Angelique Boyer se aleja por un tiempo de la pantalla


Angelique Boyer puso fin de una vez por todas a los rumores de que podría integrarse a la nueva telenovela del productor Emilio Larrosa, tras el éxito de su protagónico en ‘Teresa’. Satisfecha con su actuación y con la respuesta del público, Boyer aseguró que “por ahora no hay nada”, para ella y al menos durante algún tiempo, se mantendrá alejada de los foros de televisión en espera de un nuevo proyecto con el que pueda volver a la pantalla chica.

“No, yo no estoy en estos proyectos, por el momento tomaré unos meses de descanso, lo cual es raro para mi, porque he estado muy ocupada en los últimos años trabajando”, comentó ante la expectativa de que podría ser parte de ‘Dos hogares’ o de la serie ‘Gutierritos’, que se espera comiencen grabaciones pronto en Televisa.

Dijo que, aunque después de haber participado en varios proyectos, casi de manera inmediata, como fueron las telenovelas ‘Alma de Hierro’, ‘Corazón Salvaje’ y ‘Teresa’, por ahora deberá hacer una pausa en su carrera para dejar descansar un poco su imagen. “Ya había previsto esta situación y, bueno, tomaré un descanso”.

Finalmente la actriz, que por ahora continuará radicando en México, aseguró que aunque el público quedó muy dividido con el final de ‘Teresa’, ya que para muchos la protagonista debía pagar sus culpas, para ella “estuvo perfecto, porque es la segunda oportunidad que todos merecemos”.

Desde que Angelique Boyer se convirtió en una “hembra mala” como dice Gloria Trevi en la canción promocional de ‘Teresa’, la mexicana se siente agradecida con la vida por haberse ganado el corazón del público con una de las telenovelas más exitosas de Televisa.

“Dios me dio la oportunidad de hacer un personaje atípico 20 años después de la novela original y por más que ha pasado tanto tiempo es una novela que se adapta a cualquier situación. Teresa tiene muchos puntos donde la gente se identifica. Es un proyecto exitoso”, comentó Boyer de 23 años.

“La verdad es que cuando yo leía en el libreto las maldades de Teresa me daban un coraje. Yo decía: “hija de su madre porque tiene que hacer eso”. Por eso al principio fue complicado perder el miedo pero luego ya salió, aunque admito que es una mujer que prefiero tenerla de lejos”.

La exnovia de Sebastian Zurita comentó que cuando se inició el remake de ‘Teresa’, la cual protagonizó en 1989 Salma Hayek, la actriz le mandó buenos deseos y cree que le han servido. “Salma es una mujer que está realizada en todos los aspectos y los sentidos. Y ella desde que se enteró de esta novela nos mandó buena vibra y deseó que quien lo hiciera tuviera el mismo éxito del 89, aunque la Teresa de esa época no era tan mala ni tan ambiciosa”.

Al preguntarle a la actriz cuál ha sido la maldad más grande que ha hecho en su vida real, la ojiazul nos confesó con mucha pena que cuando era adolescente le jugó una broma pesada a una vecina y con espinas aprendió que en la vida es mejor andar derechito. “No soy mala como Teresa. Alguna vez aventé una bombita de humo, esas de productos inflamables. Lo hice de niña en la cerrada donde vivía y se la aventé a una casa y la señora se puso tan mal que me busqué muchos problemas. Fue la primera y la última cosa que hice, porque después se armó un rollo en la delegación y mi papá fue a hablarlo por mí. Me sentí muy ridícula, pero aprendí a no comportarme mal”.

Pero, la fama no sólo le ha traído reconocimientos y aplausos a la mexicana, se han dicho cosas como que vivía un romance con el productor José Alberto Castro y que se lleva mal con su coprotagonista Aarón Díaz. Su manera de enfrentar los chismes y las mentiras ha sido el no darles tanta importancia para que no la afecten. “Gracias a Dios ninguno me ha dolido. Cualquier cosa que se haya dicho acerca de mi, se ha hecho de una manera sin siquiera preguntarme. Se han atrevido a poner cosas fuertes, pero sé que eso es un poco inevitable porque cada vez la gente se vuelve más paparazzi e inventan más”.

Aunque de seguro la bella mexicana trae una fila de admiradores que se mueren por ganarse su corazón, Boyer confiesa que su corazón está vacío y asegura que aún no se decide por nadie pues es demasiado exigente con su príncipe azul. “El hombre que yo quiero no existe. Nada más en las películas”, comentó soltando una carcajada. “Tengo que dejar de ser tan exigente. Físicamente no podría decir algo en especifico que me guste pero creo que me fijo mucho en la mirada, la forma de los labios y también que sea una persona auténtica, buena onda, simpático, chambeador y detallistas”.

Y antes de despedirnos, no dejamos a la actriz escapar sin que nos confesara cuál es el secreto para mantenerse bella. “Ojala uno fuera una librería y supiera todos los secretos, pero creo que uno muy importante es el sueño, descansar es básico porque no dormir daña y te afecta. Y también uso algunos tratamientos para el cabello. Nada más”.