..:GACETA, DULCE PARAÍSO 087:..

GACETA, DULCE PARAÍSO
(Número 087):


SUMARIO
(del 13 de septiembre al 3 de octubre de 2010):

NOTICIAS:
  • Arap Bethke pasa por su mejor momento profesional.
  • Carolina Guerra, la reina de las narconovelas.
  • Marcelo Buquet, de villano a bailarín.
  • Gabriela Spanic, con una vida llena de escándalos.
  • Erick Elías se casó.
  • Sofía Vergara habla sobre su participación en 'Modern Family'.
  • Maritza Rodríguez, encantada con sus villanas.
  • Diez colombianas muestran su sensualidad en el teatro.
  • Carolina Gómez y Jorge Enrique Abello no seguirán en 'A corazón abierto'.

ENTREVISTAS:

  • Elizabeth Gutiérrez.
  • Segundo Cernadas.
  • Ana Layevska.

TELENOVELAS:

  • La Pola.
  • La Magia de Sofía.
  • Tierra de Cantores II.

RESÚMENES:

  • El Clon.
  • La Diosa Coronada (Fin).
  • El Fantasma de Elena.
  • Doña Bella.
  • Mi Gorda Bella.
  • El Cartel 2.
  • Tierra de cantores.
  • Secretos de familia.
  • A corazón abierto.
  • Chepe Fortuna.
  • Amor sincero.
  • Pandillas, Guerra y Paz II.
  • Amor en custodia.

Encuesta: ¿Con quién prefieres que se quede Eduardo (Segundo Cernadas) en 'El Fantasma de Elena'?
  1. Con "Elena Lafé" Elizabeth Gutiérrez, (con el 69%).
  2. Con "Elena Calcaño" Ana Layevska, (con el 31%).

. . : NOTICIAS : . .

Arap Bethke pasa por su mejor momento profesional


Arap Bethke caracteriza al mafioso Genaro Castilblanco en la nueva serie de Telemundo, ‘La Diosa Coronada’. La historia, basada en casos reales suscitados en Colombia. En esta serie el actor interpreta a un influyente hombre de negocios, dueño de varios restaurantes que usa para esconder sus negocios turbios. Es él quien introduce a Raquel Santamaría (Carolina Guerra, su contrafigura) al mundo del narcotráfico.

“Es una historia muy apegada a la realidad. Aplaudo mucho al escritor porque, a pesar de que este hombre es bastante malo, capaz de robar, de matar, con un afán de poder descontrolado; ha logrado que dentro de una historia densa se vea a un tipo muy divertido. Le busca el lado humano al personaje”, reveló Arap desde Colombia.

Su personaje de Genaro dañó a Raquel para convertirla en una mafiosa. “Él no quería dañarla, la tenía como una especie de trofeo, pero un día ella se da cuenta que él es un capo de la mafia. Ese es un gran detonante para la historia porque entonces ella acepta esa vida de delincuencia por las circunstancias, su ambición y porque no ve otro modo de salir de la pobreza. Eventualmente se va metiendo en ese mundo y se convierte en una jefa de la mafia. Ella llega a tener varios pretendientes, pero no permite que el amor florezca”, comenta Arap.

Esta telenovela cuenta con la estampa de calidad del reconocido actor y director colombiano Miguel Varoni, quien la dirige. “Trabajar con Miguel Varoni es un placer”, comenta. “Es un director muy talentoso, muy dinámico, que entiende muy bien a los actores, ya que también es un gran actor. Su energía es muy amena en el set, siempre haciendo bromas, jugando, riendo, por lo que la tónica del set se vuelve muy ligera, sin dejar de ser productiva”.

Arap Bethke se ha consolidado como uno de los mejores actores del mundo del espectáculo. Además, el destacado galán mexicano recibe excelentes críticas de la prensa especializada gracias a su personaje antagónico en ‘La Diosa Coronada’.

El personaje de Genaro en ‘La Diosa Coronada’, sorprendió de principio a fin, no sólo por su labor orgánica, natural, intensa y convincente; sino por la diversidad de matices que logra manejar el talentoso actor mexicano Arap Bethke, quien continúa en su ascendente carrera artística recibiendo excelentes críticas de la prensa especializada y conquistando al público gracias a su reciente trabajo actoral en esta producción original RTI-Telemundo, historia que ya finalizó en Estados Unidos por la cadena de Telemundo.

“‘La Diosa Coronada’ ha sido una experiencia muy agradable y enriquecedora. Desde que el guión llegó a mis manos me cautivó, vi un personaje muy diferente a cualquier otro que hubiera hecho antes. Me enamoré de la historia. Es una gama de historias tan coloridas, con un ritmo muy dinámico, y ese tono de comedia que nos hacia a todos reír y gozar las escenas. Es una excelente historia bien desarrollada. RTI armó un excelente equipo de compañeros actores con quienes forjamos un ambiente de trabajo sumamente agradable, dinámico, vivo y enriquecedor”, señaló Arap Bethke, quien también expresó palabras de agradecimiento al equipo de producción, técnicos y maquilladores. “Me llevo muchas enseñanzas y gratos recuerdos”, dice Bethke.

El actor mexicano, que fue dirigido en esta serie por Miguel Varoni; abandonó su país natal para abrirse camino en otro suelo, Colombia, un país que está dando mucho de qué hablar con producciones buenísimas. “Grabar en Colombia es diferente a grabar en México en varias cosas. En la parte creativa, siento que en Colombia se da más licencia a los actores, especialmente en la televisión. Hay mucho espacio para la improvisación y las sugerencias son bien recibidas por los directores. Como no se utiliza el apuntador, hay una mayor frescura y fluidez que se vive momento a momento”, nos cuenta el actor de 30 años, quien se siente agradecido por el cariño que le ha brindado el pueblo colombiano. “Colombia me ha tratado extremadamente bien. Es un país que me ha recibido con los brazos abiertos y la calidez que caracteriza a su gente me ha enamorado. Además, no me ha faltado trabajo en los tres años que llevo aquí y eso se lo agradezco a la productora RTI”.

La serie, que tiene 24 capítulos, y se grabó en Bogotá (Colombia). Para encarnar a Genaro, el actor se quitó el rubio de su personaje en ‘Victorinos’ para lucir su color de cabello natural.

Sobre la tendencia que existe hoy día de llevar historias sobre narcotraficantes a la televisión, Arap opinó que es un reflejo de la realidad, no sólo en Colombia, sino en el mundo, “y la televisión funciona en relación al gusto del público”. De hecho, se atreve a decir que “es un género que van a seguir explotando porque retrata ese mundo desde una perspectiva diferente, más dinámica y actual porque ya es hora de salir del melodrama rosa que la gente no se cree más”.

Esta producción marcó el regreso de Arap a la televisión de Estados Unidos, luego de haber participado estelarmente en la telenovela ‘Doña Bárbara’ y posteriormente protagonizando la telenovela ‘Victorinos’, historia que actualmente se transmite con éxito en varios países como Perú, Paraguay, República Dominicana, Venezuela y Costa Rica, entre otros.

“Para mí ha sido un gran reto hacer estos personajes tan oscuros, ya que son muy diferentes a mi esencia. Sin embargo, es por esto mismo que me gustan. Me apasiona atacar grandes retos, y estos dos antagónicos han sido los desafíos más grandes de mi carrera”, asegura. “Además, me divierto mucho haciéndolos, ya que son personajes llenos de contradicciones, personajes que van cambiando todo el tiempo. Creo que en la televisión moderna, como en la vida real, ya no hay roles de buenos y de malos. Me gusta creer que los personajes hacen las cosas porque creen que están en lo correcto y que no tienen otra opción para salir adelante”.

Como otra de las tantas telenovelas y series que se han realizado en Colombia recientemente, ‘La Diosa Coronada’ trata sobre el tema del narcotráfico, algo que ha sido fuertemente criticado por muchos, quienes argumentan que este tipo de producciones le da una imagen muy negativa al país cafetero, que por décadas ha enfrentado el grave problema del narcotráfico. Sin embargo, Bethke defiende este tipo de tramas y asegura que es el tipo de historias que le gusta al público.

“El narcotráfico en las telenovelas se ha vuelto una especie de moda debido a una simple razón, y es que al público le atrae. La televisión es un medio que trabaja directamente para los gustos del público, y si un producto o un género funciona, se explota de muchas maneras para darle al espectador lo que pida”, explica Bethke, pero aclara que estas historias siempre deben llevar un mensaje positivo. “Pero, es importante que este tipo de producciones envíen un mensaje a los televidentes. En el caso de ‘Victorinos’ y de ‘La Diosa Coronada’ está muy claro el mensaje de que el crimen no paga, de que las conductas violentas sólo llevan a más violencia y terminan en tragedia y de que la virtud y el honor son recompensados”.

Recién culminado este trabajo, Arap ya tiene ofertas para regresar a la pantalla. Aunque su intención es permanecer en Colombia, actualmente le están ofreciendo nuevos proyectos en Estados Unidos y México.

Carisma, sencillez y talento son sólo algunas de las palabras que describen a este joven artista que cuenta con el respeto, admiración y cariño del público alrededor del mundo; y es ese mismo público que al igual que el de Estados Unidos, México, Puerto Rico, Latinoamérica y Europa ha inundado los principales portales de Internet, creando cientos de páginas en donde entre otras cosas destacan su trabajo.

Sin duda Arap ya es considerado uno de los galanes más cotizados, gracias a su excelente trabajo en las telenovelas que lo han convertido en un actor que brilla con luz propia y que cada día gana más simpatía del público y excelentes criticas de la prensa especializada.

Hace más de dos años que Arap mantiene una relación sentimental con la actriz colombiana María Fernanda Yepes, aunque no tienen planes de casarse. “Por ahora estamos bien así, tenemos una relación muy rica y divertida”, revela.

Y aunque se encuentra trabajando fuerte en esta producción, el actor se asegura de dedicarle tiempo a su novia, la protagonista de ‘Rosario Tijeras’, de quien se había separado anteriormente, presuntamente debido a sus ajetreadas agendas de trabajo. “Nos separamos por un tiempo por muchas razones, pero ahora, desde hace varios meses, estamos juntos otra vez. Esa ruptura nos sirvió para darnos cuenta de muchas cosas, entre ellas, que estamos muy bien cuando estamos juntos. Cada uno tenemos proyectos de vida muy similares, estamos pasando por un muy buen momento profesional y nos entendemos mucho y nos reímos demasiado”, nos cuenta sobre su amada, con quien se enfrentó en la pantalla, ya que sus telenovelas se transmiten en el mismo horario, ‘Rosario Tijeras’ por Telefutura y ‘La Diosa Coronada’ por Telemundo.

Carolina Guerra, la reina de las narconovelas


Carolina Guerra se ha convertido en la reina de las narconovelas, participó en ‘El Cartel 2’ y en ‘Regreso a La Guaca’, para después protagonizar ‘La Diosa Coronada’ (de Telemundo).

Cuando la llamaron para presentar la audición del personaje de Raquel, la protagonista de ‘La Diosa Coronada’, de nuevo, en Telemundo; ella se quedó muy sorprendida porque compitió con grandes figuras de la actuación para ganarse el papel.

“Todo ha sucedido tan rápido que no he tenido tiempo de digerir lo que me está pasando”, dijo en el lanzamiento de esta última serie, en Bogotá (Colombia).

La historia trata sobre una reina de belleza que conoce a un narcotraficante malcriado y mujeriego, pero al que vuelve loco. En un principio ella le rechaza porque no está enamorada de él, pero cede por su ambición y hacen un trato: un matrimonio por conveniencia, que a la mujer le abre puertas como actriz y presentadora.

Venía de interpretar a Vicky Puerta en ‘El Cartel 2’, y repite en una serie del mismo género, con un personaje que vuelve a mostrar la ambición de algunas jovencitas por obtener dinero fácil.

“Fue importante que me propusieran este tipo de personaje en el extranjero. Seguramente, si me lo hubieran ofrecido para una producción colombiana, hubiera dicho que no, para no repetir”, comenta.

Si bien la serie tiene coincidencias con la vida real de Angie Sanclemente, la modelo a la que llaman ‘La reina de la coca’, señalada de ser la cabecilla de una importante red de narcotráfico, el productor Hugo León Ferrer, de RTI-Telemundo, afirma que es falso y que la historia de ‘La Diosa Coronada’ es “una colcha de retazos”, que se nutrió de varios episodios de la vida real.

Sea como sea, Guerra ve esta como una gran oportunidad para mostrar su talento en el exterior. “Me siento feliz. Me encanta la producción. Grabamos a mil, pero con mucho cuidado. No había trabajado con RTI y es emocionante empezar a formar parte de otra empresa que me abre las puertas”, ratifica.

Para León Ferrer también es bueno conocer el talento de la actriz. “En el casting, Carolina dio lo que necesitábamos que tuviera Raquel”.

La historia de la serie fue escrita por el libretista Juan Camilo Ferrán, el mismo que escribió la primera parte de ‘El Cartel’, junto al ex narcotraficante Andrés López.

Carolina Guerra y su pareja, el también actor Diego Cadavid, se han convertido en los reyes del horario estelar en Telemundo y Telefutura. Diego, como protagonista de ‘El Cartel 2’, donde Carolina encarna a la amante de El Cabo, a la vez de tener el papel estelar en ‘La Diosa Coronada’. Como si fuera poco, ambos integran el elenco estelar de ‘El Regreso a La Guaca’.

Este par de tortolitos sorprendieron a la prensa cuando se casaron por un rito brasileño, pues Carolina, con apenas 22 años, había logrado pescar al mujeriego más conocido de Colombia. “Vivo enamorado de Caro por su forma de ver la vida. Es bella, buena onda y tranquila; no le incomoda nada”, dijo Cadavid, que a pesar de los 10 años de diferencia entre ellos sabe que encontró a la única mujer capaz de seguirle el paso a él, un workaholic hiperactivo para quien la palabra “producir” es el motor de su vida, que comienza antes del amanecer y termina después de la medianoche. Por ello es uno de los galanes más famosos de la televisión colombiana, uno de los fotógrafos más reconocidos y un tremendo músico que ha dado conciertos con The Mills, una de las bandas con mayor proyección en su país.

“Siempre me ha parecido muy aburrido hacer una sola cosa en la vida”, dice Diego, quien toma fotos, graba escenas, crea música y está haciendo una casa, porque también quiere hacer una familia. Como si fuera poco, quiere llevar a Pepe Cadena, su personaje de ‘El Cartel’, al cine. “La película ‘El Cartel’ es un proyecto que estamos armando con Manolo Cardona, mi hermano del alma. Nos vamos a meter de cabeza a ver cómo nos va”. En el film, claro, lo acompañará Carolina, quien además de cuidar a su maridito y estudiar canto sigue encarnando a la mafiosa coronada, a Vicky en ‘El Cartel’ y a Dayana en ‘Regreso a La Guaca’. Y así andan los dos, montados en ese bus que va a mil por hora.

Marcelo Buquet, de villano a bailarín


El actor uruguayo Marcelo Buquet se convierte en bailarín en ‘Mira quién baila’, después de haber dado vida al villano Román Montero en la telenovela ‘Doña Bella’, una producción de RCN para Telefutura.

Marcelo Buquet participa en el programa de televisión de Univisión, ‘Mira quién baila’, concurso de baile que tendrá figuras como Héctor "El Macho" Camacho, Rosa Gloria Chagoyán, Niurka Marcos, Scarlet Ortiz, Jon Secada, Vadhir Derbez, Rogelio Martínez, Jackie Guerrido y Diana Reyes; quienes demostrarán sus dotes para interpretar coreografías con bailes candentes y ritmos como salsa, merengue, cha cha cha y rock and roll, entre otros. Una divertida y entretenida competencia, donde los más talentosos y dinámicos ganarán.

El polifacético galán, que fue modelo y le apasiona la música, se sumergió en el mundo de la actuación cuando apenas tenía 17 años de edad en la distinguida institución teatral ‘El Galpón’, de Uruguay, la que abandonó luego de 10 años para integrarse a Televisa en 1989, donde entró con el pie derecho en la telenovela ‘Simplemente María’.

Con casi tres décadas de experiencia actoral, el uruguayo Marcelo Buquet, de 47 años, sale sin temor a la calle cuando se encuentra interpretando a un villano en alguna telenovela, porque asegura que el público reconoce su trabajo con muestras de admiración y cariño. Ha participado en telenovelas como ‘Simplemente María’, ‘El abuelo y yo’, ‘Marimar’, ‘El Premio Mayor’, ‘La Usurpadora’, ‘La madrastra’, ‘La mujer en el espejo’, ‘La Tormenta’, ‘La marca del deseo’ y recientemente ‘Doña Bella’.

Su personaje de Román Montero en ‘Doña Bella’ es quien se lleva a la fuerza a Bella (Zharick León) como parte del melodrama para convertirla en su amante, lo que traerá como consecuencia que ella se convierta en una prostituta al perder al hombre que ama, Antonio Segovia (interpretado por Fabián Ríos).

Como si fuera poco, el histriónico que hace poco más de un año se convirtió en padre del niño Marcel, concebido con su esposa Lorena, cuenta con su propia agrupación musical, ‘Tangosones’.

-Marcelo, ¿cómo definirías el papel que interpretas en ‘Doña Bella’?
Me ha tocado el de villanazo total y estoy muy contento.

-¿Qué te dicen por la calle después de haber dado vida a un villano como Román Montero, en ‘Doña Bella’?
Me reconocen en la calle y siempre es con mucho cariño, sin afectar los personajes. Con los años mi cara se ha villanado, que por eso creo es que me ofrecen los villanos. Siempre el público hace comentarios con respeto y cariño porque son décadas entrando en las casas y hogares de Latinoamérica, Estados Unidos y otros países como China y Rusia.

-¿Cómo te acoge el público?
Me llegan cartas y me he metido a la Internet por Google y he encontrado una página rusa de una fan. Por eso, hacer de malo me trae más que cosas buenas”.

-¿Cómo te sientes en esta nueva faceta de bailarín en ‘Mira quién baila’?
Estoy súper emocionado con este proyecto, Univisión me invitó para participar en el programa e inmediatamente acepté, primero porque me movió mucho la idea de poder colaborar con mi talento a una causa, y segundo por la pasión que tengo al baile. Creo que es la oportunidad de hacer otras cosas distintas a la actuación, a la música y a la locución, es poder explotar otra cualidad que tengo dentro de mi formación como artista. Que quede claro que yo no soy bailarín profesional, pero me encanta hacerlo y lo voy a realizar con todo el corazón, es algo muy motivante y espero llegar a la gran final con la ayuda de Dios y el público.

-¿Qué ha sido lo más difícil a la hora aceptar participar en este concurso de baile?

Para mí es muy difícil en este momento separarme de mi mujer Lorena y mi hijo Marcel, que viven en Bogotá (Colombia), voy a dar todo de mi parte para ganar este “show”. Tengo preparada también una sorpresa musical, así que espero que no se despeguen de sus pantallas para que sepan de qué se trata.

-¿Echas de menos al pequeño?
Muchísimo, no me gusta estar lejos de él.

-¿Te gustaría que siguiera tus pasos?
Me encantaría. Reconozco que cuando juego con él lo estimulo: lo siento en mis piernas con la guitarra y cantamos, hacemos caras.

-¿Tocas la guitarra?
Sí, desde pequeño. De hecho, antes de dedicarme a la actuación, mi sueño era convertirme en guitarrista clásico.

-Y de pequeño, ¿a qué te querías dedicar?
Cuando era pequeño soñaba con ser mago. De hecho, a los 14 años mi hermano y yo teníamos un espectáculo de magia.

-¿Resulta difícil ejercer de padre cuando tus hijas mayores viven en Uruguay?
Sí, es complicado. Y en mi caso más, porque estoy separado desde hace cuatro años y mis hijas, que tienen doce y trece años, viven con su madre en Uruguay. En principio, están conmigo en vacaciones, pero si estoy trabajando y tengo días libres también intento reunirme con ellas.

-Debe ser duro verlas tan poco...
Sí, es lo peor que he vivido y eso que he sufrido momentos duros en mi infancia: el encarcelamiento de mi padre, que era un importante político durante la dictadura uruguaya, atentados, el exilio. Pero, sinceramente, lo más duro ha sido separarme de mis hijas y ver como lloraban cuando su madre y yo les dijimos que nos divorciábamos.

-Tú eres uruguayo, pero gran parte de tu carrera la has desarrollado en México, ¿por qué decidiste de pronto trasladarte a Colombia?
Siempre me llamó la atención la calidad de las producciones colombianas. Trabajé durante diez años para Televisa con un contrato de exclusividad, haciendo papeles secundarios en telenovelas tan famosas como ‘El abuelo y yo’, ‘Simplemente María’, ‘María Isabel’, ‘La Usurpadora’ y ‘Marimar’. Todas son estupendas, pero tienen una estructura bastante rígida; en Colombia, sin embargo, hay una mayor libertad creativa y el resultado es más inesperado. También disfruto más de trato humano, es más íntimo. Estoy muy feliz.

-¿‘La Tormenta’ fue tu primer trabajo en Colombia?
No; yo vine para grabar ‘La mujer en el espejo’, oferta que me llegó a la vez que Televisa me dio un papel en ‘La Madrastra’. Tomé la decisión de hacer los dos personajes, pero no fue nada sencillo; pasaba una semana grabando en Bogotá y otra en México. Una locura. Tuve que recortar un poco ambas interpretaciones, pero no me arrepiento, ya que gracias a ‘La mujer en el espejo’, enseguida me ofrecieron el papel de Simón Guerrero en ‘La Tormenta’.

-¿Qué te aporta este trabajo a nivel personal?
Para mí es un juego que tiene que ver con la capacidad de creer y ponerse en situación, como cuando de pequeña imaginas que eres una princesita y vas en un barco. Sientes y vives ese juego como si fuera real. Resulta mágico interpretar diferentes personajes, situaciones, vidas.

-¿Cómo recuerdas tu incursión en la actuación?
Tenia 19 años cuando debuté en el teatro Cobarruvias en México. En realidad mi carrera empieza en el año 1981 con el Teatro ‘El Galpón’ de Uruguay que fue uno de los grupos de teatro independiente más antiguo de Latinoamérica, se fundó en el año de 1949, y bueno con este grupo trabajé casi diez años, tuve la gran suerte de participar en muchos eventos nacionales e internacionales, la primera gira me tocó en el Teatro de Bogotá, conocí ahí a la señora Fanny Mickey. Estuvimos trabajando en Costa Rica, Nicaragua, Cuba, Colombia, Venezuela, Ecuador, Brasil, en Estados Unidos en NY, Washington, en Europa en España, Portugal, Alemania, Suecia, y bueno en México trabajé muchísimo, fuimos a todos los festivales habidos y por haber, lo recorrimos de norte a sur.

-¿Fue difícil entrar en la televisión?
Fue muy fácil entrar a la televisión fui a participar al Festival Cervantino con un monólogo que ya había hecho en España, Portugal, Brasil y Argentina, donde hago títeres, incluso conocí ahí a Don Valentín Pimstein y me citó en su oficina donde me ofreció trabajo de un día para otro y me dio llamado inmediatamente para la telenovela ‘Simplemente María’, me mandó de inmediato con su productor asociado Salvador Mejía y ahí comencé a trabajar. Me respetaron todas las fechas de mis festivales y antes de dejar ‘El Galpón’ ya estaba trabajando en Televisa donde me quedé casi por diez años, de 1989 a 1999.

-¿Consideras que las producciones de diferentes países son mejores o distintas que las otras?
Son bien diferentes cada una, producir en Uruguay es muy distinto porque no hay una industria desarrollada, ahí me tocó producir y escribir mi propio programa que se llamó ‘Dos Cara Duras con Suerte’ ahí la protagonicé, la produje y la escribí, casi de una manera artesanal; es muy lindo ver al aire sus propias ideas, tuve mucho éxito con esta serie por casi un año. Yo veo que se hacen de manera distinta en todos lados, por ejemplo, en Televisa se hace mucho foro más que en exteriores, allá se maneja mucho el apuntador, en Colombia se utilizan los textos memorizados y locaciones, a uno como actor le gusta mucho porque conoce muchos lugares y visualmente hay un especial cuidado con la iluminación, las escenas se hacen de acuerdo a las características de cada lugar. Televisa produce de una manera más industrial de acuerdo a la cantidad de escenas que se realizan al día. Yo no diría que unas producciones son mejores que otras, yo como actor no te podría decir si es mejor o no trabajar con apuntador, o memorizando, el apuntador es simplemente una herramienta de trabajo, el buen actor actúa bien con apuntador o de memoria, en conclusión ninguna es mejor que otra, las novelas mexicanas han marcado historia, y las colombianas pues están en su boom, es apenas el principio.

-¿Qué sientes cuando actúas?
Siento de todo, desde mucha emoción, mucha alegría, a veces quiero que acabe la jornada de trabajo, a veces siento frío; a mí me divierten mucho las grabaciones, a veces bromeamos con los compañeros y por eso nos pagan, hay jornadas súper agotadoras y uno preferiría que eso fuera más armónico, pero grabar me encanta, me encanta el género de la telenovela, me gusta ser villano, al final de cuentas uno bromea, juega y se ríe mucho mientras graba al grado que los directores llegan a callarnos, pero para mí es una bendición tener esta profesión.

-¿Qué herramientas utilizas para preparar tus personajes?
Las que Dios me dio y las que he ido puliendo, mi cuerpo, mi alma y mi mente y por supuesto un gran bagaje de expresiones para vestir a los personajes, con bondad, maldad, desesperación, es como hacer una gran receta y ponerle pizcas de todo. Siempre dejo que el personaje haga algo en el momento de la grabación, que el personaje fluya, como un patinador siempre que se sube a sus patines va para el lado que quiere, así soy yo, simplemente me subo en el personaje y ando con él.

-Marcelo ha producido, ha compuesto y ha escrito pero, ¿alguna vez te veremos cantando?
Claro, por ahí tengo una sorpresa, yo hace algunos años edité un disco cantando ranchero, y he cantado mis propias composiciones en novelas como ‘La mujer en el espejo’. En Uruguay canté varias canciones humorísticas en mi programa, en ‘El Premio Mayor’, en ‘El diario de Daniela’ hay nueve canciones mías.

-Te hemos visto en varias facetas, ¿qué te falta aún por realizar?
Me gustaría realizar esto que tengo en mente, un musical muy teatral que no se podría contar porque se tiene que cantar.

-¿Cuál es la producción y el personaje que ha dejado una huella en ti como ser humano?
Todos los personajes que he realizado han dejado en mí una huella como ser humano. Con los personajes de televisión convives cerca de un año y en ese tiempo hay muchas experiencias que te deja el personaje así como la producción misma. Los personajes de teatro también son súper importantes, te dejan mucha huella, pero si hay que nombrar uno fue mi monólogo acompañado por mis títeres, interpretaba en 70 minutos a 16 personajes diferentes, creo que ese es el personaje que más me ha dejado huella.

-¿Qué te llena más como persona, como ser humano: el cine, la televisión o el teatro?
Tengo la suerte de haber podido hacer las tres cosas, son bien diferentes cada una de ellas, la telenovela es la fuente de trabajo más importante que existe para nosotros los actores, no tanto el teatro ni el cine en Latinoamérica, a los actores siempre nos encantaría hacer más cine y más teatro, pero las telenovelas son muy absorbentes. Me ha tocado alternar teatro con telenovela pero no lo recomiendo, es mucho desgaste.

-¿Te cuidas mucho?
Desde luego, hay que mantenerse en forma. Yo hago dieta, acudo al gimnasio y practico yoga porque me ayuda a sentirme bien. También uso cremas hidratantes.

-¿Te consideras un seductor?
Me gusta seducir y que me seduzcan, aunque no sabría decir cual es mi mayor arma de seducción.

-¿Cuál es tu mayor virtud y tu mayor defecto?
Soy muy trabajador y fiel. Y un defecto es que me considero perfeccionista hasta el punto de obsesionarme demasiado.

-¿Cuál es tu libro favorito?
‘La Reina del Sur’, de Arturo Pérez Reverte.

-¿Qué te saca de quicio?
La prepotencia.

-Un vicio confesable...
Hacer el amor.

Gabriela Spanic, con una vida llena de escándalos


En las telenovelas, Gabriela Spanic ha sido la buena y la mala de la historia, pero en la vida real, ¿qué papel juega?

En su carrera de actriz ha tenido la oportunidad de encarnar a nobles heroínas y también a crueles villanas. Telenovelas como ‘La Usurpadora’, ‘La Intrusa’ y ‘La Venganza’ la mostraron ante el público televidente como una actriz de “doble cara”, pues en todas ellas interpretó dos personajes, la buena y la mala de la historia; pero, en la vida real, ¿qué rol juega?

La temible Ivana de la telenovela ‘Soy tu dueña’ pareciera ser sólo un personaje, pero hay quienes aseguran que Gabriela Spanic lleva el juego de la doble personalidad, incluso a la vida real, por lo que en más de una ocasión se ha visto envuelta en polémicas que terminan por hacerla ver como víctima y victimaria. Ha sido acusada de ser una mujer infiel, de seducir a hombres y luego culparlos de acoso, de ser la principal detractora de su hermana gemela, de haber utilizado a un hombre para convertirse en madre, de haberse operado las pompas, y recientemente, de haber orquestado un supuesto envenenamiento en su contra. De todas estas imputaciones se ha defendido, pero ¿realmente es inocente? Diversos sucesos han marcado su vida, poniendo siempre en duda su inocencia:

¿Víctima de acoso?
En marzo de 2005 el actor Mauricio Islas explotó contra de Gaby luego de que lo acusara de acosarla sexualmente. Islas se recuperaba del escándalo de haber tenido relaciones sexuales con la actriz Génesis Rodríguez, cuando de pronto surge el libro ‘Mi vida entre líneas’, que Spanic lanzó, donde reveló que sufrió un "terrible acoso sexual" por parte de Islas durante la grabación en Miami de la telenovela ‘Prisionera’ y que éste se la quería llevar a la cama "por las buenas o las malas". Islas negó todo y dijo que se trataba de una difamación, incluso amenazó con demandarla, pero finalmente esto no sucedió.

¿Una mujer infiel?
En 1995 la actriz compartía escenas con el actor Miguel de León en la telenovela ‘Como tú ninguna’; al finalizar el melodrama la pareja se enamoró y se casó en la vida real. Luego ambos viajaron a México para trabajar en la telenovela ‘La Usurpadora’, en la que se rumoreó que Gaby coqueteaba con Fernando Colunga. Luego durante la grabación de la telenovela ‘La Venganza’, la actriz inició un romance con el mexicano José Ángel Llamas y, aunque argumentó que su entonces esposo le había sido infiel, al final se supo que fue ella quien propició la ruptura al involucrase con su compañero de escena.

¿Mala hermana?
En 2008, Gabriela Spanic rompió toda relación con su hermana gemela Daniela, pues tras los serios problemas de salud que Dani enfrentó, Gaby dijo que éstos provocaron un cambio en su comportamiento, y que Daniela estaba siendo manipulada por su esposo Ademar Nahun, quien presuntamente las había enfrentado y buscaba separar a la familia. Sin embargo, con lágrimas en los ojos, Dani defendió a su marido de las acusaciones de su hermana, dijo que no comprendía su actitud, sus mentiras, y aseguró que Ademar había sido su único apoyo en los momentos difíciles. Ellas siguen distanciadas.

¿Madre por capricho?
En enero de 2008, la noticia de que Gaby estaba embarazada desató varias interrogantes. ¿Quién era el padre del bebé que esperaba, por qué nunca se les vio juntos? Los rumores apuntaron a que Spanic, entonces de 37 años, había buscado embarazarse a toda costa, sin importar quien fuera el padre de su hijo, y tras utilizar al empresario venezolano Neil Pérez, terminó abruptamente con éste acusándolo de ser violento. Meses después, éste le exigió a Spanic una prueba de ADN para asegurarse que el bebé en efecto era suyo, sin embargo la actriz, quien dijo que aceptaría los estudios, nunca los dio a conocer.

¿Pompas de bisturí?
Aunque en su adolescencia Gaby sufrió sobrepeso, desde que en 1992 participó en Miss Venezuela se propuso transformar su cuerpo, y así llegó a México como una actriz espigada, de diminuta cintura y largas piernas. Pero en los meses recientes su transformación ha ido más allá, pues actualmente luce voluptuosa y con unos glúteos impresionantes que han despertado la sospecha de una reciente cirugía. La actriz y modelo negó que su trasero sea fruto del bisturí. “Siempre he tenido pompis y siempre he hecho mucho ejercicio y muchas sentadillas, pero si la gente cree que son operadas y así son felices, me vale”.

¿Su propio veneno?
A finales de agosto de 2010 se dijo que Gaby, su hijo, su madre y la niñera habrían sido envenenados por su asistente argentina. Sulfuro de amonio en los alimentos durante cuatro semanas fue la sustancia que provocó los malestares en toda la familia. Marcia Celeste Fernández Babio, la asistente, está encarcelada, acusada de cuádruple intento de homicidio, mientras que Gaby estuvo el fin de semana hospitalizada, presuntamente por las reacciones de la sustancia. Sin embargo no se hallaron indicios de ésta en su cuerpo, y una semana atrás, los familiares de la acusada aseguraron que todo se trataba de una farsa orquestada por la misma actriz.

Erick Elías se casó


Erick Elías y Karla Guindi ya son marido y mujer. La pareja contrajo matrimonio el pasado sábado 4 de septiembre de 2010 en Chapala, Jalisco (México) y entre los invitados estuvieron Ana de la Reguera, Chuy Navarro y Kalimba.

Fue en abril de este año cuando Erick Elías le pidió matrimonio a su entonces novia Karla Guindi, pero tras cinco meses de espera ella se convirtió en la esposa del actor que ha participado en telenovelas como ‘Gitanas’, ‘El Cuerpo del Deseo’, ‘Zorro: La Espada y La Rosa’ y ‘Tormenta en el paraíso’, pues este fin de semana la pareja contrajo matrimonio por el civil en Chapala.

Erick Elías viajó unos días a Nueva York en el mes de abril con el fin de alcanzar a su novia, Karla Guindi, quien pasaba unas vacaciones en esa ciudad, y en donde él aprovechó para pedirle que se casara con él. La entrega del anillo fue algo diferente a las historias convencionales y, por supuesto, para ella fue toda una sorpresa.

Resulta que el guapo actor supuestamente se encontraba en México en las grabaciones de la telenovela ‘Niña de mi Corazón’ y por tal motivo, Karla planeaba tomar un avión para ir a verle; pero mientras ella estaba documentando en el aeropuerto neoyorkino, de pronto se leyó en la pantalla de la sala: “Karla, ¿te quieres casar conmigo?”. Segundos después, Elías salió con el anillo en la mano, ante la cara de asombro y felicidad de Guindi.

Lógicamente, ella ya no tomó el avión para ir a México y ambos se dieron media vuelta hacia la Gran Manzana para celebrar su compromiso. Para ello se fueron a festejar con una prima de Karla y unos amigos al Bumbum, el antro de moda en Nueva York. A los pocos minutos del acontecimiento, ella puso en su Twitter: “El día más feliz de mi vida”.

A pesar de que Karla y Erick son amigos desde hace varios años, acababan de cumplir un año como pareja en abril y con esta noticia confirman que las cosas marchan muy bien y la relación va muy en serio, pues están más enamorados que nunca.

La pareja está pasando por un buen momento en su relación y que están viviendo un tórrido romance, lleno de detalles lindos y mucho amor, ya que amigos cercanos han contado que parecían muéganos e iban a todos lados juntos, tanto así que ella casi vivía en el departamento de él de Polanco (México). “Ella no se le separa, y él le regala flores o la lleva a lugares lindos, se ven muy contentos y hacen una buena pareja", dijo un amigo suyo.

Finalmente la pareja cristalizó su amor con su boda por lo civil. La boda por la religión judía se espera sea en a finales de este año.

Sofía Vergara habla sobre su participación en ‘Modern Family’


Sofía Vergara interpreta a Gloria Delgado-Prichett en la nueva comedia de FOX. Vergara ha dado sus impresiones respecto a la modernidad de los personajes y asegura que se parece mucho al suyo.

Sofía Vergara se convirtió en una de las actrices revelación de la pasada temporada gracias a interpretar a Gloria Delgado-Prichett en la comedia ‘Modern Family’ y asegura que su personaje es muy parecido a ella. También ha querido mandar un mensaje para que todo el mundo intente adaptarse a la modernidad del mundo, según intenta la serie que protagoniza.

Sofía Vergara forma parte de una de las tres familias que forman la estructura de ‘Modern Family’ junto a Ed O'Neill, que da vida a su marido Jay Pritchett; y Rico Rodríguez, el joven actor que interpreta a su hijo Manny. Gloria tendrá que tratar junto a las familias de los hijos de su marido: Mitchell, que acaba de adoptar una hija junto a su marido Cameron; y Claire, que intenta criar a sus tres hijos como puede con la ayuda de su marido Phil.

-Sofía, ¿cómo ves a Gloria en ‘Modern Family’?
Me encanta porque los guionistas me conocieron e intentaron que se pareciera a mí, a mi personalidad y a mi vida. Yo también soy inmigrante y tengo un hijo, aunque el mío es mayor. Tiene 18 años, no 10, pero aún así es muy similar. Además, Gloria es colombiana como yo y es muy divertido interpretarla.

-¿Te contrataron por tu acento?
Según me contaron, cuando Christopher Lloyd y Steven Levitan estuvieron desarrollando la serie, me vieron interpretando otros papeles y pensaron en escribir un personaje para mí. No pensaron en mi acento, simplemente querían que yo interpretara a la esposa de Jay.

-¿Cómo ves a Gloria como madre?
Es fantástica. Se desenvuelve muy bien. Le encantan los niños y haría cualquier cosa por su hijo porque es el centro de su vida. Es una de las cosas que hacen que su vida con Jay sea feliz porque la puede ayudar cuidándole y criándole de la manera que ella quiere. Es genial ver que una madre se involucra tanto con su hijo.

-¿Cómo es tu química con Ed O'Neill y Rico Rodríguez?
Al principio, creía que iba a ser muy extraño. Cuando me plantearon que mi marido iba a ser Ed, pensé que iban a odiar a mi personaje. Creía que iba a ser una cazafortunas, pero con el tiempo he visto que todo tiene sentido. Son geniales juntos y se complementan muy bien en este periodo de sus vidas. Gloria viene de tener un marido muy mujeriego e irresponsable que no la ayudaba con el niño. Ahora está con Jay, que es completamente diferente. Con la edad que tiene y siendo madre e inmigrante, es perfecto para ella. Entiendo perfectamente por qué se han enamorado y por qué son felices juntos.

-¿Soléis improvisar mucho en la serie?
No, no, no. Todo está guionizado. Me dejan actuar con muy poco porque no pueden controlarme. Aún no conocen mi sentido del humor, muy diferente por mi idioma.

-Y entonces empiezas a hablar español...
Sí. En ese momento, me dejan hacer de todo. No me han dicho nunca que no puedo hacerlo hasta el momento, aunque veremos más adelante. Estoy intentando ver hasta dónde me van a dejar llegar.

-¿Crees que la gente está lo suficientemente abierta para ver ‘Modern Family’?
En la actualidad, el mundo es así. No sólo en Estados Unidos, también en Latinoamérica. Por ejemplo, yo vengo de una familia católica y soy colombiana. Allí estamos aún bastante cerrados a temas como la homosexualidad. Aún no está bien visto. Nadie dice nada, pero tampoco quieren verse involucrados demasiado con ello. Cuando esta serie se estrenó, pensaba que mi familia, mis primos o mis tíos iban a decirme que no era real. Pero no fue así, se ha normalizado. Siempre me dicen que es muy divertido y que es la verdadera realidad. Todo el mundo tiene que llevarse bien con todo el mundo y tiene que respetar a la gente porque además todos somos diferentes ahora. Hay gente latina por todo el mundo y lo mismo pasa con los gays. Tenemos que aprender a adaptarnos al nuevo mundo.

-¿Cómo te sientes al ser el toque picante y sexy de la serie?
Me encanta. Me divierte muchísimo. Tengo que llevar vestidos preciosos. Nunca he hecho nada serio o dramático, pero debe de ser duro terminar el día después de estar llorando y sufriendo. Te tiene que llegar muy dentro. Pero en mi caso, es diferente. Cuando voy a rodar, soy feliz, río y grito. Es fantástico.

Maritza Rodríguez, encantada con sus villanas


A horas de haberse desprendido de uno de sus villanas más adorables y simpáticas, la guapa Maritza Rodríguez nos cuenta cómo vivió tantos meses en la piel de Camila, la villana de ‘Perro Amor’, que acabó con la paciencia del buen Carlos Ponce por la cadena Telemundo.

Actriz, empresaria, esposa, ama de casa, Maritza dice que no tiene un secreto para hacer todo junto y que nada le queda mal, porque ni ella misma entiende como lo consigue y no muere en el intento.

Sin embargo, y pese a tenerlo casi todo, la guapa colombiana siempre va por más, cuidándose de no caer en lo que admite como su gran debilidad: el egoísmo de construir su propio mundo sin mirar al resto.

Después de un mes de estar dedicada al mercadeo de ‘Única’, su perfume, por su natal Colombia, la actriz Maritza Rodríguez empacará maletas para encontrarse con su esposo, Joshua Marston, en Miami. La colombiana anda radiante, pues resultó elegida como una de las latinas mejor vestidas y llega a recoger los libretos para su próxima novela.

-Maritza, ¿estás cansada de las villanas o las sigues disfrutando?
No solamente el público se entretuvo, se apasionó y se rió, sino que para mi fue muy gratificante porque no era la mala pesada sino que era muy divertida, con muchos colores, aunque su cinismo me encantaba y su alegría y como se divertía haciendo sus apuestas y maldades. El escritor la puso al final un poco truculenta pero yo no quise eso, no quería que perdiera su esencia, me hubiera gustado otro final.

-¿Qué le has aportado a Camila?
Muchísimo, de mi le he aportado la simpatía, la alegría y espontaneidad que tengo. En eso Camila es muy Maritza la costa Atlántica, ese lenguaje corporal que le quise incorporar de que hablara mucho con las manos, con el cuerpo. La actriz le regaló la vida, pero Maritza le dio el swing. Hacer a Camila fue muy gratificante porque no era la mala pesada sino que era muy divertida, con muchos colores, cinismo me encantaba.

-¿Cómo te preparas a la hora de construir una villana y que no se parezca a la que hiciste en la novela anterior?
Lo logras cuando de verdad quieres crear personajes, si simplemente actúas lo consigues por la profesión. Yo soy de mucho detalle, desde ahí construyo un personaje. Me preocupo mucho del carácter, le busco una forma de vestir, de mover y ahí es donde marcas una gran diferencia, por eso mis villanas son de verdad.

-Hace horas que tu personaje ya pertenece al pasado, ¿qué te llevas de Camila?
Hay cosas que puedo observar de Camila que lo tomé como referencia para que no se me olvide que no lo debo hacer, es bueno aprender de lo malo. Su egoísmo y manipular a la gente a su antojo la llevó a quedarse solas, esas personas egoístas se destruyen son como una bomba de tiempo. Aprendí que no todo puede girar entorno de uno. Hay gente muy manipuladora y eso hiere, lastima. Yo no soy manipuladora, pero es bueno saber que eso está ahí y que en algún momento puedes caer, uno tiene que trabajar con el egoísmo y darse cuenta que no todo es para una.

-¿Te gustaría dejar a las villanas de lado y volver a ser una buena?
Yo digo que cuando los personajes le cae a uno, quieres crearlo, te apasionas. No me fijo en cuántas villanas he hecho o no, los demás son los que nos dan los títulos, como actor uno quiere darle a la gente diferentes personalidades. Yo siempre voy a querer personajes diferentes, no quiero caer en que la gente diga: “Maritza está actuando”, sino “Maritza es Camila”. Entre lo que uno quiere y lo que te ofrecen no siempre compagina. Yo quiero hacer personajes diferentes siempre y eso te lo dan las villanas, he tenido protagónicos, villanas, de todo.

-¿Eres capaz de decir que “no” a una novela si el personaje no te convence?
Si a uno le dan la opción de elegir lo haces y me ha pasado. Siempre he tenido muy claro mi panorama, nunca he sido de contradecir, si no estoy de acuerdo trato de dialogar, de negociarlo, me gusta ser mediadora porque no quiero ser despectiva.

-Además de ser actriz eres empresaria, ¿cómo nace esto de tener otros negocios?
Todo comenzó en el colegio con mis hermanos gemelos César y Ramiro que siempre han estado conmigo ahí, éramos los negociantes del grupo. Traíamos dulces y las vendíamos en el recreo, creábamos uniformes especiales para los viernes, pedíamos permiso a la escuela, recogíamos el dinero y lo mandábamos hacer. En el momento en que cada uno se dedicó a hacer su vida y fuimos adultos nos abrimos en el camino de la moda. Ver que la gente donde yo vivía, que me veían en las novelas querían vestirse como yo, imitarme, entonces ahí nació la idea de enseñar y así fue como con mis hermanos decidimos fundar la escuela, darle esa posibilidad a la gente que yo no tuve, creamos la agencia de modelos ‘Casting Model’.

-Y ahora tienes hasta perfumes...
Siempre quise tener mi línea pero no me daba tiempo porque también hay cosas personales que se tienen que ajustar, acomodarse y estaba en el proceso de ubicarme en Estados Unidos, enfocar mi carrera, también mi vida personal porque estaba a punto de casarme. Todo se tiene que acomodar, llega el momento en que no puedes con todo. Gracias a Dios pude hacer el tiempo para hacer mis productos, comencé con el perfume que en el mes que lo presenté se agotó en Colombia. El próximo mes lanzo la crema perfumada y satinada y la leche de cuerpo con sus cremas.

-¿Es difícil ser actriz, empresaria, esposa, ama de casa, estar siempre perfecta y no morir en el intento?
¡Sí! (risas). Ahorita que estuve en Colombia un mes estuve de promoción porque allí comenzó ‘Perro Amor’, organizar la preproducción de todos estos productos, ver como se va manejando los perfumes en las tiendas, tenía la muestra final de los alumnos antes que comenzaran sus vacaciones. Me multipliqué por 20, estoy muy agotada, no me puedo tomar las cosas con calma, quiero que todo tenga su importancia, y regresando a Miami tengo que estar pendiente de mi casa, de mis cosas, mi esposo, hacer promociones, no le he sacado tiempo a hacer ejercicios, le hago dos o tres veces a la semana. No se como hacemos las mujeres, pero aunque agotadas lo terminamos consiguiendo.

Diez colombianas muestran su sensualidad en el teatro


Diez de las mejores actrices colombianas se darán cita en la obra ‘A 2.50 La Cuba Libre’. Una vez más, Casa Ensamble se arriesga con una propuesta diferente. Esta obra venezolana, adaptada para Colombia por Pepe Sánchez y codirigida por Alejandra Borrero y Luis Fernández, invita al público a adentrarse en el mundo de las prostitutas.

Con un seductor elenco, conformado por Alejandra Borrero, Endry Cardeño, María Fernanda Yepes, Indhira Serrano, Carolina Gaitán, Jenny Osorio, Rita Bendek, Estefanía Godoy, Ana María Sánchez, Aída Morales y Johanna Morales.

El pasado viernes 3 de septiembre, se estrenó esta puesta en escena hiperrealista alejada de los montajes tradicionales, Casa Ensamble se convierte en un burdel para presentar ‘A 2.50 La Cuba Libre’, una obra venezolana de Ibrahim Guerra adaptada por Pepe Sánchez, que invita al público a adentrarse en el mundo de las prostitutas y los espectadores pasarán a ser parte del espectáculo.

"Buscamos la prostituta interior y, poco a poco, fue apareciendo", dice Alejandra Borrero, al recordar los ensayos de su más reciente obra que se estrena en Casa Ensamble, en Bogotá.

"Interactuamos con los empleados de la casa para darnos confianza", recuerda la actriz Johana Morales, quien hace parte del elenco y además es la productora de la obra.

Practicando sus armas de seducción y sacando a flote una sensualidad desafiante, pusieron nervioso a más de uno. Ni siquiera Raúl Fernández, jefe de seguridad del espacio teatral, se salvó de los coqueteos y las invitaciones de las actrices, en pleno proceso de interiorización de sus personajes.

"La idea es que el público se meta en el cuento, que interactúe y se comprometa con este espectáculo. Hay un gran prejuicio alrededor de ese gremio, tanto de hombres como de mujeres, pero vivir ese mundo no es nada fácil", agrega Borrero, que dirigió esta producción junto al venezolano Luis Fernández. Un montaje que también habla de maltrato y de lo que implica tomar ese estilo de vida. "Ellas están para seducir, no para ser seducidas", reflexiona Morales.

‘A 2.50 La Cuba Libre’ es una obra provocadora, que se aleja del teatro tradicional e incursiona en un espacio de encuentro nocturno que involucra a los espectadores y los hace partícipes de las confidencias de personajes femeninos anónimos que viven del encanto de su cuerpo. Al son de los boleros y las guarachas, se vive el drama y la comedia de estas mujeres de la noche.

La primera obra fue estrenada en 1982, y ha sido considerada como una obra capital del teatro latinoamericano. Inicialmente fue adaptada en Venezuela por la compañía de la reconocida actriz Mimi Lazo.


SINOPSIS:

Cinco mujeres de la noche se reúnen en un bar de Bogotá y, entre trago y trago, nos cuentan sus más profundas angustias, miserias, anhelos y frustraciones.

Cada historia nos revela una cara distinta del comercio carnal: la mujer hermosa asediada por todos, que sueña en secreto encontrar un príncipe azul que la salve de su miseria; la que no logra decidir entre el dinero y la vida fácil; la que sufre el abandono en medio de un embarazo; la empresaria prepotente y ambiciosa que negocia con el cuerpo de las otras, y la depresiva que, en medio de su crisis, siente que su vida es un bolero.


PERSONAJES:

Doris, La Caimana

39 años, su infancia la desarrolla en varios hogares. A los 18 años abandona el último de ellos y se desplaza a Medellín, donde comienza a trabajar como bailarina. Su incesante búsqueda de nuevos horizontes, la conduce a Bogotá. Allí comienza a trabajar como fichera en distintos bares. Finalmente llega a El Acuario; logra comprarlo con los ahorros acumulados durante todos sus años de trabajo.

Lourdes Coromoto, La Güevona
24 años, de padres desconocidos, fue criada por una familia que la recogió de la calle donde la habían abandonado a los pocos días de nacida. Recuerda su infancia trabajando como recolectora de desperdicios en los mercados de Bogotá. A los 12 años es violada por el marido de la mujer, a cuyo cuidado estaba. Desde los 17 años trabaja en varios prostíbulos de La Guaira, hasta que decide regularizar su vida y comienza a trabajar como fichera en El Acuario. Actualmente espera su primer hijo.

Eneida, La Sabrosa
26 años, desde muy pequeña y junto a sus dos hermanos, su madre la traslada a Bogotá fijando residencia en el barrio Los Sintechos de El Cementerio. A los 17 años se une sentimentalmente, pero al no ver satisfechos sus anhelos matrimoniales, se separa. Sin abandonar la idea del matrimonio, continúa buscando quien le haga cumplir su más caro sueño. Actualmente comparte su vida con un integrante de un cuerpo policial colombiano, quien le permite ejercer en El Acuario su oficio de fichera.

Carmen Alicia, Blanca Rosa
42 años. Sus múltiples decepciones amorosas y la muerte de su pequeño hijo, por inanición, la han llevado a ser una mujer deprimida y violenta, que sólo encuentra consuelo en el alcohol y en las magníficas interpretaciones de la magistral Blanca Rosa Gil. Agujas de tejer y ramitas de mango han extraído, en varias oportunidades, de su vientre, el fruto de su malograda vida. Permanece en El Acuario, sin trabajar.

Yajaira, La Enrollada
25 años. Nace en una familia humilde. Deja sus estudios por un embarazo que finalmente termina en aborto, provocado de tal manera que la deja estéril. Desde entonces abandona sus estudios y su hogar para comenzar a trabajar como fichera en un bar de su estado natal. Las múltiples vergüenzas a que somete a su familia con su trabajo irregular, hace que conduzca su paso a la capital del país. Allí continúa ejerciendo el único oficio que conoce. Hace seis meses que trabaja en El Acuario.

Carolina Gómez y Jorge Enrique Abello no seguirán en ‘A corazón abierto’


Carolina Gómez y Jorge Enrique Abello no estarán en la segunda temporada de ‘A corazón abierto’. La primera versión terminará a finales de septiembre y, como varios de los actores ya estaban comprometidos para otros proyectos, la historia dará giros inesperados.

Tras el abrumador éxito de la serie ‘A corazón abierto’, según cifras de Ibope se convirtió en la producción con mayor audiencia en los últimos 12 años, RCN ya prepara una segunda temporada, que se verá a comienzos del próximo año.

Algunos de los que no estarán son Juan Pablo Espinosa, que interpreta al residente Maza. La razón: aceptó un personaje de homosexual en la nueva telenovela del Canal Caracol, ‘Secretos de familia’. La justificación de su salida es que termina muy mal herido en un incendio y con el rostro desfigurado.

Tampoco irá Jorge Enrique Abello, que le da vida al cirujano Mauricio Hernández. Abello forma parte del elenco de ‘La Pola’ y su salida en la serie se dará cuando descubran que él fue el responsable de la muerte de Helena Cavalier (Alejandra Borrero).

Otra de las que no estarán será Carolina Gómez, que le da vida a la ginecóloga Alicia Durán. Aunque ya terminó de rodar ‘El paseo’, la nueva película de Dago García, Gómez ya tenía otra propuesta del Canal Caracol, para protagonizar una serie que podría llamarse ‘La teacher de inglés’. La justificación de su salida en ‘A corazón abierto’ se da luego de atender a una paciente, con la cual crea una cercanía muy fuerte, pero ésta muere. Ese hecho hace que Durán reflexione sobre lo que ha hecho con su vida, les pida perdón a las personas a las que les ha hecho daño y luego se va.

De otro lado, el ingreso más esperado para la segunda temporada es el del actor Marlon Moreno, que será otro de los médicos especialistas que llega al Hospital Santamaría a enamorar a varias médicas.

Será un cirujano de 36 años, especializado en trauma. Él llega al hospital para que lo atiendan después de un accidente, pero es tan bueno que lo contratan. Ingresará también el actor Iván López, el popular guardaespaldas de ‘Amor en custodia’, y será el reemplazo de Maza.

. . : ENTREVISTAS : . .

Elizabeth Gutiérrez


Elizabeth Gutiérrez regresó a la televisión como protagonista de ‘El Fantasma de Elena’, después de dar a luz a su segunda hija.

La actriz mexicana de 31 años triunfa en la televisión, donde la hemos visto protagonizando ‘El Rostro de Analía’ y ‘Amor Comprado’. Antes de convertirse en protagonista, Elizabeth era más conocida como la pareja del actor cubano William Levy, al que conoció en el 2003 en el reality show ‘Protagonistas de novela’ y con quien tiene dos hijos, Christopher Alexander (de cuatro años) y Kailey Alexandra (de seis meses), y la pareja ha vivido durante los últimos años en la palestra pública por los constantes rumores de que éste la es infiel y, aunque estuvieron distanciados un tiempo, Elizabeth Gutiérrez y William Levy resolvieron sus problemas y ahora son una feliz pareja, a pesar de los rumores de infidelidad que aún siguen vigentes.

En la telenovela ‘El Fantasma de Elena’ interpreta el personaje de Elena Lafé, una mujer hermosa e inocente que nunca ha conocido el verdadero amor. Ha sido criada a la sombra de su padre en un apartado lugar que le ha enseñado la pasión por la libertad, los caballos y la vida sencilla. Cuando conoce a Eduardo (Segundo Cernadas), vive un romance que es enturbiado por la ex esposa de éste, Elena Calcaño (Ana Layevska).

-Elizabeth, ¿cómo te sientes con este proyecto donde eres protagonista nuevamente?
Estoy súper emocionada de regresar a Telemundo, emocionada por este gran proyecto, que es un reto. Amo lo que hago, lo estoy disfrutando al máximo. Imagínate, un actor siempre busca una buena historia, y ésta es una excelente.

-¿Por qué decidiste aceptar este proyecto de Telemundo?
Bueno, primero cuando me dijeron que era de Kiko Olivieri, no lo pensé dos veces. Sé que la calidad de libreto que Kiko trae a la mesa es único, así es que para mí es un placer volver a trabajar con él después de nuestro éxito, ‘El Rostro de Analía’. Y me dije: “si voy a hacer un proyecto a tan poco tiempo de haber nacido mi niña, tiene que ser un proyecto bueno y aquí estoy.

-Hasta el momento, ¿cuál ha sido el mejor trabajo de tu carrera?
Aunque disfruto mucho todos los personajes, el que he disfrutado más es el de la telenovela ‘El Rostro de Analía’. Fue un reto profesional.

-¿Cómo divides tu tiempo ahora que nació tu segunda bebé y las grabaciones de la novela?
Imagínate, no pensé que iba a ser tan difícil, pero la extraño un montón, trato de traer a los dos al set cuando puedo, cuando es posible. Yo duermo con ella, yo la atiendo en todo. Quiero tenerla lo más que pueda. Todos la disfrutamos muchísimo.

-Y tu esposo William Levy, ¿te ayuda a cuidar a los niños?
Él es un excelente papá.

-Se dijo que te fuiste de Telemundo porque estabas embarazada, pero luego te fuiste a grabar otra telenovela a Televisa (en México), ¿a qué productora prefieres?
Las dos son excelentes, no hay comparación. En los dos sitios trabajé súper cómoda, me recibieron súper bien. Sólo tengo cosas buenas que decir de cada una.

-¿Cómo fue tu experiencia en ‘Corazón salvaje’?
Muy chévere, conocí personas muy lindas, la verdad. Hice amistades que las llevo conmigo por siempre. Fue una experiencia súper y el personaje me lo gocé también. Después de hacer un protagónico, hice una villanita, y estando embarazada.

-¿Tuviste que dejar tu participación de ‘Corazón salvaje’, debido a tu segundo embarazo?
Le fui bien clara y le dije (al productor, Salvador Mejía) que si no me dejaba ir, no se asustara si en cualquier momento tenía que improvisar una sala de parto dentro de los foros (risas).

-¿Después te fuiste a Miami?
Realmente en ese entonces no tenía nada para la bebé, sólo le había comprado un par de cositas, tenía que armar su cuarto, su ajuar.

-¿Cuál es tu secreto para mantenerte tan bella, después de ser madre por segunda vez?
Dormir tranquila en la noche, saber que hiciste un buen trabajo en el día, ser feliz, disfrutar todas las bendiciones que la vida te da, gozarlas y vivirlas. Yo creo que eso es lo importante.

-¿Qué te hace más feliz?
Ver a mis hijos todas las mañanas sonriendo y llenos de salud, eso es lo que cada madre quiere. Y más ahora con este nuevo proyecto que me tiene muy emocionada porque es algo que nunca se había visto.

-¿Y qué significa para ti ser mamá?
Estar feliz todo el tiempo, es mi motor para seguir adelante. Mi familia es mi prioridad.

-¿Cómo ha cambiado tu vida desde que trabajabas en una oficina y luego participaste en ‘Protagonistas de novela 2’?
Sí, trabajaba en una oficina de abogados a medio tiempo y también iba a la escuela en aquella época. Estaba como la mayoría de los jóvenes, estudiando y trabajando al mismo tiempo. Luego me llegó la oportunidad de estar en ese reality show y me cambió la vida completamente. “Lo que está para ti, nadie te lo quita”.

-No ganaste ese concurso, pero ¿crees que ganaste más que los ganadores?
Esa es la lección del día, no importa que no seas el ganador, pero todo lo que realmente ganas, todo a lo que le sacas provecho, eso es lo importante. Ya voy por mi sexta novela.

-Tu vida también cambió a nivel personal, porque en ese programa conociste a William Levy, con quien compartes tu vida en estos momentos...
Sí, también gracias a eso tengo mis dos preciosos bebés.

-¿Cómo te sientes al estar con el galán del momento?
Estoy feliz, muy feliz.

-¿Qué piensas del éxito que ha tenido William Levy en su carrera?
Pienso que se lo merece.

-¿Cómo enfrentas los malos comentarios que se han dicho sobre William Levy?
La verdad no es fácil, pero lo hace uno, uno se vale de Dios y sigue adelante.

-Tú también te has cosechado tu propio éxito...
Yo amo lo que hago y, gracias a Dios, el público ve eso y se logra conectar conmigo. Me entrego completamente y éste ha sido el resultado. Yo le doy gracias a Dios por es público tan lindo que siempre me apoya, que me sigue, que está pendiente de mí, y de verás que todo lo hago por ellos porque se los debo.

-¿Es muy difícil ser pareja de un hombre tan famoso como lo es William Levy?
¿Quién dice eso? No, para nada (risas). ¿Qué te puedo decir? En la casa sólo somos personas, no somos actores. Somos mamá y papá, no somos actores. Lo amo, me ama y amamos nuestros hijos, entonces eso es lo importante.

-¿Tienes planes de boda con William Levy?
Cuando Dios diga. No me gusta planear las cosas. No necesito casarme para estar feliz.

-¿Cuál ha sido el mejor consejo que te han dado en la vida?
No tomar las cosas tan a pecho, la vida se hizo para disfrutar. Me lo dijo Eva Tamargo, mi amiga y compañera en ‘El Fantasma de Elena’.

Segundo Cernadas


Segundo Cernadas conquista al público de Estados Unidos como protagonista de ‘El Fantasma de Elena’. El galán argentino de 38 años interpreta a Eduardo Girón en su segunda telenovela como artista exclusivo de la cadena Telemundo, con quienes realizó ‘Bella Calamidades’.

En ‘El Fantasma de Elena’, Segundo Cernadas interpreta a Eduardo Girón un hombre millonario, educado y con experiencias inexplicables y misteriosas que atraen a las mujeres que lo rodean. A pesar de las pasiones que despierta, es solitario y entregado a su mundo ecuestre, pues le profesa un amor a los caballos que pocos pueden entender. Una noche en medio de sus sueños tormentosos, salió al campo desapareciendo y al llegar se había transformado en otra persona debido a una experiencia que jamás quiso revelar.

A lo largo de su exitosa trayectoria artística, Segundo Cernadas ha estelarizado importantes producciones en diversos países como Argentina, México, Perú, Colombia, y hasta en Filipinas, siendo algunas de las más destacadas: ‘Bésame Tonto’, ‘Todo sobre Camila’, ‘Muñeca Brava’, ‘Pasión Morena’, ‘Doctor Amor’, ‘Ricos y Famosos’, ‘Valentino, El Argentino’ y ‘Te amo, Maging Sino Ka Man’, entre muchas otras.

-Segundo, ¿cómo te sientes ahora que estás trabajando en esta novela de Estados Unidos?
Para mí es algo muy importante y nuevo en todo sentido. Es la primera vez que trabajo en Estados Unidos, gente nueva en general. Para mí ‘El Fantasma de Elena’ es una novela diferente y nueva porque es distinta a todas las que he realizado, tiene mucho misterio y suspenso. La verdad es que nunca había participado antes en un proyecto como este.

-¿Me imagino que el cambio es total?
Sí, realmente, aunque antes ya había estado en otros países como Colombia y Perú, pero en Miami es la primera vez que trabajo.

-¿En qué se diferencia Eduardo Girón al resto de los personajes que ya has interpretado?
El personaje es bastante distinto a lo que he venido haciendo. Es extraño, misterioso y enigmático y la gente no termina de saber bien como es el tipo, y eso es lo que más me divierte. No es el típico protagonista que al segundo capítulo ya sabes qué le va a pasar.

-¿Qué tuviste que hacer para dar vida a Eduardo?
Para este papel le agregamos el detalle del pelo porque no quisimos que fuera el típico arregladito y ordenadito, sino que fuera alguien que por momentos se viera desarreglado, despeinado y hasta sucio, casi que hasta algunos le dan ganas de decir: “oiga, bañen a este tipo”.

-¿En el set de grabación se te ha parecido algún fantasma que te haya dejado pálido del susto?
La verdad aquí en el set todavía no, esperemos que no, pero si un día se me aparecen creo que le hablaría y le diría que mejor se regrese a su casa, pero prefiero que se queden por allá lejos porque me asustaría mucho.

-¿Y crees en fantasmas?
No soy mucho de creer en fantasmas, pero hice esta serie en un lugar donde creen mucho en los espíritus y la verdad pasaban cosas raras. Me empecé a sentir incómodo y sentía presencias. Sentía que las cosas se movían y tenía sueños que otros tenían y hasta me tuvieron que hacer limpias.

-¿Crees que otras telenovelas le podría quitar rating a ‘El Fantasma de Elena’?
No soy mucho de mirar mucha televisión. No sé cual es la novela de la competencia, pero lo que sí les puedo decir es que la nuestra es una buena historia y que cada vez se pone mejor, porque a veces en algunas novelas después del capítulo 20 el autor empieza a escribir huevadas pero eso no ocurre aquí.

-¿Cómo te llevas con Elizabeth Gutiérrez?
Ella es muy buena gente y es un placer trabajar con Elizabeth, hay buena química. Ella es una tipa encantadora, es un placer trabajar con ella, además de ser profesional es muy buena persona. Hace poco conocí a su esposo William y me cae muy bien.

-¿Has logrado tener una amistad con William Levy?
Lo he visto muy pocas veces, pero me parece una persona espectacular, pero no somos amigos, recién lo estoy conociendo.

-Elizabeth se ve radiante en esta nueva etapa de su vida, ¿creen que lo bien que le va con William tiene algo que ver?
Ella está muy contenta y feliz en general y supongo que sí, que eso tiene que ver.

-¿Y cómo te llevas con Ana Layevska?
Me parece espectacular, es muy divertida, me divierto mucho trabajando con ella.

-Ana tiene fama de tener mal carácter, ¿ha sido fácil trabajar con ella hasta ahora?
Claro que sí, ella es muy risueña y me siento contento de compartir con ella.

-¿Cómo te sentiste en la piel de Marcelo Machado, tu personaje de ‘Bella Calamidades’?
Un poco antiguo, porque es demasiado caballeroso. Es un tipo muy tranquilo, estudioso, correcto y serio. Me habría gustado que hiciera maldades, como en la vida real. Aun así, me encantó interpretarlo, me lo pasé muy bien, sobre todo gracias a mis compañeros.

-¿Te asusta la popularidad?
No, sé lo que quiero, me vaya bien o mal. Deseo hacer esto unos cuantos años fuera de mi país y luego regresar a Argentina, no volverme loco con la actuación. No planeo tener una carrera internacional, ni mucho menos. Estaré en esto mientras me divierta.

-¿Y cómo te sientes con el éxito que ha logrado ‘Bella Calamidades’ por varios países?
Estoy muy contento con el éxito de ‘Bella Calamidades’ a nivel internacional, sin lugar a dudas ha sido una gran experiencia para mi carrera, ya que tuve la oportunidad de compartir con grandes actores; todos bajo la producción del señor Hugo León Ferrer, quien hizo un trabajo impecable con nosotros en esta gran historia.

-¿Crees que ‘Bella Calamidades’ va a marcar tu carrera?
No lo sé, pero ya no miro las cosas así, me relajo. Al principio de mi carrera estaba pendiente de si funcionaba la telenovela en la que participaba y me imaginaba lo que haría si ocurría. Ahora me lo tomo como un trabajo más, trato de disfrutar. Si va bien, perfecto; si no, ya vendrá otra.

-¿Cómo resultó trabajar con una actriz tan talentosa como Danna García?
No la conocía, es una actriz maravillosa. Me encantaría volver a trabajar con ella. Y si no es así, me gustaría mantener el contacto.

-¿Cómo te va con tu esposa?
Excelente, muy bien. Tenemos un hijo, ella estuvo al principio de las grabaciones en Perú pero cuando terminó sus compromisos profesionales vino a Estados Unidos para estar otra vez juntos. Por suerte ya todo volvió a la normalidad y la felicidad. Gianella y Salvador están en Miami, descansando y disfrutando de esta maravillosa ciudad.

-¿Es un problema la separación con tu esposa por cuestiones de trabajo?
Yo viajo de vez en cuando y además, no es que estemos constantemente separados. Esta novela empezó hace poquito, y ella se quedará todo el tiempo que dure el resto de la novela. Tratamos de hacer uno a uno. Ahora ya a Gianela, mi esposa, le han hecho varias propuestas de trabajo pero ha rechazado para estar conmigo.

-¿Tenías prevista la paternidad en un momento profesional tan bueno para ti?
Sí, estaba muy planeado. No quería que siguiera pasando el tiempo sin tener al menos un hijo, para que esa experiencia no me pillara mayor. Además, queremos tres.

-¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?
Me encanta estar en el campo. Mi casa de Buenos Aires está cerca de un lago y voy mucho por allí.

Ana Layevska


La dulce y suave Ana Layevska dejó de serlo y en su lugar se convirtió en una villana capaz de asesinar a quien se le cruce delante y no le permita lograr lo que quiera. Layevska firmó contrato con la cadena Telemundo para ser la villana de ‘El Fantasma de Elena’, que es protagonizada por Elizabeth Gutiérrez y Segundo Cernadas.

Después de más de un año sin grabar una novela, en lo último que la vimos en pantalla fue en su papel de ‘Mujeres asesinas’, en donde terminó muerta a manos de una mujer celosa y paranoica, Ana decide volver en un gran vuelco para su carrera, ya que dejará de ser la buenita que sufre y llora para ser una villana que le hará la vida de cuadritos a la esposa de William Levy.

A lo largo de su trayectoria, ha estelarizado importantes historias para la cadena Televisa, con quienes realizó siendo su artista exclusiva: ‘El Juego de la Vida’, ‘Clap, el lugar de tus sueños’, ‘Primer amor a mil por hora’, ‘Las dos caras de Ana’, ‘La Madrastra’, ‘Querida Enemiga’, entre muchas otras, sin dejar de mencionar su reciente actuación en la serie ‘Mujeres Asesinas’. Esta gran actriz que también ha participado en diversos films tales como ‘Casi Divas’, ‘Cansada de besar Sapos’ y ‘The Fighter’, entre otros.

Layevksa, de 28 años, nació en Kiev (Ucrania) y luego emigró a México con su familia. Ahora, deberá mudarse una vez más a Miami, donde conoció y se enamoró de Rafael Amaya, al que conoció protagonizado ‘Las dos caras de Ana’, pero la pareja ya se ha separado, aunque ambos comparten set de grabación, ya que él graba ‘Alguien te mira’, en los mismos estudios donde se graba ‘El Fantasma de Elena’, donde Ana es la villana, en un doble personaje que marca su debut como actriz estelar de la cadena Telemundo.

En ‘El Fantasma de Elena’, Ana Layevska interpreta a Elena Calcaño, prima de Eduardo Girón y la mujer que logró llevarlo al altar a pesar de las pasiones que otras mujeres querían conseguir de él. Ella es una mujer caprichosa y enamorada que se obsesionó con su primo. Hermana gemela de Daniela Calcaño con quien disputó el amor de su futuro esposo. Elena siempre fue la más fuerte de las hermanas, y por eso será ella la que termina obteniendo todo lo que quiere, mientras Daniela estará un poco a su sombra viendo como pierde el amor del hombre que ama.

-Ana, ¿cómo definirías a tu personaje de ‘El Fantasma de Elena’?
En el primer capítulo, se quita la vida al brincar de la torre de una mansión vestida de novia. En el segundo, intenta asesinar a una enfermera. En el tercero, retorna como un fantasma. Es una villana que se sale de lo común. Principalmente hay mucho misterio, mucho suspenso, mucho no saber qué va a pasar.

-¿Por qué aceptaste este personaje?
La trama principal me encantó. De mi personaje, me gustó que es una mujer trastornada, que es una villana, que es un personaje con mucha fuerza, que es un personaje con el cual hay tela de dónde cortar. Al enterarme del proyecto me dije a mí misma: “esto lo voy a hacer”.

-¿Qué piensas de ‘El Fantasma de Elena’?
Esta historia es maravillosa. Pasan demasiadas cosas. Por eso, creo que la gran protagonista es la trama en sí misma y creo que mis compañeros te dirían lo mismo. Es una historia que juega mucho con el tiempo, es muy intensa. Más que buscar o descubrir un fantasma, creo que los espectadores se van a dar cuenta que cada uno tiene su propio fantasma.

-¿En qué se diferencia esta novela a otras?
Siempre va a seguir existiendo el melodrama, la historia de amor en la trama, porque el público quiere ver a esa pareja que lucha por su amor. Sin embargo, me parece sano y maravilloso que nos estemos arriesgando a experimentar con otro tipo de conflictos. Tenemos que ir más allá. Hay mucha competencia a nivel del entretenimiento y quienes trabajamos en esto debemos estar claros en esto. Por ejemplo, competimos con el internet. Hoy en día para lograr atrapar al público tienes que darle algo de muy buena calidad.

-¿Y qué significa esta producción en tu carrera profesional?
Me parece un reto muy importante en mi carrera el poder hacer un personaje que no se parezca a ningún otro personaje que he hecho y no siempre se puede ver en televisión hacer personajes tan distintos. Estoy en un muy buen momento de mi carrera. Finalmente estoy sintiendo que a nivel profesional, estoy donde quería estar desde hace mucho tiempo.

-¿Qué has aprendido interpretando a un personaje trastornado?
Nadie aprende de gente trastornada. Bueno, digamos, que ese trastorno tiene una justificación, por lo regular siempre existe un motivo por el cual se desarrolla este cambio en la personalidad.

-Naciste en Ucrania, te criaste en México y ahora trabajas en Miami, ¿de dónde te sientes?
Mi hogar es México. Sin embargo, es parte de ser actor la capacidad de adaptarte con facilidad a los lugares. Yo creo que por naturaleza somos seres en movimiento.

-¿A qué te hubiese gustado dedicarte, si no hubieras sido actriz?
Iba a ser violinista, no actriz. Y soñé con querer estudiar psicología o psiquiatría porque me encanta la complejidad del ser humano. Además, no soy una mujer lineal. También llegué a interesarme por estudiar danza, porque siento una total fascinación por el movimiento clásico.

-¿Cómo te definirías a ti misma?
Soy muy observadora, muy irónica y además muy analítica. Me puedo pasar años, tratando de encontrarle respuesta a ciertos comportamientos.

-¿Te gustan los riesgos?
No soy muy arriesgada. Me guío por el instinto. Si algo me cuadra lo hago, pero en vez de dudar, prefiero renunciar. Cuando se trata de actuación y me proponen personajes radicales, ahí sí no tengo límites, pero en la vida soy sumamente razonable y pienso con mucho cuidado las cosas.

-¿Qué piensas del transcurso de tu carrera?
Mi carrera se ha desarrollado en un 80 por ciento en la televisión, que es en donde tengo que poner mis prioridades, pero me gusta el cine. De hecho, me gustaría trabajar con Alejandro González Iñárritu y Guillermo Arriaga.

-Antes de volver a Miami, estuviste en España, ¿cómo ha sido allí tu experiencia?
Me llevo unos excelentes amigos y buenos momentos. España es un buen lugar para ir de vacaciones, aunque no para vivir porque hay demasiada fiesta. Me llevo buenas impresiones, es cálido. Es el primer país de Europa en el que me siento tranquila porque no tengo presiones ni barreras de idioma, allí la vida se disfruta y eso me sorprendió.

-¿Qué destacarías de España?
El buen café. Es curioso, porque España no es productor del café, pero encuentras uno delicioso de todas partes del mundo. No me quedo ni con la fiesta ni con la siesta, pero sí con el gusto por la buena ropa y la moda. Es un buen lugar para ir de compras, es el único país donde me han sorprendido, las cosas están hechas con mucha originalidad.

-También viajaste a Rusia, ¿por qué decidiste ir allí?
Me fui para visitar a mis abuelos que tenía cinco años sin verles, y fue muy emotivo. Kiev, la capital de Ucrania, es un lugar muy diferente. Entendí que sería muy difícil que yo regresara a vivir allá. Uno nunca sabe donde lo va a llevar el destino, pero Ucrania sería el último lugar donde yo viviría. En Rusia, tal vez sí, pues no hay nada en el mundo como este país, ni como los rusos. Son intensos en todos los sentidos. En general, fue una experiencia muy interesante que me hizo extrañar México más que nunca.

-¿En Rusia te ofrecieron trabajo?
Tuve una propuesta para una serie, pero por razones ajenas a mí no pude aceptar. No me gusta quedarme estática, y esté donde esté intento aprovechar el tiempo. En Madrid me conseguí un manager. Fueron dos meses muy interesantes, pero porque yo lo he provocado, sé que las buenas oportunidades no llegan solas.

-Después de estar en España y Rusia, ¿es cierto que estuviste estudiando en Londres?
Sí. Todas las veces que he ido ha sido a estudiar así que lo asocio con estudios. Londres mi ciudad favorita del mundo por el bullicio que hay, me gusta el estrés, afortunada o lamentablemente. Adoro la vida cultural que hay ahí y la serenidad con la que se toman las cosas.

-Mantenías una larga relación sentimental desde el 2007 con el también actor Rafael Amaya, ¿por qué se rompió el amor?
Se terminó una etapa en mi vida. Fue una etapa de autoconocimiento, porque el hecho de vivir en pareja te permite conocerte más y crecer. Ahorita mi vida está física y mentalmente en otro sitio. Aprendí mucho con esta relación y le doy gracias a la vida por haberla tenido. Es una respuesta que no me atrevo a darte. Considero que fue un ciclo que se cerró para abrirse uno nuevo en el que me encuentro enfocada en todos los cambios que estoy viviendo como mi regreso a las novelas de la mano de Telemundo, mi mudanza a Estados Unidos y compartir con compañeros maravillosos. Todo eso me mantiene muy feliz disfrutando de un momento increíble en mi vida.

-¿Existen posibilidades de reconciliación con Rafael Amaya?
No me atrevo a decir si existen posibilidades de reconciliación o no, porque son cosas de la vida.

. . : TELENOVELAS : . .

La Pola


‘La Pola, amar la hizo libre’ es la producción más esperada del 2010, llega este lunes 13 de septiembre de 2010 a las noches RCN. Ambientada en los inicios del siglo XIX, esta historia de amor está basada en la historia real de Policarpa Salavarrieta, conocida como “La Pola” (Carolina Ramírez), una de las más valientes patriotas defensoras de la revolución de la Nueva Granada frente a España, una mujer adelantada para estos tiempos que se enamora de Alejo Sabaraín (Emmanuel Esparza), un hombre prohibido para ella, pues él lucha a favor de la corona.

Este serie que rinde homenaje al Bicentenario de la independencia y es protagonizada por la colombiana Carolina Ramírez y el español Emmanuel Esparza; además cuenta con un elenco de lujo en el que se destaca la participación de los colombianos Luis Fernando Hoyos, Coraima Torres, Julián Arango, Zharick León, Diego Trujillo, Juliana Galvis, Jorge Enrique Abello, Sebastián Martínez, Valentina Rendón, Kike Mendoza, Ana María Estupiñán, Luis Felipe Cortez, Ana Mosquera, Ana María Arango, además de los españoles Andoni Ferreño, Manuel Navarro, Pablo Espinosa, Joel Bosqued, Ana Fernández, José Sospedra y Mariano Venancio, entre otros.

Las hazañas, pasiones, amores, contradicciones y desventuras de nuestros próceres serán contadas en una serie de género histórico. Hace 200 años amar a quien se quería era casi imposible y la gente se casaba por conveniencia. Hace 200 años pensar que todos los hombres somos iguales era traicionar a la Corona, pero una mujer tuvo el coraje de seguir sus sentimientos y luchar por el amor y la libertad: La Pola.

En pleno año de celebración del Bicentenario de la independencia de Colombia, RCN Televisión en coproducción con Sony Pictures Television traerán a las pantallas una serie de corte histórico que retrata una apasionada historia de amor. Sergio Cabrera dirige ‘La Pola’, una producción de época ambientada en los inicios del siglo XIX, que está basada en la historia real de Policarpa Salavarrieta, conocida como ‘La Pola’, una de las más valientes patriotas defensoras de la revolución de la Nueva Granada frente a España, una mujer adelantada para estos tiempos que se enamora de Alejo Sabaraín, un hombre prohibido para ella, pues él lucha a favor de la corona. Alrededor de esta historia también se conocerán las hazañas, pasiones, amores, contradicciones, las desventuras y en general la vida de grandes próceres de Suramérica como el precursor de la independencia Antonio Nariño y el mártir Jorge Tadeo Lozano. Además se recrearán momentos importantes de esta época como el ‘Grito de independencia’ del 20 de julio de 1810, el periodo de ‘La patria Boba’, ‘La campaña del sur’ de Nariño, y ‘La reconquista’ al mando de Pablo Morillo.

‘La Pola’ es el resultado de 4 años de exhaustiva y rigurosa investigación por parte del libretista Juan Carlos Pérez Flórez y su equipo de trabajo que se dieron a la tarea de buscar todas las fuentes necesarias para recrear esta historia de la forma más fiel posible. Así mismo, la serie cuenta con la asesoría del historiador Fabio Zambrano. “Queremos popularizar la historia de nuestro país, llevársela a la gente del común y mostrarles que nuestros próceres eran seres humanos con cualidades y defectos, como cualquier otra persona”, afirma Pérez.

Esta serie que tendrá 90 capítulos es grabada totalmente en formato de alta definición en locaciones como Villa de Leyva, Barichara, Monguí, Guane y Bogotá, ciudades que se caracterizan por gozar de una imponente arquitectura colonial de Colombia.


SINOPSIS:


Nueva Granada, comienzos del siglo XIX. En esta época sólo hay dos opciones: se es realista o patriota. Se vive una verdadera lucha por el poder, lo que trae como consecuencia, injusticias, miles de lágrimas, fusilamientos y la guerra. En este marco se tejen las historias más increíbles porque la gente vive cada día literalmente como si fuera el último.

En este contexto se ubica la historia de La Pola, una fiera sin domar, una visionaria llena de ideales y de ganas de luchar por la libertad, una mujer adelantada para estos tiempos en donde el machismo imperante impide que el género femenino tenga voz o voto.

En esta época en el que el amor todavía es eterno y donde un beso lo significa todo, La Pola vivirá un tormentoso, doloroso y apasionado romance con Alejo Sabaraín, un hombre prohibido para ella desde todo aspecto, pues él es de abolengo, de familia española, de otra clase, de otro color y además está de parte de la Corona; en suma, una relación que es vista como un pecado. Pero la atracción será tan fuerte que la pareja intentará gozar de su amor, sin importar cual sea el obstáculo, así se trate la muerte.


PERSONAJES:

Ana María Estupiñán y Carolina Ramírez son
Policarpa Salavarrieta Ríos, “La Pola”
La más grande heroína de la independencia de Colombia. De rasgos mestizos, hermosa y sensual. No nació heroína, fueron las circunstancias las que la llevaron hasta donde llegó. Valiente, impertinente, impulsiva, pero también es una mujer muy humana, llena de errores, de contradicciones; no se queda callada ante nada, es frentera a morir (una cualidad que a veces se le convierte en defecto). Está llena de pasión y de la misma manera vive la vida. Debe renunciar a ser mamá y a ser esposa para asumir su destino. Entiende perfectamente lo que significa “el valor de la libertad”. La diferencia entre La Pola y las demás mujeres es que a ellas les enseñaron que ser mujer es encontrar un marido, obedecerle, formar un hogar, mientras esta joven sigue sus instintos, busca qué es lo que la hace vibrar en la vida.

Pablo Espinosa y Emmanuel Esparza son
Alejo Sabaraín Ramos

Novio de La Pola. Justo, ético, educado, decente, caballeroso y de corazón noble. Tiene ese tipo de fisonomía de hombre al que las mujeres quisieran proteger. Alejo es instruido, ha leído y tiene herramientas para entender como es el mundo. Tiene muy arraigada la religión y la raza, sabe que mezclarse con mestizas es pecado, es ilícito y bendecido por Dios. Pero, a pesar de estar comprometido con María Ignacia, La Pola lo enloquece; su piel, su boca, su olor lo vuelven irracional. Cuando está lejos de ella, Alejo puede recuperar el control sobre sí mismo y darse cuenta de sus supuestas equivocaciones. Junto a ella le resulta imposible. Su papá le ha pegado desde siempre porque odia su debilidad. Quisiera que él lo amara y lo apreciara como lo hace con su hermano Leandro, pero dado su carácter eso parece imposible.

Matilde Lemaitre y Juliana Galvis son
María Ignacia Valencia

Prometida eterna de Alejo Sabaraín. Virgen, delicada, femenina, enfermiza, dulcísima, infantil e inmadura. Es una niña rica hija de criollos que personifica a la mujer “blanca 100%” de la época, con toda su educación tradicional y religiosa, sus normas y restricciones. Sus papás se desviven por ella. Sueña con el matrimonio, hijos, ser una buena esposa y dedicarse a su familia. Cree como es normal en esta época, que es inferior al hombre por lo que es obediente y sumisa con ellos. Lo que María Ignacia es y representa, contrasta con La Pola. Son polos opuestos. No es maquiavélica, pero su amor y el derecho que cree tener sobre Alejo la hace capaz de cualquier cosa.

Manuel Navarro es
Juan Sámano y Uribarri
Militar. Mariscal de la Nueva Granada. Virreysin escrúpulos, lujurioso y ambicioso. El sueño de toda su vida fue ser Virrey. Le encanta la adulación, la fama, el dinero. Cojo y algo jorobado, de apariencia desagradable. Definido como un militar brusco, de carácter díscolo, irascible, regañón y muy cruel con los pobres patriotas. Cínico, algo desquiciado, de hecho, actúa como un demente. Excelente actor. Si se lo propone, puede fingir tristeza hasta las lágrimas. Pasa de ultra racista, odia a los americanos pero le fascinan las americanas sin importar su color. Por detrás de la gente, habla pésimo de ella, hasta de sus superiores.

Luis Fernando Hoyos es
Antonio Nariño

El Precursor de la Independencia (el que marcó el camino). Elegido el colombiano de todos los tiempos. Intelectual por gusto y militar por necesidad. Honesto, berraco, culto, apasionado, fuerte y muy inteligente. Es un personaje blanco, sin dobles intenciones. Frentero y valiente hasta el límite de la locura. Visionario, le cabía el mundo el la cabeza. Curtido por los sufrimientos, entendiendo su tragedia podemos comprender las razones por las cuales valió la pena luchar a muerte contra la hegemonía española. Siempre fiel a sus principios y a sus amigos. No obstante, cuando se le calienta la cabeza, es capaz de cualquier cosa.

Sebastián Martínez es
Jorge Tadeo Lozano
Hermano del Marqués de San Jorge. Perteneciente a la única familia noble de Santafé, Tadeo Lozano es encantador, inteligente, aventurero, con sentido del humor, enamoradizo, pero caprichoso, irresponsable e incluso algo cobarde y vengativo. Cree que por su dinero y sus títulos, el mundo le pertenece. Intenta lograr todo lo que se propone. Le gusta desafiar lo establecido. Su sueño es llegar a ser Rey de la Nueva Granada. Incluso cuando llega a ser presidente, alcanzan a llamarlo Jorge I, pero sólo por burlarse de él.

Valentina Rendón es
Magdalena Ortega de Nariño

Esposa de Antonio Nariño. Madre de sus hijos. Distinguida, hogareña, religiosa. De cuna noble y acomodada, formada fuertemente en valores. Ingenua, sumisa, obediente a su esposo y dependiente de él. Como todas las mujeres de la época, no toma parte en las decisiones importantes, ni siquiera sobre ella misma. Sueña con tener una vida tranquila, pero todo le cambia cuando a Nariño lo encarcelan. Se queda sin piso, sin ayuda, sin dinero, por lo que no sabe qué hacer. Llega a odiar a su esposo por haberla metido en semejante lío, pero cuando Nariño regresa a su casa es cuando Magdalena descubre al hombre que tenía a su lado.

Laura Torres y Zharick León son
Catarina Salavarrieta

Hermana mayor de La Pola. Es racista, arribista, vanidosa, caprichosa, cómoda, conformista, en suma, muy diferente a su hermana. Seguidora de las normas de su tiempo, acepta casarse sin amor y ser fiel servidora de su marido por el sueño de ser tratada como “doña”. Ante de la falta de sus padres, debe hacerse cargo de sus hermanos, pero no tiene vocación ni disposición para ello. La vida se encarga de darle una lección que la obliga a cuestionarse profundamente. Se trata del amor que llega a ella a través de los sentidos, pero personificado en lo que más odia.

Diego Trujillo es
Domingo García
Mejor amigo de Joaquín, papá de La Pola. Es Noble, trabajador, machista, religioso y por educación abusivo con las personas que considera de menor clase como sus esclavos. Es un comerciante que en el pasado fue comunero pero trata de olvidarlo por miedo a las represalias de la Corona. Puede pasar de ser un corderito que se deja manipular a ser un hombre violento, lleno de rabia. Se enamora perdidamente de Catarina, la hermana de La Pola, pero siente que jamás logrará que sea totalmente suya. Su amor hacia ella lo enloquece.

Eduard Martínez y Luis Felipe Cortés son
Juliano

Esclavo de Domingo García. Humilde pero con dignidad. Valiente, buen hijo y esposo entregado. Trabajador, cumplidor, perseverante, fiel y leal. Se sabe esclavo y es sumiso, pero jamás abandona su sueño de libertad. De los pocos a los que todavía les importa sus ancestros, sus orígenes. No le da miedo enfrentarse y luchar por lo que cree. Para él, los lazos de sangre son sagrados. Pese a sus virtudes, el amor lo obligará a cuestionar su vida.

Julián Arango es
Joaquín Salavarrieta

Padre de La Pola. Revolucionario moderado, trabajador, responsable, fiel a sus principios. Analfabeta, es el tipo de hombre que se hizo a pulso. En el pasado fue comunero y en la actualidad trabaja con mulas para sostener a su familia. Le duele la discriminación y se lo trata de inculcar a sus hijos. Ama a su esposa aunque sabe que son muy diferentes. Jamás ha podido olvidar la traición a los comuneros y la muerte de sus líderes. Espera que sus hijos se casen con gente buena y de principios, sin importar su color, sangre o títulos.

Coraima Torres es
Mariana Ríos

Mamá de La Pola. Protectora, dominante, religiosa, entregada a su familia pero un poco arribista. No tiene origen noble pero su piel es blanca. Toda la vida ha soñado con vivir en Santafé, tener una buena casa y cosas finas. También con casar a sus hijos con gente noble o al menos pura de sangre. Aunque ama a Joaquín, se avergüenza de su pasado comunero. Ella trata de mantener apagada esa llama revolucionaria que, sabe, aún subsiste en el corazón de su esposo.

Andoni Ferreño es
Francisco Javier Sabaraín y San Vicente
Padre de Alejo y Leandro Sabaraín. Recaudador de impuestos. Español muy racista que siente que los americanos son inferiores. En su país pertenecía a una familia humilde aunque en América se da ínfulas de gran señor, pese a que vive a costas del dinero y títulos de su esposa. Ambicioso, maquiavélico, perezoso, buena vida, muy hábil para mentir y engañar. Hipócrita y adulador de acuerdo a su conveniencia. Quiere que sus hijos sean militares porque eso es avanzar a lo más alto en la escala social. Está orgulloso de su hijo Leandro, pero siente vergüenza de Alejo.

Joel Bosqued y José Sospedra son
Leandro Sabaraín

Hermano único de Alejo. Apasionado por la milicia. Clasista como su padre, quien en el fondo le produce miedo. Preferiría vivir en España. Es el orgullo de su padre porque es fuerte y varonil (un metrosexual de la época). Tiene una personalidad contradictoria, quiere a su hermano pero no tiene problema en traicionarlo; aparenta ser un hijo obediente, le obedece a su padre pero sólo para congraciarse con él.

Héctor de Malba es
Gaspar Alonso de Valencia

Padre de María Ignacia. Muy adinerado. Hijo de español y criolla. De principios, buen padre y leal al rey. Paciente, justo pero temperamental, tiene sus límites. Es menos arribista que Eusebia, su esposa, pero se deja dominar por ella. Jamás logra confiar en Francisco, el padre de Alejo, aunque por evitar confrontaciones con su mujer, lo tolera. Se vuelve patriota al ser testigo de todas las arbitrariedades que cometen los españoles puros en América.

María Helena Doering es
Eusebia Caicedo Santamaría de Valencia

Madre de María Ignacia. Es una mujer de doble moral, aunque su esencia no es mala. Quiere que sus hijos emparienten con españoles a como dé lugar, pues es arribista y le importa mucho el qué dirán. Defiende a Alejo a morir, es capaz de justificar y de disculpar hasta su romance con La Pola. Domina a Gaspar, su esposo, a su antojo y lo crítica inconmensurablemente cuando descubre que este hombre apoya la causa patriota.

Gabriel Ochoa es
José María Arcos

Compañero de Alejo Sabaraín. Soldado de la Campaña del Sur. Enamoradizo, tierno, sentimental. Con conciencia de clase, sabe que no es tan distinguido como la mayoría de sus compañeros. Queda embrujado, al igual que muchos hombres, con la enigmática belleza de la Pola.

Kike Mendoza es
José María Carbonell
Hace parte de los criollos pero no es aceptado como tal porque su origen no es tan puro (español - criollo). Fiel a sus principios e incondicional con las ideas política de Nariño. Posee una energía arrolladora con las masas. Muy básico y se mueve por las pasiones, tal vez por eso es que tiene muchos líos con su esposa, que es una tía de Nariño.

Gustavo Angarita Jr. es
Antonio Baraya

Ambicioso y buen guerrero. No tiene las capacidades intelectuales ni el carisma de su amigo Antonio Nariño y eso lo enfurece. Aunque se llena de justificaciones, decide traicionar a Nariño para tratar de convertirse en un hombre de su talla. Después cae en la cuenta de su equivocación, aunque puede que sea demasiado tarde para recuperar su amistad.

Alejandro Martínez es
Camilo Torres

Hijo de una familia acaudalada. Distinguido y de buenos modales. No es guerrero, ni pretende serlo. En todas sus decisiones, sus intereses económicos están de por medio. Muy en el fondo, no cree que Fernando VII sea capaz de hacer algo por recuperar las Indias.

Mariano Venancio es
Virrey Don Antonio Amar y Borbón

Virrey de la Nueva Granada. En el pasado fue un destacado militar que luchó contra los ingleses en Gibraltar. Llegó a Santafé en 1803 como virrey cuando tenía 61 años. El 20 de julio de 1810, la junta lo nombra como el presidente de la junta de Santafé pero el pueblo no está de acuerdo y el 13 de agosto junto a su esposa son llevados presos.