sus 14 años, el 28 de marzo, como papá me siento muy orgulloso y también tengo que acompañarla en esta etapa porque ya empieza su vida de adolescente, las fiestas, los novios y no tanto intervenir en su vida a nivel de decisiones, quiero que simplemente ella sepa que yo estoy aquí para apoyarla.

-¿Cuál sería el consejo que Mariana Levy le daría ahora a vuestra hija?
El ejemplo de ser una mujer trabajadora. Mariana Levy fue una mujer muy, muy trabajadora, todo lo que ella conquistó fue a base de mucho esfuerzo y ese es el ejemplo que le puedo yo transmitir a mi hija, decirle que todo lo que su mamá obtuvo fue con trabajo. La vi grabar un día 52 escenas de memoria en ‘Caminos cruzados’. Ese espíritu de sacrificio es la parte que yo quiero hacerla muy consciente.

-¿Y eres un papá celoso?
Quien diga que no es celoso con su hija no es papá, todos tenemos que aceptar que finalmente es nuestras hijas quienes van a elegir, aunque siempre uno buscara que sea feliz. La decisión será de ella, lo que si haré es pasarle la mayor información posible de lo que es una pareja y la convivencia diaria y que debe tener mucha paciencia porque a esa edad lo único que quieres es correr.

-¿Qué opinas de la nueva versión de ‘Corazón salvaje’?
Es una novela épica a nivel de historia. Un proyecto que demostró que se puede llegar a hacer arte en las telenovelas y, aunque no se ha podido repetir esa fórmula, creó un parámetro de que se pueden hacer cosas así.

Lupita Ferrer abortó varias veces por su carrera


Lupita Ferrer desvela que abortó en varias ocasiones debido a su carrera artística, ya que no paraba de hacer telenovelas y no podía tener hijos. Recordemos, que se hizo famosa por su belleza (especialmente por sus grandes y expresivos ojos) y su gran presencia escénica y primer papel protagónico fue en 1970, en la telenovela venezolana ‘Esmeralda’. A partir de la década de los ochenta se popularizó en papeles de villana, como Victoria en ‘Cristal’ (en 1985), dónde su maldad sólo es comparable a su ansia sexual. Otras villanas memorables interpretadas por Lupita fueron Valeria de ‘Rosalinda’ (1999) y Victoria de ‘Soledad’ (2001). Además, Yolanda Guadalupe Ferrer (su nombre real) ha participado en varias telenovelas en México, en USA, como en ‘María Teresa’ (1972), ‘Peregrina’ (1974), ‘Mariana de la Noche’ (1975), ‘Rosangélica’ (1993), ‘Amor Descarado’ (2003) e ‘Inocente de ti’ (2005), entre otras. Y realizó una exitosa telenovela en Argentina, que se llamaba ‘Amándote’ durante el 1988 y 1990. En el 2006, actúo en algunos episodios de ‘Ugly Betty’, la versión norteamericana de la mundialmente popular telenovela colombiana ‘Yo soy Betty, la fea’.

“No podía ni siquiera imaginarme como madre”, reveló la actriz venezolana de 62 años. Para poder alcanzar el estrellato en el mundo de las telenovelas y recibir tantos premios, reconocimientos y fama por su gran carrera artística, Lupita Ferrer tuvo que pagar un alto precio. Y la tarifa a su éxito se la puso ella misma, al elegir hace muchos años no recibir los mismos aplausos en su hogar, cuando se negó a tener una familia. Ahora, a la actriz la gustaría adoptar o firmar un contrato de exclusividad con ese bebé por el resto de su vida.

Además de ser una de las más reconocidas figuras de la pantalla chica a nivel internacional. Su belleza, profesionalismo y poder histriónico la hacen acreedora de una extensa y rica trayectoria artística, incluyendo un papel al lado del legendario Anthony Quinn en la película ‘The Children of Sanchez’. Además, tuvo un breve matrimonio con el director estadounidense de esta película: Hall Bartlett. Lupita se ha divorciado en dos ocasiones (del venezolano Alfredo Carrillo y del norteamericano Hall Barlett), en la actualidad, vive en Miami. Se ha desempeñado también en el teatro, donde ha interpretado obras de Emilio Carballido. Entre el 2007 y el 2008 grabó la telenovela ‘Pecados Ajenos’ para la cadena Telemundo.

-Lupita, ¿por qué no fuiste madre?
Es un tema muy complicado. En realidad, ¿cómo te explico? ¡Sí lo fui!.

-¿Estuviste embaraza alguna vez?
Sí, varias veces. Lo que sucede es que la maternidad no se dio en aquel momento. Fue algo que me tocó mucho, pero en esa etapa en la que me encontraba no se podía. Yo estaba trabajando en Venevisión, con una novelas tras otra. No podía ni siquiera imaginarme como madre.

-¿Había algo que te impidiera ser madre?
Tenía un contrato exclusivo para hacer telenovelas, una tras otra. Es un tema difícil.

-¿Los embarazos ocurrieron durante tus matrimonios?
Sí, claro. Fue durante uno de mis matrimonios, pero no voy a decir de cuál. A esta edad ya no puedo ser madre, entonces lo que necesito es un buen compañero. Y es que fíjate, Thalía se casó con Tommy Mottola y ¿qué pasó con su carrera? Se fue a la nada. En la vida cada quien toma sus propias decisiones y ojala ella sea muy feliz, sin embargo, yo nunca he tenido esa vocación.

-Si hubieras encontrado a un hombre que te diese estabilidad, ¿habrías dejado tu trabajo por amor?
No, no hubiera dejado mi carrera.

-¿Te arrepientes de haber abortado?
Para mí, ese no era el momento de convertirme en madre.

-¿Y el padre de esos niños supo de los abortos?
No creo, nunca le dije esto a nadie. El caso es que tú puedes ser madre, siempre y cuando haya un padre responsable. No olvidemos que yo vengo de un hogar tradicional venezolano. En mi generación no existía el ser madre soltera. Sin embargo, ahora podría adoptar un bebé.

-¿Ahora si quieres ser madre?
Me gustaría adoptar un bebé. Sería bellísimo y podría realizarme. Pero mejor dejemos este tema hasta aquí.

Carmen Villalobos y Sebastián Caicedo se separan


Carmen Villalobos y Sebastián Caicedo, protagonistas de ‘Niños ricos, pobres padres’ confirmaban su ruptura mediante su red social del Twitter.

“I´m single. Soltero y sin compromiso, es hora de seguir y vivir mi vida”, son las palabras con las que el actor Sebastián Caicedo anunció en su Twitter Oficial que terminó su relación con la también actriz Carmen Villalobos, con quien mantenía una relación sentimental desde el año 2008. La pareja que actuó junta en las telenovelas ‘Nadie es eterno’ y ‘Niños ricos, pobres padres’, inició su noviazgo después de que el actor terminara con Alexandra Serrano, la actriz de la serie de RCN: ‘Aquí no hay quien viva’.

El anuncio fue hecho por el joven de 29 años, cinco días después de que se escribiera mensajes de amor con Carmen por el mismo medio. Una hora después de su publicación, Villalobos también confirmó la noticia: “Juan Sebastián Caicedo y yo ya no estamos en una relación amorosa”, comentó la actriz.

La pareja además de actuar juntos, tenía negocios y proyectos compartidos, pues se dedicaban a importar vinos ecológicos en Colombia.

Carmen, que protagonizó la telenovela ‘Sin senos no hay paraíso’, le dio reconocimiento en Estados Unidos y México y, por último, le escribió a Juan Sebastián en la red social: “Igual te quiero mucho y espero nos veamos pronto. Cuídate”.

A la pareja de actores les vimos juntos por última vez en los Premios Billboard de la Música Latina, en Puerto Rico, el pasado 29 de abril de 2010.

Aldemar Correa se desnuda en obra de teatro


Aldemar Correa protagoniza la comedia ‘Casting, destape total’. El hombre que obtuvo aplausos por su personaje de Marlon en la película ‘Paraíso Travel’ se desnuda ahora para ganarse la vida. La obra de teatro se presenta en Colombia, en Cabaret (Hacienda Santa Bárbara).

El nuevo trabajo con el que el colombiano Aldemar Correa, protagonista de la telenovela ‘Niños ricos, pobres padres’, se gana la vida actualmente haciendo más ejercicio de lo normal, haciendo reír a carcajadas y generando en ocasiones un cosquilleo terrible en su estómago.

Cada noche, de jueves a sábado, su misión es convencer al público de que él es el mejor actor para una obra en la que termina mostrándose en paños menores delante de todos. Por eso, debe tener su musculatura firme, a tono con los movimientos sensuales y hasta atrevidos que realiza.

Las carcajadas las justifica diciendo que el trabajo lo divierte mucho y el cosquilleo en su estómago si es de puros nervios, pues eso de bailar, aunque lo hace bien, no lo termina de convencer y teme equivocarse en alguna de las coreografías que con tanto empeño viene ensayando desde que su amigo Alejandro Aguilar lo convenció de estar en la comedia show ‘Casting, destape total’.

En esta obra teatral, Correa y otros cuatro hombres deben mostrar su talento en el baile, el canto y la actuación para ser elegidos en una supuesta audición en la que aparte de quitarse la ropa aprenden a dejar de lado su conflicto interior.

“Han sido unos meses de mucha diversión. Me lo gozo hasta el final. Es burlarnos de lo que es el oficio y presentar una audición, pero en café concierto”, dice Aldemar.

Por fortuna, el actor no sufre de pudor. No le da pena mostrarse y asegura que sus años de experiencia, más de 10 en el medio, le han enseñando a aceptarse tal y como es. “No puedo comparar mi cuerpo con el de Pedro Payares, pero tengo lo mío y mientras me sienta bien, eso es lo que transmito”, dice Correa.

En la obra ha estado en la piel de dos personajes, el actor natural que va y busca trabajo sin saber nada del oficio y en la del actor vanidoso que no ve más allá de su belleza. Con los dos se siente cómodo, al fin y al cabo para él lo importante es ser bueno en lo que se hace. “Esa es la meta, no importa que tipo de personaje deba interpretar, lo importante es que tengan esencia y logren transmitir emociones”.

Correa ha tenido estudios en las tablas y conoce del oficio gracias a Rubén Di Pietro, Vilma Sánchez y el propio John Leguizamo. No les hace caso a los rumores, eso de que es antipático y de que llegó mirando por encima del hombro y creyéndose más después de su éxito en ‘Paraíso Travel’.

Él simplemente sigue viviendo su vida por donde el destino se la marque. “Yo no tengo la culpa de que la vida me haya llevado a trabajar en el exterior y no aquí. Por eso mismo quise volver, quería estar en teatro colombiano y buscar otras propuestas aquí. Yo sí creo que lo de Paraíso me toco, me llenó de júbilo, pero era consciente de que era un momento. Que la alfombra roja algún día pasaría y que ese momento se acabaría. Mi meta era dejar que la fama pasara, pero mantener el reconocimiento”, explica.

Ahora está en la obra y tiene un nuevo proyecto colombiano de cine: ‘Lo azul del cielo’, del director Juan Uribe y se alista para empezar a grabar un personaje en un nuevo proyecto de Teleset. “Creo que voy bien. Estoy en un momento estable y lo único que sé es que quiero estar por mucho rato en el medio por que esta es mi vida”.

Ana Layevska, a la conquista de España


Ana Layevska, a la conquista de España. La actriz ucrano-mexicana está en Madrid de vacaciones y analizando ofertas de trabajo, eso sí, siempre acompañada de su novio, Rafa Amaya. Ana no sabe cuánto tiempo estará en España, pues depende de las oportunidades que se le presenten.

Rafa, de 33 años, y Ana, de 28, por ahora comparten una habitación del hotel Ritz. De México, extraña visitar la casa de sus papás, el escaso tráfico de los domingos y comer con sus amigos en la Condesa, pero Ana Layevska está feliz en España disfrutando del presente y de su novio, el actor Rafa Amaya.

A la actriz la recordamos por haber protagonizado las telenovelas ‘Las dos caras de Ana’ y ‘Querida enemiga’. Ana viajó a Europa para reencontrarse con su pareja, quien trabaja desde hace tiempo en la Madre Patria. “Teníamos planes pero siempre se atravesaba algo. Ahora todo funcionó y por fin puedo disfrutar de este bello país y de mi novio”, comenta la actriz nacida en Ucrania.

El viaje a Madrid es más que una vacación para ella, pues al igual que Rafa está buscando continuar en España su carrera en la actuación. “Él trabaja en la conocida serie de televisión ‘Hospital Central’, y a la par estrenó la película ‘La piel azul’. España lo ha acogido muy bien. Yo me siento como en casa, porque estoy con él y tratamos de ir al cine, salir a comer, pasear, andar en bici y más”, confiesa Ana.

Un día típico de Ana en Madrid comienza con un buen desayuno, seguido de una vuelta al Parque del Retiro, pilates o estar con Rafa en sus grabaciones. “Pero si algo he aprendido de España es tomarme el tiempo para divertirme y salir. Y el país me ha sorprendido, en el buen sentido de la palabra. Aquí son gritones, pero definitivamente llevan esa sangre latina que nos une a todos. Sólo me desespera que se tomen su siesta y todos los establecimientos cierren a ciertas horas”, bromea Ana con una sonrisa.

Ana aprovechó el viaje para visitar a sus abuelitos que viven en Rusia, después de cinco años que no les veía. “Fue muy emotivo estar en la misma mesa que comía de chiquita. Fue un viaje de reencuentros y de emociones, nostálgico y feliz a la vez”.

El tiempo de la estancia en España va a depender de los planes de trabajo que se presenten, mientras tanto Ana disfruta de los lugares turísticos. “Me encanta pasear por la Gran Vía y la Puerta del Sol”, puntualiza la actriz, que se muestra como una mujer natural y encantadora.

-¿Conocías España?
No, es la primera vez que vengo y me está encantando. Llegué dos meses a Madrid y he estado en Toledo y Sevilla. A Barcelona aún no he ido, pero lo haré. Además, he realizado un viaje a mi tierra, Kiev (Ucrania), donde visité a mis abuelos, a quienes no veía desde hacía cinco años, y estuve estudiando algunas ofertas de trabajo allí.

-¿En qué ciudad te sientes más cómoda, en Madrid o en Kiev?
No se puede comparar, pues allí se vive de otra manera y tienen otros valores. Aquí me siento muy cómoda, tanto por compartir idioma como por su gente. En España son más cálidos que lo que creía, porque se dice que son bruscos y toscos.

-¿Te ha reconocido mucha gente paseando por la calle?
Sólo los latinos. Me gusta que me paren lejos de México.

-¿Qué estás disfrutando más?
Caminar por la calles, allí no se puede hacer. Aunque también estoy gozando con la comida. Los quesos son una delicia.

-¿Has vivido la noche madrileña?
Sí. La ciudad de noche se trasforma, pero tengo que reconocer que sólo soy ave nocturna para estudiar, trabajar o leer. Vivo más el día.

-¿Te has sentido extraña en algún momento?
No, porque aquí tienen hasta salsas picantes para las comidas y yo no puedo vivir sin ellas. Lo único que extraño es a mis amigos, tener más salas de cine donde poder ver películas en versión original y conducir, que me gusta bastante.

-¿Hasta cuándo tienes pensado estar en España?
Todo depende de unas propuestas de México. Empiezo el rodaje de una película en octubre y ahora debo ir a concretar unos asuntos.

-¿Te ayuda que Rafael Amaya, tu novio, esté ya trabajando en España?
No, él está empezando y bastante tiene con lo suyo.

-Se ha publicado que os habéis casado. ¿Es cierto?
No, de hecho me quedé impactada cuando lo leí por internet y lo desmentí en mi página de Twitter.

-¿Y por qué has decidido dar explicaciones?
En primer lugar porque se comentó que estábamos desaparecidos y no es verdad. Rafa está trabajando en España y me veo en la obligación de reconocerlo. Y por otro lado, porque es simplemente mentira.

-El día que te cases, ¿lo anunciarás?
Sí, no tendré ningún problema en decirlo; ni tampoco en desmentirlo.

-Os conocisteis grabando ‘Las dos caras de Ana’, ¿qué te sedujo de él?
Su ternura y sensibilidad. Somos distintos, pero nos entendemos bien.

-¿Sueñas con el día de tu boda?
Me gustaría que fuera en Miami, porque fue donde nos conocimos. Pero ya me siento casada, aunque no exista un papel que lo avale.

-Y los niños, ¿para cuándo?
En unos tres años. O me pongo un límite o nunca encuentro el momento ideal.

Luis Fernando Bohórquez, un actor con vena de escultor


Luis Fernando Bohórquez fue Samuel en ‘Bella Calamidades’. El actor colombiano que hemos visto en telenovelas como ‘La Saga’, ‘Zorro: La Espada y La Rosa’, ‘Pocholo’ y ‘La traición’, entre otras, canaliza su vena creativa de escultor trabajando materiales como el alambre y el hierro.

Tuvo una pequeña participación en la telenovela de Telemundo Internacional ‘Bella Calamidades’, pero pronto le veremos de nuevo en la miniserie que prepara TVE, ‘Operación Jaque’. De su trabajo, sueños y pasiones, hablamos con Luis Fernando Bohórquez.

-Tu paso por la telenovela ‘Bella Calamidades’ fue fugaz...
Sí, encarnaba a un profesor, un poco lascivo, que interviene en la vida de Lola en los primeros capítulos.

-¿Te gustó el personaje?
Como era mayor que yo, me envejecieron. Pero, caracterizarme es lo que más me gusta, así que no me importó que me pusieran arrugas. Como soy guapo, pues está bien que me pongan de feo (risas).

-¿Cuántos años llevas en la actuación?
Veinte en teatro, cine y televisión, con personajes protagonistas y también con secundarios. Acepto cualquier papel que me guste.

-¿Qué tienes ahora entre manos?
Acabo de finalizar el rodaje de una tvmovie para Televisión Española (TVE), ‘Operación jaque’, sobre el secuestro de Ingrid Betancourt. Interpreto al jefe de la inteligencia militar, encargado del rescate.

-¿Y tus próximos proyectos?
Mientras me llaman para algún casting, tengo pensado dedicarme a mi familia y a mi otra faceta artística, la de escultor.

-¿Qué tipo de esculturas realizas?
Trabajo el alambre con mis manos y con instrumentos como alicates. También me sirvo de tiras de hierro, varillas…

-Con tanta actividad, ¿cómo llevas el día a día en familia?
Es parte de nuestra vida. Mi mujer, Diana Gamboa, es una artista plástica muy buena y me alimenta esas ganas de producir arte. Tenemos tres hijos: Oliver, de 5 años, Ilona, de 4, y Fiorella, de 3.

-Tu vida parece perfecta...
Sí, pero también he tenido momentos difíciles. Recuerdo que en una ocasión estuve a punto de morir.

‘A corazón abierto’ se internacionaliza


‘A corazón abierto’, la versión colombiana de la exitosa serie estadounidense ‘Grey´s Anatomy’, realizada por Vista Productions y que el Canal RCN estrenó hace algunas semanas, ya empezó a ser vendida a los canales internacionales.

La cadena de televisión de Venezuela, Venevisión, ya empezó a transmitirla, ya que en dicho país, las producciones colombianas tienen muy buena acogida. Y en Estados Unidos también podrán ver esta serie a través del Canal Telemundo.

Esta producción cuenta, a través de interesantes historias médicas, la vida y las emociones que viven los médicos en un hospital.

La cadena Telemundo fortaleció el horario estelar con el estreno de ‘A corazón abierto’, a partir del lunes 17 de mayo a las 7 pm/6 centro, sustituyendo al divertido programa ‘12 Corazones’, conducido por Penélope Menchaca, que se movió para las 2pm/1c, revitalizando el bloque de la tarde con más entretenimiento, humor y diversión.

La historia de ‘A corazón abierto’ comienza cuando la aspirante a cirujano, María Alejandra Rivas (Verónica Orozco), es admitida al programa para internos de un prestigioso hospital. Hija de una famosa cirujana, la joven carga con la responsabilidad que le otorga su apellido. El grupo de médicos nuevos del hospital se convertirá en sus amigos y en su nueva familia. La vida de María Alejandra toma un rumbo inesperado al conocer a Andrés Guerra (Rafael Novoa), uno de los mejores cirujanos del hospital. El deseo de estar juntos será la permanente tentación que pondrá al borde del precipicio sus carreras. Aun así, la pareja se deja llevar por el sentimiento que ha nacido entre ellos y se entregan a una relación, que se pondrá en vilo cuando Alicia Duran (Carolina Gómez), esposa de Andrés, regresa a recuperar su matrimonio. Por ser excelente profesional, a Alicia no le cuesta ningún trabajo formar parte del equipo médico del hospital pero su ingreso será otro gran obstáculo para María Alejandra y Andrés. Una vez se incorpora Mauricio Hernández (Jorge Enrique Abello) al equipo de médicos, se iniciará un verdadero cuadro amoroso donde todos conocen sus verdades.

‘A corazón abierto’, grabada en alta definición (HD), cuenta con la supervisión general del libretista Fernando Gaitán, escritor de la exitosa telenovela ‘Yo soy Betty, la Fea’.

. . : ENTREVISTAS : . .

Rafael Novoa


Rafael Novoa es un actor que brilla con luz propia. En medio de agujas, bisturís, gasas y material quirúrgico, transcurre actualmente la vida de Rafael Novoa, el actor colombiano que despierta suspiros por donde pasa entre las mujeres, no sólo por su voz seductora y su indiscutible atractivo físico, sino también por su profesionalismo y entrega a la hora de desempeñar un nuevo rol actoral.

Novoa se podría catalogar como un actor “todoterreno”, de esos a los que no les da temor enfrentarse a diversos tipos de personajes con los que ha dejado huella. El actor ha caracterizado papeles ingenuos como Rubén Calixto Salguero en ‘Las Juanas’, de villano como Lorenzo Negret en ‘Las Trampas del Amor’ o vengativo, calculador y tierno como lo demostró con su personaje de Eduardo Montenegro en ‘Pura Sangre’. En su hoja de vida artística, también se destacan importantes actuaciones en las novelas ‘Guajira’ y ‘Todos quieren con Marilyn’, así como también en las producciones ‘Cosita Rica’ y ‘Se solicita Príncipe Azul’ en Venezuela y ‘Mañana es para siempre’, la versión adaptada en México de la novela que él protagonizó, ‘Pura Sangre’.

Su nuevo reto actoral, llega de la mano de ‘A corazón abierto’, la nueva producción de RCN, realizada por Vista Productions, basada en la exitosa serie ‘Grey´s Anatomy’, en la que un Novoa más maduro y con la experiencia que dan los años, encarna a un prestigioso neurocirujano que, aunque es un excelente profesional, tiene algunos problemas sentimentales en su vida personal.

-¿Cómo es tu personaje de ‘A corazón abierto’?
Andrés Guerra es un neurocirujano de 38 años, divorciado, muy entregado a su carrera profesional, es muy bueno en lo que hace, pero su vida personal es un poco complicada a raíz de su separación.

-¿Y cómo llegó la propuesta de personificar a un médico?
Haciendo casting, fue un proceso largo, tuve que presentar muchas pruebas para conseguir el sí definitivo.

-‘A corazón abierto’, es una versión adaptada de la serie americana ‘Grey´s Anatomy’, ¿has tenido la oportunidad de verla?
Aprovecho la oportunidad para aclarar que ‘A corazón abierto’ no es ‘Grey´s Anatomy’, que esta producción se basó en la serie americana que tiene mucho éxito pero es otra historia, porque no están los mismos personajes. Creo que no he visto un capítulo completo de ‘Grey´s Anatomy’ y ya después de que me metí en esta producción, no quise ver ningún capítulo de la serie norteamericana, porque no quería contaminar ni al personaje ni la historia, esta es una adaptación para Latinoamérica.

-¿Cómo fue el proceso de construcción de tu personaje?
Fue muy sencillo por lo común que es el personaje, las características de Andrés están muy claras en los libretos. Cuando me propusieron presentar el casting, lo hice con mucho gusto, lo entendí inmediatamente, porque no es un personaje que sea sacado de la imaginación o algo irreal, creo que era simplemente cuestión de jugar con las herramientas que se le daban alrededor del personaje, el día a día, las situaciones que se le presentaban y de acuerdo a eso uno va interpretando y organizando todo.

-¿Cuál ha sido el mayor reto de este personaje?
En cuanto a la parte profesional de él como médico, fue y sigue siendo algo bastante complejo, porque en esta carrera los médicos se la pasan estudiando constantemente, creo que casi toda su vida, entonces a nosotros nos dijeron a grandes rasgos lo que es la anatomía del cuerpo humano y he tenido que trabajar mucho en esa parte. Lo que ha sido bastante difícil es la parte de instrumentación, entrar en el universo de los médicos y manejar su terminología que no es nada fácil.

-¿Cómo es trabajar al lado de Verónica Orozco?
La he pasado muy bien con Verónica. Hay algo que funciona en la vida diaria, como en las relaciones humanas, y es la química y entre nosotros existe. Con Vero hubo una buena empatía, hay admiración y eso se refleja; para estas cosas uno debe manejar la humildad y ambos somos así.

-¿Y cómo es Verónica?
Vero es la popular, la que integra, porque tiene muchos amigos, no solo actores, sino técnicos, de producción, maquillaje, todos. A Vero siempre la he visto como una muy buena amiga, es supremamente talentosa en la actuación y en su canto. Tiene un buen corazón, es dulce y valiosa.

-¿Cómo te llevas con los demás compañeros?
Muy bien. Y lo que juega también es que en esta historia casi todo se desarrolla en el hospital; aquí sí hemos tenido que estar todo el tiempo conviviendo y uno aprende a entender, a descubrir, a tolerar. A veces tenemos días difíciles y es respetable, nunca pasamos por encima de los demás y eso empieza a generar una confianza del uno con el otro.

-¿Cómo te sientes cuando tienes que grabar escenas de cama?
Esas escenas para mí no son fáciles. En mi caso, me toca concentrarme mucho en lo que tengo que hacer, una cosa es la intimidad y otra cosa es cuando hay cámaras y un montón de gente mirándote por todas partes. Afortunadamente vuelve y juega la comunicación que tengas con la persona, para lograr un ambiente de comodidad.

-¿Recibisteis algún tipo de instrucción médica?
Sí claro, hubo una pequeña introducción acerca de la anatomía del cuerpo humano y tuvimos la oportunidad de asistir a algunas cirugías.

-Ahora que conoces mucho más sobre lo que es ser un médico y las largas jornadas laborales que deben cumplir, ¿qué piensas de esta profesión?
Yo siempre lo he tenido muy claro, es gente que para mí son eminencias, no solamente por todo lo que tienen que estudiar, sino también por lo mismo que hacen hacia los demás, aplicar sus conocimientos en sus pacientes para lograr darles una mejor calidad de vida o curar alguna enfermedad. Creo que es algo más que meritorio y me imagino que no debe ser nada fácil ser un neurocirujano en mi caso de verdad, pero también creo que eso ya es mucha vocación y al que le gusta, lo hace.

-En el primer capítulo de esta serie vemos que Andrés no es muy diestro en el arte de la seducción, ¿cómo es Rafael Novoa seduciendo?
También soy un torpe, no soy convencido de ser un diestro seduciendo, me defiendo, creo que eso es algo que funciona más por instinto que estar uno pensando tanto.

-¿Qué harías para conquistar a una mujer?
Ser detallista es algo muy válido y creo que no solamente debe ser por la condición de conquistar, sino es algo meritorio hacia una mujer. Tener diferentes detalles con la persona que se ama, lo que se le ocurra a uno, no hay que ser tan metódico y calculador para lograr las cosas, creo que eso es algo que nace del corazón.

-¿Cómo definirías a los médicos, después de dar vida a uno de ellos?
Para mí los médicos son mecánicos de humanos. Hay un caso en la historia de una persona que llega con tembladera en las manos y el neurocirujano lo que hace es meterle una sonda por un huequito en la cabeza estando despierto el paciente y le empieza a tocar algún punto, me imagino yo que algún nervio que hace que se le detenga la tembladera en las manos, cuando yo vi eso dije, esto es un mecánico de humanos y realmente funcionan así. La medicina es un arte, porque los médicos se la están jugando toda con un paciente en la vida real y toda la instrumentación que ellos tienen es impresionante, la cuestión del taladro en una cirugía es real, obviamente la tecnología ha avanzado y les ha proporcionado a ellos seguramente aparatos mucho más sofisticados, pero para mí los médicos son unos maestros.

-¿Qué piensas de que se haya construido un hospital especialmente para el rodaje?
Es muy emocionante poder trabajar con esta calidad de sets, porque normalmente lo que hay en estudio siempre son bakins (muros falsos), tú tocas una pared y normalmente es falsa. Creo que tener la posibilidad de trabajar en una locación que sea muy parecida a un hospital, lo ayuda a uno a meterse más en la historia, a verla, a sentirla. Algunos aparatos, casi la mayoría, fueron en su momento funcionales y obviamente eso ayuda a enriquecer más lo que es el ambiente, la historia y ya el producto hecho, se ve como si fuera un hospital de verdad, creo que esos son puntos a favor para enriquecer esta producción.

-¿Cómo fue la experiencia de asistir a una cirugía?
Yo estuve en una cirugía de tabique y es bastante fuerte, agresiva, ya con eso me bastó, porque estuve hiperventilado en casi toda la cirugía, aguanté hasta el final, pero estuve muy agitado porque me impresionó. El paciente llega prácticamente a convertirse en un muñeco, lo pueden pellizcar, mover, le rompen y como la persona está bajo anestesia no reacciona, pero ver un cuerpo humano al que le están haciendo todo eso, es impresionante.

-¿Qué crees que les gusta a los televidentes de esta producción?
Creo que hay un producto de muy buena factura, muy buena imagen, buenas actuaciones, buena dirección y es una buena producción que los va a entretener. Uno no puede estar seguro, el resultado depende del público. Tienes que creer y meterle mucha pasión. No es fácil depender del raiting, el reto es con uno mismo y saber que cumpliste. Al comienzo estábamos a la expectativa porque no sabíamos cómo íbamos. Cuando tuvimos la oportunidad de ver el producto final, fue como un respiro. No cantamos victoria, somos prudentes.

-¿Crees que el éxito es producto de la naturalidad de los personajes?
Esa búsqueda de la naturalidad me llamó la atención desde que comenzamos. Cuando leí la primera escena para el casting fue muy clara, no era un personaje misterioso ni oscuro. Así tienes la oportunidad de descubrir esa imperfección humana que es tan deliciosa.

-¿Es difícil, para ti, encontrar a la mujer con la que compartas tu vida?
No es fácil. Por tener puedes levantarte a cualquiera, pero llega un punto en que te cansas de tener al lado a una persona así, pierde la gracia. Pueden llegar personas muy queridas, pero uno ya busca algo más serio, con más compromiso.

-¿Cómo es tu mujer ideal?
Una buena mujer, con un corazón que te aporte, que pueda tener todo en ella, son cosas más de espíritu que de cualquier otra cosa.

-Con unas jornadas de grabación tan intensas, ¿cuándo descansas?
Eso depende mucho de lo que tengas ganas de hacer, también de la energía. Pues en mi caso, me gusta llegar a la casa; eso es tan delicioso.

-¿Disfrutas siendo un personaje público?
No es fácil, hay días de días. Unos estás más abierto a las personas y otros no quieres que te moleste nadie, pero tampoco uno puede quedarse encerrado.

-¿Extrañas el anonimato?
Uno sí extraña en determinado momento la intimidad, la privacidad.

Verónica Orozco


Verónica Orozco, la actriz y cantante que participa en la versión colombiana de la serie estadounidense ‘Grey´s Anatomy’. Se trata de la nueva producción de RCN: ‘A corazón abierto’.

La hermana de la reconocida actriz Ana María Orozco (protagonista de la exitosa telenovela ‘Yo soy Betty, la Fea’). Ella es la tercera hija de Carmenza y Luis Fernando Orozco. Desde muy temprana edad comenzó a aparecer en la televisión de colombiana en el programa infantil ‘Okidoki’ y papeles en telenovelas como ‘Isabel me la velo’, ‘La Lectora’ y ‘Alicia en el país de las Mercancías’, razón por la cual goza de popularidad en su patria. También interpreta el papel de Dayana en la película ‘Soñar no cuesta nada’, dirigida por el director Rodrigo Triana, filme que se convirtió en la película colombiana más taquillera en el 2006.

La última vez que la hermosa Verónica Orozco apareció en pantalla fue con el papel protagónico de ‘Los Protegidos’. Después fue noticia por su rápido y sorpresivo romance con Martín de Francisco, con quien se casó a los dos meses de conocerse. Y en la actualidad, más de dos años después, vuelve a sonar por su divorcio y porque participa en ‘A corazón abierto’, que protagoniza junto a Rafael Novoa, con el que ahora se le vincula sentimentalmente.

-¿Quién es María Alejandra, tu personaje?
Es una mujer muy comprometida con su trabajo, súper estudiosa, su madre era cirujana también, entonces ella adquirió todo ese conocimiento, pero también es un reto grande porque la mamá de ella era una de las mejores en su campo, es una mujer muy solitaria, sola, romántica, en medio de su profesión que le toca ser muy dura, ella es sensible.

-¿En qué te pareces a María Alejandra?
En la gran pelea por la justicia. Eso tengo.

-¿Cómo llegó este personaje a tus manos?
Yo estaba en Los Ángeles haciendo la preproducción de mi disco, cuando me llamaron y me dijeron que me querían ver en el papel de la modelo, feliz, me preparé y viajé hasta Bogotá (Colombia) para presentar el casting. Estando aquí me propusieron hacer el casting para María Alejandra, era una escena dificilísima, fueron como dos semanas trabajando de la mano de Sergio Osorio, él guiándome, pasaron los días no me llamaban a decirme nada, hasta que tres días antes de viajar a Los Ángeles me llamaron a darme la buena noticia, casi me muero de la dicha porque tenía muchas ganas de darle vida a este personaje.

-¿Y cómo ganaste el papel?
Primero, me llamaron para hacer el papel de Isa, la modelo, luego me dijeron que si podía hacer el de María Alejandra y yo, lógico, lo hice. Fueron tres semanas intensas de escenas con Rafael Novoa, hasta que hubo una escena complicada en la que debía estar medio borracha y los convencí, me lo gané.

-¿Temes que te comparen con Meredith, el personaje de ‘Grey´s Anatomy’, que ahora has dado vida como María Alejandra?
No, eso no tiene comparación. Esto es una versión, no es una copia. Es una versión de nosotros para Colombia. No me da miedo para nada.

-¿Viste la serie ‘Grey´s Anatomy’?
Desde que me llamaron para el proyecto, me hablaron de la necesidad de desligarme de la serie original. Por eso, no la vi casi y de esa manera logré construir un personajes más natural, con más identidad. A ‘Grey´s Anatomy’ sólo la vi durante la primera temporada y no más.

-¿En qué se diferencia este personaje a los otros?
Es muy diferente a lo que he venido haciendo y es muy fresco. El director, Sergio, ha querido manejar ese lenguaje cotidiano, tranquilo, de la pasión de los médicos por la medicina, a todos nos ha metido como en ese cuento.

-¿Te hubiera gustado ser otro personaje?
No, me encanta este personaje porque es una protagonista que no es tan blanca, tiene matices, se equivoca, tiene errores. No es perfecta.

-Llevas casi un año grabando juntos esta gran producción, ¿cómo te llevas con tus compañeros?
A mí me encanta, yo creo que este grupo y mi compañero de rol van a ser inolvidables, porque me la he llevado muy bien con todos, los quiero. Jorge Cao es una maravilla, Rolando, Rafa, me siento como en mi casa.

-¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar al lado Rafael Novoa?
Buenísima, él y yo somos amigos desde hace muchísimo tiempo y nos queremos demasiado. Cuando nos encontramos en el casting yo estaba nerviosísima y él me ayudó. Me he sentido súper cómoda con él (risas).

-¿Cómo definirías a Rafael detrás de cámaras?
Rafa es tranquilo, es serio, lee el periódico, es observador. Le veo increíble, muy lindo, un gran actor. Siempre me ha parecido igual, es un hombre noble, un caballero, muy buen amigo, serio con las cosas, con su trabajo y muy concentrado.

-¿Es difícil para ti grabar escenas íntimas?
Es complicado, yo sufro mucho. Pero, con Rafa estuve relajada, me sentí segura y eso no pasa siempre.

-Se ha especulado que mantienes una relación sentimental con Rafael Novoa, ¿qué hay en realidad entre vosotros?
Mucha química, cariño (risas).

-Siendo famosa y guapa, ¿te cuesta encontrar la media naranja?
Sí, claro, no es tan simple. Es igual a como le pasa a todo el mundo: es difícil encontrar alguien que te quiera y que te comprenda.

-¿Cuáles fueron los retos que tuviste que enfrentar para darle vida a María Alejandra?
Definitivamente el casting fue muy complejo, fue largo, pero tuve el apoyo de Sergio (el director) y eso me ayudó mucho. Además que ya llevaba como año y medio sin actuar, estaba metida en la música y volver a entrar al set, a preparar un personaje, estaba un poco perdida y con los nervios que da hacer un casting porque estás expuesta y a prueba, pero cerré los ojos y me metí de cabeza.

-¿Cómo preparaste el personaje?
Muy de la mano de Sergio Osorio, el director, que estuvo al lado mío. Gracias a él, logré construir un personaje creíble y humano. Para los libretos, investigué mucho en Internet y siempre tenemos en el set la presencia de un grupo de médicos que nos apoya y nos explica el porqué de cada término y cómo hay que decirlo para salga creíble.

-Además de las inducciones que te hicieron sobre todo el tema de la medicina, ¿investigaste algo por tu cuenta?
Tengo tres familiares metidos en el mundo de la medicina, entonces cualquier cosa que leo en un libreto y no entiendo mucho, les llamo y les pregunto, les pido asesoría, o también por Internet, pero en Internet hay que saber buscar porque no todo lo que sale es cierto. Hay que investigar muy bien.

-¿Le temes a la sangre?
Sí me da impresión, aunque uno como que le va cogiendo el tiro y ya me estoy acostumbrado, la primera semana fue duro, creo que duré un mes sin comer carne, entrar a las operaciones me dio durísimo, en este momento ya no, me parece algo cotidiano.

-A la mayoría de personas les da pereza ir al médico, ¿a ti te gusta ir?
Yo no creo mucho en la medicina ortodoxa, soy más de medicina alternativa y preventiva, pero lógicamente los médicos son unos ángeles y es una profesión de alto riesgo y es para gente valiente. Valoro mucho esta profesión.

-¿Qué piensas del hospital que se construyó exclusivamente para grabar la producción?

Es una delicia grabar aquí, es súper cómodo, nos sentimos muy tranquilos, el lugar es amplio, la iluminación es agradable, no incomodamos a nadie porque es exclusivamente para nuestras grabaciones. Me parece fundamental este set para las largas jornadas de grabación que hemos tenido.

-Cuéntanos alguna anécdota en las grabaciones...
Cuando entré a la cirugía real, era una cirugía estética, me impresionó que la paciente en un momento se despertó, eso me impactó mucho.

-La novela ha logrado un rating fantástico, ¿cuál es la impresión al ver la acogida que ha tenido?

De felicidad, de dicha absoluta. En este trabajo hay que tener la mente más tranquilita y decir: “Bueno, yo no sé lo que va a pasar, pero voy a hacerlo con amor”. En esto no hay nada escrito, cualquier cosa puede pasar. Ninguno pensaba que esto fuera a ser tan popular. Todos los días son historias diferentes, estábamos como aterrizados (risas).

-¿Parte del éxito serán los dramas tan cotidianos?
Sergio (el director) quiso eso desde el principio, no tener personajes acartonados, sino historias en una atmósfera muy natural y los personajes se inclinan más hacia eso.

-¿Qué pasaría si te propusieran que en vez de actriz te dedicaras a la medicina?

Si me muriera 100 veces y volviera a nacer sería lo mismo, escogería la misma profesión, jamás medicina.

-¿Y qué es lo más bonito de la actuación?
Yo no me imagino haciendo otra cosa, actuar y cantar es mi vida entera, es un mundo encantador, es poder trabajar en algo que me encantaba desde chiquita porque siempre lo tuve claro que iba a ser esto, entonces es como una bendición.

-¿Qué ocurrió con la música?
Con la música me tocó parar, dejé el tema en Los Ángeles como suspendido por esto, igual yo sigo tocando y componiendo todo el tiempo, pero espero ya más o menos en dos meses a dedicarme un tiempito a grabar el disco y poder sacar así sea un sencillo antes de que se acabe el año.

-¿Y qué te inspira para componer canciones?
Todo me inspira, la calle, la gente, soy muy receptiva, me gusta escuchar a las personas. Y definitivamente, el amor es lo que más me inspira.

-¿Cómo has conjugado la música y la actuación al mismo tiempo?
Mientras pueda seguir llevando las dos facetas, tal y como lo hice en ‘A corazón abierto’, lo haré. Para mí, cantar es maravilloso, creo que no podría vivir sin las dos. Igual, cada vez que estoy actuando lo primero que hago al llegar a mi casa es coger la guitarra. Son dos carreras que van de la mano y no voy a dejar de hacer ninguna de las dos.

-La última vez que te vimos fue protagonizando ‘Los Protegidos’, ¿qué has hecho desde entonces hasta el día de hoy?
Tan pronto terminé ‘Los Protegidos’ me fui dos meses para Buenos Aires con mi cuñado haciendo parte de la preproducción del disco, componiendo canciones con él y ahí estuve en mis clases, yo siempre tengo clases de tango, de baile, de todo, como preparándome y después de cuatro meses me fui para Los Ángeles.

-¿Actualmente, quién es el amor de tu vida?
Mis sobrinos.

-¿Quién es tu gran apoyo?
Mis hermanas.

-¿Qué es lo que más detestas en una persona?
Que se mienta a sí misma, que se engañe a sí misma. Que no se acepte tal y como es y que se juzgue a sí misma.

-¿Qué les envidias a los hombres?
Nada, son divinos, son perfectos así como son.

-¿Cómo es tu hombre ideal?
Uno que me apoye en todo y que no sea un hombre que por sentirse más seguro trate de apabullarme, porque ya lo he vivido. Sino un hombre que ame y que le guste lo que hago, darle la mano y que me diga que estamos juntos, el hombre ideal es el que me guste.

-¿Cómo viviste tu divorcio?
Ahí voy. Nunca viví un drama mediático porque nunca salí hablando de mi matrimonio, ni de algo que hubiera pasado, de mi boca nunca salió ningún detalle de nada y pues mucho menos ahora que me separé. Lo que dicen los medios no me afecta, fue otro proceso de mi vida por el que pase y ahí voy. No dejo que me afecte demasiado lo malo, entonces así tiene que ser, voy pa' lante.

-¿Has disfrutado esta soledad?
Me gusta la soledad, pero me encanta la vida en pareja, tener a alguien que le aporte a tu vida, que te haga crecer, que te acompañe, con quien la pases delicioso. Yo creo que ese es el anhelo que cualquier ser humano puede tener, pero si no es así, prefiero estar sola.

-¿Te volverías a casar?
Claro que sí, si me enamoro perdidamente.

-¿Y te ves como mamá?
No (risas). Pues sí quiero y yo sé que llegará el momento en que vaya a ser mamá. Además que a mí me gustan mucho los niños, pero digamos que es más lejano, en estos momentos no lo pienso mucho. Pero si encuentro a la persona y me enamoro perdidamente, lo haría.

-Siendo un personaje público, ¿por qué eres tan celosa con tu vida privada?
Creo que entre menos la gente sepa de tu vida privada, más te cree lo que estás haciendo.

-¿Qué extrañas del anonimato?
No poder salir a la calle con la cara lavada. Una vez entré a un supermercado y una señora dijo: “No, definitivamente la televisión sí engaña mucho”. Ese tipo de cosas molestan.

-En ‘Soñar no cuesta nada’ aprendiste el baile del tubo, en ‘Los Protegidos’, de criminalística, y ahora, de medicina, ¿qué más te gustaría aprender?
Me gustaría hacer un musical; bailar y cantar en escena.

-¿Qué nos puedes adelantar de ‘A corazón abierto’?
Puros enredos amorosos y pues los casos médicos, que también van a estar buenísimos. Va a pasar de todo, ellos empiezan a enredar la historia de una manera impresionante.

. . : TELENOVELAS : . .

El Cartel 2


El lunes 17 de mayo llegó la segunda parte de la serie ‘El Cartel’, en la franja estelar de la noche del Canal Caracol. Pepe Cadena, “El Cabo” y “Don Mario” están de vuelta en ‘El Cartel 2’. Descubriendo los mandos medios del narcotráfico, policías incorruptibles y a una fila de beldades, inicia esta nueva temporada que promete más intriga, amor y mucha acción.

La lista de los actores de ‘El Cartel 2’ supera fácilmente los 100 y algunos de los nombres son reconocidos por haber participado en la primera parte. Por ejemplo, Róbinson Díaz, Sandra Reyes, Santiago Moure, Juan Carlos Arango, Andrés Parra y Diego Cadavid, este último el hilo conductor de la serie. La novedad, es que actores mexicanos y norteamericanos hacen parte de esta nueva versión. Las hermanas Manterola: Patricia y Michelle, Guillermo Quintanilla, John Gertz y Antony Guzmán, son sólo algunos. Además habrá varios cubanos en escena y por supuesto, el rostro de las colombianas en personajes interpretados por Carolina Guerra, Diana Hoyos, Angélica Blandón, Margarita Muñoz, Andrea Noceti, Patricia Castañeda y Vicha Machado, entre otros.

“En ‘El Cartel 2’ Pepe Cadena toma la palabra para contar qué fue lo que ocurrió en los cuatro años siguientes a su captura en una cárcel de los Estados Unidos: cómo logró salir con el pretexto de cooperar con la DEA, sus casos como informante al lado de Anestesia, su huída a Colombia, y el momento en que fue nuevamente arrestado y puesto en prisión”, expresó Jörg Hiller, libretista de esta historia en la que además se hace un recuento de los últimos acontecimientos en las vidas de los grandes y míticos narcotraficantes como “El Cabo”, “Don Mario”, “Buñuelo”, “Pirulito”, Amparo Cadena y “Caliche”.

Para Hiller, el ingrediente clave en este relato es que se contarán varias historias, con ópticas distintas a la primera parte: “esta vez se podrá ver que en ocasiones las personas terminan involucradas en la atmósfera del tráfico de estupefacientes contra su voluntad, que también es posible salirse del negocio, que así como hay gente mala, hay gente buena, que hay personas que no se pueden comprar y que la justicia llegará para los criminales”, afirmó. Esa es precisamente la característica del Mayor Madero, personaje interpretado por Alejandro Martínez que será apodado el “Cazanarcos” y que se encargará junto a un grupo de agentes de la DEA de desmantelar los carteles de la droga tanto en Colombia como en México. Al mismo tiempo, Cadena aprovecha para narrar las historias de varios personajes del común, verdaderas hazañas como las de Luis Eduardo Arango, quien en su personaje de John pierde 450 mil dólares, razón por la cual, debe convertirse en el esclavo de el “Cabo”.

“‘El Cartel 2’ es la continuidad de personajes que están en la entraña del público, pero el televidente también se encontrará con los mandos medios, con seres de todo tipo, unos que llegaron ahí porque les gustaba y a otros porque les tocó, pero en general es un mezcla de buen casting con la orientación de cuatro directores”, aseguró Luis Alberto Restrepo, como otra de las características que vale destacar en la producción, pues Magdalena La Rotta, Andi Baiz y Javier Mejía con “Peto” a la cabeza fueron los encargados de timonear el barco a tres unidades. “Fue un experimento interesante, nos tocó ponernos a todos de acuerdo”, dijo Restrepo, destacando la visión de una mujer en la dirección: “el hecho que Magdalena nos aportara su talento fue muy valioso, de hecho fue la encargada de darle la ruta a varias de las historias femeninas que aquí se cuentan y eso fue muy importante, más cuando hay escenas tan crudas”, concluyó Luis Alberto.

Para Andi Baiz, recordado por ser el director de la cinta Satanás, fue una de las mejores experiencias de su vida haber podido trabajar al lado Róbinson Díaz, Carolina Guerra y John Alex Toro a quienes no conocía. “Son actores muy disciplinados, además la historia tiene mucha fuerza, está bien escrita y todos estaban tan comprometidos con el proyecto, que yo, que nunca había hecho televisión, me sentí como en el gimnasio, quedé tan bien entrenado que estoy listo para dirigir 100 películas más”, afirmó.

Pero la aventura de dirigir a 8 manos, contar con un elenco multitudinario y hacer que la segunda parte sea tan éxito como lo fue la primera, es apenas un par de escalones en el mega proyecto de lo que implica la realización de esta serie. “Era una locura, en especial cuando grabamos en Nueva York porque me tocaba estar corriendo de un lado para otro, sin poder descansar, porque la idea que teníamos todos era que fuera lo más real posible”, recuerda Diego Cadavid.

Y es que Cadavid carga con la responsabilidad de contar la historia: “70 escenas eran mías desde una cárcel hablándole a la cámara, me inventé muchos ejercicios y le fui creando gestos y reacciones al personaje”, aseguró. Serie que también fue una proeza en locaciones y que contó con la participación de 230 personas entre técnica, actores, asistentes y directores. Las ciudades de Cartagena, Pereira, Cali, Tuluá, Jamundí, Girardot, La dorada, Dosquebradas, Armenia y Bogotá fueron utilizadas en Colombia. En México los exteriores se hicieron en el Distrito Federal y en los Estados Unidos se rodó en Nueva York, New Jersey y Miami.


SINOPSIS:

Donde Martín González finalizó su versión de la historia de los carteles de la droga, Pepe Cadena toma la palabra para contar lo que ocurrió durante los cuatro años siguientes: cómo logró salir de la cárcel en Nueva York con el pretexto de cooperar con la DEA, sus casos como informante al lado de Anestesia, su huída a Colombia, y el momento en que fue nuevamente arrestado y puesto en prisión.

Al igual que la parte inicial, ésta épica serie recorre el turbulento mundo del narcotráfico, con los mismos elementos de acción, intriga, amor y comedia que la ha caracterizado.

Guerra sucia, delincuencia, traiciones, muertes, persecuciones, "vueltas", operativos, peligrosas alianzas, oscuros negocios, historias familiares y amores imposibles son los ingredientes de la receta de El Renacuario. Nuevamente se hace una radiografía de un problema social como el narcotráfico que a la larga termina por marcar los destinos de quienes se ven atrapados en él, y también el de sus familias y más allegados.

Porque como dice Pepe, "la familia es el talón de Aquiles de cualquier narcotraficante. Uno al final se cae por ese lado"... así quedará demostrado en los eventos de la serie.

Pepe hace un recuento de los últimos acontecimientos en las vidas de los grandes y míticos capos del narcotráfico: "El Cabo", "Don Mario", "Buñuelo", "Pirulito", Amparo Cadena, "Caliche", el paramilitar apodado "Pariente", y varios otros; pero también de quiénes tenían el trabajo de perseguirlos y someterlos a la justicia, como el mayor Madero, oficial de la policía apodado "El Cazanarcos" y un grupo de agentes de la DEA que busca desmantelar los carteles de la droga tanto en Colombia como en México.

Al mismo tiempo, el ex narco aprovecha para relatar las historias de varios personajes del común cuyas hazañas no suelen salir en los periódicos: la del gordo John, un cobrador que pierde 450.000 dólares de sus patrones; o la de "Antenas", un experto en tecnología que debe ser el chaperón de una famosa actriz de TV que sale con su jefe, o la de Johanna, una muchacha sana que sin saber llega a trabajar etiquetando coca en una casa-caleta en la frontera de Mexico y Estados Unidos.


PERSONAJES:

Diego Cadavid es
Pepe Cadena

Llega a un acuerdo para salir de la cárcel y se convierte en informante de la DEA, aunque realidad no tiene datos para ofrecer. Terminará por convertirse en infiltrado del servicio secreto de los Estados Unidos y así conseguir dinero para sostenerse en Miami y además la visa para su hija, con quien anhela reencontrarse.

Andrés Parra es
Anestesia

Se convirtió en “sapo” y se da aires de Policía, su problema es que tampoco sabe mucho y junto a Pepe tratarán de obtener alguna información de sus amigos narcos con engaños.

Róbinson Díaz es
El Cabo

Fue miembro de la Policía, se retira y entra al mundo del narcotráfico al servicio de los Cadena, escalando posiciones logra convertirse en uno de los grandes capos del país. Sabiendo que el futuro del negocio está en México se une al Piloto, otro de los poderosos en el país azteca.

Santiago Moure es
Don Mario

Con Pirulito y Buñuelo fuera del negocio, Don Mario se convierte en el enemigo frontal del Cabo y busca también expandirse en México aliándose con el Golfo.

Alejandro Martínez es
Mayor Madero
Es el héroe, convencido de detener la violencia. Lo llaman el “cazanarcos”, porque tiene un especial olfato para dar con ellos. Para cumplir su objetivo no se detiene con órdenes burocráticas.

Julián Álvarez es
Teniente Calero
Es el segundo al mando del Mayor Madero, le sigue los pasos incondicionalmente.

John Gertz es
Sam Mathews
Quiere capturar a Oliver Carmona, contacto de Don Mario en Tampa y marido de Zuly (Diana Hoyos), quien se convierte en su informante y posteriormente, en el amor de su vida.

Paulina Galvis es
Katherine

Está enamorada de Sam, pero se guarda sus sentimientos y por eso se ensaña contra Zuly.

Michelle Manterola es
Lilian

Es una atractiva agente de la DEA que gracias a su belleza se infiltrará como prepago en las filas del Golfo.

Anthony Guzmán es
Peter

Es muy parecido a Sam, pero no cree que la guerra contra los narcos acabe y decide ayudar a las víctimas que deja estos enfrentamientos. Terminará por convertirse en amigo de Pepe.

Róbinson Díaz es
El Cabo

Fue miembro de la Policía, se retira y entra al mundo del narcotráfico al servicio de los Cadena, escalando posiciones logra convertirse en uno de los grandes capos del país. Sabiendo que el futuro del negocio está en México se une al Piloto, otro de los poderosos en el país azteca.

Carlos A. Sánchez es
Caremotor

Extremadamente cruel, asesina a sus enemigos con motosierra. Le maneja la “cocina” de droga al Cabo. Es el primero que se le ocurre mandar la droga al exterior a través de un submarino.

Joltzman Nuñez es
Paredón

Matón agresivo. Entra a reemplazar a Pirulito. Controla la zona cafetera y está bajo las ordenes del Cabo.

Ulises González es
Manteco

Guardaespaldas del Cabo. Es callado, muy fuerte y capaz de dar la vida por su jefe.

Giovanni Galindo es
Mogollo

No es matón, es narco. El segundo al mando del Cabo. Encargado de la administración de los negocios.

Luis Fernando Montoya es
Primo

Pariente lejano del Cabo. Viene de Venezuela y se encuentra con el Cabo en el concurso de la chica Top. Convence al Cabo de empezar a negociar por Venezuela para llevar el mercado a Europa. Es divertido y muy sexual. Es el que impone la moda narco.

Luis Eduardo Arango es
John

Antiguo cobrador de Pirulito, quiere salirse del negocio, pero sus planes no salen como quiere y debe convertirse en el esclavo del Cabo. Su misión será la de viajar a Estados Unidos para acabar con todos los “sapos”.

Carolina Guerra es
Vicky Puerta

Entra al mundo del narcotráfico de manera inocente, cuando empieza a trabajar como modelo. Conoce al Cabo, quien se obsesiona con ella y le miente acerca de su negocio para conquistarla. Ella le cree, se hace su novia y sólo meses después se entera del verdadero negocio. Intentará salirse, pero el Cabo le arruina la vida acosando a toda su familia y amigos.

Juan Sebastián Aragón es
Rocky

Es un narco de buenos sentimientos y se enamora de Johana. El Cabo lo envía a México para controlar el centro de operaciones que pasa la droga hacia Estados Unidos.

Angélica Blandón es
Johana

Una mujer humilde que viaja a México pensando que podrá trabajar como empleada doméstica, pero termina empacando la droga que le envía el Cabo al Piloto.

Esteban Franco es
El Piloto

Es un matón, violador y drogadicto. Se enfrenta con el Golfo por apoderarse del negocio de la droga en México.

Andrea Noceti es
Lina María Acevedo
Ex reina, dueña de una marca de perfumes. Es jurado del concurso Chica Top, donde conoce a Don Mario, quien la persigue hasta hacerla su mujer.

Bernardo García es
Pajarraco

Jefe de Los Monos, asesino eficiente, con una alta dosis de humor negro.

Tommy Vásquez es
Harvey Racines

Es el lugarteniente de Don Mario. El Cabo lo busca para asesinarlo porque cuando los dos hicieron parte de la Policía, Racines fue su capitán y se aprovechó de su poder. Para evitar ser encontrado por el cabo, se va para Guadalajara con su esposa Blanca, lugar donde fijará sus ojos en la mujer equivocada porque se enamorará de Andrea Negrete, esposa del Puma, mejor conocida como la mujer más poderosa en el negocio de la droga en México.

Patricia Manterola es
Andrea Negrete

Mujer exuberante, una “cuchi barbie”. Sobrina del Golfo, el capo más poderoso de México. Sus decisiones son fundamentales en el negocio del narcotráfico y le encantan los colombianos, por eso termina casada con el Puma y luego fijará sus ojos en Racines.

Víctor Mallarino es
El Puma

Colombiano, que al viajar a México se empieza a creer el más “manito” de todos. Sabe que su esposa le es infiel, pero es un pelele. Colabora en el negocio y se dedica a vivir como un rey.

Paola Dulce es
Blanca

Es la esposa de Harvey, una mujer celosa, pero débil de carácter.

Ramiro Sandoval es
Oliver Carmona
Es el contacto de don Mario en Tampa. Vive de ilegal en los Estados unidos y se la pasa tomando trago y saliendo con cuanta mujer se cruce en su camino, Mantiene a su esposa Zuly bajo su yugo y es ella quien realmente lleva la contabilidad de “la merca” que se vende.

Diana Hoyos es
Zuly

Esposa de Oliver Carmona, es una mujer maltratada y sumisa, que aguanta el dolor para poder mantener a su familia con vida.

Guillermo Quintanilla es
El Golfo
Capo de la droga en México. Compra mujeres vírgenes para satisfacer sus deseos sexuales. Asesina a sus enemigos con sus propias manos. Es el tío de Andrea Negrete, heredera de su negocio.

Carlos Mario Echavarría es
Caliche

Narco de bajo perfil, aunque logra hacer crecer su patrimonio de tal manera que la DEA lo ficha. Vive enamorado de su esposa Larissa (Paula Barreto), pero también adora a su amante María Luisa (Margarita Muñoz).

John Alex Toro es
Antenas

Es el empleado más fiel de Caliche, no es asesino, no trafica, pero es un hacker que ayuda al crecimiento del negocio. La DEA intenta atrapar a Caliche a través de Antenas cuando le propone un trato difícil de rehusar.

Camilo Sáenz es
Pirulito

Está encerrado en una cárcel brasilera donde se encontrará con Luisinho, el capo más poderoso de Brasil. Los dos intentan recuperar las caletas en Colombia para pagar su libertad.

Juan Carlos Arango es
Buñuelo

Está en una cárcel de Cuba. Su esposa Lucía le pide al Cabo que contacte a sus amigos en Venezuela para que lo ayuden a salir de prisión porque los cubanos le dicen que la única manera de recuperar su libertad es involucrar al gobierno colombiano con paramilitares.