Santiago Alarcón



El Macho Alfa regresó recargado después de su arrollador éxito en la novela ‘Las Detectivas y el Víctor’, este singular personaje se está robando el corazón de los colombianos con sus disparatadas ocurrencias en ‘El Man es Germán’.

Podría decirse que 2010 fue un año muy positivo para el actor Santiago Alarcón, quien además de su exitoso personaje de El Macho Alfa en la comedia ‘El Man es Germán’, que desde su estreno se ha mantenido como la favorita de los televidentes, también está feliz con el nacimiento de su pequeño hijo Matías, fruto de su relación con su esposa, la también actriz Cecilia Navia.

Y aunque ahora el éxito le sonríe, los comienzos en la actuación para este paisa no fueron nada fáciles. Hace 13 años decidió viajar de su natal Medellín a Bogotá, donde empezó a estudiar teatro y para pagar sus estudios trabajó en bares y se desempeñó en otros oficios. Luego llegaron cortas apariciones en producciones como: ‘Así es la vida’ y ‘La viuda de la mafia’, pero fue con Jaime Rincón, el abogado y mejor amigo de Méndez en ‘Hasta que la plata nos separe’, con el que demostró que tenía madera para actuar. Posteriormente, vino otra gran oportunidad de seguir demostrando que la actuación es su vida en la novela ‘Las Detectivas y el Víctor’ con el personaje de El Macho Alfa, que dada la acogida que tuvo, la producción de la novela decidió apostarle a la comedia centrada en la vida de este singular personaje.

Ahora en el 2011, Santiago espera seguir cosechando triunfos, mientras disfruta cada día del crecimiento de su pequeño hijo que le tiene completamente enamorado. 

-Santiago, ¿en qué se diferencia El Macho Alfa de la novela a éste?
Las características básicamente son las mismas que en ‘Las Detectivas y el Víctor’, su fiel compañero es Frito (Santiago Reyes) y siempre trata de arreglar las cosas, pero termina embarrándola. Él llega de un viaje de Estados Unidos donde se fue a buscar nuevos horizontes y decide regresar al barrio para recuperar el amor de Jasbleidy (Heidy Bermúdez) y de su hijo El Tigre (Jesús Forero) y se encuentra con varias sorpresas: Doña Graciela (Marcela Gallego), que ahora se hace llamar Grace, montó un gimnasio y le contrata como Instructor personalizado.

-En cuanto al vestuario vemos que has tenido cambios...
Sí, la producción decidió que de acuerdo al tono de la comedia, no sólo Germán sino los demás personajes, vienen un poco más coloridos, con diferentes peinados, el look de la comedia tiene más colores.

-Y en cuanto a tu cabello, ¿cuánto tiempo llevas dejándotelo crecer?
Ya llevo alrededor de un año, pero al comienzo fue muy duro para mí, porque no me lo podía acomodar, pero ya me acostumbré. Ahora cuando no estoy grabando, me pongo un gorro.

-¿Cómo logras interpretar un personaje cómico sin rayar en lo ridículo?
Es bien complicado, el principal miedo de uno como actor cuando hace comedia es ese, no rayar en lo ridículo. Generalmente tiene que ver con la dirección, porque uno en su naturaleza tiende a sobreactuarse. Han sido muy importantes las sugerencias de Consuelo González, la directora, los compañeros del elenco y los libretistas para encontrar un equilibrio adecuado en la comedia.

-¿Qué es lo que más te gusta de El Macho Alfa?
Yo diría que las botas (risas), no mentiras, me encantaría tener la espontaneidad que él tiene, porque yo soy muy tímido y generalmente por eso algunas veces paso por odioso, pero ya he ido superando mi timidez.

-¿Y lo que no te gusta?
No me gusta que él en su vida no tenga prioridades, se toma la vida muy despreocupadamente, es muy egoísta y se comporta como un niño. Yo en cambio sí tengo prioridades, que son mi esposa y mi hijo.

-¿Cómo está tu hijo y cómo ha sido tu papel como papá?
Matías está muy bien, hermoso, creciendo mucho y ser papá es algo que siempre soñé. Soy el mayor de seis hermanos, crié tres y tengo experiencia en ese campo. Tener a mi hijo creciendo a mi lado no ha sido difícil. Nos asustaron mucho a Chichila (Cecilia Navia), mi esposa, y a mí porque nos decían que no íbamos a volver a dormir y que se nos había acabado la vida social. Realmente, nos ha ido muy bien y no tengo ninguna queja, al contrario, mi hijo es el mejor regalo de la vida. Mi esposa también está feliz porque ese era su máximo sueño, convertirse en madre.

-Cuando tienes tiempo libre, ¿a qué te gusta dedicarte?
Me gusta mucho el fútbol, lo practico desde que tengo uso de razón. Me encanta también el teatro, estar con mi familia y los videojuegos.

-¿Qué crees que les ha gustado a los televidentes de esta comedia?
Yo creo que tiene el sello colombiano, hace rato no teníamos una comedia donde las situaciones son nuestras, los personajes existen en el país y donde el entorno sucede en Colombia. No tenemos esa necesidad de hacer reír por medio de la comedia, simplemente estamos viviendo situaciones que son cómicas y que le pueden pasar a cualquier colombiano.