..:GACETA, DULCE PARAÍSO 084:..

GACETA, DULCE PARAÍSO
(Número 084):


SUMARIO
(del 19 de julio al 8 de agosto de 2010):

NOTICIAS:
  • Amparo Grisales prefiere a los maduritos.
  • Aura Cristina Geithner se vuelve a casar.
  • Constanza Duque, con una experiencia inigualable.
  • Alberto Saavedra le presta la nobleza a su nuevo personaje.
  • Gaby Spanic revela sus secretos de belleza.
  • Melvin Cabrera anuncia su separación de su esposa.
  • Mariana Ochoa enfrenta consecuencias por infidelidad.
  • Alejandro Flores acapara la televisión.
  • Ludwika Paleta cantará en el teatro.
  • Ana Serradilla se alista para serie policíaca.


ENTREVISTAS:

  • Juan Soler.
  • Silvia Navarro.


TELENOVELAS:

  • Cuando me enamoro.
  • Para volver a amar.


RESÚMENES:

  • El Clon.
  • ¿Dónde está Elisa?
  • Perro Amor (FIN).
  • Bella Calamidades.
  • Doña Bella.
  • Mi Gorda Bella.
  • El Cartel 2.
  • Clase Ejecutiva.
  • La Bella Ceci y El Imprudente.
  • A corazón abierto.
  • Rosario Tijeras.
  • Amor sincero.
  • Pandillas, Guerra y Paz II.
  • Amor en custodia.


Encuesta: ¿Qué versión prefieres?

  1. Cuando me enamoro (con el 64%).
  2. La Mentira (con el 36%).

. . : NOTICIAS : . .

Amparo Grisales prefiere a los maduritos


La protagonista de ‘Las Muñecas de la Mafia’ nos confesó sus gustos, sueños y nos reveló qué tienen que hacer aquellos que la quieran conquistar.

Durante varios meses vimos noche a noche a Amparo Grisales enfrentándose con varias jovencitas tan bellas como ella para defender los lujos que le daba Braulio en la serie ‘Las Muñecas de la Mafia’ (del Canal Caracol), historia que llegó a su fin recientemente por Telefutura. La protagonista de esta serie no sólo nos dejó ver por qué en Colombia es considerada una de las mejores actrices del país, sino que le dio gusto a varios caballeros que se deleitaron con su hermosura. A decir verdad, también fue la envidia de muchas mujeres que no logran comprender cómo con 53 años la Grisales se mantiene mejor que muchas jovencitas de 20.

Aunque han sido muchas las famosas que le han hecho la guerra a William Levy, otras como Amparo Grisales quisieran hacer un proyecto junto al protagonista del remake de ‘Cuna de lobos’, pero siente que por la diferencia de edades quizá no sería la pareja del galán sino su mamá.

La actriz que interpretó a Lucrecia nos contó cómo hace para mantenerse tan linda y nos confesó que le gustan los hombres "maduritos", al estilo Hugh Jackman, con quien sueña actuar alguna vez; también nos reveló que le gusta sentirse "bien hembra" y nos compartió los mejores piropos que le han gritado en la calle en honor de sus atributos. Amparo sin censura.

-Amparo, ¿cómo fue la experiencia de interpretar a una muñeca de la mafia?
Fue una serie muy interesante y me pareció muy chévere hacerla porque a mí me gusta hacer papeles diferentes. Me gusta hacer de mala, de buena, de muñeca, de todo lo que sea bueno y me divertí muchísimo. En mi carrera yo hago las cosas como decía María Felix, no hay que hacer sólo personajes de puta o empleada del servicio.

-Jugando un poco con el título de la serie, ¿tú si te crees una muñeca?
Claro que sí. Yo sí soy una muñeca, pues todos me consideran así, o sea, todos los que me quieren porque desde chiquita a uno la mamá siempre lo ve a uno así, creo que es un término amoroso y siempre se ha usado de una manera tierna para mostrar afecto y muchas personas me llaman así.

-¿Con esta serie no se le hace un poco de apología al narcotráfico?
No, primero quiero aclarar que la historia está contada en la época en la que comenzó el narcotráfico. Hoy en día uno ya no ve eso de cuatro o cinco camionetas llegando con estas niñitas muy campesinas que no quieren estudiar y que quieren la vida fácil, y por otro lado la serie resulta muy didáctica y educativa, nunca se vuelve una apología del narcotráfico porque las chicas que han pensado que estar con un narco les resuelve la vida, cuando vean la serie van a quedar espantadas y con susto de ni siquiera pensar involucrarse. Ellas siempre terminan mal, su fin es muy dramático. Es de terror porque el dinero fácil lleva a la muerte.

-¿Qué es lo más terrible que has escuchado que le ha pasado a una mujer que se haya metido con narcos?
Hay historias espeluznantes, pues como estos hombres son tan mujeriegos y les encanta estar rodeados de lujos y mujeres bellas se creen sus dueños. En la vida real he sabido de muchas historias de chicas que se involucran y luego tienen que ver cómo a sus hijos se los matan, cómo los narcos cobran venganza y acaban con sus familias y hasta las matan a ellas mismas.

-Los narcos siempre persiguen a mujeres bellas, ¿nunca alguno de ellos te hizo alguna propuesta indecorosa?
Uno como personaje famoso las recibe por intermediarios más que todo. A muchas les mandaban avión privado y les prometían el cielo y la tierra, pero yo siempre supe que no había que dar papaya (correr el riesgo), como decimos en Colombia, y como siempre fui trabajadora, guerrera e independiente y con unos valores bien cimentados en mi familia, pues nunca estuve en eso.

-Nos imaginamos que te habrán dicho muchos piropos. Cuéntanos uno que valga la pena recordar...
Hay muchos, hay gente tierna que me ha dicho cosas divinas como: “Uy, será que me morí y llegué al cielo porque me encontré con un ángel”. Ese me gustó y es decente, pero otro que me parece curioso y me da risa es que dicen que yo tengo el culo caído, pero caído del cielo.

-¿Cuál es el piropo más atrevido que le has dicho a un hombre?
Yo no soy de piropos. Soy más de silencios y más de miradas telepáticas, porque creo que la química entra por los ojos, entonces la verdad no los he usado.

-¿Y cómo haces para mantener ese cuerpo tan espectacular?
Con mucho ejercicio. Soy una mujer camelladora (trabajadora) con mi cuerpo, como decimos en Colombia. Me gusta cultivar lo físico y me encanta ser bella sin cirugías ni nada de lo que buscan las jóvenes de ahora. Yo he logrado tener un cuerpazo y conocer bien la nutrición y no llegué a los 40 y dije: “ahora me tengo que poner las pilas”, como hacen muchas sino que toda la vida me cuidé.

-Pero, cuando conoces a un tipo que te gusta, ¿qué es lo primero que le miras?
El paquete (risas), pero el paquete completo, no sean malpensados. Me gusta un hombre completo, que tenga sentido del humor, que sea guapo y que se cuide, pero no me gusta que sea un muñeco perfecto de gimnasio, no eso no. Prefiero que sean caballeros, que tengan sentido del humor fino, que tengan mundo, que sepan tratar a una mujer, que sepan conquistar, que tengan manos grandes y algo que les miro mucho es la boca y los dientes. Es muy rico dar un beso en una boca linda y bien cuidada con dientes hermosos.

-¿Tendrías una aventurilla con un jovencito de 20 años?
No mi amor, qué pereza. Qué pereza tener que enseñar, tener que empujar, eso me parece demasiado y la verdad los prefiero maduritos. De los de 30 para arriba aguanta pegarse una canita al aire, pero menos no.

-¿Y te gustaría protagonizar una telenovela junto a William Levy?
Me encantaría actuar con William Levy, pero de pronto me lo pondrían de hijo porque como a veces no se fijan en cómo uno se ve y cómo registra sino en la edad que uno tiene, pues no me lo dejarían de pareja. Claro que hoy está de moda también ver a gente joven con mujeres maduras. William Levy es un hombre lindo, me parece muy bonito y muy guapo pero a mí me gustaría que tuviera diez añitos más. Sé que seguirá evolucionando y va a ser un bizcochote cuando cumpla los 40.

-¿Cómo cae Amparito Grisales rendida ante un hombre?
Me gustan los hombres inteligentes y que me hagan sentirme protegida. Me gusta sentir que tengo un macho al lado, porque veo la vida como la historia del macho y la hembra. Me gusta el hombre protector que te haga sentir y que sea triunfador, un hombre que me invite a un buen restaurante y que me atienda, ya no estoy para niñitos. Definitivamente me gustan los hombres bien machos.

-¿Y qué tal un maduro de 60 años?
Sí, por qué no. Si está bien fuertecito, si se mantiene bien y si conserva los dientes hermosos a los 60, entonces no veo por qué no.

-Nos dijiste que tu amor platónico es Hugh Jackman y que te gustaría actuar a su lado. ¿Si él fuera un día a tu casa, qué le cocinarías?
De pronto él sería el que terminaría cocinándome a mí y en ese caso me le como hasta el raspado de la olla. Y al otro día yo le cocinaría unos ravioles deliciosos y después le cocino todo (risas). Siempre me han gustado los buenos proyectos sean con quien sea y sé que es bueno que haya química actoral, pero me moriría si un día trabajo con Hugh Jackman, creo que haríamos una pareja maravillosa.

Aura Cristina Geithner se vuelve a casar


Aura Cristina Geithner y su novio Thomas Corell se casarán el próximo diciembre en Filipinas. Después de diez años de su divorcio con el actor Marcelo Dos Santos, la actriz Aura Cristina Geithner se reencontró con el amor, esta vez colisionó con él virtualmente. Y contraatacará en materia nupcial.

Su futuro marido es Thomas Corell Lundberg: danés, ex boxeador, webmaster, empresario y el hombre de su vida. Se acaban de comprometer en Bogotá y ya fijaron fecha: se casan la segunda semana de diciembre en Filipinas.

La actriz y cantante luce más delgada, se sometió a la Cura Romana y bajó de peso. "Aunque la dieta que la Cura Romana exige es de muy bajas calorías y no puedo decir que sea fácil al comienzo someterse a ella, con los días, es más, después de la primera semana, el hambre cesa pues según tengo entendido la hormona que se me aplica reduce esa ansiedad. Así también, es importante mantener una vida activa, consumir mucha agua, para así eliminar toxinas. Lo increíble es que tengo el ánimo todo el tiempo arriba", contó ella misma.

La localizamos en la playa de Skive, a una hora de Copenague, tierra de su amor. Allí, rodeada por un imponente fiordo, entre lanchas y arena blanquísima y acompañada por su hijo Demian (de 10 años), acaba de conocer a sus suegros, a su nueva familia política y la tierra en la que seguro pasará vacaciones con los otros dos hijos que planea en breve. Instalada en la veraniega casa de sus suegros, dice que parece un sueño, leyendo sus poemas, pescando y pasando tardes enteras de recorridos por las dunas de arena que surgen de la antigua y pequeña ciudad en la península de Salling, Aura Cristina estará allí hasta finales de julio, cuando regrese a Colombia.

Pese a cinco años de diferencia, él tiene 35 y ella 40 años, al encontrón idiomático: danés vs. español, a que él no tiene nada que ver con el mundo del entretenimiento y que explora por primera vez su lado paternal, Thomas adora a Demian, se trata de un amor con el alma...

-Aura Cristina, ¿cuándo llegó Thomas a tu vida?
Apareció hace dos años; tenía cerrado el capítulo del corazón. Fue un tiempo duro, de soledad después de mi divorcio de Marcelo. No pensé que llegaría una persona que me volviera a enamorar.

-¿Es cierto que os conocisteis en un chat?
No, él vio mi fotografía en Facebook y me invitó a ser su amiga. Como no manejo mi nombre real en esa red, me presenté como una chica del común.

-¿Le agregaste como tu amigo rápidamente?
Me mandó un mensaje y siempre fue muy honesto. He recibido solicitudes de todas partes del mundo, supuestos príncipes, jeques, pero él me llamó mucho más la atención por su clase, su distinción. Le noté en las primeras palabras.

-¿No te sentiste como una niña jugando al noviecito virtual?
La verdad es que decía cosas tan lindas que me chifló. Comenzamos a conocernos, cartas iban y venían, pero nunca le dije quién era o qué realizaba, solo le hablé de mi hijo de 10 años, que había estudiado negocios internacionales y que a veces modelaba.

-¿No le dijiste quién eras por prudencia o por miedo a ahuyentarlo?
Era mucho más prudente así, uno no sabe con qué enfermo se puede encontrar, no voy contando ni dónde estoy, ni qué hago, hasta que esté convencida.

-¿Había química en esos mensajes que os cruzabais?
Sí, desde el principio, eran cartas, pero como de amigo. Al pasar de los meses, cada vez que abría mis mensajes, el corazón se me ponía a mil. Se convirtió en mi poeta: escribía cosas hermosas.

-¿Te enamoraste de él sin conocerle?
La verdad es que sí, en estos años he salido con gente, pero no llenaban mis expectativas. Eran tipos posesivos, egoístas, machistas; Thomas era el polo opuesto, el corazón me empezó a palpitar.

-¿Cuándo os visteis cuerpo a cuerpo?
Después de ocho meses de ir y venir de cartas, nos vimos una sola vez por webcam. Me gustó.

-¿Y en persona?
En febrero del año pasado viajé a México para trabajar en la telenovela ‘Secretos del alma’ y en marzo recibí una llamada suya. Me preguntó: “¿Dónde te encuentras?”, y me dijo que iría a verme. Casi se me sale el corazón.

-¿Le recogiste en el aeropuerto?
Iba a mandarle al chofer y no me dejó, sólo me pidió el nombre del hotel. Quiso asumir el riesgo de encontrarnos en el lobby y que después las cosas se fueran dando.

-¿Qué sentiste cuando le viste?
Llegué tarde porque salí a media noche de grabación. La cita era en el hotel Zona Rosa y fue una alegría mutua, nos dimos un abrazo muy efusivo.

-¿Os besasteis esa primera vez que os visteis?
No (risas). Fue un abrazo fraternal y hablamos durante seis horas en ese lobby. A medida que el tiempo pasaba descubría a un ser agradable, simpático; me encantó. Lo primero que se notó fue su dulzura y mi temperamento fuerte, hubo química. Estaba trabajando, no tenía mucho tiempo para estar con él y se dedicó a estar conmigo día y noche.

-¿No te sentiste asfixiada?
No, todos mis compañeros terminaron encantados con él. Les parecía un cuento de hadas que hubiera viajado desde Dinamarca a verme.

-¿Cómo fue esa primera noche de pasión?
Como yo la soñaba: una noche bonita, romántica, apasionada, una noche de entrega, muy especial. Ese día entendí que era el hombre perfecto para mí. A las dos semanas le presenté a mis padres, a mis hermanos, a mis sobrinos. A mi madre le pareció encantador. A la tercera semana, como ya tenía que devolverse, era el 20 de abril, me dijo: “Me encantó conocerte, estoy enamorado y no te voy a dejar”.

-¿Cuándo llegaste a vivir a Colombia?
A los tres meses de que nos vimos en México. Me pareció como una locura, pero han sido unos meses divinos. Él vive en una suite, pero obviamente nos vemos todos los días. Comparte con mi hijo, salimos a cine, a cenar, hacemos de todo, pero su lugar de descanso no es en mi casa.

-¿Cuándo te propuso matrimonio?
Fue hace exactamente un mes. Viajé a filmar una película en México que se llama ‘Mar de fondo’, dirigida por el maestro Quintanilla; fui a trabajar durante dos meses a las islas de Puerto Vallarta y allí volvimos a vivir el cuento de hadas. Entre ires y venires, cenas, grabaciones y arena, en esa hermosa playa me preguntó que si estaba lista para estar en una relación y tener una familia y yo le dije que no estaba muy segura.

-¿Qué dijo él?
Que lo pensara. Cuando llegamos al hotel tenía preparada una cena superespecial con velas y todo. Al entrar había serenata y flores por todos lados, luego me dio el anillo y me dijo: "Mira, esto es para nosotros, para consumar nuestro amor y no te estoy diciendo que sea mañana; tómate tu tiempo".

-¿Cómo será esa unión?
Sencilla, pero bonita, será una ceremonia civil. Me gustaría que estuviera la gente más cercana a mí, mis amigos, mis familiares, mi madre, mis hermanos y la familia de Thomas. La queremos junto al mar.

-¿En qué destino?
En Filipinas, son playas salvajes, eróticas y la gente es muy especial. Allí cuentan con unos spas alucinantes. Vamos a comprar un paquete de spa, con comida típica y el ritual es precioso.

-¿Cómo será el vestido?
Me gustaría casarme con un vestido supremamente sencillo, ligero y con flores en la cabeza.

-¿Cuántos invitados tenéis proyectados?
Como unos 200. De parte de él hay muchísima gente, de mi familia apenas serán 50, pero él sí tiene una familia inmensa y todos quieren ir.

-¿Quiénes serán los padrinos?
Por parte de Thomas será un gran amigo que tiene y que creció con él durante toda su infancia y me imagino que su hermana. En mi caso, vamos a tener tres padrinos: Harry, mi gemelo, y John y Katherin, mis otros dos hermanos.

-¿Qué tal volver a tener suegros?
Me ha ido maravilloso, son gente súper educada. Estoy aquí porque están celebrando sus sesenta años de matrimonio y nos invitaron a mi hijo y a mí a celebrar. Tienen una mentalidad abierta, son amorosos, estoy sorprendida. Son divinos con mi hijo, cariñosos, dulces, lo adoran.

-¿Y tu hijo Demian qué ha dicho de esta nueva vida?
No es fácil, porque solo estábamos mi hijo y yo, pero con paciencia, tenacidad y amor todo se puede lograr. Con Thomas hemos aprendido a manejar a mi hijo con sabiduría, amor y sensibilidad. Este hombre tiene tantas cualidades tan bonitas, que se lo ha ganado solo y hoy en día puedo decirte que son muy buenos amigos.

-¿Y cuándo llegarán los otros hijos?
Hemos hecho planes de tener familia, pero queremos hacer las cosas de manera inteligente, esperaremos a estar un poquito más sólidos económicamente, tener en cuenta el espacio donde vamos a vivir. Por ahora estamos buscando casa y después terminaremos de organizarnos.

-¿Cómo se ha sentido él en Colombia, donde resides habitualmente?
Imagínate llegar a un mundo en donde nadie te conoce. Para él fue como una aventura, no tenía relación con nadie, somos dos culturas totalmente distintas, viene de un país donde son supremamente organizados, estrictos. Yo me río y le digo: "Bienvenido a la jungla" y él vive pleno y enamorado.

-¿Quién es Thomas Corell?
Es webmaster, deportista consumado y socio de su padre en una compañía en Dinamarca que se llama Autoclass Lundberg, que importar y exporta vidrios. Abrirá en Colombia una empresa que venderá productos para ahorrar energía y agua. Es el hijo mayor y tiene una hermana y tres sobrinos, adora a su abuela paterna, que tiene 95 años. Viene de una familia de boxeadores, ganó dos medallas de oro en su país, luego participó en los juegos nacionales y ganó 25 medallas; quería participar en los Olímpicos, pero tuvo un accidente grave, entonces el médico le dijo que si continuaba podía morir.

-¿Qué viene para tu vida?
Hay una propuesta de novela pero todavía no la tengo confirmada; es un proyecto con Televisa. En teatro continúo con la obra ‘Pecadoras’ y voy a emprender una nueva con Marcelo y con Jorge Cao y, pues, si Dios quiere, vamos a tener el lanzamiento de los productos de mi línea de belleza en agosto.

Constanza Duque, con una experiencia inigualable


Constanza Duque es Emilia en ‘Clase Ejecutiva’. Tierna, tragicómica, terca, divertida, dulce, sensible, perfeccionista e inusual, así es Constanza Duque, a la que siguen recordando por su papel de Carmenza, la madre de Gaviota en ‘Café, con aroma de mujer’.

Esta colombiana, soltera y educada en un colegio de monjas, es una actriz a la que el público colombiano fue conociendo lentamente: participó en ‘El Bogotazo’, ‘Últimas tardes con Teresa’, ‘No juegues con mi vida’ y ‘Dos rostros y una vida’, entre otras producciones.

Estudió bellas artes, y luego viajó a México, donde permaneció durante un año. Recorrió Europa, donde asumió su papel de mujer aventurera. Apasionada por la danza, la música y el teatro, recorrió a los grandes maestros de la dramaturgia. Hizo muchas obras teatrales, y la más recordada de todas fue una serie de monólogos plenos de humor y drama, titulada ‘Rosamunda’.

Queridísima actriz, con una experiencia en la actuación inigualable, desde muy joven puso que quería ser parte de la actuación en su país, puso todo su empeño, paso con por grandes escuelas de actuación, y hoy en día Constanza Duque es una de las actrices colombianas con un carisma evidente.

Hizo pequeños papeles en la televisión, y su primer protagónico fue en la comedia ‘Laura por favor’, escrita por Fernando Gaitán. También la recordamos en sus últimos papeles por participar en telenovelas como ‘Guajira’, ‘El Inútil’, ‘Pecados capitales’, ‘La viuda de la mafia’, ‘Hasta que la plata nos separe’, ‘Novia para dos’, ‘Gabriela, giros del destino’ (2009) y por último ‘Clase Ejecutiva’.

-Constanza, ¿cómo es tu personaje de ‘Clase Ejecutiva’?
Emilia es muy seria, todo lo opuesto a lo que uno espera ver en una comedia. Emilia es la dueña del “aviso”, pero está encartada porque ella es viuda y en realidad el negocio lo manejaba su difunto esposo. Ella cometió el error de nombrar a un gerente que no era idóneo y ahora le toca manejar este despelote. Es una señora “bien”, paisa, muy recta y ecuánime, pero es de esas mujeres que estaba acostumbrada a que todo lo hiciera el marido. Emilia es de las que se encierra sola a llorar en el baño cuando siente que los problemas se le vienen encima.

-¿En qué te pareces a tu personaje?
Nos parecemos en el acento paisa, yo soy de Manizales (Colombia). Por otra parte, Emilia es un poco ingenua, yo trato de no serlo tanto, aunque soy un poco confiada. A Emilia se la “pasan por la galleta” muchas veces, sobre todo Leonardo y Julián (John Alex Toro y Martín Karpan). Yo soy una persona que en principio sí creo que la gente está haciendo el bien, pero tengo un poco más de malicia como para no dejarme embolatar. Nos parecemos en que nos gusta mantener un orden, Emilia fue educada en un colegio de monjas y cree que debe haber mucho orden y silencio. A mí me molesta mucho el ruido y la bulla, a Emilia también. Al comienzo me daba mucha dificultad manejarlos a todos hablando al tiempo, pero le adapté eso al personaje: “ay muchachitos estense quietos”, les digo ahora.

-¿Qué pueden aprender los televidentes de Emilia?
De una parte Emilia es muy recta, es una mujer de una sola pieza, eso es muy bueno, pero también pueden aprender a que no se debe ser tan ingenuo.

-¿Cómo recuerdas tus inicios en la actuación?
Yo soy de la ciudad de Manizales (Colombia), allí hay un festival de teatro que por su momento fue muy famoso. Aunque hay gente que dice que desde niña se veía que iba a ser actriz. Toda la vida tenía como una capacidad para afrontar las cosas horribles y difíciles, las tareas y las obligaciones en mi casa y todo, me lo inventaba como personaje; es una anécdota por esa parte. Yo empecé a estudiar primero Bellas Artes porque en esa ciudad no había escuelas de teatro, ni yo me imaginaba que eso podía ser una profesión, y decidí hacer teatro universitario como aficionada. Después de estudiar como cinco o seis años, me fui a viajar por Europa y viví del sombrero, canté en el metro y un día dije: “¡Yo quiero ser actriz!”. Regresé para Colombia porque estaba ya sin dinero, de andariega, y volví a Bogotá a estudiar en la Escuela Nacional de Arte Dramático, que en ese momento era una escuela muy importante en la que se formó gente como: Robinson Díaz, Pedro Camargo, actores muy reconocidos y al ver al profesor Alfonso Ortiz inicié en ‘La Candelaria’. Allí estudié cinco años y cuando ya estaba terminando por primera vez la parte de teatro, me llamó Jorge Luis Triana. Él es un director muy conocido, que hacía unos programas históricos que se llamaban ‘Revivamos nuestra historia’. Escribió una historia que se llamaba ‘El Bogotazo’, que era sobre la muerte de Gaitán y fue ahí mi primer papel en televisión, sin dejar de hacer teatro y televisión. Desde ahí, no he dejado de hacer ninguna de las dos cosas y estamos hablando como del año 81-82, ya llevo más o menos 28 años en esto.

-¿Qué significa para ti ser actriz?
Seguramente hace unos 20 años hubiera dado una respuesta como: es pararme en un escenario frente a una cámara e interpretar, pero en este momento siento que soy un instrumento maravilloso para expresar ideas y pensamientos de esas personas. Tengo una voz, soy la voz de esas voces y presto mi cuerpo a otras historias, a otros personajes. Eso es ser actriz, ser un instrumento, un medio a través del cual se cuenta una historia, un don que me ha permitido contar las vivencias de muchos, aprender, conocer y ser diferentes mujeres de distintas edades, estratos, problemáticas. Ser actriz es una bendición, en este momento de mi vida así lo considero.

-Aparte de actuar, ¿practicas alguna otra disciplina?
Son muchas las disciplinas que tienen que ver con mi trabajo. Para mí sí me dicen qué hago en mi tiempo libre o cuál es mi hobbie, me cuesta mucho trabajo decirlo porque toda mi vida se ha ido armando alrededor de mi profesión. Siempre estoy entrenándome físicamente, tengo clases de danza porque me gusta bailar y estar con mi instrumento afiladito para cualquier personaje. Me preocupo por los problemas de la voz, cómo solucionarlos, por estar en clases de canto, haciendo talleres, trabajo con toda cosa que tenga que ver con mi oficio, todo para ser una actriz integral.

-¿Qué te satisface de trabajar en televisión?
En televisión hay dos cosas, una que no puedo negar, que hay un reconocimiento, no es el ser famoso. La gente te asume como tu familia, me saludan en la calle, son muy amables conmigo, aunque cuando hago un papel de mala no es tan amorosa la reacción de la gente, pero siempre hay un gran afecto y uno siente que es parte como de las familias y que de alguna manera ha colaborado como a mostrar un pedazo del mundo de otra manera. La televisión me gusta a nivel actoral y personalmente. Yo venía de teatro y los del teatro teníamos muchas prevenciones de que la televisión era un poquito como prostituirse porque era una cosa como comercial. Hoy en día me encanta como medio, me parece que es muy poderoso. Mientras yo he hecho teatro toda mi vida, por allí me ven pocas personas, por televisión salgo cinco minutos y ya me ve un país entero. Eso también me da mucho oficio porque yo un día en televisión tengo que grabar unas veinte escenas, en las que paso por unas emociones totalmente opuestas, de la alegría así exaltarte a una crisis de nervios, entonces me ha dado oficio. Prácticamente tengo que andar como afiladita, como una cuchilla, me da mucha cancha y eso me encanta porque es una cosa en la que se practica permanentemente, tienes que volverte muy recursivo y muy rápido.

-¿Y qué diferencia la televisión del teatro?
El teatro es con el público en vivo, es más directo, sientes que sales a la escena y hay una respiración de las otras personas que están ahí, hay el calor, la piel y no te puedes equivocar porque es un acto único. Esa es la otra parte del teatro, emocionante. Entonces, son dos medios que antes pensaba que eran como antagónicos y en este momento pienso que estoy feliz de poder impulsionar a los dos y me hacen mucha falta. Si dejo de hacer televisión, me hace falta e igual sucede si dejo de hacer teatro. Me gusta estar permanentemente haciendo los dos porque me parece que me complementan. Usted ha visto durante el tiempo que tiene actuando, cómo ha evolucionado la televisión colombiana

-¿Cómo te parece ese proceso en que la televisión colombiana está dando tanto de qué hablar internacionalmente?

Me siento muy orgullosa, aquí hemos tenido ciertos conflictos mucha veces, porque ha habido épocas en que las empresas, las programadoras y los canales, han querido de pronto como homogeneizar los productos y venderlos como en un acento neutro para que se pueden vender en Venezuela, en México y nos quitan ciertos regionalismos y siento que eso no les ha funcionado. Cuando mejor han funcionado los programas colombianotes, es cuando han sido más colombianos, como en ‘Café’, ‘Betty La Fea’ y ‘Hasta que la plata nos separe’. Eso me encanta, saber que yo estoy participando en una televisión que se ha tomado un puesto en América latina, porque antes cuando estaba joven eran los venezolanos y los mexicanos, quienes nos daban clase. Ahorita me parece que la televisión colombiana tiene un lenguaje propio colombiano, y me agrada que eso se esté viendo afuera. Y los ejemplos son estas novelas que mencioné, que se han visto en ochenta países, han sido traducidas a muchos idiomas. Yo estuve en un festival de teatro en Israel precisamente gracias por haber estado en ‘Café’, y el público que empezó a verme eran israelitas, gente de allá, que habían aprendido a hablar español por las novelas colombianas. Me siento orgullosísima de eso y soy una defensora de nuestro estilo de hacer novelas, de nuestro lenguaje, de nuestra manera de contar historias, de una de las maneras, no me estoy negando a las otras, pero me parece que nos ha dado una identidad maravillosa a nivel internacional.

-¿Qué herramientas utilizas para preparar tus personajes?
Muchas, voy a decir una cosa, que es muy chévere, se me acaba de ocurrir, por primera vez la digo, como dicen por allí que cada niño nace con un pan debajo del brazo, debo decir que cada personaje tiene el pan debajo del brazo, trae como el método. Tengo más o menos unas generalidades que uso en todos, pero depende del personaje, hay personajes que primero me invento la pinta, o la imagen, tengo un closet en mi casa gigante de ropa, de ropa antigua, de ropa nueva, de colecciones, gafas guantes, y miro allí y digo, este personaje me lo imagino, así. Normalmente, si es un personaje con alguna profesión, por ejemplo si me dicen que es un médico o un abogado, investigo, siempre investigo, si es una profesional. En ‘Café’, que era una recolectora, fui a la zona cafetera, y hablé con recolectoras, miraba como cogían el café, y me metí como a un curso, hice una tejedora de sombrero, y tomé clases con una tejedora. Después, me tocó hacer un personaje de una mujer que era manicurista y peinadora a domicilio y me inscribí en una academia de belleza. Así que aprendo el oficio que corresponda al personaje, que se vea que yo sé manejar el instrumento, leo libros si hay sobre el tema. Otro ejemplo, hice de empleada de servicio, me leí algunas cosas sobre el servicio doméstico, entrevisté a mis empleadas, a las empleadas de mis hermanos, a las de mi mamá, a las de mis tías, con grabadora y un cuaderno. Si es una señora de la alta sociedad, trato de hacerme invitada de algún club, o alguna reunión así muy exquisita para ir y mirar. Luego, leo mucho sobre eso. Otra vez hice un personaje de una mujer que termina ciega, fui a un instituto de ciegos, hacía ejercicios en mi casa como taparme los ojos, tratar de hacer todas mis rutinas con los ojos cerrados, de bañarme, lavarme los dientes, de comer, trato de buscarle por todos los lados muchos puntos de vista al personaje, porque mientras más esté llena de eso más rico va a ser el personaje después. También tengo dos personas que me ayudan, como mi socia, que es quien me ha dirigido en teatro, y por otro lado una gran amiga y gran actriz que se llama Ana María Sánchez, y las dos nos apoyamos mucho en eso. Yo la llamo a mi casa, le muestro y le digo: “Mira tengo este dibujo, esta idea”.

-¿Y qué crees que llevará al televidente a ver ‘Clase Ejecutiva’?
Unos personajes muy colombianos, sin ser esto costumbrista, son muy nuestros, no sólo por los acentos, sino por las maneras de ser, la malicia, el humor y las cualidades. La gente también se va a reconocer en las diferentes situaciones que se presentan en el trabajo.

Alberto Saavedra le presta la nobleza a su nuevo personaje


Alberto Saavedra da vida a Manolo en la nueva producción del Canal Caracol: ‘Clase Ejecutiva’. “A Manolo le presto la nobleza y el temor a meterse en problemas”, cuenta Alberto Saavedra sobre el nuevo rol que personifica.

A principios de los años 70, comenzó haciendo radionovelas en Caracol, ofreciéndole una oportunidad de subsistencia durante 10 años. Luego cuando surgió la televisión, Alberto no quiso desaprovechar el momento. “Tuve la suerte de trabajar al lado de los mejores directores. También lo hice con Álvaro Ruiz, quien entonces dirigía telenovelas y ‘Caso juzgado’ ”, cuenta Alberto, que contó que no recuerda una buena niñez ni adolescencia.

Entre los personajes que ha realizado y que más gratitud le han dejado están el maestro Darío Echandía, cuando participó en ‘El Bogotazo’ y ‘La vida’, de Alfonso López Pumarejo, ambas series dirigidas por Jorge Alí Triana. “Tuve miedo de interpretar a una personalidad tan sólida y respetable. Pero la satisfacción llegó cuando recibí un telegrama de una sobrina de ese gran político en la que me felicitaba y me confesaba que su tío gozaba con el personaje. Fue un alivio muy grande”, recuerda el veterano actor.

Al actor le recordamos últimamente por producciones como ‘El auténtico Rodrigo Leal’, ‘El pasado no perdona’, ‘La pasión según nuestros días’, ‘Vecinos’ y por último ‘Clase Ejecutiva’.

A diferencia de Manolo, su personaje en ‘Clase Ejecutiva’; Alberto Saavedra es un ‘gomoso’ de la tecnología pues le gusta estar a la vanguardia. Cuando los descansos de las grabaciones se lo permiten, revisa su correo electrónico, envía mensajes de texto y actualiza las novedades en su cuenta de Facebook y como le gusta estar informado, lee las versiones online de sus publicaciones favoritas.

-Alberto, ¿cómo es tu personaje de ‘Clase Ejecutiva’?
Es un personaje muy lindo porque tiene muchas facetas, tiene momentos críticos y de desesperación. Tiene tendencia de holgazán, de vivir la vida bien, pero sin mucho esfuerzo. Sin embargo, siempre lo meten en una cantidad de cosas que no quisiera, desde la esposa que le obliga a aceptar la gerencia. Es un hombre que nunca va a estar tranquilo porque le pasan muchas cosas.

-¿Te pareces en algo a Manolo?
No me parezco en que me dé pereza hacer las cosas, pero todos los personajes que uno encarna deben tener algo de uno, digamos que lo que yo le presto es la nobleza y el temor a meterse en problemas.

-¿Qué pueden aprender los televidentes de Manolo?
Qué pueden y qué no deben (risas). No deben aprender la forma de encarar sus situaciones laborales. Deben aprender la resignación y el aguante que él tiene para las situaciones que se le presentan en la vida.

-¿Qué es lo más atractivo de ‘Clase Ejecutiva’?
Las situaciones son muy variadas y divertidas. A través de las aventuras se van a ver representados los personajes del mundo del turismo.

-Fuiste hijo único, ¿cómo recuerdas tu niñez?
Siempre pensé que la presencia de los hermanos era necesaria, aunque fuese uno o una. Ni mi niñez ni mi adolescencia fueron gratas; tuve que sortear muchos obstáculos, pero creo que eso me enseñó a valorar mis sacrificios y los que hicieron por mí. En Cali (Colombia) inicié el bachillerato y luego cuando regresé a Bogotá, lo terminé asistiendo a clases nocturnas. Luego me inscribí en la Universidad Nacional de Colombia para estudiar música, estudios que complementé en la Universidad del Valle.

-Tu madre siempre se opuso a que te dedicarás al medio artístico, ¿y tu padre?
Por razones que aún no me explico, mi madre me dijo que Luis Augusto Guzmán, un señor que nos frecuentaba y estaba muy pendiente de mí, era mi padrino. Pero en 1970 mi madre me confesó junto a su lecho de agonía que era mi verdadero padre.

-¿Cómo pudiste afrontar tus estudios de música, sin el apoyo económico de tu madre?
Me fui a Medellín donde conocí a Amparo, la dueña de un cabaret que me vio sentado frente a un ventanal del negocio observando atentamente el show, me ofreció ayuda para que continuara mis estudios de música y me adoptó como su hijo. Con el tiempo tuve que escapar porque ella, temerosa de que ese hijo que nunca tuvo la dejara, solía amarrarme a la cama de su habitación con una cadena.

-¿Y has tenido la oportunidad de volver a verla?
Hace unos años, cuando estuve en Medellín (Colombia), de gira con la comedia musical de ‘Peter Pan’, quise buscar ese lugar, pero me arrepentí y sólo recreé esa etapa recordando la extraña actitud de Amparo, la mujer de dudosa ortografía que me ayudó, pero que intentó someterme como a un esclavo.

-¿Cómo recuerdas tu rápida incursión en la paternidad?
Un desliz de juventud, con una atractiva actriz de teatro, me convirtió en imberbe padre a escasos 17 años. Acostumbrado ya a asumir con valor mi responsabilidad recibí complacido a Mario, mi hijo que hace 30 años vive en México, es escritor y crítico de música.

-¿Ahora estás feliz al lado de tu esposa?
Sí. Con mi esposa nos conocimos en la Casa del Gordo por intermedio de Alfredo González y el matrimonio prácticamente nos lo organizó Gloria Gómez en menos de lo que canta un gallo. Por fortuna han sido años de tranquilidad y apoyo mutuo. Hace 30 años me casé por lo civil con Isabel Cristina, con quien tengo dos hijos: César de 29 años y Sonia Isabel de 20.

-¿Y cómo recuerdas tu incursión en la actuación, transmitiendo radionovelas?
Tuve la suerte de trabajar al lado de los mejores directores. También lo hice con Álvaro Ruiz, quien entonces dirigía telenovelas y ‘Caso juzgado’.

-¿Qué personaje recuerdas con cariño?
Entre los personajes que he realizado y que más gratitud me han dejado están el maestro Darío Echandía, cuando participé en ‘El Bogotazo’ y ‘La vida’, de Alfonso López Pumarejo, ambas series dirigidas por Jorge Alí Triana. Tuve miedo de interpretar a una personalidad tan sólida y respetable. Pero la satisfacción llegó cuando recibí un telegrama de una sobrina de ese gran político en la que me felicitaba y me confesaba que su tío gozaba con el personaje. Fue un alivio muy grande.

-¿Y cómo recuerdas tu trabajo para niños en teatro?
Me encanta trabajar para los niños porque son seres agradecidos y sin prevenciones. Dicen lo que sienten y ya. Fue Yoyo en ‘Peter Pan’, al lado de María Cecilia Botero en una temporada en el teatro.

Gaby Spanic revela sus secretos de belleza


La villanaza de la telenovela ‘Soy tu dueña’ confiesa cómo le hace para verse espectacular. Conocida como la protagonista de exitosos melodramas como ‘La usurpadora’, ‘Prisionera’, ‘Tierra de pasiones’ y ahora con ‘Soy tu dueña’, Gabriela Spanic tiene un cuerpo espectacular, y lo mejor de todo, se ve saludable. Gaby nos contó cuál es su fórmula para mantenerse así y también nos habló de la anorexia infantil, que tanto le preocupa.

“El rasgo clínico principal de la anorexia es la negativa a alimentarse de forma apropiada por un temor irracional ante la posibilidad de ganar peso”, explicó la venezolana de 36 años. “La gran presión social sobre la delgadez que se ha vivido en los últimos años al plantear el canon de belleza se ha vuelto una obsesión para las jóvenes. Por eso es importante decirles que se quieran, que agradezcan a Dios sus cuerpos y que la idea es estar saludable y sentirse sano”.

-Gaby, ¿cuál es tu secreto para tener uno de los mejores cuerpos de la televisión de manera sana?

La clave para mantener una buena figura es la forma en que se come. La alimentación juega un papel importantísimo en el físico y la salud del ser humano. No es matarse de hambre, es comer de manera balanceada.

-¿Cuántas veces comes al día?
Como aproximadamente 6 veces al día, para mantener mi metabolismo trabajando y quemando calorías. De esa manera no se relenta.

-¿Puedes compartir tu dieta con los lectores?
Esto es bueno que las jovencitas y jovencitos lo tengan claro. Yo no elimino ningún grupo alimenticio porque todos son importantes; las vitaminas y minerales las sacas de los propios alimentos, buenas proteínas, grasas y carbohidratos en balance.

-Háblanos de la forma en la que comes durante todo un día…
Por las mañanas trato de comenzar con un desayuno inteligente y nutritivo, usualmente que contenga algún cereal, o un plato de frutas frescas y naturales, café o té descafeinado. A media mañana me como un huevo duro con almendras o alguna fruta de tiempo. Las almendras tienen muchos nutrientes. En el almuerzo trato de comer mi comida más fuerte. Lo acompaño siempre de una proteína asada o a la plancha, pescado, carne, pollo con una guarnición de ensalada con aderezo de vinagre y limón, y verduras crudas pues te dan más de las vitaminas que necesitamos.

-¿Cómo combates la ansiedad?
Para la merienda me como un yogurt con nueces y pasas o una manzana en cubos o una porción pequeña de queso panela.

-¿Y la famosa y temida cena?
Para la cena me como una ensalada con proteína (pollo, pescado o carne), con aderezo de limón y vinagre. Siempre antes de dormir me tomo un té descafeinado y durante todo el día trato de tomar muchísima agua, me ayuda muchísimo para un cuerpo saludable y una piel hidratada.

-¿Realizas alguna actividad física?
Por supuesto, es importante que la gente sepa que es una mezcla de cuerpo, mente y espíritu. Toda esta rutina alimenticia la acompaño con meditación, clases de yoga, reiki y cardiovascular. El tiempo es relativo cuando mis actividades del trabajo me lo permiten.

-¿Cómo haces entre grabar la telenovela, tu hijo Gabriel, ir al gimnasio y tus compromisos de trabajo?
Siempre saco tiempo para ir con mi bebé, al parque a jugar y a recrearnos. Creo que es una gran oportunidad para las madres tener calidad con sus hijos y a la vez cuidar tu salud y tu figura.

Melvin Cabrera anuncia su separación de su esposa


Melvin Cabrera y Natalia Saenz anunciaron oficialmente su separación después de 2 años y medio de matrimonio.

Según la agencia del actor Melvin Cabrera, a través de un comunicado de prensa, esta separación se llevó a cabo hace 2 meses, en los mejores términos y condiciones y sin ningún problema entre ambos, razón por la cual en las próximas semanas darán inicio a los trámites legales de divorcio. La pareja, quienes no tuvieron hijos durante su relación, continúan con sus respectivas actividades laborales, así como también con sus respectivas vidas personales, manejando esta situación de la mejor manera y en buenas condiciones.

Debido a la excelente relación que esta pareja ha mantenido a lo largo de los años con los medios de comunicación, y con todo su público quienes los han apoyado incondicionalmente en sus respectivas carreras, es que decidieron hacer pública su separación, para evitar cualquier tipo de especulación y/o comentario desatinado al respecto.

Podemos recordar que Melvin y Natalia confesaron que llegaron a casarse sin tener sexo, pero con deseos de tener hijos. Pero, el actor que interpreta a un homosexual en ‘¿Dónde está Elisa?’ y la presentadora de República deportiva decidieron separarse tras 2 años y medio de matrimonio.

Antes de este comunicado, se ha comentado que Melvin Cabrera fue pillado infraganti siéndole infiel a su esposa, además, recordemos que el actor se ha declarado infinidad de veces que su vida de mujeriego terminó el día que conoció a su esposa, Natalia Sáenz, la guapa colombiana que es Senadora del programa de deportes de Univisión 'República deportiva', parece que la debilidad le ganó y no le importó dar rienda suelta a su condición de galán con una colega en un bar de Miami. Una noche, Melvin salió con un grupo de amigos bailar y tomar unos tragos en una reconocida discoteca en la zona del Down Town de Miami y parece que las cosas se pusieron por demás peligrosas para Melvin. Mientras bromeaba y bailaba con un grupo de amigos, testigos que estaban al lado de él, vieron al actor venezolano muy amistoso y cariñoso con la actriz peruana Verónica Montes, a quien actualmente se la ve en la novela ‘Perro Amor’, donde interpreta a la cantante Lena. Ambos estuvieron coqueteando hasta que finalmente llegó lo inevitable y ante la mirada atónita de los presentes comenzaron a besarse apasionadamente, posiblemente pensaron que en la oscuridad del lugar no iban a ser ni descubiertos ni reconocidos.

Mariana Ocho enfrenta consecuencias por infidelidad


La actriz Mariana Ochoa atribuyó al alcohol el haber besado a otro hombre: “Quiero aceptar que ese día tomé de más y cuando uno llega a un extremo el alcohol es muy cruel”.

La cantante y actriz ofreció disculpas. Mariana Ochoa prefiere mantener en privado el diálogo que ha tenido con su esposo Christian Eskenazi, en relación a las fotografías en las cuales aparece besando a otro hombre.

Tras aceptar su infidelidad, la actriz y cantante Mariana Ochoa expresó su deseo por recuperar la confianza de su esposo Christian Eskenazi, con quien se casó hace un mes. “Es una pena para mí las fotos publicadas en la portada de una revista, de esta semana, donde me encuentro con otra persona que no es mi marido. Son consecuencias que estoy afrontando en estos momentos de manera muy dolorosa”, declaró la joven de 31 años. Pidió a los medios le permitan “mantener un diálogo privado con mi esposo Christian Eskenazi, a quien amo por sobre todas las cosas a pesar del grave error cometido”.

La protagonista de telenovelas como ‘La hija del jardinero’ (2003) y ‘Amor sin condiciones’ (2006), admitió que cualquier explicación que pudiera dar “está de más y sería rebatida. Para mí el matrimonio es una institución que desearía fuera para toda la vida con la persona que amo”.

En entrevista con el programa ‘NXclusiva’, Ochoa manifestó: “Estoy manteniendo un diálogo privado con mi esposo, quiero pedir perdón, que es lo menos que puedo hacer, extenderlo a nuestras familias que están preocupadas, sobre todo a la de él, que me ha recibido en su casa con toda la educación y respeto, abriéndome las puertas para tener este diálogo con mi esposo”.

Al preguntarle sobre la conversación que ha tenido con Eskenazi, respondió: “Estoy trabajando sobre lo que pasó y pasa con este momento muy difícil y lo que hemos platicado me gustaría mantenerlo en privado. Quiero aceptar que ese día tomé, tristemente tomé de más y cuando uno llega a un extremo, el alcohol es muy cruel y te hace perder la conciencia. Hay muchos ejemplos, no quiero mencionar ninguno en específico, hay accidentes donde se matan, atropellan, donde las chavas amanecen violadas, pudieron haber pasado muchas cosas”, declaró.

La actriz mexicana dijo que actualmente afronta las consecuencias de sus acciones, entre las cuales mencionó el conflicto con su hermano Octavio, quien ha realizado algunos comentarios que para la artista no tienen justificación alguna. “Desapruebo las declaraciones de mi hermano, no tiene derecho a meterse en mi vida y mucho menos en la de mi esposo, en un año y siete meses que llevamos de relación, jamás ha convivido con nosotros, no conoce a mi marido. Jamás he tenido que mantener a un hombre y menos a la persona que escogí para casarme, formar una familia y primero Dios para estar el resto de mi vida con él”.

La ex integrante del grupo ‘OV7’, quien espera que la “penosa y dolorosa” situación que atraviesa, se convierta en “un ejemplo para que no se excedan cuando tomen”, abundó que desconoce de donde ha salido el coraje de su hermano hacia ella.

“Quiero aclarar que efectivamente la casa donde vivimos mi esposo y yo, la elegí hace cinco años cuando estaba soltera, está con un crédito hipotecario y mes a mes la sostuve y la pagué sola. Desde que mi esposo y yo decidimos vivir juntos se paga entre los dos, el coraje de mi hermano no lo entiendo, no me contesta las llamadas ni me da la cara; sin embargo, va a sentarse a programas de televisión difamando a mi esposo y a mí”, dijo.

Ochoa puntualizó que trabaja para que su situación se arregle, “porque como lo dije en el comunicado, creo en el matrimonio y por eso me casé. Durante mucho tiempo no lo hice porque no encontraba al amor de mi vida. Lo encontré, cometí un gran error y estoy afrontando las consecuencias”, cuenta Mariana Ochoa, que fue sorprendida por un paparazzi besando a otro hombre que no era su esposo durante el cumpleaños de la cantante Erika Zaba. Y ésta quiere recuperar la confianza de su pareja.

Alejandro Flores acapara la televisión


Alejandrito Flores participa actualmente en las telenovelas ‘Zacatillo’ y ‘Llena de amor’ (ambas de Televisa). Grabó capsulas para ‘La Jugada’.

El talento y carisma del actor infantil Alejandro Flores sigue presente en la pantalla chica mexicana, y en esta ocasión son las telenovelas ‘Zacatillo’ y ‘Llena de amor’ las que lo incluyen en su elenco, como compartió con ‘Show!’ la señora Mari Carmen López, madre del actor mexicano, quien dijo que el pequeño está a punto de emprender nuevos proyectos.

“Alejandrito tiene varios proyectos de televisión y cine en puerta, los cuales estamos en espera de agendar, ya que actualmente está en dos telenovelas que son ‘Llena de amor’, donde interpreta a Javier; y ‘Zacatilllo’, en la cual tiene una participación especial como Pepito, haciéndole travesuras al padre Nemesio que esta en el hospicio”, compartió la entrevistada, quien también abundó sobre los planes inmediatos del actor.

“También grabará algunos capítulos para la segunda temporada de ‘XY’, la serie de Canal 11, donde hace a Tomás, hijo del protagonista, aunque para ello hay que coordinarse en las fechas para no empalmarse con las telenovelas que hace en Televisa”, sostuvo.

Pero eso no es todo, pues Alejandro Felipe, como también se le conoce al mexicano, realizó algunas capsulas para el programa ‘La Jugada’, al lado de figuras como Eugenio Derbez y el ex futbolista Luis Hernández “El Matador”. “Alejandrito está muy contento porque grabó unos sketches para el programa ‘La Jugada’, con Luis Hernández “El Matador”, ex-seleccionado mexicano, y con Eugenio Derbez, además de un cortometraje ‘El Mundial y yo’ para el Canal 11”.

Y en cuando a su participación en el cine mexicano, la madre del actor comentó que “las películas que rodaría a principios de este año se aplazaron hasta el mes de septiembre, lo cual se complica un poco porque hay que coordinarse con las producciones, porque tiene un proyecto a realizarse en el extranjero, del cual no puedo dar detalles ahora por razones obvias de la producción, pero te adelanto que Alejandrito lleva el rol principal y en su momento te estaré informando”, expresó desde la Ciudad de México.

Es “Niño de Diez”. A pesar de ser un niño con mucho trabajo en cine y televisión, Alejandrito Flores no descuida sus estudios, y este año una vez más logró mantener excelentes calificaciones, como lo expuso su madre.

“Este viernes 9 de julio es la ceremonia de cambio de escolta de su colegio, y Alex junto con otros 5 niños tendrán el honor de recibir la bandera por ser los primeros lugares del quinto grado de primaria, por lo cual ha formado parte del cuadro de honor durante todos los meses”. Por lo anterior, los padres y hermana de Alex (Lilibeth) están más que orgullosos de él, así como su madrina, la productora de Televisa, Carla Estrada, quien se espera asista a acompañarle el próximo viernes.

Ludwika Paleta cantará en el teatro


Después de su gran trabajo en la telenovela ‘Los exitosos Pérez’ (versión mexicana), la guapa actriz Ludwika Paleta se prepara para participar en la puesta en escena ‘No sé si cortarme las venas’, dirigida por Manolo Caro.

Aunque es un hecho que Ludwika cantará; Manolo, director de la obra, deja claro que no se trata de un musical. Talento, belleza y profesionalismo son tres cualidades que resaltan cada vez que Ludwika se sube a un set de televisión o sobre un escenario teatral.

“Me siento muy feliz, ya quería hacer teatro. Tenía muchas ganas de trabajar con Ludwika y pues ahora se me dio la oportunidad. Este proyecto es un sueño cumplido que se cocinó en España”, comentó el director de la obra.

En esta ocasión, la actriz de 31 años, nacida en Polonia, actuará en esta obra de teatro producida por Lemon life y Zzinc, cuyos socios son los hermanos ligados al cine Billy y Fernando Rovzar, además de Armando Lozano y Alex García.

“ ‘No sé si cortarme las venas’ es una comedia de humor negro en la que se hablará de la necesidad que tiene el ser humano de ser amado, específicamente en las relaciones que van de entre los 25 a los 35 años. Pero también de ese momento en el que te tienes que reinventar después de un fracaso amoroso. Abordamos también el tema de las infidelidades”, dijo el también realizador del cortometraje ‘Gente bien atascada’, en 2007.

“Estamos acostumbrados a ver a Ludwika, en sus trabajos de telenovela, como una niña buena, dulce y tranquila, pero aquí no sucederá eso; la veremos en otra faceta. Ésta es una comedia ácida, agresiva que seguramente le encantará al público”, comentó.

“La conozco de tiempo atrás, y la verdad es un placer trabajar con ella”, añadió. Así se refirió Manolo respecto al equipo que ha integrado para darse vuelto en esta aventura de la cual pronto podrá ser parte el público a partir de la segunda semana de agosto; el teatro todavía está por confirmarse.

“Créeme que es un gran equipo el que está involucrado en este proyecto. Para mí es una gran satisfacción trabajar con Billy; es un gran amigo. Nunca me hubiera podido imaginar que haríamos algo juntos. La vida es la que nos ha puesto en el mismo camino”, expresó.

Pero cómo surge la idea de esta puesta, Manolo responde que “ésta llegó cuando viaje a España a tomar un curso de dirección teatral. A éste me acompañó Eugenio Derbez. Por cierto, después de que le conté la historia me animó para que la escribiera, al igual que Billy.

“La gente me respeta mucho por lo que hago. En cuanto se me ocurrió hacer esta obra supe que debía trabajar con Billy. Él ha sido respetuoso del trabajo que he hecho, así como de la elección del elenco. Somos muy buenos amigos, y sus propuestas me hacen mejor director”, indicó.

El joven director dice que ‘No sé si cortarme las venas’ realizará una temporada de 10 semanas en México. “Aunque si se vuelve exitosa, haremos una segunda”, mencionó quien adelanta que en noviembre viajará de nueva cuenta a España para retomar otros cursos, al tiempo que ya contempla filar su primer largometraje en el 2011.

Manolo prefiere no detallar sobre el resto del elenco que integrará la puesta en escena. Se limita al decir lo siguiente: “El nombre de Ludwika pesa, pero habrá grandes actores porque los personajes son muy fuertes. Todos tienen el mismo peso y el público verá que habrá mucha carne de dónde cortar”.

Ana Serradilla se alista para serie policíaca


Además de participar en la obra ‘Eurídice’, la actriz Ana Serradilla está en pleno rodaje de un nuevo proyecto de TV Azteca, cuya primera temporada se estrenará el próximo septiembre.

La actriz señaló que por el momento no tiene planes de telenovela, debido a que se encuentra grabando la serie policíaca ‘Drenaje profundo’.

En declaraciones a la prensa, Serradilla dijo que actualmente tiene mucho trabajo, pues pronto emprenderá una gira con la obra ‘Eurídice’, en la que comparte créditos con Alejandro Calva y Luis Gerardo Méndez, entre otros.

Además de la obra, la actriz participa en la serie ‘Drenaje profundo’, una producción de TV Azteca en la cual participan Juan Pablo Medina, Elizabeth Cervantes, Rodrigo Murray y Enrique Novi. Explicó que esta serie constará de 20 capítulos, y en ella se busca mostrar el otro lado de los cuerpos de seguridad en el país de México, los cuales han sido juzgados y criticados por los resultados obtenidos en las últimas décadas. “Este es un gran proyecto y tenemos mucha confianza en él”, dijo la actriz mexicana.

Sin embargo, Ana no quiso dar más detalles al respecto, tras asegurar que aún la televisora del Ajusco no les ha dado permiso de platicar sobre este nuevo proyecto. Por otra parte, señaló que está a la espera del estreno de las películas ‘La otra familia’, ‘Pastorela’ y ‘Preludio’, en las cuales participó.

Sobre su vida personal, Serradilla dijo que se encuentra bien, muy contenta, aunque no quiso dar detalles de su nuevo romance.

. . : ENTREVISTAS : . .

Juan Soler


El actor argentino Juan Soler protagoniza ‘Cuando me enamoro’, la nueva versión de ‘La Mentira’. Luego de permanecer varios años alejado de las telenovelas, Juan Soler regresa a la pantalla chica al lado de Silvia Navarro.

Juan Soler, de 44 años, ha desarrollado su carrera profesional en México desde 1991, donde ha participado en telenovelas como ‘Acapulco, cuerpo y alma’, ‘Cañaveral de pasiones’, ‘María Emilia, querida’, ‘Carita de ángel’, ‘Sin pecado concebido’, ‘Bajo la misma piel’, ‘Apuesta por un amor’, ‘La fea más bella’, ‘Palabra de mujer’ y ahora protagoniza ‘Cuando me enamoro’.

-Juan, ¿cómo es tu personaje de ‘Cuando me enamoro’?
Jerónimo Linares es un hombre que está completamente aislado de todo lo que está pasando en su ciudad natal y de repente su hermano le llama para que venga a pedir la mano de su prometida y ahí se viene una serie de mentiras que envuelven a ese hombre y, para colmo de males, se enamora de la persona que justamente está entre todas estas mentiras.

-¿Es una interpretación intensa?
Así es, es un personaje que se vuelve muy contradictorio, con sentimientos encontrados, de corte muy profundo, ama con locura y con pasión a la misma persona que odia profundamente, si es un personaje muy complejo y es un gran reto hacerlo.

-¿Cómo has trabajado al lado de Silvia Navarro?
Es divertidísima, es increíble trabajar con Silvia, además de ser una tremenda compañera a la hora de las escenas, es una persona muy confiable a la que se le puede entregar muchas vivencias personales sin temor a que sean malinterpretadas, eso define a una buena amiga.

-¿Y cómo ha sido la respuesta del público?
Es impresionante la respuesta de la gente, estamos muy contentos, desde el día que se estrenó la telenovela ha tenido muy buena audiencia y a medida que los días fueron pasando, se pone mejor la historia, y por lo mismo la gente se queda enganchada.

-¿Por qué no nos podemos perder ‘Cuando me enamoro’?
Estamos trabajando con mucho entusiasmo. Yo creo que nos va a ir muy bien, porque al leer los capítulos te vas quedando picado. Tenemos muy buenas expectativas, pero bueno, cuando uno ya está al aire es cuando tomas una verdadera dimensión de cómo está el proyecto.

-¿Cuál es la fórmula para que la gente se quede prendida de la trama?
Todas las historias de amor ya están contadas, el tema es quien la cuenta y cómo las cuenta, tenemos en nuestras manos una historia sensacional, una adaptación libre que está muy bien hecha y tenemos unos antecedentes, por que la historia empieza 24 años antes de cualquiera de las adaptaciones que ya se hicieron entonces son ingredientes que le suman el atractivo a la novela para que la gente diga caray, tengo que verla.

-¿Cómo te iniciaste en la actuación?
Por casualidad. Yo trabajaba como modelo y me invitaron, como modelo, a participar en una película; yo no iba como actor ni nada por el estilo, sólo tenía presencia en la cinta. Ahí me doy cuenta del trabajo de los actores y tuve la oportunidad de conversar con uno de ellos; vi el cambio que la persona experimenta desde el sitio donde estábamos conversando hasta donde estaban las cámaras y eso me maravilló. A partir de entonces pensé en la posibilidad de que se pueden vivir muchas vidas en una sola y que ello se logra a través de la actuación.

-¿Por qué decidiste trabajar en México?
Un día estaba en un casting y me encontré con una revista de economía; hojeándola me encontré con un artículo que hablaba de la televisora más grande del mundo en habla hispana: Televisa. Entonces me dije: si en esta carrera me van a decir que sirvo o no, pues que me lo diga el más grande, y compré un boleto y me vine con 300 dólares en la bolsa y a tocar puertas en Televisa.

-¿Cuál es el medio en el que trabajas más a gusto?
Sería injusto que los separase y tuviese una preferencia por alguno. Me gusta el teatro y la televisión por lo que cada forma de expresión te aporta a ti como persona. El teatro es una comunicación directa con el público, es un equivócate y salva el equívoco en el momento, es estar siempre alerta, siempre experimentando nuevas sensaciones y sentimientos. Es un ejercicio muy duro repetir el mismo parlamento en 500 representaciones e ir descubriendo que cada función que estás dando es nueva para ti y para el público. También es una disciplina muy grande, entonces el teatro te enriquece muchísimo. La televisión es una guerra con todo el bagaje técnico que implica, como cuidarte de tres cámaras, cuidarte las luces, las sombras, no tapar a tu compañero, no dar la espalda, no cruzar el eje, que se vea bien y además verte natural. Son retos, ninguno más fácil o más difícil, vas desarrollando la capacidad para poder moverte en cualquiera de estos medios. Del cine no puedo hablar porque no he intervenido realmente dentro de una película.

-¿Tu físico te ha ayudado a desempeñar bien tu trabajo, no tanto a conseguir personajes?
No, yo creo que a la inversa. Estoy convencido de que si no fuera por la imagen que tengo nunca hubiera llegado a un protagónico, pero fíjate que al protagónico llega cualquier pendejo, el secreto es mantenerte. Yo creo que en mi caso tuve la oportunidad de llegar, quizá por mi físico, por lo que quieran decir, pero hoy por hoy finalmente estoy aquí en México, estoy aprendiendo, estoy ocupando el lugar que me da la gente, el lugar que me dan los productores, los directores, mis compañeros actores y la prensa. Sin embargo, lo estoy llevando poco a poco y el día que yo piense que ya llegué, me retiro.

-¿Cómo eras de niño?

Era muy inquieto por el deporte, hice casi todos los deportes que existen en mi ciudad, era un chiquito un poco retraído pero a la vez muy buen amigo. De hecho mi comportamiento era muy contradictorio: fui un chavito con mucha disciplina, no me gustaba faltar al colegio, podía ir enfermo al colegio porque a mí me mataba no asistir ya que era ahí donde yo veía a mis amigos, entonces me encantaba ir a la escuela.

-¿Extrañas a tu país, Argentina?
Extraño lo que implica. Ahí está la gente que yo quiero, pero la tierra no la extraño, lo que sí extraño son los sentimientos. Hay melancolía y nostalgia al mismo tiempo; nostalgia porque está todo mi pasado allá, un presente que no existe y un futuro muy improbable, entonces todo eso me produce melancolía y nostalgia porque no puedo hacer nada para tratar las situaciones desfavorables que ha vivido mi familia y mi lugar. Son muchos sentimientos encontrados.

Silvia Navarro


Cuando se enamora de un proyecto, Silvia Navarro entrega el corazón, como lo hizo para darle vida a Renata en esta telenovela. La actriz desde abril inició con las grabaciones de ‘Cuando me enamoro’. Explicó que su relación con Juan Soler, su coestelar, ha sido muy buena, y a pesar de no haber trabajado juntos antes, siente como si lo conociera desde hace mucho tiempo.

Navarro, de 31 años, quien había asegurado que por ahora prefería hacer cine que telenovelas, cambió de opinión y se mostró complacida con el nuevo proyecto de Televisa, un remake de ‘La Mentira’.

Después de verla en innumerosas telenovelas de TV Azteca, la actriz comienza una carrera en Televisa. Ha protagonizado ‘Catalina y Sebastián’, ‘Cuando seas mía’, ‘La duda’, ‘La heredera’, ‘Montecristo’, ‘Mañana es para siempre’ y ahora ‘Cuando me enamoro’ (estas dos últimas de Televisa).

-Silvia, ¿cómo te sientes con este nuevo reto actoral, dando vida a una mujer de carácter?
Me siento muy contenta, hemos trabajo muy a gusto, es un equipo laboral muy bueno. Ahora la historia fue adoptada por Martha Carrillo y la verdad es que tenemos a un gran equipo; me la paso muy bien y esperemos que la gente la disfrute tanto como nosotros. La historia me parece espectacular, desde el momento en que la lees y no le quieres cambiar nada es porque está bien escrita. Más que dar vida a una mujer de carácter, me gusta que tenga matices, una justificación de por qué es como es.

-¿Cómo definirías a tu personaje?
Renata es una mujer coqueta, reventada y ligera, que ha sabido sobreponerse a la mentira y a las dificultades provenientes de su familia. Es una telenovela muy bonita, con enredos y mentiras, por lo que a veces Renata se siente impotente. Lo más importante en ella es encontrar el amor y ser autosuficiente, creo que tiene muchas cosas que me gustaría viera la gente.

-¿Qué intenta demostrar tu personaje de ‘Cuando me enamoro’?
Siento que todos los personajes tienen tres luchas, lo que sienten, lo que creen y lo que deberían ser. Es una lucha que todos los seres humanos tienen.

-Pero, el amor juega un papel muy importante, ¿no es así?
Por su puesto, ella quiere enamorarse, se quiere casar, tener bebés y ella tiene un ideal, que es Matías, el hijo de su padrastro, y justamente en el momento que va a buscarlo al aeropuerto le cae encima a otro hombre, el cual se queda con su corazón y básicamente ahí inicia la historia de Renata.

-¿Cómo te sientes trabajando al lado de Juan Soler?
Juan es encantador. Es como si lleváramos toda la vida de conocernos. Es un hombre muy divertido, muy dispuesto, muy profesional. Es de las personas que siempre tiene buena cara para el trabajo. Está disfrutando lo que está haciendo y yo estoy encantada de la vida.

-¿Qué te hizo aceptar protagonizar esta telenovela?
La historia es buenísima, el guión está siendo adaptado de manera muy inteligente. Además del drama y el misterio acerca de un engaño, también se está abordando con buen humor por Martha Carrillo y Cristina García, las escritoras que están haciendo la adaptación. Esto fue lo que me convenció y lo que hace que esté ahora aquí. Es un proyecto que me mueve.

-¿Y qué te cautivó de esta historia?
Primero, y lo más importante, creo que para estar en un proyecto durante siete u ocho meses tienes que estar muy bien contigo misma, y así me siento ahora. El productor Carlos Moreno fue a verme al teatro (‘Todos son mis hijos’), me llevó a comer junto con las escritoras para contarme un poco de la historia, sobre el toque que le querían dar. El interés y la buena actitud que mostraron conmigo fue lo que principalmente me convenció. Además se trata de un gran melodrama porque a mí me gustan mucho. En esta historia hay cosas que me hacen reír, y hay otras que le suceden a mi personaje, Renata Monterrubio, que hasta me dan coraje. Cuando un proyecto me mueve de esa manera, me enamora.

-¿Cuál es la historia que se cuenta en ‘Cuando me enamoro’?
En principio, es una historia en la que se manejan diferentes pasiones, como el amor y el odio, y que vienen del pasado. En mi caso, soy una hija muy deseada, pero por circunstancias del destino termino con una madre y hermana muy distintas a lo que en un principio se hubiera deseado. Pasa el tiempo y afortunadamente mi madre se casa con un hombre que le da seguridad, valores, estabilidad y estudios. Hacen de ella una mujer próspera. Aunque, como todos, de repente tiene bajones. Pero su lucha principal es el amor y crecer como persona; aunque siempre antepone el amor. Después de todo esto, vienen los secretos que hay. Pienso que esta historia tiene de todo.

-¿Recurriste a ver el trabajo que hizo Kate del Castillo?
No. La quiero mucho pero pienso que en estos casos, por ser la misma historia, lo mejor es hacer la tuya propia.

-Este es el cuarto remake de la telenovela, ¿crees que sea una desventaja para que se coloquen pronto en el gusto del público?

Yo creí que habían sido solamente dos, pero que te puedo decir, este es un trabajo que estamos haciendo con mucho cariño y seguramente tendrá sus similitudes, pues es parte de la misma historia, pero somos diferentes actores y pues, habrá que ver la manera como se cuenta.

-Además harás ‘Mujeres asesinas’...
¡Eso está muy padre! Me acuerdo que desde el principio Pedro Torres me decía que me quería en un capítulo, pero estamos en pláticas. Pedro y la gente de Televisa se están poniendo de acuerdo para ver si es posible, porque creo que se requiere de una semana completa. Hay que negociar eso. Ojala se logre. Me encantaría. Me platicó un capítulo, y me pareció fantástico porque es algo distinto a lo que la gente está acostumbrada a ver de mí. Quiero aprender más.

-¿Qué nuevos proyectos te esperan?
En octubre estreno la película ‘Te presento a Laura’ (escrita por Martha Higareda). Y siguen llegando más propuestas. Calculo que para febrero o marzo del año que viene regresaré a España a estudiar.

. . : TELENOVELAS : . .

Cuando me enamoro


Odio, amor y venganza envuelven a Renata y Jerónimo, una pareja que luchará contra todo y todos para permanecer juntos hasta el fin en ‘Cuando me enamoro, se detiene el tiempo’. A partir del 5 de julio de 2010, Televisa lanza esta telenovela que se desarrolla entre viñedos, y que está a cargo del productor Carlos Romero.

El actor Guy Ecker apadrinó el inicio de las grabaciones de la telenovela ‘Cuando me enamoro’. Luego de varios años de ausencia en México, Ecker regresó para desearle suerte al elenco de la nueva versión de ‘La Mentira’, melodrama que estelarizó en 1998 al lado de Kate del Castillo. En 1982 se hizo una nueva versión que llevó por título ‘El amor nunca muere’, dirigida por Alfredo Saldaña y producida de nuevo por Ernesto Alonso, con la participación de Christian Bach, Frank Moro y Sylvia Pasquel. Cabe destacar que ‘La Mentira’ se realizó por primera vez en 1965 con un elenco encabezado por Julissa, Enrique Lizalde y Fanny Cano, bajo la producción de Ernesto Alonso. Ahora corresponde al productor Carlos Moreno llevar a cabo el cuarto remake de la famosa trama.

Guy, quien dijo sentirse muy emocionado de estar en este país, aunque sea un par de días, reconoció que ser el invitado especial de esta telenovela sirve de pretexto para que algún productor le traiga de regreso a México con alguna historia. “Es una gran historia que en su momento Kate y yo la hicimos, y qué puedo decir, me trae buenos recuerdos, porque fue la que me dio a conocer en este país. Yo qué puedo decir de esta historia, sólo que es una gran trama que regresa con un nuevo toque”, dijo el actor, quien acudió a los foros de Televisa San Ángel en compañía de su hijo Jon Ecker, quien actualmente participa en ‘Niña de mi corazón’.

Esta espectacular telenovela combina tanto la vida en la ciudad como el tranquilo y pintoresco ambiente de Valle de Guadalupe, en la hermosa región vitivinícola del norte de México.

Además del elenco de lujo, la telenovela contará con Enrique Iglesias y Juan Luis Guerra no sólo cantando el tema principal sino también haciendo unas escenas junto a los protagonistas. La telenovela se estrenó en México el pasado 5 de julio de 2010 y en ella también estarán actores como José Ron, Sebastián Zurita, Rocío Banquells y Julieta Rosen. Buscará enamorar a los televidentes que sintonicen el Canal de las Estrellas en el horario que dejó vacante ‘Mar de amor’: 19:00 horas.


SINOPSIS:

Es la historia de Renata y Jerónimo, un amor apasionado y profundo, condenado al sufrimiento por el rencor y la venganza, y por el veneno implacable de una terrible mentira.

Cuando Jerónimo conoce a Renata sabe que ha encontrado el amor de su vida, y ella le corresponde sin saber que su propia madre, Josefina, y su hermana Roberta serán quienes destruyan su felicidad. Son ellas quienes hacen creer a Jerónimo que Renata es la mujer que jugó con los sentimientos de su hermano Rafael y causó su suicidio, cuando en realidad la novia de Rafael era Roberta. Jerónimo jura ante la tumba de su hermano que vengará su muerte, y a pesar del profundo amor que le tiene a Renata, la engaña y la convence de casarse con él, llevándola a vivir a su rancho y haciéndola sufrir para castigarla por todo el dolor que le provocó a su hermano.

Renata siempre ha creído que Josefina es su madre y Roberta su gemela fraternal. La verdad es que Josefina era amante de Roberto, el padre de ambas jóvenes, y Renata es hija de su esposa Regina. Roberto murió accidentalmente y, cuando Josefina se enteró de que la única heredera de su fortuna era Renata, secuestró a la niña y la hizo pasar por gemela de su hija Roberta, con el plan de reclamar su herencia a los 25 años.

Mientras tanto, Regina nunca ha dejado de buscar a su hija, y ha dedicado su vida a manejar un centro de apoyo a madres solteras. Regina jamás se imaginó que después de tantos años la historia se repetiría, pero a la inversa, ya que cuando el amor vuelve a su vida, se enamora de Gonzalo, el esposo de Josefina.

Jerónimo se entera muy tarde de que Roberta y Josefina lo engañaron. Demasiado herida por sus desprecios y humillaciones, Renata lo abandona. A partir de entonces, Jerónimo hará lo imposible por lograr su perdón, pero no será fácil, sobre todo cuando hay otro hombre que busca el amor de Renata.


PERSONAJES:

Silvia Navarro es
Renata Álvarez Martínez

Es sincera, directa, creativa e inteligente. Su determinación y talentos propios la han llevado a ocupar uno de los puestos más importantes de la empresa familiar. Sabe disfrutar la vida y divertirse, pero lucha como una fiera por la justicia y la dignidad. No comprende por qué su madre es tan fría con ella. Busca su alma gemela y cree haberla encontrado en Jerónimo, pero no entiende la razón de su odio.

Juan Soler es
Jerónimo Linares

Es un hombre de buenos sentimientos, directo y muy honesto. A la muerte de su medio-hermano Rafael, se dedica a administrar los viñedos de la familia. Es un empresario exitoso y muy inteligente. Es cariñoso cuando está enamorado, pero frío y cruel en la venganza. Ama a Renata pero la cree culpable del suicidio de Rafael, por lo que su propósito al casarse con ella es hacerla sufrir, aunque él también sea muy desdichado.

Jessica Coch es
Roberta Álvarez Martínez

Es rebelde y caprichosa, pero sobre todo ambiciosa. Su madre la hizo creer que tiene un soplo en el corazón y Roberta usa esa supuesta fragilidad para conseguir lo que quiere. Finge ser ingenua y virginal, pero es apasionada con sus amantes. Siempre ha envidiado a Renata y trata de quitarle los pretendientes, pero “le deja” a Jerónimo para ir tras la fortuna de Matías. Está harta de que su mamá maneje su vida, pero le da por su lado para manipularla.

José Ron es
Matías Monterrubio
Es un hombre de clase, educado en las mejores escuelas, seguro de si mismo y directo, aunque en ocasiones le falta firmeza y carácter para luchar por lo que desea o por la mujer que ama (Renata). Su corazón es noble y Roberta lo manipula fácilmente. Tiene el defecto de ser extremadamente celoso y posesivo con la gente que quiere. El divorcio de sus padres le creó rencor contra su padre, pero ahora, ya maduro, se lleva muy bien con él.

Lisardo es
Agustín Dunant
Es un hombre de mundo cuya pasión es la producción vitivinícola. Tiene resuelta su vida económica, por lo que hoy puede dedicarse a lo que quiera. Consigue lo que quiere y para él no existen los obstáculos. Renata representa un reto y está dispuesto a todo, a mentir y a traicionar, para hacerla suya. Al principio parece ser un hombre confiable y bueno, pero con el tiempo surge su verdadera naturaleza.

Julieta Rosen es
Regina Soberón

Es bella, distinguida y generosa; una buena mujer que dirige una casa hogar. Durante más de 2 décadas no ha dejado de buscar a su hija Regina, que le fue robada por Josefina cuando tenía un año. Dedica su tiempo a dar protección a niños huérfanos para poder canalizar su amor maternal. Regina vuelve a amar cuando conoce a Gonzalo, sin saber que es el esposo de Josefina y padre adoptivo de su propia hija, ¡que no es otra que Renata!

René Casados es
Gonzalo Monterrubio

Es un hombre trabajador que por su propio esfuerzo pudo hacer una gran fortuna. Gonzalo no está satisfecho con su vida ni con su matrimonio, pero no se atreve a dejar a Josefina porque teme perder el cariño de Roberta y Renata, las hijas de ella. Sueña con ver a su hijo Matías y su hija adoptiva Renata casados y formando una familia. Está resignado a vivir sin amor hasta que conoce a Regina y descubre el secreto de Josefina.

Rocío Banquells es
Josefina Álvarez

Es una mujer de mala entraña. Su aspecto es el de una mujer fina, con clase, pero en el fondo es una fiera, una mujer dominada por los bajos instintos y capaz de matar por ambición. No le importan los sentimientos de su propia hija. Se casó con Gonzalo por su dinero y su matrimonio se desmorona, por eso quiere que Roberta se case con Matías, el hijo de Gonzalo; para quedar protegida si Gonzalo decide divorciarse de ella.

Para volver a amar


‘Para volver a amar’ narra la historia de seis parejas; las alegrías, las tristezas, el drama y toda la gama de emociones que surgen en la lucha diaria que viene después de casarse. A partir del 12 de julio a las 5 de la tarde por el Canal de las Estrellas llega esta nueva producción de Televisa a México, una nueva versión de la telenovela colombiana de RCN: ‘El último matrimonio feliz’.

Producida por Roberto Gómez Fernández y Giselle González, abordará temas trascendentales, pero también cotidianos, que podrían sucederle a cualquier pareja. Para dicha temática, la telenovela requería un elenco con talento y habilidades especiales, a pesar de no ser famosos en televisión como Rebecca Jones, Nailea Norvind, Alejandra Barros, Alejandro Camacho, África Zavala, Mark Tacher y René Stickler. Tal es el caso de Jesús Ochoa y Zaidé Silva, más avocados al cine y las series; o de Sophie Alexander y Flavio Medina que son actores de teatro por excelencia. Todos ellos realizan las grabaciones sin apuntador para que sean más naturales y creíbles las escenas.


Además del elenco la producción cuenta con el director Francisco Franco (‘Locas De Amor’) y Erick Morales (‘Amor real’), que trabajan mano a mano con el gran elenco encargado de hacer que el público se identifique con las diferentes historias y narrar lo que sucede después del “Y vivieron felices para siempre”.


SINOPSIS:

Antonia y Patricio tienen un matrimonio estable basado en el amor, el respeto y la confianza. Antonia deja su empleo en una empresa de bienes raíces cuando su hija Paola tiene un grave accidente y Braulio, su jefe y el villano de la historia, se niega a darle unos días de permiso para cuidarla, demostrando no tener gratitud por la lealtad de sus empleados. Apoyada por Patricio, Antonia funda su propia empresa, a donde poco a poco van llegando Rosaura, Bárbara, Yorley y Maité; otras mujeres con sus propios conflictos, en busca de empleo y la oportunidad de mejorar sus vidas.

Rosaura y Rolando tienen un matrimonio basado en engaños y sacrificios. Rosaura es una buena mujer cuya autoestima ha sido dañada por la frialdad de su esposo Rolando, quien la engaña con una jovencita, y porque sus hijos adolescentes no aprecian los sacrificios que hace por ellos.

Bárbara y Jaime tienen un matrimonio basado en la inseguridad y el abuso. Bárbara es bella y divertida, aunque un poco torpe y sin confianza en sí misma, ya que vive con un esposo alcohólico y violento que la golpea, y una suegra que la manipula fácilmente.

Yorley y David son un matrimonio con dos mundos distintos. Yorley es trabajadora y optimista; no así su esposo David, un holgazán que se queja de no encontrar un empleo “digno de su preparación” mientras ella sostiene su hogar con dos empleos.

Maité y Jorge tienen un matrimonio basado en la competencia. Maité es fría, extremadamente ambiciosa y competitiva, hasta el punto de no soportar que su esposo Jorge haya recibido el ascenso que ella deseaba en la empresa donde ambos trabajaban, mientras que ella fue despedida.

Valeria y Braulio tienen un matrimonio de apariencias. Braulio considera a Valeria una “esposa trofeo” Ella tendrá que luchar para liberarse y dejar de ser solamente un adorno, sin opinión ni voluntad, al servicio de su tiránico marido.


PERSONAJES:

Rebecca Jones es
Antonia Palacios

Es una mujer alegre, amorosa y emprendedora con una vida plena y una familia maravillosa. Su esposo Patricio es su mejor amigo, y adora a su hija Paola. Antonia es honrada, leal y muy responsable. Es generosa y decidida. Enfrenta con gran valor los problemas de la vida diaria, el trabajo y la salud pero, cuando oculta su enfermedad de Patricio, pone en peligro su matrimonio.

René Strickler es
Patricio González

Es un hombre alegre y desenfadado, muy buen padre y esposo. Apoya incondicionalmente a Antonia. Es caballeroso, detallista y apasionado aún tras 20 años de matrimonio. Excelente abogado, es decidido, valiente, exigente consigo mismo y justo con los demás. A pesar de ser muy exitoso, su esposa y a su hija Paola son su prioridad. Es leal, honesto, positivo y optimista.

Alejandro Camacho es
Braulio Longoria

Culto, inteligente, pero muy arrogante. Trabajador pero poco ético, mientras gane dinero no le importa aplastar a quien se le ponga enfrente. Hará cualquier cosa por salir beneficiado; es insensible y prepotente con sus empleados. Literalmente compró a su esposa Valeria y la trata como un maniquí que puede manejar a su antojo. Además, ha enseñado a su hijo, Sebastián, a tratarla igual.

Nailea Norvind es
Valeria Andrade

Es hermosa y distinguida a pesar de su origen humilde. Es hija de una prostituta que se la entregó a Braulio para que le diera una vida mejor. Vive rodeada de lujos, pero sin amor. Braulio la humilla y se burla cada vez que abre la boca. Ella se siente inculta, boba e inútil. Estudia y se supera a escondidas de Braulio. Quiere demostrar que es un ser humano valioso y capaz de tomar sus propias decisiones.

Jesús Ochoa es
Rolando Salgar
Esposo de Rosaura. Es taxista y casi nunca está en su casa. Gasta mucho en ropa y accesorios para verse más joven. Su hijo César soporta las burlas porque su papá quiere quitarse la edad y anda con Mireya, una chica que podría ser su hija. Sin embargo, su hija Jenny culpa a Rosaura por ser descuidada con su aspecto personal cuando Rolando los abandona para irse con Mireya.

Mark Tacher es
Jorge Casso

Esposo de Maité. Un hombre ambicioso pero de buen corazón que ama a su esposa, está orgulloso de ella y siempre reconoce su talento y capacidades. Sin embargo, ella sólo trata de competir con él y demostrarle que es mejor profesionista. Jorge soporta todo esto hasta que conoce a Ilse, con quien aprende que se puede disfrutar de las cosas simples de la vida y ser feliz sin grandes lujos.

Alejandra Barros es
Bárbara Mantilla

Es una mujer de provincia, inocente, divertida y coqueta, que creció con muchas carencias económicas. Nunca destacó por su talento o inteligencia, pero sí por su belleza, aunque en el fondo es frágil, algo torpe y con una autoestima muy baja. Su esposo Jaime es alcohólico y la golpea. Bárbara encuentra trabajo con Antonia, quien la apoya para que busque ayuda profesional y abandone a Jaime.

Juan Carlos Barreto es
Jaime Espinosa

Esposo de Bárbara. Es poco atractivo y muy inmaduro, celoso, alcohólico y golpeador. Vive con su esposa y su madre, Conchita, quien lo consiente y lo trata como un niño. La belleza de Bárbara es su mayor tormento, pues sabe que no la merece y la encierra para que no lo abandone. Cuando sus golpizas la hacen perder el bebé que esperaba, Bárbara por fin encuentra el valor para dejarlo.