Chepe Fortuna

Chepe pasa siete años en la cárcel

El Tiburón se viste de fiesta para recibir al músico Alfredo Gutiérrez
Monocuco (Juan Mauricio Julio) llega al barrio El Tiburón con un invitado muy especial que le alegrará la vida a los habitantes. Se trata del músico Alfredo Gutiérrez, quien con acordeón en mano, interpretará sus mejores temas musicales. Posteriormente, Gutiérrez y Monocuco, tendrán un mano a mano en el que cada uno demostrará sus destrezas como acordeoneros. Entre tanto, Niña (Taliana Vargas) llega a casa de su abuela Úrsula (Margalida Castro) para explicarle que el supuesto romance entre Malvina (Cristina Lilley) y Aníbal (Pedro Palacio), fue un malentendido y le pide que le permita a su madre y a su abuelo Jeremías (Carlos Muñoz) regresar a la casa. Entre tanto, al convento en el que se encuentra Asunción (Paula Castaño) llega Marichuli (Carolina Sabino), una joven cantante acompañada por un acordeonero, con el objetivo de que la ahora monja les colabore con ropa y comida, y a cambio ella le cantará unas canciones.

El Bellaco busca el perdón de La Celosa
El Bellaco (Vetto Gálvez) se entera de que la Celosa (Lorna Cepeda) le buscó reemplazó con un hombre más joven y atractivo que él, por lo cual llega al barrio el Tiburón y al comprobar que lo que le dijeron es cierto, le pide perdón a su mujer, prometiéndole que nunca más le será infiel. En su primer día viviendo en el barrio de su amado Chepe (Javier Jattin), doña Jóse (Judy Henríquez) pone a Niña (Taliana Vargas) a preparar un sancocho. Entre tanto, al enterarse de que está embarazada, Yadira (Susana Rojas) se comunica con Aníbal (Pedro Palacio) para darle la noticia. El político le aconseja que regrese cuanto antes, pues Chepe y Niña están de nuevo juntos. Y con un nuevo cambio de look y ropa gracias al dinero que recibió como indemnización por parte de la familia Cabrales, Venezuela (Omeris Arrieta) llega a buscar a su amiga la enfermera y le pide que le ayude a conseguir un niño recién nacido.

Perfecta está desaparecida, y El Bellaco está dispuesto a defender su territorio
Ante la misteriosa desaparición de Perfecta (Florina Lemaitre), Alfonsina (Consuelo Luzardo) muy preocupada decide buscarla en casa de la familia Cabrales. Pero al no dar con su paradero, la señora Pumarejo va directamente a la oficina de Bruno Conrado (Gerardo Calero) para averiguar por ella, pues está segura de que este hombre la tiene en su poder. En el barrio el Tiburón, el Bellaco (Vetto Gálvez) no está dispuesto a dejarse arrebatar el amor de la Celosa (Lorna Cepeda), por lo cual se va a los puños con Boby (Pedro Pallares). Mientras esto ocurre, Niña (Taliana Vargas), empieza a afrontar dificultades en casa de Chepe (Javier Jattin), pues doña Jóse (Judy Henríquez) no sólo la pone a cocinar sino además a lavarle la ropa a su novio. Y Malvina (Cristina Lilley) regresa a vive a casa de los Cabrales, sin embargo, Colombia (Rosalba Goenaga) le advierte que hará hasta lo imposible para desenmascararla.  

Yadira regresa al barrio El Tiburón dispuesta a recuperar el amor de Chepe
Después de reconciliarse con el Bellaco (Vetto Gálvez), la Celosa (Lorna Cepeda) se convierte en la nueva recepcionista de la Naviera. Mientras tanto en el barrio el Tiburón se celebra la fiesta de la Virgen del Carmen y el padre Tito (Bruno Díaz) nombra a Niña (Taliana Vargas) como reina de estas festividades. Horas más tarde cuando todos celebran este gran acontecimiento, llega al barrio Yadira (Susana Rojas), quien al ver a Chepe (Javier Jattin) y a Niña muy acaramelados, no pude evitar sentirse celosa. De otro lado, Milagros (Paula Castaño) toma la decisión de aceptar la propuesta de Marichuli (Carolina Sabino) y abandona el convento para convertirse en la nueva cajera del grupo vallenato de la joven. En Bogotá, gracias a la recomendación de la caleña (Jenny Osorio), Chipichipi (Julio Meza) es ayudado por el caliche, un taxista que lo contacta con Socorro (Jennifer Steffens), una prestigiosa mánager de artistas para que el pescador pueda cumplir su sueño de ser cantante. Y dos peligrosos hombres están tras la pista de Alfonsina (Consuelo Luzardo), con lo cual su vida puede correr peligro.

Úrsula y Alfonsina se disputan hasta en sueños el amor de Jeremías
Úrsula (Margalida Castro) habla con Alfonsina (Consuelo Luzardo) su enemiga íntima y le cuenta que tuvo un sueño muy extraño en el que su esposo Jeremías (Carlos Muñoz) les llevaba serenata a las dos. Sin embargo a la hora de elegir con cuál de las dos mujeres quedarse, el señor Cabrales se mostraba indeciso. En el Tiburón, Chepe (Javier Jattin) habla con Yadira (Susana Rojas) y le dice que aunque su corazón pertenece a Niña (Taliana Vargas), ella siempre será bienvenida en el barrio. De otro lado, Milagros (Paula Castaño) llega al lugar en el que vive Marichuli (Carolina Sabino) y le dice que acepta su propuesta de ser la cajera de su grupo vallenato. En Bogotá, Caliche el amigo de la caleña (Jenny Osorio), logra convencer a Socorro (Jennifer Steffens), una importante mánager de artistas, de que escuche la voz de Chipichipi.

Alfonsina y Úrsula sufren un aparatoso accidente
Cuando Úrsula (Margalida Castro) y Alfonsina (Consuelo Luzardo) van en el carro de ésta última, se dan cuenta de que dos hombres las siguen, por lo tanto, el conductor de la señora Pumarejo aumenta la velocidad, sin embargo, el carro queda fuera de control. Mientras esto ocurre, como si presintiera que algo malo ha sucedido, accidentalmente Jeremías (Carlos Muñoz), se corta una de sus manos con una botella. En Bogotá, Chipichipi (Julio Meza) presenta la audición ante Socorro (Jennifer Steffens), una importante mánager de artistas, quien queda gratamente sorprendida con el talento del pescador. Aún así, le deja muy en claro que el medio artístico es muy competido y que si desea triunfar, debe tener disciplina. Y Milagros (Paula Castaño) se convierte en la nueva cajera del grupo musical de Marichuli (Carolina Sabino). 

Úrsula se debate entre la vida y la muerte
Luego del fatídico accidente automovilístico que sufrieron, Alfonsina Pumarejo (Consuelo Luzardo) y Úrsula Cabrales (Margalida Castro) son trasladadas al hospital. Mientras que el estado de salud de la señora Cabrales es muy delicado, el pronóstico de la señora Pumarejo es reservado. Entre tanto, el impacto de la noticia deja en shock a la familia Cabrales, quienes de inmediato llegan al hospital en el que se encuentra Úrsula. Jeremías (Carlos Muñoz) logra ver por unos instantes a su esposa antes de que el Dr. Ribero (Gustavo Angarita) la intervenga quirúrgicamente. Por su parte, Aníbal Conrado (Pedro Palacio) aprovecha la tragedia por la que está pasando la familia de Niña (Taliana Vargas), su ex prometida, para acompañarlos y de paso ganar puntos con ella. De otro lado, Yadira (Susana Rojas) le cuenta a su madrina Doña Jóse (Judy Henríquez) que está esperando un hijo de Chepe (Javier Jattin). Ante ésta repentina noticia, la señora le da todo su apoyo a la joven. 

Chepe queda destrozado al reconocer el cuerpo de Alfonsina
En la clínica, Úrsula (Margalida Castro) quien se encuentra en estado muy delicado, habla con su nieta Niña (Taliana Vargas) y le pide que le prometa que se casará con Aníbal (Pedro Palacio). Repentinamente, la señora Cabrales sufre un paro respiratorio. De otro lado, ante la noticia de la muerte de Alfonsina (Consuelo Luzardo), Chepe (Javier Jattin) va en compañía de Yadira (Susana Rojas) al anfiteatro a reconocer el cuerpo de la señora Pumarejo y queda destrozado al verla. Mientras el dolor se apodera de la familia Cabrales, Aníbal (Pedro Palacio) y Malvina (Cristina Lilley) celebran que sus planes están saliendo de maravilla. A la clínica llega el Notario de Alfonsina para notificar que la difunta señora dejó todos sus bienes a una persona de su entera confianza. Por su parte, la caleña (Jenny Osorio) no resiste más los dolores del parto y da a luz a su bebé en el carro de Caliche.

Chepe se encarga de organizar las honras fúnebres de Alfonsina
En medio del dolor que le produjo la pérdida de Alfonsina Pumarejo (Consuelo Luzardo), a quien consideraba como su segunda madre, Chepe (Javier Jattin) se encarga de arreglar todo lo concerniente a sus exequias y le promete que tal como ella anhelaba, cumplirá su sueño de ser alcalde. Horas más tarde, el pescador se entera de que Yadira (Susana Rojas) espera un hijo suyo, cuando ve a doña Jóse (Judy Henríquez), su abuela, poniéndole a la joven unas hierbas en el vientre para evitar que el frío de la difunta señora Pumarejo pueda afectar al bebé. Ante el delicado estado de salud de su abuela Úrsula (Margalida Castro), Niña (Taliana Vargas) le dice a su abuelo Jeremías (Carlos Muñoz) que regresará a vivir a la casa para hacerle compañía. Por su parte, Moisés (Rafael Cardozo) y Asunción (Adriana Ricardo) llegan a Colombia para asistir a las exequias de Alfonsina y al ver a Venezuela (Omeris Arrieta), quedan sorprendidos con la nueva apariencia de ésta mujer, pues con el dinero de la indemnización de la familia Cabrales, cambió su forma de vestir.

Niña termina su relación con Chepe
Chepe (Javier Jattin) no sale de su asombro ante la noticia del embarazo de Yadira (Susana Rojas) y aunque la joven finge sentirse muy mal por lo sucedido y le aclara que no quiere interponerse en su relación con Niña (Taliana Vargas), doña Jóse (Judy Henríquez, le exige a su nieto que responda por sus actos. Momentos después, Niña llega al Tiburón y al verla, Chepe se arma de valor y le confiesa que Yadira está esperando un hijo suyo. La noticia deja muy mal a la joven Cabrales quien, se llena de ira y decide terminar su relación con el pescador. Ésta ruptura la sabrá aprovechar muy bien Aníbal Conrado (Pedro Palacio) para consolar a su ex prometida. Mientras esto ocurre, Asunción (Adriana Ricardo) va a visitar a Úrsula (Margalida Castro) su madre, quien ha perdido el habla y le pide perdón por haberla dejado sola, su progenitora la perdona. Y Venezuela (Omeris Arrieta) llega al hospital a amargarles la vida a Asunción y a Moisés (Rafael Cardozo) y le da a este hombre la ecografía de sus bebés exigiéndole que responda por ellos.  

La maldad de Malvina no tiene límites
Malvina (Cristina Lilley) entra sigilosamente a la habitación de Úrsula (Margalida Castro) y aprovechando que ha perdido el habla, empieza desquitarse por los malos tratos que recibió de la señora Cabrales. ¿Qué sucederá? Mientras esto ocurre, ahora que Aníbal (Pedro Palacio) sabe que Niña (Taliana Vargas) y Chepe (Javier Jattin) terminaron, le hará la vida imposible al pescador. Jeremías llega al  barrio el Tiburón donde están velando a Alfonsina (Consuelo Luzardo) y al verla queda destrozado. Finalmente, Milagros (Paula Castaño) se prepara para participar en el festival vallenato con el grupo de Marichuli (Carolina Sabino).

Tras la muerte de Úrsula, su familia queda destrozada
Úrsula (Margalida Castro) sufre un paro cardíaco por culpa de Malvina (Cristina Lilley) y muere. La noticia causa un fuerte impacto en la familia Cabrales. Por otra parte, ahora que Aníbal (Pedro Palacio) sabe que Niña (Taliana Vargas) terminó su relación con Chepe (Javier Jattin), no desaprovechará la oportunidad para ir al barrio el Tiburón y hacerle la vida imposible al pescador. Sin embargo, el político se encuentra con una inesperado recibimiento, pues los habitantes del barrio le exigen que les entregue las cajas de dientes que les prometió a los viejitos. Entre tanto, Yadira (Susana Rojas) decide hablar con Chepe y le dice que se irá para su tierra, pues no quiere interponerse en su relación con Niña. Y aunque Milagros (Paula Castaño) se siente nerviosa de participar en el festival vallenato con el grupo de Marichuli (Carolina Sabino), ésta le da unos tragos para que se tranquilice. 

Jeremías entra en shock al enterarse de la muerte de su esposa
Aprovechando la presencia de Jeremías (Carlos Muñoz) en el barrio el Tiburón, Chepe (Javier Jattin) se acerca a hablar con él para explicarle que nunca ha pretendido hacerle daño a Niña (Taliana Vargas). Y aunque responderá por el hijo que espera Yadira (Susana Rojas), le aclara que su corazón sólo le pertenece a la joven Cabrales. Mientras esto ocurre, Bruno Conrado (Carlos Calero), quien se encuentra también en el Tiburón, recibirá una lección por parte de la Celosa (Lorna Cepeda), quien le da un caldo de pescado descompuesto que le produce fuertes dolores de estómago. Conrado se ve en la penosa obligación de hacer uso del sanitario, con tan mala suerte, que no hay agua. Malvina (Cristina Lilley) y Aníbal (Pedro Palacio) celebran la muerte de Úrsula (Margalida Castro), situación que aprovecha el político para estar cerca de Niña y consolarla. Horas más tarde, la nieta consentida de Jeremías le dice a su abuelo que Úrsula falleció. El impacto de la noticia deja en shock al señor Cabrales y Francisco (Luigi Aicardi), busca a Milagros (Paula Castaño) en el convento para darle la noticia del deceso de su abuela.

Ahora que Milagros ha dejado la vida religiosa, Francisco intentará conquistarla
La noticia de la muerte de Úrsula (Margalida Castro), su esposa, deja en estado de letargo a Jeremías (Carlos Muñoz), por lo cual su familia teme que el abuelo no pueda resistir la muerte de su esposa y de su mejor amiga Alfonsina (Consuelo Luzardo). Entre tanto, cuando Francisco (Luigi Aicardi) se entera de que Milagros (Paula Castaño) está participando en un festival vallenato, llega al lugar y habla con ella. Sin embargo, el paisa le oculta la verdad sobre la muerte de su abuela y aprovecha que la joven decidió dejar de lado su vida religiosa para invitarla a salir. De otro lado, Chepe (Javier Jattin) se acerca a Niña (Taliana Vargas) para consolarla por la muerte de su abuela, pero la joven le aclara que entre los dos no puede haber nada, pues él debe responder por el hijo que espera con Yadira (Susana Rojas). Por su parte, la Celosa (Lorna Cepeda) le propone al padre Tito (Bruno Díaz) que dada la cercanía de Úrsula y Alfonsina, las velen a las dos.

Malvina y Colombia sostienen una acalorada discusión
A raíz del fuerte impacto que le produjo la noticia de la muerte de su esposa Úrsula (Margalida Castro) y de su mejor amiga Alfonsina (Consuelo Luzardo), Jeremías (Carlos Muñoz) pierde la cordura. Entre tanto, Niña Cabrales (Taliana Vargas), se comunica con su tía Bárbara, la hermana mayor se su abuela que vive en Alemania, sobre su deceso. Momentos después, cuando la familia se entera de que la abuela Cabrales murió a causa de un chiste que le contó Malvina y que le produjo un paro respiratorio, Colombia (Rosalba Goenaga) acusa a ésta mujer de ser la culpable de la muerte de su patrona. Indignada, Malvina se sale de casillas y se va lanza en ristre contra la empleada. En casa de la difunta Alfonsina, su velorio se convierte en parranda, tal como ella lo deseaba. Sin embargo, Chepe Fortuna (Javier Jattin), no puede ocultar su dolor por la pérdida de su madrina y además porque siente que perdió a Niña para siempre.

Jeremías deberá ser tratado por un psiquiatra
Cuando la familia Cabrales se entera de que Jeremías (Carlos Muñoz) enloqueció por el impacto que le produjo la muerte de su esposa Úrsula (Margalida Castro) y su mejor amiga Alfonsina (Consuelo Luzardo), llaman al Dr. Ribero (Gustavo Angarita) para que lo atienda. El médico le recomienda a Niña (Taliana Vargas) que busquen un psiquiatra para que trate su problema y de paso el médico decide hacerle una revisión a la joven, pues nota que está muy pálida. Mientras esto ocurre, Aníbal (Pedro Palacio) se comunica con Bruno (Gerardo Calero) su padre, para contarle la noticia sobre el señor Cabrales y decirle que ahora tienen el camino libre para disponer de las acciones de la Naviera. Por su parte, Yadira (Susana Rojas), le muestra a Chepe (Javier Jattin) los exámenes que corroboran que ella está embarazada. Mientras tanto, en la gallera donde Milagros (Paula Castaño) toca con el grupo de Marichuli (Carolina Sabino) en el festival vallenato, Francisco (Luigi Aicardi) aprovecha que la joven está un poco tomada para darle más licor.

Reina y Yadira se van a los golpes, y Niña se entera de que está embarazada
Chepe (Javier Jattin) va en compañía de Yadira (Susana Rojas) a casa de la familia Cabrales para darles el pésame por la muerte de Úrsula (Margalida Castro). En ese lugar, Reina (Catalina Londoño) lo aborda para preguntarle si está seguro de ser el padre del hijo que espera Yadira, el pescador le responde que sí. Sin embargo, minutos después, Reina insulta a la joven guajira, asegurándole que su hijo no es de Chepe. Con lo cual las dos se van a los golpes. Entre tanto, luego de una revisión médica, el Dr. Ribero (Gustavo Angarita) le dice Niña (Taliana Vargas) que está embarazada. Ante esta noticia, la joven se deprime y le cuenta a su nana Colombia (Rosalba Goenaga) que ella y Chepe se casaron en la Sierra Nevada por un rito indígena. Las horas pasan y el cuerpo sin vida de Úrsula Cabrales no aparece por ningún lado, su familia muy preocupada se comunica con la funeraria, pero nadie da razón de la difunta.

La tía Bárbara llega para poner orden al caos que vive la familia Cabrales
La tía Bárbara (Margalida Castro) llega a casa de la familia Cabrales para asistir al entierro de su hermana Úrsula (Margalida Castro). Sin embargo, se encuentra con varias sorpresas, entre ellas, que el cuerpo de la difunta no aparece. Además se entera de que Reina (Catalina Londoño) está embarazada y se casará con el gay Lucas de la Rosa (Rodrigo Candamil). También descubre que Jeremías (Carlos Muñoz) se ha vuelto loco y muchos otros acontecimientos, a los que la señora, a quien apodan la ‘Hitler’, pondrá orden. Entre tanto, Francisco (Luigi Aicardi) aprovecha que Milagros (Paula Castaño) está un poco pasada de tragos y la invita a un lugar en el que puedan estar a solas. El paisa le ofrece a la joven un coctel al que le adiciona una extraña sustancia sin que ella se dé cuenta.

¿Logrará Francisco su cometido?
Al parecer la sustancia que le adicionó Francisco (Luigi Aicardi) al coctel de Milagros (Paula Castaño) surtió efecto, pues la joven se queda dormida, situación que aprovecha el paisa para llevársela a una suite del hotel en el que se hospeda. Aunque está recién llegada de Alemania, la tía Bárbara (Margalida Castro), empieza a poner orden al caos de su familia. Por su parte, Bruno Conrado (Gerardo Calero) llega a casa de los Cabrales y allí tiene una conversación con su hijo Aníbal (Pedro Palacio), quien le dice que nadie se interpondrá en sus planes de quedarse con las acciones de la Naviera ahora que Jeremías (Carlos Muñoz) enloqueció, otro de los planes que tiene el político es hacer encarcelar a Chepe (Javier Jattin) acusándolo de ser traficante de personas por los chinos que tiene hospedados en el barrio el Tiburón. Entre tanto, Monocuco (Juan Mauricio Julio) descubre al conductor de la funeraria que llevaba el cuerpo de la difunta Úrsula (Margalida Castro) en una situación embarazosa. 

Monocuco y Rosalía se besan, mientras que Bruno se entera de que Chepe es el heredero de la fortuna de Alfonsina
Gracias a la imprudencia del notario de la difunta Alfonsina Pumarejo (Consuelo Luzardo), Bruno (Gerardo Calero) se entera de que Chepe (Javier Jattin) es el heredero de la fortuna de la señora. Y por si fuera poco, Herlinda (Camila Zárate) le cuenta a Conrado que Cindy (Katty Rangel) está esperando un hijo suyo. Mientras esto ocurre, Francisco (Luigi Aicardi) se sale con la suya y abusa sexualmente de Milagros (Paula Castaño). Por su parte, Monocuco (Juan Mauricio Julio), consuela a Rosalía (Mile Vergara) por la muerte de Úrsula (Margalida Castro) y repentinamente se dejan llevar por la atracción que sienten y se besan. Aníbal (Pedro Palacio) no soporta la idea de que Chepe esté cerca de Niña (Taliana Vargas), sin embargo, Bruno, su padre, lo controla y le dice que ya llegará el momento de vengarse.

Cindy chantajea a Bruno, y las cosas para Chepe se complican
Colombia (Rosalba Goenaga) escucha una conversación entre Malvina (Cristina Lilley) y el celador del edificio donde Aníbal Conrado (Pedro Palacio) tiene un apartamento. El guardia le dice a la distinguida dama, que si no accede a estar con él, le dirá la verdad a Niña (Taliana Vargas) sobre la relación que existe entre ella y el político. Entre tanto, Cindy (Katty Rangel) amenaza a Bruno Conrado (Gerardo Calero) a quien le exige que responda por el hijo que esperan y que la presente ante la sociedad como su mujer, o de lo contrario buscará a Chepe (Javier Jattin) para decirle que él es el heredero de la fortuna de Alfonsina (Consuelo Luzardo). En la casa Cabrales, Rosalía (Mile Vergara) habla con Monocuco (Juan Mauricio Julio) sobre el beso que se dieron y le dice que aunque se siente atraída por él, nunca podrán tener una relación, pues ella podría ser su mamá. Finalmente, Bruno se comunica con Oñate el Comandante de policía, para hacer una denuncia en contra de Chepe por tener viviendo en el barrio el Tiburón a cuatro chinos indocumentados, por lo cual el oficial prepara un operativo.

Chepe y los habitantes del Tiburón son arrestados por la policía, acusados por tráfico de personas
Luego de la denuncia que hace Bruno Conrado (Gerardo Calero) a Oñate, el comandante de policía, sobre la existencia de Chinos indocumentados en el barrio Tiburón, éste monta un operativo para atrapar a los asiáticos. Posteriormente, la policía llega al barrio el Manglar con una orden de captura y se llevan a Chepe (Javier Jattin) y a sus vecinos del Tiburón presos acusándolos por tráfico de personas. Mientras esto ocurre, Malvina (Cristina Lilley) se ve obligada a cumplir su cita con Memo, el celador del edificio en el que Aníbal Conrado (Pedro Palacio) tiene un apartamento en donde se reúne con ella a escondidas, pues este hombre la amenaza con contarle a Niña (Taliana Vargas) que ella y el político son amantes, si no lo complace. Entre tanto, Bruno llega a casa de los Cabrales y le cuenta a su hijo Aníbal que Cindy (Katty Rangel) está esperando un hijo suyo y no les conviene tratarla mal pues de lo contrario ella podría contarle a Chepe que Alfonsina (Consuelo Luzardo) le dejó su herencia. Milagros (Paula Castaño) despierta luego de su borrachera y al darse cuenta de que pasó la noche con Francisco (Luigi Aicardi) queda aterrada.

Se complican las cosas para Chepe
Chepe (Javier Jattin) y sus vecinos del barrio el Tiburón son encarcelados y además de ser acusados por tráfico de personas, a Chepe lo culpan por enriquecimiento ilícito. Entre tanto, Niña (Taliana Vargas) no se quedará de brazos cruzados ante este hecho que considera injusto y hará lo que sea para demostrar la inocencia de su amado. Para ello, recurre a la ayuda a Malvina (Cristina Lilley), su mamá, para que sea la abogada defensora del pescador. Horas más tarde, la joven Cabrales cansada de las imposiciones de su tía Bárbara (Margalida Castro), la confronta y le advierte que no va a permitir una dictadura en su casa y que si no cambia su comportamiento, deberá irse. De otro lado, Milagros (Paula Castaño) llora amargamente tras descubrir que pasó la noche con Francisco (Luigi Aicardi) y no se acuerda de nada y para aumentar el dolor que está sintiendo, el paisa le cuenta que su abuela Úrsula (Margalida Castro) murió. 

Niña hará hasta lo imposible por demostrar la inocencia de Chepe
Chepe Fortuna (Javier Jattin) es interrogado por el fiscal encargado de analizar su caso por tráfico de personas, quien además le dice que tiene consignada en su cuenta bancaria de la cooperativa de pescadores, una astronómica suma de dinero. El joven le manifiesta al juez no tener conocimiento sobre la procedencia de ese capital. Cuando Niña Cabrales (Taliana Vargas) se entera por boca del pescador de que los chinos aparecieron en uno de los containers de la Naviera, la joven cita a una reunión extraordinaria para averiguar quién está haciendo negocios ilegales en la empresa. Por su parte, Milagros (Paula Castaño) llega a casa de Marichuli (Carolina Sabino) para contarle que su abuela Úrsula (Margalida Castro) falleció y le pide que la acompañe a donde su familia. Cuando la cantante se da cuenta de que Milagros es una Cabrales, se preocupa, pues su madre Pepa (Myriam de Lourdes) con quien rompió relaciones hace muchos años, es amiga íntima de ésta familia y entre las dos se produce una fuerte discusión.

Aníbal y Bruno pretenden adueñarse de la empresa de la familia Cabrales
Marichuli (Carolina Sabino) le cuenta a Milagros (Paula Castaño) que tuvo una fuerte discusión con Pepa (Myriam de Lourdes) su mamá, pues no está de acuerdo en que ella sea cantante y por esta razón, la joven decidió alejarse de su progenitora. Mientras tanto, Moisés Ovalle (Rafael Cardozo) consigue a Peter Palacios, un abogado para que defienda a Chepe (Javier Jattin) por los cargos que se le imputan de tráfico de personas y enriquecimiento ilícito. Horas más tarde, Ovalle le recomienda a Niña (Taliana Vargas) que tenga mucho cuidado con los Conrado, pues ahora que están muertas Úrsula (Margalida Castro) y Alfonsina (Consuelo Luzardo) y Jeremías (Carlos Muñoz) está loco, ellos buscarán la manera de adueñarse de las acciones de la Naviera. Aníbal (Pedro Palacio) le advierte a Bruno (Gerardo Calero) su padre, que deben tener mucho cuidado, pues Niña está dispuesta a ayudar a Chepe a salir de la cárcel y aponerse al frente de la empresa. Y Venezuela (Omeris Arrieta), le advierte a Francisco (Luigi Aicardi) que si no la saca del problema en el que está metida por culpa de los asiáticos, ella le contará toda la verdad a Niña.   

Malvina y Aníbal se enteran de que Niña está esperando un hijo de Chepe
Ante la insistencia de los medios de comunicación sobre el proceso en el que se ha visto involucrada la Naviera Anklar con la aparición de los chinos en uno de los containers, Niña Cabrales (Taliana Vargas) se ve obligada a dar declaraciones. La joven le dice a la prensa que la investigación llegará hasta las últimas consecuencias y que todo el peso de la ley caerá sobre los responsables. Por otra parte, luego del entierro de Úrsula (Margalida Castro) y Alfonsina (Consuelo Luzardo), Aníbal (Pedro Palacio) le cuenta a Malvina (Cristina Lilley) que Niña espera un hijo de Chepe (Javier Jattin). Para comprobar que lo que dice el político es cierto, ésta mujer habla con su hija y ella se lo confirma. Por su parte, los vecinos del barrio el Tiburón quedan en libertad mientras que Chepe, su abuela Jóse (Judy Henríquez) y el padre Tito (Bruno Díaz) quedan detenidos mientras se aclara su situación por el tráfico de chinos y enriquecimiento ilícito. En Bogotá, Chipichipi (Julio Meza) recibe la noticia por parte de Caliche de que Socorro (Jennifer Steffens) la mánager de artistas, quiere hablar con él. Y ante la noticia del embarazo de Niña, Aníbal (Pedro Palacio) y Bruno (Gerardo Calero) su padre planean desaparecer a Chepe.

El futuro de Chepe Fortuna es incierto, mientras que Niña Cabrales asume la presidencia de la naviera Anklar
Milagros (Paula Castaño) presionada por Asunción (Adriana Ricardo), su madre, para que regrese al convento, se ve obligada a confesarle que perdió su pureza con Francisco (Luigi Aicardi). Ante lo cual, Asunción se pone en contacto con su esposo Moisés (Rafael Cardozo) y le cuenta lo sucedido. De otra parte, Niña (Taliana Vargas), asume la presidencia de la Naviera Anklar y realiza una reunión extraordinaria con los integrantes de la Junta Directiva para comunicarles su decisión de contratar una empresa externa para que se encargue de los procedimientos del puerto, a raíz de lo sucedido con los chinos que encontraron en uno de los containers. Francisco se opone a ésta decisión y le explica a la joven Cabrales que la empresa no está involucrada con tráfico de personas. En la cárcel, el abogado defensor de Chepe (Javier Jattin), le dice que la única manera de que su abuela Doña Jóse (Judy Henríquez) quede en libertad, es que él se declare culpable de los delitos que se le acusan por tráfico de personas y enriquecimiento ilícito.

Moisés tiene un enfrentamiento con Francisco por el honor de su hija
Luego de haber logrado que Chepe (Javier Jattin) se declarara culpable, Palacios su abogado defensor, se pone en contacto con Bruno Conrado (Gerardo Calero) para contarle que ya cumplió su parte. Conrado le dice que le consignará una jugosa suma de dinero por su ayuda. Momentos después, el jurista le hace creer a Niña Cabrales (Taliana Vargas) que el pescador es culpable de los cargos que se le imputan, noticia que deja en shock a la joven. Mientras esto ocurre, llevado por la ira al enterarse de que su hija Milagros (Paula Castaño) perdió su pureza con Francisco (Luigi Aicardi), Moisés (Rafael Cardozo), llega a la Naviera dispuesto a reclamarle al paisa. En Bogotá, Chipichipi (Julio Meza) recibe la buena noticia por parte de los productores musicales, de que la grabación de su primer trabajo discográfico se hará realidad. Momentos después, el joven llega a casa de ‘la caleña’ (Jenny Osorio) para darle la buena nueva y ninguno de los dos puede controlar sus emociones. De otra parte, los vecinos del Tiburón, llegan enfurecidos a casa de Aníbal Conrado (Pedro Palacio) para reclamarle porque las inyecciones anticonceptivas que envió estaban vencidas y hay muchas mujeres embarazadas. 

La familia Conrado empieza a fraguar un plan para quedarse con la fortuna de los Cabrales
Niña Cabrales (Taliana Vargas) se entera por el notario de Alfonsina Pumarejo (Consuelo Luzardo), de que Chepe Fortuna (Javier Jattin) es el heredero de la fortuna y las acciones de la naviera de la difunta. Sin embargo, el abogado le explica que las acciones quedarán congeladas hasta que el pescador salga de la cárcel. Por su parte, la Celosa (Lorna Cepeda) llega a casa de los Cabrales y al ver a Aníbal (Pedro Palacio) se le lanza encima y le reclama por haber enviado las vacunas anticonceptivas vencidas a su barrio, pues como consecuencia, hay 17 mujeres embarazadas del Bellaco (Vetto Gálvez). Mientras tanto, doña Jóse (Judy Henríquez) entra en un estado de depresión por la situación que atraviesa su nieto y se abandona a su suerte. Entre tanto, Aníbal aprovecha la gran tristeza que atraviesa su ex novia para hacerle creer que cuenta con su apoyo, pero esto no es más que un plan del político junto con su padre Bruno (Gerardo Calero) y su suegra Malvina (Cristian Lilley) para apoderarse de la naviera. De otra parte, Chipichipi (Julio Meza) recibe la ayuda de su mánager Socorro (Jennifer Steffens), quien le ofrece uno de sus apartamentos para que se vaya a vivir con ‘la caleña’ (Jenny Osorio) por un tiempo. Al parecer la suerte del joven está cambiando y les promete a sus nuevos amigos que si logra firmar el contrato para grabar su disco lo celebrarán con una gran cena que correrá por su cuenta. Y a Chepe le harán traslado a una cárcel de máxima seguridad  

Chepe es trasladado a una cárcel de máxima seguridad
Chepe (Javier Jattin) es trasladado a una cárcel de máxima seguridad, donde algunos presos le tienen listo un inesperado recibimiento. Por fortuna, el pescador conoce a la Motilona (Endry Cardeño), la Chiqui (Juan Manuel Lenis) y la Bumbi, tres travestis que se convertirán en sus ángeles guardianes en el reclusorio. Por otra parte, Herlinda (Camila Zárate) recibe una llamada de alguien que dice saber dónde se encuentra Perfecta Conrado (Florina Lemaitre). Por su parte, Francisco (Luigi Aicardi) sigue adelante con su plan de conquista a Milagros (Paula Castaño), pues a como dé lugar desea casarse con ella. De otro lado, Lucas de la Rosa (Rodrigo Candamil) le cuenta a Milagros que Chipichipi (Julio Meza) se comunicó con él, pero que al parecer el joven tiene una mujer y un hijo en Bogotá, ésta noticia deja muy deprimida a la ex religiosa. En la Naviera, Niña Cabrales convoca a una nueva reunión a los socios, para comunicarles que dada la crítica situación de la empresa, se tendrá que aplazar la ampliación del puerto. Además la joven le dice que Chepe es uno de los socios mayoritarios y que por ahora, sus acciones estarán congeladas hasta que salga de la cárcel.

Francisco está dispuesto a hacer lo que sea para que Milagros se case con él
Luego de su charla con Asunción (Adriana Ricardo) quien le advirtió que tendría que ganarse el amor de su hija Milagros (Paula Castaño), Francisco (Luigi Aicardi) decide hablar con la joven y le pide que le dé la oportunidad de hacerla feliz y se case con él. Entre tanto, La Celosa (Lorna Cepeda), cansada de las infidelidades de su esposo El Bellaco (Vetto Gálvez), decide ponerle unos pantaloncillos de lata con un candado del que sólo ella tendrá la llave. En la cárcel Chepe (Javier Jattin) recibe la visita del notario de la difunta Alfonsina (Consuelo Luzardo), quien le comunica que él es el único heredero de la fortuna de la señora Pumarejo. Y para deshacerse de Memo, el hombre que la chantajea con contarle toda la verdad a su hija Niña (Taliana Vargas) sobre la relación que existe entre ella y Aníbal (Pedro Palacio), Malvina (Cristian Lilley) le agrega una sustancia al jugo de este hombre.

Chepe es herido por uno de los reclusos de la cárcel
Milagros (Paula Castaño) les comunica a sus padres que aceptó casarse con Francisco (Luigi Aicardi) y aunque Moisés (Rafael Cardozo) no está de acuerdo con la boda, Asunción (Adriana Ricardo) decide encargarse de los preparativos. Por lo cual, habla con Lucas de la Rosa (Rodrigo Candamil) para que le diseñe el vestido de novia a su hija y de paso le propone a él a y a Reina (Catalina Londoño) que se casen el mismo día para realizar un matrimonio doble. Mientras esto ocurre, por orden de Bruno Conrado, uno de los reclusos de la cárcel hiere a Chepe Fortuna (Javier Jattin). De inmediato el pescador es trasladado a un hospital. Horas más tarde, cuando doña Jóse (Judy Henríquez), Yadira (Susana Rojas), la Celosa (Lorna Cepeda) y el padre Tito (Bruno Díaz) van a visitar al joven se enteran de que fue herido. Coincidencialmente, Niña (Taliana Vargas) quien se encuentra en la clínica a donde lo llevan, se da cuenta de lo que le sucedió al hombre que ama. Entre tanto, al parecer la sustancia que Malvina (Cristina Lilley) le agregó al jugo de Memo surtió efecto, pues este hombre empieza a sentirse muy mal. Y Pastelito (Jorge Monterrosa), llega al barrio el Tiburón con un invitado especial el futbolista Iván René Valenciano, con quien sus compañeros juegan un partido de fútbol.  

Chepe es herido de muerte, e Iván René Valenciano compartirá con Pastelito y los jóvenes del Tiburón
A pesar de que la Motilona (Endry Cardeño), la Chiqui (Juan Manuel Lenis) y la Bumbi se convierten en los protectores de Chepe (Javier Jattin) en la cárcel, unos reclusos contratados por los Conrado, se las arreglan para atacarlo y dejarlo herido gravemente. La noticia no le caerá nada bien a Doña Jose (Judy Henríquez), quien verá como la vida de su nieto pende de un hilo. De otra parte, Pastelito (Jorge Monterrosa) les lleva una gran sorpresa a sus compañeros de equipo del Tiburón. Los jóvenes tendrán la oportunidad de jugar fútbol con Iván René Valenciano, el popular bombardero de la selección Colombia. Y Niña (Taliana Vargas) le recomienda a Moisés (Rafael Cardozo) que no obligue a Milagros (Paula Castaño) a casarse con Francisco (Luigi Aicardi), pues está segura de que ella no lo ama y por eso será infeliz.

Doña Jóse tiene una seria conversación con Niña
A pesar de haber llegado muy mal herido al hospital, Chepe (Javier Jattin) se recupera satisfactoriamente de la puñalada que le propinaron en la cárcel. Mientras tanto, en la clínica doña Jóse (Judy Henríquez), aprovecha la presencia de Niña Cabrales (Taliana Vargas) para hablar seriamente con ella y exigirle que deje a su nieto en paz, pues desde que la conoció, su vida ha estado llena de problemas. En Bogotá, Chipichipi (Julio Meza) llega con Socorro (Jennifer Steffens) su mánager a la reunión con las personas de la casa discográfica, para hablar sobre la grabación de su disco. Y Herlinda (Camila Zárate), se reúne con el hombre que asegura saber el paradero de Perfecta (Florina Lemaitre) y le pide una gran suma de dinero por la información, sin embargo, la joven le advierte que hasta que ella y la señora no estén a salvo no le pagará. 

Niña anuncia su matrimonio con Aníbal
Chipichipi (Julio Meza) llega feliz a contarle a la caleña (Jenny Osorio) que la grabación de su primer disco de vallenatos es un hecho, ante la noticia, la joven se emociona y lo besa. Sin embargo, el pescador le deja en claro que no puede corresponderle, pues su corazón pertenece a otra mujer. Después de que Aníbal (Pedro Palacio) aceptará casarse con ella, Niña Cabrales (Taliana Vargas) le comunica a su familia la noticia sobre su enlace, hecho que no les agradará mucho a los Cabrales. Por su parte, Herlinda (Camila Zárate) logra rescatar sana y salva a Perfecta (Florina Lemaitre) de los maleantes que la tenían retenida. Y Chepe Fortuna (Javier Jattin) regresa a la cárcel recuperado, pero con el corazón destrozado al enterarse de que Niña y Aníbal están de nuevo juntos.

Los vecinos del Tiburón sabotean las elecciones de Aníbal Conrado
Francisco (Luigi Aicardi) contrata a unas personas para que se hagan pasar por su familia y con ellos va a casa de los Cabrales. Con anillo en mano, ‘El paisa’ pide la mano de Milagros (Paula Castaño) ante sus padres y familiares. Entre tanto, llegan las elecciones para la Alcaldía y la Celosa (Lorna Cepeda) convoca a todos los vecinos del barrio el Tiburón para poner en marcha la operación ‘piraña’, con la cual pretenden sabotear las elecciones  de Aníbal Conrado (Pedro Palacio) por haberles incumplido las promesas que les hizo de ayudarlos en sus necesidades y por utilizarlos para ganar en las encuestas. Cuando el político llega a su sede, se encuentra con un desagradable recibimiento. Concha (Victoria Hernández), la esposa de Abdulio (Luis Tamayo), da a luz a su bebé con la ayuda de Doña Jose (Judy Henríquez). Y en la cárcel Chepe (Javier Jattin) se entera de que Niña (Taliana Vargas), la mujer que ama, se casará con Aníbal. 

Venezuela planea robarse un bebé, mientras que Chepe obtiene un permiso especial para salir de la cárcel por unas horas
Preocupada por la situación que atraviesa Chepe Fortuna (Javier Jattin), Colombia (Rosalba Goenaga) la nana de la familia Cabrales le escribe una carta a alguien que al parecer puede ayudar al pescador. Mientras tanto, Venezuela (Omeris Arrieta) entra a un hospital y haciéndose pasar por enfermera, ingresa a la sala de recién nacidos con el propósito de robarse un bebé. En la cárcel, Fortuna se gana la confianza del Director del penal por interpretarle sus sueños, razón por la cual le dan un permiso especial para que salga por tres horas del reclusorio. Mientras tanto los vecinos del Tiburón continúan enardecidos destruyendo la sede política de Aníbal Conrado (Pedro Palacio) por las promesas que el político les incumplió. Herlinda (Camila Zárate) lleva a Perfecta (Florina Lemaitre) al psiquiatra para que le realicen unos chequeos médicos y para su sorpresa el galeno le dice que la recuperación de la señora Conrado es satisfactoria.   

Las elecciones a la alcaldía siguen su curso, mientras que Chepe le reclama a Niña por su matrimonio con Aníbal
Las elecciones a la Alcaldía continúan su curso y las personas a las que Bruno (Gerardo Calero) les pagó para que voten por su hijo Aníbal Conrado (Pedro Palacio), llegan masivamente a la plaza principal a depositar su voto. Mientras esto ocurre, Chepe Fortuna (Javier Jattin) sale de la cárcel por tres horas, gracias a un permiso especial que obtuvo. El primer lugar al que se dirige el pescador, es a la plaza donde se encuentran en plena campaña los Conrado y Niña Cabrales (Taliana Vargas). Allí el joven le reclama a la mujer que ama, por no haberlo ido a visitar a la cárcel y por su matrimonio con el político. En ese momento, llega Aníbal e interrumpe la conversación. Un poco más calmado, Chepe le pide ayuda a Niña para que su gente del Tiburón pueda salir de la cárcel, pues los detuvieron por sabotear las elecciones. Conrado interviene y le propone ayudarlo a cambio de que renuncie al capital que le dejó Alfonsina Pumarejo (Consuelo Luzardo). Y Venezuela (Omeris Arrieta) logra robarse un bebé de un hospital haciéndose pasar por enfermera. 

Aníbal Conrado gana las elecciones a la alcaldía y aparece el padre de Chepe
Llevado por el despecho tras enterarse que Niña (Taliana Vargas) la mujer que ama se casará con Aníbal Conrado (Pedro Palacio), Chepe (Javier Jattin) le propone a Yadira que se casen. La guajira se emociona con la noticia y le da el sí. Mientras tanto, Aníbal sigue fingiendo darle todo su apoyo a Niña, pues su único objetivo es llevar a cabo su matrimonio con la joven. Horas más tarde, el político celebra con Bruno (Gerardo Calero), su padre, su gran triunfo como nuevo Alcalde y el hecho de que Chepe renunciara a la herencia que le dejó Alfonsina (Consuelo Luzardo). Por otra parte, con el bebé que se robó de una clínica, Venezuela (Omeris Arrieta) se pone en contacto con su hermana Colombia (Rosalba Goenaga) para contarle que ya nació su hijo. Y aparece Samir (Abel Rodríguez), el padre de Chepe, quien se entera sobre la existencia de su hijo.

Aníbal celebra su triunfo como nuevo alcalde y todo está listo para el matrimonio de Niña, Reina y Milagros
Luego de los resultados que dieron como ganador de las elecciones a Aníbal Conrado (Pedro Palacio), el político emite su primer discurso como Alcalde. En Bogotá, Chipichipi (Julio Meza) empieza la promoción de su primer trabajo discográfico, realizando un recorrido por las emisoras más importantes del país. Llega el día del matrimonio de las primas Cabrales y aunque todo debería ser felicidad teniendo en cuenta que éste es uno de los acontecimientos más importantes en la vida de toda mujer, Niña (Taliana Vargas) siente como si el mundo se le hubiese venido encima y por más que lo intenta, no puede sacar de su mente a Chepe (Javier Jattin), el hombre de quien siempre ha estado enamorada. Por su parte, Milagros (Paula Castaño) no puede ocultar su dolor al pensar que Chipichipi la cambió por otra mujer y que unirá su vida a Francisco (Luigi Aicardi) a quien no ama. Caso contrario ocurre con Reina (Catalina Londoño), quien se siente feliz de casarse con Lucas de la Rosa (Rodrigo Candamil) su mejor amigo y cómplice para evitar las habladurías de la gente cuando su embarazo esté más avanzado. 

Chepe conoce a su padre
Ahora que ha logrado recuperar parte de su cordura, Perfecta Conrado (Florina Lemaitre) se dispone a ir boda de su hijo Aníbal (Pedro Palacio), a quien le tiene preparada una sorpresa. Mientras tanto, en la iglesia Aníbal y Francisco ‘El paisa’ (Luigi Aicardi) hacen planes para retomar el negocio de tráfico de chinos ahora que se convertirán en los esposos de Niña (Taliana Vargas) y Milagros Cabrales (Paula Castaño). Sin embargo, sus propósitos podrían verse frustrados cuando Moisés (Rafael Cardozo) les hace firmar las capitulaciones para que renuncien a la fortuna de la familia Cabrales. Samir (Abel Rodríguez) va la cárcel a visitar a Chepe (Javier Jattin) y le cuenta que él es su padre. Además, le promete que hará todo lo que esté a su alcance para sacarlo de ese lugar. Cuando Niña, Reina (Catalina Londoño) y Milagros se disponen a salir para la iglesia, Venezuela (Omeris Arrieta) llega para presentarles al supuesto hijo que tuvo con Moisés. Lo que esta mujer no sospecha, es que la policía descubrió que ella robó un bebé del hospital y tienen un retrato hablado suyo. 

Venezuela secuestra a Jeremías Cabrales
A pesar de estar frente al altar con Aníbal Conrado (Pedro Palacio) su futuro esposo, Niña (Taliana Vargas) no puede sacar de su mente a Chepe (Javier Jattin), el hombre que verdaderamente ama. Entre tanto, la policía llega a la casa de la familia Cabrales donde se encuentra Venezuela (Omeris Arrieta) con el bebé que se robó del hospital y ésta al verse rodeada, toma como rehén a Jeremías Cabrales (Carlos Muñoz). Por su parte, Samir (Abel Rodríguez) llega al barrio el Tiburón y allí habla con doña Jóse (Judy Henríquez) y le reclama por haberle ocultado que Chepe es hijo suyo. Cuando ya han aclarado las cosas, el empresario le promete a la abuela del pescador que hará todo lo que esté en sus manos para sacar a su hijo de la cárcel. 

Venezuela es arrestada por la policía, y Jorge Oñate ameniza la fiesta de las primas Cabrales
Luego del matrimonio de Reina (Catalina Londoño), Milagros (Paula Castaño) y Niña Cabrales (Taliana Vargas), se lleva a cabo la recepción que es amenizada por el cantante Jorge Oñate. Al parecer la única que se encuentra feliz con su boda es Reina, pues tanto Milagros como Niña, sienten que tomaron la peor decisión de sus vidas al casarse con los hombres equivocados. Mientras esto ocurre, la policía persigue a Venezuela (Omeris Arrieta) quien tomó como rehén a Jeremías Cabrales (Carlos Muñoz) para huir. Por fortuna, logran atraparla y se la llevan presa. Y Chipichipi (Julio Meza), se entera por Lucas de la Rosa (Rodrigo Candamil) de que Milagros la mujer que ama, se casó con el paisa (Luigi Aicardi).

Chipichipi sufre una pena muy grande, y Chepe se alista para darle el sí a Yadira
Aunque la carrera artística de Chipichipi (Julio Bolívar) empieza a dispararse, dado que Socorro (Jennifer Steffens) su mánager se encarga de llevar a su nuevo artista musical a realizar un recorrido por las principales emisoras y programas de televisión del país, el joven no puede ocultar su profunda tristeza al saber que Milagros (Paula Castaño) la mujer que ama, se casó con otro hombre. La gente del barrio el Tiburón, se lleva una gran sorpresa cuando ven al joven en televisión como invitado en el programa Muy Buenos Días. Por su parte, Venezuela (Omeris Arrieta) le advierte a Bruno Conrado (Gerardo Calero) que si no la saca de la cárcel, ella está dispuesta a contar todo lo que sabe sobre sus negocios turbios y los de su hijo Aníbal (Pedro Palacio) en la Naviera. Días después, el Director de la cárcel le concede a Chepe (Javier Jattin) por buen comportamiento, que se case en este lugar con Yadira (Susana Rojas). Por su parte, la joven guajira con ayuda de doña Jóse (Judy Henríquez) y demás vecinas del Tiburón, organizan los preparativos de la boda.

Chepe y Yadira se casan en la cárcel
Chepe (Javier Jattin) se casa en la cárcel con Yadira (Susana Rojas) a pesar de que su corazón le pertenece a Niña (Taliana Vargas). La ceremonia a la que asisten doña Jóse (Judy Henríquez) la abuela del novio, Samir (Abel Rodríguez) su padre y algunos vecinos del barrio El Tiburón, es oficiada por el padre Tito (Bruno Díaz). Días después, Samir se entera de que a su hijo lo condenaron a pagar 7 años de prisión. Entre tanto, con la ayuda de su mánager Socorro (Jennifer Steffens), Chipichipi (Julio Meza) inicia la gira promocional de su disco en la costa. De esta manera, viaja al Tiburón donde se reencuentra con su gente y les explica todas las adversidades que sufrió para lograr llevar a cabo su sueño de ser cantante. Horas después, el joven va a visitar a su amigo Chepe a la cárcel y le promete que lo ayudará a demostrar su inocencia. En la casa de los Cabrales se difunde la noticia de que Milagros (Paula Castaño) espera un hijo de Francisco (Luigi Aicardi) y que Leyla (Mónica Leyton) una de las empleadas también está embarazada.    

Chipichipi queda destrozado cuando se entera de que la mujer que ama espera un hijo de otro hombre
Bruno Conrado (Gerardo Calero) contrata a Venezuela (Omeris Arrieta) como su Asistente en la Naviera y el primer trabajo que les encarga a ella y a Francisco (Luigi Aicardi), es que saquen del país a Herlinda (Camila Zárate) y a Cindy (Katty Rangel). Entre tanto, Chipichipi (Julio Meza) va a casa de la familia Cabrales para hablar con Milagros (Paula Castaño) y explicarle que su difunta abuela Úrsula (Margalida Castro), les pagó a unos hombres para que los engañaran a él y a Monocuco (Juan Mauricio Julio) haciéndoles creer que iban a participar en el concurso de canto, pero que todo era una farsa y estuvieron a punto de morir. Además le dice que aún la ama. Sin embargo, la ex religiosa le dice que ya es demasiado tarde, pues ella espera un hijo de su esposo Francisco, noticia que deja destrozado al cantante. Por otra parte, Samir (Abel Rodríguez) va a visitar a su hijo Chepe (Javier Jattin) a la cárcel para decirle que deberá pagar una condena de 10 años en la cárcel. Por si fuera poco, horas más tarde, Aníbal Conrado (Pedro Palacio) va al reclusorio para hacerle saber a Fortuna que una vez se posesione como alcalde, realizará la ampliación del puerto y echará a toda la gente del Tiburón a la calle.

Niña tiene su primer encuentro con Chepe en la cárcel
Niña (Taliana Vargas) va visitar a Chepe (Javier Jattin) a la cárcel gracias a un permiso especial que le consigue Samir (Abel Rodríguez) el padre del joven. En el reclusorio, este hombre le cuenta a la joven Cabrales sobre los planes que tiene Aníbal (Pedro Palacio) de sacar a su gente del barrio el Tiburón para ampliar el puerto una vez se posesione como Alcalde. Por esta razón, le pide que mientras él paga su condena de 10 años, no permita que el político lleve a cabo sus planes. De otro lado, Marichuli (Carolina Sabino), llega al Tiburón para hablar con Chipichipi (Julio Meza) y pedirle que la ayude para que ella también pueda triunfar como cantante. Mientras esto ocurre, Jeremías (Carlos Muñoz) recupera la memoria, sin embargo, ignora que su esposa Úrsula (Margalida Castro) y su mejor amiga Alfonsina (Consuelo Luzardo) han fallecido y aunque su familia intenta ocultárselo, la imprudencia de Malvina (Cristina Lilley) deja al descubierto la verdad, con lo cual el señor Cabrales queda en shock. 

Niña habla seriamente con Aníbal, y los planes de Malvina no saldrán como espera
Luego de haber visitado en la cárcel a Chepe (Javier Jattin) y de que éste la pusiera al tanto de los planes de Aníbal Conrado (Pedro Palacio) de desalojar a la gente del barrio el Tiburón para ampliar el puerto, Niña Cabrales (Taliana Vargas) cita a su esposo en la Naviera, para reclamarle por sus amenazas a Chepe y le pide que mientras el pescador está en la cárcel, cancelen la ampliación del puerto. En la cárcel, Pipe Daza (Mauricio Mejía) se entera de que Reina Carolina (Catalina Londoño) espera un hijo suyo. Luego de escuchar la melodiosa voz de Marichuli (Carolina Sabino) y ser consciente del talento de su amigo Monocuco (Juan Mauricio Julio) para tocar el acordeón, Chipichipi (Julio Meza) se pone en contacto con Socorro (Jennifer Steffens), su mánager, para que conozca a estos nuevos talentos de la música. Por su parte, Malvina (Cristina Lilley) habla con Francisco (Luigi Aicardi), para que desaparezca de una vez por todas a Memo, el hombre que la tiene chantajeada con revelarle a la familia Cabrales su relación con Aníbal. No obstante, las cosas para ésta mujer se complican cuando ‘el paisa’ le pide a cambio que sea su amante y una jugosa suma de dinero por su encargo. Y Bárbara (Margalida Castro) llega a casa de los Cabrales a tomar posesión de lo que según ella le corresponde por ser la hermana de la difunta Úrsula (Margalida Castro).   

Aníbal se posesiona como alcalde
Debido a la llegada de la tía Bárbara (Margalida Castro) a casa de los Cabrales, quien está dispuesta a reclamar la parte de la herencia que le corresponde de su difunta hermana Úrsula (Margalida Castro), Niña (Taliana Vargas) decide viajar a Miami con sus primas Reina (Catalina Londoño) y Milagros (Paula Castaño), Lucas (Rodrigo Candamil), su abuelo Jeremías (Carlos Muñoz) y su tía Rosalía (Mile Vergara), pues no están dispuestos a soportar las imposiciones de la señora. Entre tanto, llega el día de la posesión de Aníbal Conrado (Pedro Palacio) como Alcalde, quien en su discurso promete solucionar los problemas de la ciudad. De otro lado, Cindy (Katty Rangel) intenta alertar a Herlinda (Camila Zárate) sobre el peligro que corre si viaja a España con Venezuela (Omeris Arrieta), pues se trata de una trampa de Bruno Conrado (Gerardo Calero) para enviarla a trabajar como prostituta al país ibérico. Sin embargo, la joven hace caso omiso a sus advertencias y decide irse.

Tras cumplir una condena de 7 años, Chepe sale de la cárcel
Herlinda (Camila Zárate) vivirá su peor tortura en España en su trabajo como prostituta y se arrepiente de no haberle hecho caso a las recomendaciones de Cindy, pero ya es demasiado tarde. Siete años después de cumplir su condena, Chepe Fortuna (Javier Jattin) cumple su condena y sale libre de la cárcel junto con Pipe Daza. Sin embargo, las noticias no son nada alentadoras para Fortuna, cuando se entera por Samir (Abel Rodríguez) su padre, de que Aníbal Conrado (Pedro Palacio) desde su cargo como Alcalde, ha protagonizado negocios corruptos para favorecer a sus amigos y por si fuera poco, construyó un relleno sanitario en el barrio el Tiburón. Mientras tanto en el Tiburón, Yadira (Susana Rojas) espera ansiosa con su hijo Manaure, doña Jóse (Judy Henríquez) y los demás vecinos del Tiburón la llegada de Chepe. Y luego de pasar muchos años en Miami, Niña (Taliana Vargas) y sus primas Reina (Catalina Londoño) y Milagros (Paula Castaño) toman la decisión de regresar a Colombia con sus hijos.

Chepe se encontrará con Yadira y su supuesto hijo
Luego de permanecer siete años recluido en la cárcel, Chepe (Javier Jattin) se encontrará con Yadira (Susana Rojas) y su hijo quien le contará acerca de sus gustos políticos y se lo demostrará con un discurso creado por el mismo. Por su parte, doña Jose (Judy Henríquez) tendrá que ser llevada de urgencias al hospital debido a un fuerte malestar que la aqueja. Y Niña (Taliana Vargas), Reina (Catalina Londoño) y Milagros (Paula Castaño) regresarán a la ciudad con sus hijos que llenarán de alegría la casa de los Cabrales.    



Del 14 de febrero al 30 de abril de 2011