Claudio Cataño


Manuel Guerra logró que Claudio Cataño no se retirara de la actuación. La propuesta para interpretar al protagonista de ‘A mano limpia’, no pudo llegar en mejor momento a la vida de Claudio Cataño, pues cansado de sentirse encasillado con algunos personajes, estaba pensando seriamente en retirarse del mundo de la actuación. Sin embargo, la historia de esta producción y la manera como Manuel asume la vida, le enamoró y logró que esa idea se fuera de su cabeza.

Decidido a asumir el papel protagónico de esta serie, Cataño cerró un año de su vida para dedicarse cien por cien a este proyecto, esto incluyó meses en un gimnasio y la práctica de un deporte, para él, desconocido. “Debo reconocer que me ha dado un poco de trabajo renunciar a ciertas cosas a las que estaba acostumbrado como actor de reparto, porque ahí uno tiene mucho más tiempo libre. Ahora la disciplina y la responsabilidad son esenciales en mi vida cotidiana, porque como protagonista siento que todo un equipo de trabajo depende de mí”, menciona Cataño.

Como todo un profesional, Claudio Cataño reveló la manera como se preparó para darle vida a Manuel Guerra, “El León”, un joven que con la ayuda de una psicóloga espera bajar los índices de violencia en su barrio, utilizando el boxeo como deporte.

-Claudio, este es tu primer protagónico, ¿de qué forma lo asumiste?
Con mucha responsabilidad. Tuve que cerrar ciclos en mi vida para dedicarme por completo a este proyecto, renuncié a ciertas cosas a las que estaba acostumbrado como actor de reparto, en el que grababa un par de días y tenía más tiempo libre, pero con disciplina he logrado cosas muy buenas y estoy satisfecho con los resultados hasta el momento.

-¿En qué momento llegó este personaje a tu vida?
En el mejor. Yo estaba pensando en dejar de hacer televisión, estaba un poco cansado, me sentía encasillado, pero apareció este proyecto y me fue imposible decir no. Este personaje ha sido una experiencia totalmente distinta porque además se ha generado un equipo de trabajo especial. Aquí me siento libre y respetado como ser humano y profesional.

-Estás demostrado que no le temes a los cambios físicos a la hora de interpretar un personaje, ¿a qué cambio te tuviste que enfrentar en esta ocasión?
El cambio físico en esta oportunidad fue básicamente de entrenamiento constante, entrené alrededor de 6 meses el cuerpo, practiqué el boxeo como deporte y me ejercité bastante.

-¿Ya habías tenido algún acercamiento con el boxeo?
Sí, cuando era pelao (de niño) me gustaba practicarlo como para canalizar un poco la agresividad, pero ahora que lo retomé, lo estoy haciendo con la seriedad que lo amerita porque es un deporte maravilloso.

-¿Qué opinas de la problemática social que maneja la historia?
Me encanta. Yo peleé el casting precisamente porque tenía un contenido social bastante elevado, porque los personajes eran de verdad, y este protagónico no era el típico del esquema blanco y negro de las novelas o el melodrama común. Manuel Guerra es un personaje de carne y hueso que en ciertas ocasiones puede sacar un demonio de adentro, lo que nos pasa a muchos en la vida real.

-A nivel actoral, ¿sientes que has tenido algún cambio desde que empezaste?
Definitivamente sí, ahora veo la actuación como un oficio, veo esto con mucha seriedad y responsabilidad. Cuando comencé no la tenía por ningún lado, aunque creo que aún carezco mucho de ella, pero ya me acerco más. Ahora me entrego a mi trabajo como actor, no pienso en el que dirán. En este proyecto específicamente, estoy expectante pero tengo mucha paz. La dirección de Lucho Orjuela ha sido una bendición en mi vida como actor, porque es un director de realismo, al que le gusta la verdad, la interpretación limpia, que no sea pretenciosa, si no que tenga fondo.

-Esta es una serie en donde la participación juvenil es masiva, ¿cómo ha sido el trabajo con los demás actores jóvenes?
Me siento muy afortunado de estar en un grupo de actores maravillosos, en donde el talento está muy bien escogido, yo creo que parte del éxito que tiene esta serie, es por el elenco porque el casting fue acertadísimo.

-¿Tienes alguna estrategia para manejar ese cambio de emociones que experimenta el personaje?
No, para el cambio de emociones no tengo ninguna estrategia, simplemente me dejo llevar por lo que está pasando en ese momento. Además como lo decía anteriormente, cuento con un grupo de actores maravillosos, que me han aportado muchísimo tanto a nivel personal como profesional.